12.176 cursos gratis
8.742.297 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Espiritualidad. Ángeles, creencias y amor (2/2)

Autor: Paola Wlack
Curso:
10/10 (1 opinión) |1255 alumnos|Fecha publicación: 12/11/2010
Envía un mensaje al autor

Capítulo 2:

 La oración. Comunicación con los ángeles (2/2)

ORACIÓN PARA EL JUEVES
Ilumina mis ojos con la verdadera luz, a fin de que no permanezcan cerrados en el sueño eterno, por temor de que mi enemigo pueda decir que le he aventajado. En tanto que el Señor esté conmigo, no tendré que temer la maldad de mis enemigos. ¡OH, dulcísimo Jesús!, Conservadme, ayudadme, salvadme. Que solo el pronunciar el nombre de Jesús toda rodilla se doble, tanto celeste como terrestre y como infernal, y que toda lengua publique que Nuestro Señor Jesucristo goza de la gloria de su Padre. Así sea. Sé perfectamente y ni siquiera lo pongo en duda, que el día en que invocaré al Señor en aquel mismo instante seré salvado. Dulcísimo Señor Jesucristo, Hijo amado del Gran Dios vivo, que habéis hecho tantos y tan grandes milagros por la sola fuerza de vuestro preciosísimo nombre y habéis enriquecido abundantemente a los indigentes, puesto que, ante Él y por la sola virtud, los ciegos veían, los sordos oían, los mudos hablaban, los leprosos se veían sanos, los enfermos curaban y los muertos resucitaban; porque tan pronto como se pronunciaba tan dulcísimo nombre, el oído se sentía encantado y rejuvenecido y la boca llena de cuanto hay de más agradable es este mundo, y con solo pronunciarlo y todas las tentaciones, aún las peores, desaparecían; todos los demonios huían y todas las enfermedades eran curadas: todas las disputas y luchas de la vida, los mismo las de la carne como las del diablo se disputaban, sintiéndose el alma llena de todos los dones celestiales; Porque cualquiera que invoque el Santo Nombre de Dios será salvado; éste Santo Nombre, sí, pronunciado por el Ángel, antes de que Jesús fuera concebido en el seno de la Santa Virgen, y que será alabado y ensalzado por los siglos de los siglos. Amén.

Oración para el viernes
¡OH, dulce Nombre! Nombre de Jesús, nombre de la vida, de la salud, de la alegría, del bien, del Amor; nombre precioso, regocijador, glorioso y agradable; nombre que fortifica al pecador; nombre que salva, conduce, gobierna y conserva toda. Haced, piadosísimo Jesús, que por la fuerza de este dulcísimo Nombre se aleje de mí el demonio. Iluminadme, Señor, pues estoy ciego; disipad mi sordera, enderezadme, pues soy cojo; devolvedme la palabra pues soy mudo; curad mi lepra, devolvedme la salud y, en una palabra resucitarme, pues estoy muerto. Dadme la vida y rodearme por todas partes a fin de que abroquelado y fortificado con ese Santo Nombre viva siempre en voz, alabándoos y honrándoos, por cuanto todo es debido y sois e l mas digno de gloria. Piadosísimo Jesús, concededme los bienes y la tranquilidad que gozan tus elegidos, y haz que huya el demonio de mi lado; cúrame las enfermedades que padezco, físicas y morales, y bendeciré tu nombre con la misma fe que ahora, lo hago, sin saber si soy digno de tu piedad; Siempre estarás en mi corazón, aunque no me compadezcas, y estoy seguro, de que, con mi adoración, aunque no me oigas, si no gozo por lo menos no sufriré, por que el demonio huirá de mí por no escuchar sin rabia y desconsolado mi plegaria hacia ti, llena de humildad y cariño. Bondad tan santa como la tuya no dejara de extenderse hasta este pecador, que te ruega y suplica con toda su alma, corazón y vida, lo tomes bajo tu protección y amparo para que sea libre de tentaciones para que pueda vivir y morir en tu Santa Gracia. Amen.

Oración para el sábado
Jesús, Hijo de Madre, Salvador del mundo, que el Señor me sea propicio, dulce y favorable; que me acuerde un espíritu sano y recto para rendirle el vasallaje que le es debido, a Él que es el libertador del mundo. Nadie podía poner la mano sobre Él, porque su hora no había llegado: Él que era, que es y que será siempre Dios y hombre, principio y fin. Que esta plegaria que te dirijo me garantice eternamente contra mis enemigos. Amén. Jesús de Nazareth, Rey de los Judíos y Redentor del mundo, mira a esta alma infeliz que se humilla ante ti y se cree todavía indigna de arrodillarse ante excelsitud tan grande y dame la paz que ansío. Amén. Tened piedad de mí, que soy un pobre pecador y miserable criatura.

Conducidme con arreglo a vuestra dulzura por la vía de la salvación eterna. Amén. En el tiempo que el buen Jesús cumplía su misión redentora sobre la tierra, los sacerdotes judíos que no llegaron a comprenderle mandaron emisarios para que lo aprehendieran. Y Jesús, sabiendo los sucesos que debían acaecerle, se acercó a ellos y les dijo: ¿A quién buscáis? Y ellos respondieron: A Jesús de Nazareth. Y Jesús les contestó: Yo soy. Y cuando Judas, que estaba entre ellos y debía entregarle, les dijo que era Él, todos cayeron por tierra ¿A quién buscáis?, Volvió a preguntarles Jesús y como ellos contestaran que a Jesús de Nazareth, Jesús le respondió: Ya os he dicho que yo soy, y si es a mí a quien buscáis, dejad marchar a aquellos (refiriéndose a sus discípulos. Y Jesús pasó por entre medio de ellos sin que nadie osara poner su mano impía sobre Él, porque su hora no había llegado. La lanza, los clavos, la cruz, las espinas que habéis sufrido prueban, Señor, que habéis borrado y expiado los crímenes de los miserables. Preservadme, Señor Jesucristo, de las emboscadas que me preparan mis enemigos, pues vuestras cinco llagas me sirven continuamente de remedio. Jesús es la estrella; Jesús es la vida; Jesús ha sufrido; Jesús ha sido crucificado; Jesús, Hijo de Dios vivo, tended piedad de mí. Amén.

Capítulo siguiente - Invocación

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Espiritualidad. Ángeles, creencias y amor (2/2)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Espiritualidad. Ángeles, creencias y amor (1/2)
Espiritualidad es el grado de adaptación de una persona sobre el conjunto de... [12/11/10]
1.003  
2. Espiritualidad. La ceguera espiritual
La ceguera espiritual , la pérdida de la espiritualidad , es el aspecto de la... [12/10/10]
586  
3. Espiritualidad. Discernimiento espiritual
Espiritualidad . El discernimiento espiritual es el arte por el cual se reconoce... [03/12/10]
640  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail