12.176 cursos gratis
8.740.883 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Entrevistas en hospitales psiquiátricos

Autor: Mariana Sosa
Curso:
10/10 (2 opiniones) |3144 alumnos|Fecha publicación: 20/06/2008
Envía un mensaje al autor

Capítulo 4:

 Semiología del pensamiento. Trastornos del lenguaje

a) Definición de Pensamiento

El pensamiento "normal" se caracteriza por responder a un estímulo con intención de resolverlo o tramitarlo. Se dice que progresa siguiendo una secuencia asociativa lógica, con un ritmo adecuado, no interrumpido y llegando a una solución adecuada a la realidad.

Sus trastornos aluden a todas las desviaciones de una pauta lógica, racional y teleológicamente dirigida del pensamiento.

El pensamiento se suele estudiar a través de su forma más común de expresión: el lenguaje. Sin embargo no es posible homologarlos. Hay trastornos del lenguaje que tienen que ver con alteraciones neurológicas, donde el pensamiento está intacto. Se distinguen principalmente por la angustia que genera en el paciente, el no poder emitir en forma correcta sus pensamientos.

b) Alteraciones de la forma[1]

Fonéticas (o de articulación)

Son aquellas que tiene que ver con la dificultad para emitir determinados sonidos y que por lo general se deben a una causa orgánica. También pueden tener causa de tipo afectivo, sobre todo cuando se conservan lenguajes infantiles. Este tipo de trastorno es frecuente en los niños, donde importa establecer los diagnósticos diferenciales.

- dislalia: (en vez de "chiche" dice "tite") se usa un fonema típico infantil, no accediendo a un fonema más adulto. En este caso, el trastorno estaría al nivel de la parte motora.

- Disfasia: el trastorno está en las áreas y se verifica en la comprensión del lenguaje, donde se hace imposible emitir un lenguaje comprensible. Se puede plantear el diagnóstico diferencial con la sordera, retraso mental o psicosis infantil.

- Parafasia: en el adulto, encontraremos las parafasias que son de dos tipos: las fonémicas y las sintácticas. Dentro de las parafasias fonémicas, la dificultad está en nombrar determinados objetos, sustituyendo un determinado fonema (en lugar de "pipa" pronuncia "tipa"). En las parafasias sintácticas, la dificultad está en no encontrar la palabra para nombrar un objeto y sustituirla por otra palabra vinculada en lo semántico (ej: "pipa" por encendedor). Estos trastornos se ven en los cuadros de deterioro de algunas formas de demencia y puede ser índice para diagnosticar deterioros orgánicos demenciales o tumor cerebral.

- Afasia: se ven en los inicios de los cuadros demenciales y en los trastornos afásicos (hemiplejia).

- Disartria: Articulación imperfecta del habla debido a alteraciones del control muscular.

Sintácticas (o de la construcción del lenguaje)

Puede estar relacionado con elementos de deterioro (demencia u oligofrenia) o puede aparecer en una desestructuración global de la personalidad, donde se pierde la estructura de la frase gramatical. También la encontraremos en algunas formas de la esquizofrenia.

Pueden ser:

- fragmentación: de las oraciones (estilo telegráfico o frases incompletas)

- reducción elíptica de la frase (palabras entrecortadas, monosílabos)

- desorden, encadenamientos (desprolijidad, expresiones embrolladas, fuga de ideas, disgresiones, etc.).

Puede estar relacionado con elementos de deterioro (demencia u oligofrenia) o puede aparecer en una desestructuración global de la personalidad, donde se pierde la estructura de la frase gramatical. También la encontraremos en algunas formas de la esquizofrenia.

Semánticas (o del significado)

Se caracterizan por la alteración del sentido de las palabras o de las figuras (tropos) del discurso, en los que se destacan:

- los neologismos (palabras inexistentes en el lenguaje convencional, que son acuñadas por el propio paciente con un sentido particular para él y que se encuentran en relación al delirio)

paralogismos, similar al neologismo pero con palabras ya existentes a las que el sujeto atribuye un significado propio diferente al socialmente compartido.

- Las metáforas herméticas,

- Las formas de "oscurecimiento" más o menos sistemáticas del lenguaje (palabras truncadas, inversión o fusión de fonemas, términos abstractos, palabras con sentido cambiado, etc.)

Cuando se combinan dos tipos de trastornos, por ej la desestructuración de la sintaxis con la aparición de neologismos, se puede llegar a una esquizofasia[2], en la cual el lenguaje se hace incomprensible (poco común, no compartido).

A veces los enfermos crean auténticos lenguajes personales: glosolalia. Este trastorno es difícil de diferenciar de la jergafasia, que es un trastorno en la comprensión y emisión del lenguaje, pero provocado por un lesión en la corteza cerebral.

Los pensamientos que tienen cierta tendencia al intelectualismo, a una racionalidad excesiva, lo veremos en los neuróticos, en los adolescentes y/o en las etapas iniciales de los procesos esquizofrénicos. La racionalización excesiva puede estar actuando como defensa frente a la angustia adolescente o frente a angustias de fraccionamiento. El intelectualismo puede hacerse cada vez más abstracto, llevando el lenguaje a una situación cada vez más alejada de lo convencional, lo compartible.

- neologismos y paralogismos
- metáforas herméticas u oscurecimiento del lenguaje
- desestructuración: esquizofasia, glosolalia, jergafasia

De ilación (secuencia asociativa lógica o finalidad)

Aquí el lenguaje se desvincula del emisor y del receptor, perdiendo la finalidad comunicativa.

- ensalada de palabras
- tangencialidad
- pararrespuestas
- perseveración
- condensación
- descarrilamiento

c) Alteraciones del curso 

Ritmo

El pensamiento puede estar enlentecido (bradipsiquia), vinculado a situaciones depresivas o también en algunas formas de esquizofrenia. El pensamiento acelerado (taquipsiquia) lo encontraremos en cuadros de alteración del humor (manía, hipomanía), pudiendo darse el telescopaje en su grado máximo. Aquí el ritmo es tan rápido que las palabras se juntan a modo de un telescopio

- acelerado:

taquipsiquia
fuga de ideas
telescopaje

- retardado:

bradipsiquia

Continuidad

Otro tipo de alteración del curso del pensamiento se da con las interrupciones, bloqueos o como su nombre lo dice interceptaciones[3] del pensamiento, que son características de las esquizofrenias. El paciente viene hablando de algo y en determinado momento es "tomado" por alguna vivencia y luego sigue en lo mismo o en otra cosa, pero esa interrupción no le provoca angustia.

- interceptaciones
- distracciones

d) Alteraciones del contenido[4]

Toda idea extraña o fija constituye un trastorno del contenido del pensamiento:

- Ideas sobrevaloradas: "creencia persistente y no razonable que se mantiene con menos intensidad que la idea delirante (esto es, el sujeto es capaz de aceptar la posibilidad de que su creencia puede no ser cierta). La creencia no es aceptada por otros miembros de la cultura o sub-cultura a la que pertenece el sujeto"

- Ideas fóbicas

- Ideas obsesivas

- Ideas Hipocondríacas

- Ideas delirantes

- Experiencias delirantes o "delirium": Experiencia delirante primaria. Modificación transitoria del pensamiento, con carácter de agudeza. No tienen estructuración.

- Delirios: Implicaría una toma más global de la personalidad. Un cambio en la relación que la persona establece con el mundo, un corte, donde la idea delirante sería aquella que el paciente elige para restablecer el contacto con la realidad (una neorealidad). Esta idea pasa a centrar su existir en forma global.

Por lo tanto, hablamos de delirium o experiencia delirante en el caso de las enfermedades agudas, y de delirio e idea delirante donde toda la personalidad está implicada y por ello se trata de psicosis crónicas.

Delirio Vivencia: en situaciones agudas el sujeto siente que le hablan o se sienten poseídos por un demonio.
Delirio Contado: el sujeto le da o intenta darle una cierta coherencia a esas vivencias.

Esto diferencia la situación aguda y la crónica.

Definición de Delirio

Son ideas delirantes, las que tienen las siguientes características:

- De carácter inefable

- Suponen una ruptura histórica y biográfica: nada es igual luego de ellas.

- El sujeto tiende a organizar su vida, su forma de ser y estar en el mundo en función de esas ideas: se transforma en el eje de su vida

- Son muy difíciles de compartir (incompartibles)

- Son irreductibles a la lógica de las contra-argumentaciones

- Son incoercibles: se mantienen con una gran fuerza

- No son puestas en duda por elementos provenientes de la realidad (no se someten a críticas)

- Motivan conductas

- El sujeto es el protagonista de la idea delirante (le pasa a él, no a los otros)

Delirio: Se trata de una serie de ideas que no son compartibles, que son irreductibles a la lógica, que se defienden con mucho tesón y, lo que es más importante, que cambian la forma de ser y de estar de esa persona en el mundo.

¿Cómo se organiza el delirio dentro de la personalidad del enfermo?

Para ello se describen cuatro aspectos desde el punto de vista semiológico:

- Tema
- Mecanismo
- Sistematización
- Estructura

Tema del Delirio

Es de lo que habla la persona en su delirio, en los cuadros agudos suelen ser múltiples, en los cuadros crónicos hay un tema central.

En cierta época fue lo más importante en la clasificación de los delirios, luego se dejó un poco de lado. Los temas pueden ser:

- delirios de persecución (lo quieren matar a él)
- delirios de perjuicio (lo van a perjudicar pero no matar)
- delirios de celos (celotípico)
- delirios de atracción sexual (erotomaníaco)
- delirios de temática fantástica (muy expansivos): cosmovisiones de otros planetas, del mundo en general (temática muy abarcativa), etc.
- delirios de reivindicación
- delirios de interpretación endógena o exógena
- delirio sensitivo de relación, de grandeza, místicos, etc.

El delirio de celos lo vemos en general en los cuadros paranoicos, en los cuadros de tipo parafrénico un tema muy expansivo es la referencia a otros mundos o a una filiación importante, en la esquizofrenia se ven temas de persecución y temas místicos, otros delirios característicos de la melancolía: el sujeto siente que le faltan órganos, que los gusanos se lo comen (delirio teñido de vivencia depresiva)

Mecanismo del Delirio

Es la forma como el paciente va percibiendo y construyendo su delirio. Tendremos cuatro mecanismos que no son exclusivos sino que, lo que se ve, es la predominancia:

1- Mecanismo Intuitivo

De pronto al sujeto se le presenta una realidad incontestable, como una vivencia, como una experiencia intransmisible, no puede dar una explicación. No fue ni alucinatorio ni interpretativo. Siente que todo es diferente, una sensación de que por ej está llamado a cumplir determinada misión profética; es distinto a aquel que escucha una voz que le dice "tenés una misión". Es algo que se le impone al sujeto en determinado momento, sin ser criticado. Este mecanismo estará presente en los cuadros agudos por su carácter de poca elaboración. También lo veremos en la esquizofrenia. Al sujeto la situación se le presenta de golpe, tiene de pronto una iluminación: siente que Dios lo llama para cumplir una misión, no escuchó voces, sólo lo sintió.

2- Mecanismo alucinatorio

a) alucinaciones psicosensoriales

La alucinación se define como un trastorno psicosensorial diferente a la ilusión y a la interpretación delirante, en su forma más característica, consiste en una percepción sin objeto. Resulta una falsa percepción y por lo tanto debe tener todos los atributos de la sensorialidad y de la objetividad por los cuales la percepción se distingue de la imaginación (viveza o estesia de cualidad sensorio visual y de localización espacial). En tanto que percepción sin objeto, debe producirse sin los estímulos que normalmente desencadenan la percepción.

Hay varios tipos:

alucinaciones auditivas o acústico verbales:

Son las más frecuentes. El paciente "escucha" sonidos o voces que le hablan y que provienen del exterior, localizadas en el espacio (la radio se refiere a él, el grabador le habla, silbidos, campanas, etc.). Se pueden encontrar en las P.D.A., en las esquizofrenias y en las parafrenias. Más raramente, en las paranoias.

Alucinaciones visuales[5]:

Se trata de falsas percepciones visuales (visiones), que pueden ser elementales (lucecitas, llamaradas) o complejas (figuras, escenas, dibujos decorativos). Pueden consistir en imágenes inmóviles o en movimiento, de tamaño natural, minúsculas (alucinaciones liliputienses) o gigantescas (alucinaciones "gulliverianas"). Las zoopsias (arañas, víboras, etc.) son características de los delirios alcohólicos. Siempre nos deben hacer pensar en primer lugar en cuadros orgánicos ("delirium tremens", cuadro febril, intoxicación por drogas); pero también se pueden encontrar en las P.D.A. o en situaciones de agudeza de un cuadro esquizofrénico. Debemos diferenciarlas de las alucinaciones y pseudo alucinaciones de la histeria.

Alucinaciones olfativas y gustativas:

Se trata de malos olores, olores raros, o gustos desagradables con contenidos persecutorios (lo quieren envenenar). Se presentan con un carácter de tonalidad afectiva y representativo. Son frecuentes en la esquizofrenia

Alucinaciones táctiles:

Se presentan a nivel de la piel (pinchazos, quemaduras, sensaciones de hormigueo, de frío o de humedad, de reptación). Las encontraremos en los delirios alcohólicos y en ciertas esquizofrenias.

Alucinaciones cenestésicas y del esquema corporal:

Son alucinaciones de la sensibilidad general e interna (propioceptivo y enteroceptivo). Son características de la esquizofrenia, vinculados al síndrome de despersonalización (transformaciones corporales, "electrizaciones"), o a percepciones de una posesión diabólica o zoopática del cuerpo en su totalidad. También son frecuentes alucinaciones genitales (manoseos, violaciones directas o a distancia, etc.).

El signo del espejo: pasar largos ratos ante el espejo es propio de la esquizofrenia incipiente (o estados pre esquizofrénicos)

Alucinaciones motrices o cinestésicas:

En la esfera de las aferencias de la sensibilidad muscular se presentan a veces alucinaciones de movimientos activos o pasivos (por ej alucinaciones motrices verbales: los músculos de los órganos fonadores están animados de movimientos).

b) Alucinaciones psíquicas o pseudoalucinaciones:

La alucinación es vivida en su imaginación o en su pensamiento. No se objetivan en el mundo exterior, sino que se experimentan como fenómenos psíquicos raros o extraños. Caracterizadas por su objetividad psíquica, les falta su objetividad espacial exterior. Sus caracteres participan más de las imágenes o representaciones que de las percepciones.

- alucinaciones psíquicas visuales: imágenes mentales involuntarias (alucinación aperceptiva o abstracta); ensoñaciones, etc.

- pseudoalucinaciones acústico verbales: son las más frecuentes. Por lo general se trata de voces interiores, de murmullos intrapsíquicos, de transmisión del pensamiento, de eco o de lectura del pensamiento, etc. El alucinado escucha sus pensamientos en el espacio imaginario de su conciencia como si procedieran de otro, de ahí la impresión de robo del pensamiento, de divulgación del secreto del pensamiento, de adivinación del pensamiento. Son características de las esquizofrenias.

- Alucinaciones psicomotoras verbales: las palabras y el lenguaje interior son vivenciados fuera de la actividad del sujeto, de su control conciente.

Las pseudoalucinaciones participan en la configuración del Síndrome de Automatismo Mental

3- Mecanismo interpretativo

Es característico de las Paranoias. Consiste en tomar elementos de la realidad y darles un sentido nuevo, personal (en general persecutorio), que contribuyen a aumentar las ideas delirantes. Va construyendo el delirio de acuerdo a esas interpretaciones, que como son tomadas de datos de la realidad, mantienen un contacto con la misma por lo que pueden pasar desapercibidos. El sujeto es el centro del delirio.

En relación al pronóstico, los delirios interpretativos van a sufrir un deterioro menor que en los otros mecanismos. Entendemos por deterioro psicótico a todo el proceso de introversión, de pérdida de realidad.

4- Mecanismo imaginativo

Es aquel que intuye, interpreta y alucina: de imaginación muy exagerada, va tejiendo una peripecia fantástica y va armando una construcción bastante importante. La persona va armando su delirio como si fuera un cuento, una novela, lo va enriqueciendo. Se parece al soñar despierto, tiene las características de una historia o de un cuento infantil pero con contenidos fantásticos, "locos". Por ej es el hijo de un príncipe de las galaxias, que fue abandonado en la Tierra, etc. Es el mecanismo de construcción delirante de un cuadro poco frecuente: las parafrenias.

En la práctica clínica se dan más de uno de estos mecanismos mezclados, aunque podemos diferenciar uno de ellos como predominante.

¿Cómo exploramos el mecanismo del delirio? Preguntando con cierta habilidad y en un momento apropiado: por ej. "¿Escuchó alguna vez voces que le hablan? ¿vienen de afuera o de adentro de su cabeza? ¿qué le dicen?. Al preguntar debemos tener cuidado de no estar induciendo la respuesta ("sugestibilidad" de los cuadros histéricos) o cerciorarnos contra preguntando, indagando. No alcanza que nos digan que sí; algunos pacientes esquizofrénicos dicen sí a todo lo que le preguntamos.

Sistematización del Delirio

Hace al orden interno del delirio, a su coherencia respecto de sí mismo. En el delirio bien sistematizado el paciente puede dar respuesta a una serie de preguntas: quién?, cómo?, cuándo?, dónde?, etc.

- El paranoico, es el delirio sistematizado por excelencia.

- Los cuadros agudos o experiencias delirantes no presenta sistematización alguna, las cosas pasan, son vivencias desordenadas.

- El delirio paranoide de la esquizofrenia tiene una pobre sistematización

Estructura del delirio

Se entiende por estructura la forma en que el delirio se integra en la personalidad del paciente. El tipo de vínculo que establece con el mundo está en función de eso.

En términos generales, el proceso psicótico comienza con una sensación de extrañeza, de vivencias que se imponen, a las cuales no se les puede dar un sentido. Va acompañado de mucha angustia debido a que la "parte sana" de la personalidad no puede encontrar respuestas a lo que le pasa. Es lo que  caracteriza la agudeza de un cuadro clínico; es "vivido" (nula o poca sistematización y ausencia de estructuración). Por el contrario, los cuadros crónicos presentan menos angustia, y el delirio es "contado". Es decir, frente a estas "vivencias" extrañas, lo primero que hace es defenderse: tratar de dar respuestas a eso que le pasa, y en la medida en que se va "explicando" lo que le sucede ("alguien me hizo mal", etc.) disminuye la angustia, pero como contrapartida comienza a cronificarse (se va estructurando).

Cuando ha pasado un tiempo de la crisis, podremos encontrar dos situaciones:

- que pueda criticar lo que le sucedió ("estaba loco"), lo cual es de buen pronóstico (no tiende a la cronificación)

- o puede intentar explicar con cierta coherencia lo que le sucedió, tendiendo a sistematizarlo y estructurarlo: por lo tanto tiende a la cronificación.

Cuando un delirio está estructurado, existe menos angustia en el paciente por el delirio, ya estaría instalado en la personalidad y en algunos casos también daría cuenta del deterioro (pérdida del principio de realidad).

No confundir: ESTRUCTURA del DELIRIO con ESTRUCTURA de PERSONALIDAD

Clásicamente se distinguen tres ESTRUCTURAS, que coinciden con los tres delirios crónicos:

1- Paranoica

Donde lo fundamental es que el paciente en primer lugar se mantiene integrado al mundo real de los demás, juega con las reglas de los otros. Entonces, va a estar de alguna forma más integrado, va a razonar tratando de convencernos, siguiendo las leyes de la lógica. No presenta deterioro como en la estructura paranoide (deterioro psicótico = corte con el mundo). Las ideas delirantes poseen el carácter de absoluta convicción, con un contenido persecutorio. La relación del paranoico con el mundo es tan integrada, que a veces resulta difícil determinar cuándo el paciente está delirando o no.

2- Paranoide

Es característica de la esquizofrenia. Se produce una transformación de la realidad en función de las vivencias internas; es vivido desde adentro hacia fuera, la realidad sufre una alteración. El mundo compartido deja de tener importancia progresivamente, adquiriendo cada vez mayor interés la realidad interna del sujeto. "Vive" su delirio de alguna forma hacia adentro, se retrae del mundo, va abandonando las distintas inserciones sociales, de estudio, laborales, sexuales; el mundo va quedando reducido a sus vivencias delirantes. En general, no existe un intento de comunicar -por lo menos con calor afectivo- sus ideas delirantes. Esto lleva el existir del sujeto a una situación de retraimiento, se va encerrando, pudiendo observarse distintos grados de aislamiento. El mundo es vivido como hostil.

Vive el delirio para adentro y desde allí transforma el mundo y lo proyecta al exterior, transforma la realidad en función de sus vivencias.

En cuanto a la forma de delirio crónico paranoide (que es diferente a hablar de estructura paranoide a secas) diremos que hace a la ruptura con el mundo, pero constituye un intento de reconstruir esa relación a través de las ideas delirantes (vertiente positiva). Entonces el mundo lo persigue en función de las ideas internas.

3- Parafrénica

Esta estructura se caracteriza por una bipolaridad. Por un lado el sujeto se adapta en forma bastante adecuada al mundo, y por otro suele tener un grupo de ideas delirantes pero que están de alguna forma como "encapsuladas". Este sujeto va a ser una persona que va a tener un grado de adaptación bastante bueno en algunas actividades, pero que en determinado momentos es como si nosotros tocáramos un "botón" y surge la temática delirante, que por lo general responde a delirios fantásticos. Algunos autores discuten la existencia de esta estructura (como entidad nosológica), y plantean que sería una forma especial de esquizofrenia.

Al paciente con estructura paranoide le importa bastante poco convencernos de su delirio. Al paranoico le importa mucho, pondrá todo su empeño en convencernos; y el parafrénico, en su parte delirante tiene cierta exaltación del humor pero no se preocupa demasiado por convencernos.

Diferencias entre idea delirante e idea sobrevalorada: marcar la diferencia no es fácil, pero uno de los elementos que nos puede servir es el tono afectivo con el que "vive" el paciente las ideas delirantes.

[1]H. Ey "Semiología de la Comunicación" pág. 96

[2]Esquizofasia: Conjunción de dos tipos de trastornos de lenguaje: semánticos y fonéticos.

[3]Un paciente habla, se detiene y sigue hablando, se detiene en una determinada vivencia delirante y luego sigue. Otro elemento es el fadding: un desvanecimiento. El sujeto habla en determinado tono, se va apagando y vuelve al tono normal.

[4]H. Ey "Semiología de la alienación de la persona" pág. 112

[5]Las alucinaciones visuales NO son tan frecuentes, se ven en los cuadros agudos y confusionales, las más frecuentes son las acústico-verbales "escucho voces".

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Entrevistas en hospitales psiquiátricos



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Genética y trastornos psiquiátricos de la niñez
La genética y los trastornos psiquiátrico s. Existen ya importantes avances en las... [12/04/10]
270  
2. Centros de día psiquiátricos para adolescentes
El centro de día psiquiátrico para atender los trastornos psiquiátricos de la... [30/08/10]
622  
3. Psiquiatría. La genética de los trastornos psiquiátricos
Gran número de rasgos físicos y psicológicos (género, altura, inteligencia) están... [08/09/10]
322  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail