12.182 cursos gratis
8.735.942 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Enfermería. Respuesta a una experiencia quirúrgica

Autor: Editorial McGraw-Hill
Curso:
|53 alumnos|Fecha publicación: 16/06/2011

Capítulo 4:

 Valoración prequirúrgica (3/3)

Riesgo de infecciones
La piel es la primera línea de defensa para la prevención de infecciones. Como la cirugía reduce esta defensa, en teoría, todos los pacientes operados presentan riesgo de infecciones. Las intervenciones sistemáticas enfermeras evitan la contaminación de la herida y, si el paciente está sano, sus defensas evitarán la infección. Cualquier factor que retrase la cicatrización aumentará el riesgo de infecciones. Los siguientes factores se han identificado como contribuyentes al retraso de la cicatrización de la herida: desnutrición, diabetes mellitus, fiebre, superficie seca de la herida, esteroides, anemia, radiación y quimioterapia. Las intervenciones enfermeras se centran en factores que pueden mejorarse, como el estado nutricional, el control de la glucemia, la hidratación y la reducción del tabaquismo (temporal). 

Estado emocional
Las respuestas de un paciente, familia u otras personas importantes ante una cirugía prevista dependen de lo siguiente:
- Experiencias pasadas.
- Estrategias de afrontamiento habituales.
- Importancia de la intervención.
- Sistema de apoyo (calidad y disponibilidad).

La mayoría de los pacientes que esperan una intervención quirúrgica manifiestan ansiedad y temor. Las incertidumbres de la cirugía producen ansiedad; el dolor esperado, las incisiones y la inmovilidad pueden causar temor. La ansiedad se ha clasificado como leve, moderada, grave y pánico.

La ansiedad puede diferenciarse en neurosis de angustia y rasgo de ansiedad. La neurosis de angustia es la respuesta a una situación estresante; el rasgo de ansiedad se refiere a las distintas interpretaciones que las personas realizan sobre situaciones amenazantes (Spielberger y Sarason, 1975). Se espera que los pacientes y sus familias manifiesten neurosis de angustia. Para aliviar esta ansiedad, el profesional enfermero debe explorar con el paciente y su familia sus temores y preocupaciones. Además de identificar las fuentes de ansiedad, el enfermero debe valorar las vías posibles de apoyo o de bienestar, realizando preguntas como: ¿qué le proporcionará más comodidad antes de la operación?, y ¿qué hace normalmente cuando está estresado?

La ansiedad moderada es previsible antes de la intervención. Normalmente, los pacientes con ansiedad moderada desean compartir sus preocupaciones. Los pacientes que manifiestan pánico o anuncian que morirán en el quirófano, presentan una situación clínicamente grave. Cuando se enfrente a un paciente de este tipo, el profesional enfermero debe consultar con el médico quien puede considerar el aplazamiento de la intervención.

Los pacientes que están sufriendo, física o emocionalmente, pueden recibir mejor la ayuda de parte de un oyente neutral que les anime a expresar sus sentimientos y les transmita que es aceptable tener estas emociones. Esta actitud demuestra sinceridad y cordialidad hacia el paciente.

Para comunicarse eficazmente, un profesional enfermero debe reconocer en primer lugar y aceptar su propia vulnerabilidad. Como seres humanos que son, estos profesionales sienten las emociones de tristeza, temor y frustración. Rechazar estos sentimientos es negar su propia humanidad. El profesional enfermero tiene la responsabilidad de animar a los pacientes a compartir, indicarles que aceptan sus respuestas ante las situaciones y transmitirles que comparten sus emociones. A menudo, es muy difícil para estos profesionales incorporar esta implicación emocional en el ejercicio de su profesión; sin embargo, el orgullo y la satisfacción personal sustituyen pronto a todo el malestar personal, al comprender que su actuación es positiva para las experiencias quirúrgicas del paciente.

Un paciente que está sufriendo suele responder positivamente a un enfermero que acepte su respuesta. Por ejemplo, explicarle a un paciente que tiene miedo, que el temor antes de una operación es normal, frecuentemente le conforta; compartir con una familia su dolor ante una pérdida no elimina ésta pero les transmite apoyo. La capacidad para comunicar eficazmente no se produce de forma automática; es un arte que se planifica y aprende, en el que participan la práctica y la asistencia.

Capítulo siguiente - Educación prequirúrgica

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Enfermería. Respuesta a una experiencia quirúrgica



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Migraña. Respuesta a las dudas más frecuentes
En este curso elaborado por el Dr. Larocca se estudiarán las posibles causas de la... [02/08/11]
33  
2. Nutrición y Dietética para Enfermería
Alimentación, nutrición y dietética enfocado para el personal de Enfermería . En... [29/05/09]
7.133  
3. Enfermería medicoquirúrgica. Curso online
Curso de enfermería médicoquirúrgica . Este es un estudio sobre el campo práctico... [28/05/10]
3.401  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail