12.176 cursos gratis
8.742.118 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 7:

 A modo de resumen 

Hemos vistos hasta este momento una serie de informaciones y/o datos sobre la electricidad, sistemas eléctricos en general y del dominicano en particular, con la  finalidad de compartirlos para que tengamos una pequeña idea sobre esta magnitud física que tanto apreciamos en la actualidad.

Es indiscutible que desde el “descubrimiento” de la electricidad, hasta nuestro día, este insumo, la energía eléctrica, juega un rol importante y necesario para el desarrollo económico sostenido, así como para elevar los niveles de vida de los habitantes de una nación, y como de dice: “una imagen expresa mejor las cosas  que mil palabras”. En las siguientes figuras podemos ver los niveles de iluminación de diferentes países de nuestro planeta  fruto de su producción de electricidad.

Fig. No. 32. Mapa mundial

Electricidad

Fig. No. 33. Estados Unidos de América y el Caribe.

Electricidad

En las imágenes anteriores podemos observar la concentración de la iluminación dependiendo de los niveles de desarrollo económico de los diferentes países. Nada más que decir u opinar…!!!!.

En ese sentido, si comparamos la figuras No. 28, podemos constatamos que las inversiones requeridas para la expansión del sistema eléctrico nacional para el periodo 1925-1955, no  fueron los suficientes para satisfacer las necesidades de electricidad de ese periodo, las longitudes de las líneas eléctricas de transmisión así lo demuestran, se nota también que las demás ciudades eran abastecidas con unidades propias aisladas: mientras que para 1965 (Fig. No. 29), con las inversiones para el sector, de acuerdo a los criterios técnicos de la época, se llevaría electricidad a una gran cantidad de ciudades y municipios a nivel nacional, sobre pasando por mucho en 10 años las realizadas anteriormente en casi 30 años. 

Para el periodo 1965-1998, la expansión del sector se caracteriza por la introducción de unidades termo-eléctrica de mayor capacidad nominal incluyendo el uso de carbón mineral, ampliación del parque de generación hidroeléctrico, líneas eléctricas de transmisión con tensión nominal superior a la  existente, 138 kV, (Hoy hablamos de 345 kV), así como, a finales de los 90, la entrada en operación de un adecuado y moderno Centro de Control (Hasta ese momento las operaciones del sistema se realizaba vía radio y operador) todo esto fruto en parte a los requerimientos expresados en los diferentes Planes de Expansión realizados en ese periodo, pero que ninguno se cumplieron en su totalidad.

Muy a pesar de que para la década de los 70, cuando el precios del barril petróleo inicia su carrera alcista, las tarifas eléctricas existentes (Monómicas con bloques con precios unitarios  decrecientes), no sufrieron variaciones significativas, sino hasta finales de esa década, cuyo cambio sustancial fue el de cambiar de los bloques a precios unitarios crecientes de la electricidad, pero para los 80´ en lugar de que los mismos estuvieran basadas en los valores financieros históricos, (esto significa incluir, en ellos, las deficiencias técnico-administrativas de la empresa) se realizaron los estudios tarifarios para que ellos calculados bajo los principios de costos marginales de largo plazo de un sistema eléctrico eficiente, aplicándose al mismo tiempo los ajustes necesarios por variación de los precios de los combustibles y por tasa de cambio del peso con relación al dólar.

Debemos tener en cuenta, que la demanda total de electricidad (Consumo + Pérdidas totales), nunca ha podido ser satisfecha, ni tampoco se conoce con relativa exactitud, los datos que aquí se ofrecen, hasta el momento, son los relacionados a las ofertas máximas que han podido ser obtenidas del total de las disponibilidades de cada unidad de generación en particular en un momento dado. De manera muy conservadora, se considera que esas ofertas representa en promedio mínimo del 85% de la demanda.

Consecuencia de esos problemas, se vio en la necesidad de instalar, a partir la década del 1980, unidades de generación de rápida instalación y puesta en funcionamiento, pero de altos costos operacionales (Diesel, turbina de gas), cuya energía eléctrica producida era adquirida mediante contratos de compra-venta por la CDE,  sin el amparo de la existencia de un marco legal regulador de esas transacciones comerciales.

Muy a pesar de las condiciones existentes durante estas negociaciones comerciales, los organismos correspondientes del Estado Dominicano, nunca debieron permitir incluir a la CDE como una de las empresas afectadas por  la  LEY GENERALDE REFORMA DE LA EMPRESA PUBLICA, sino esperar la promulgación de la LEYGENERALDE ELECTRICIDAD, la cual duro casi diez (10) años en las Cámaras Legislativas para su “estudio y aprobación”.  El tiempo demostró ese error.

Cabe recordar, que un sistema electroenergético eficiente debe tener:

·      Un suministro continuo,

·      Por ciento (%) en caída de tensión, el máximo permitido en cualquier punto,  de acuerdo a la operación del sistema,

·      Tarifas eléctricas reales y justas y

·      Adecuada atención al cliente.

Para que tengamos una idea,  si partimos de la situación actual, y solamente en el área de generación, si deseamos una eliminación total del déficit de potencia, unos 1,850 MW nuevos, en los próximo años (9) años, (reduciéndolo en un 2.50% promedio anual), a un precio promedio de US$1,000.00/kW instalado, una tasa de descuento anual del 12.00% y una tasa de crecimiento promedio anual del 7.97%, la inversión requerida sería de unos US$1,300.00 millones a valor presente, de los  cuales se tendría que aplicar sobre el 45.00% en los primeros dos  (2) años, llegando al 80.00% en seis (6) años. Lo que significa alrededor de 150 millones de dólares de USA promedio anual en el periodo.

Cabe señalar que la reducción de las pérdidas no técnica (los fraudes), no necesariamente contribuyen a una disminución en los niveles de las inversiones, pero si significa una mejoría en las aspectos financieros de las empresas distribuidoras, contrario a las técnicas que si influyen en las inversiones en generación, pero se hace necesario invertir para lograr estas mejorías técnicas.

Por otra parte, si los potenciales clientes que actualmente generan su propia electricidad,  por razones de costos, en vista de una real mejoría del sistema eléctrico nacional, deciden reconectarse a las redes nacionales, entonces inversiones similares (en recursos  financieros y técnicos) se harán necesarias para también satisfacer estas demandas no contempladas en el presente.

Es decir, estamos hablando de inversiones en nuevas unidades de generación base (las cuales tienen una duración promedio de construcción de unos dos años y medio),  de más de US$2,500.00 millones en unos 9 años, sin tener en cuenta las inversiones necesarias para las instalaciones asociadas.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Electricidad y sistemas eléctricos. República Dominicana



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Violencia intrafamiliar. República Dominicana
La violencia intrafamiliar es aquella violencia que tiene lugar dentro de la... [10/05/10]
777  
2. Seguridad Social en la República Dominicana
República Dominicana lleva dos décadas centrada en la conformación, aprobación e... [03/06/10]
918  
3. Electricidad. Instalación en media y baja tensión
Instalaciones eléctricas en media y baja tensión aplicadas al edificio de un... [06/08/09]
21.044  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail