12.176 cursos gratis
8.741.178 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 3:

 Conexión sexualidad- alimentación (instintos)

La confluencia de los instintos

‘Carl Jung, anticipó hace años lo que la ciencia biológica actual considera uno de sus principios básicos: “‘la confluencia de los instintos”. Esto consiste en la marcha de varias pulsiones reflejas, de jerarquías distintas, actuando en conjunto hacia el cumplimiento del mismo acto adaptativo. En los campos de la genética y de la epigenética, esto consiste en la influencia fusionada de la herencia y del entorno, operando en conjunto para lograr los mismos fines de adaptabilidad.

‘En otras palabras, nuestra sexualidad y nuestra alimentación son gobernadas por factores que no conllevan necesariamente a la satisfacción versátil de los impulsos que las controlan podemos comer y tener relaciones sexuales sin otros fines que el placer.

‘En cierto modo, este ajuste polimorfo tiene sentido, porque la coincidencia de varios ímpetus disímiles o de una variedad de factores genéticos y de entorno operando en tándem, nos asegura de la reduplicación de mecanismos que garantizan que la eliminación aleatoria de un componente no anula el destino final de la pulsión. A esta redundancia funcional se debe en parte nuestra supervivencia, y la de nuestros descendientes, como género.

El caso de Michelle

Michelle era una mujer de 29 años, soltera, obesa y deprimida.

Era la menor de tres hermanos, con una diferencia de edad de trece años entre ella y su hermano mayor y de once entre ella y el segundo.

Nos consultó por sufrir de la obesidad crónica (260 lb con 5’11” de talla) IMC 36; de la depresión y de ‘la masturbación compulsiva’.

Habiendo sido víctima de un desengaño amoroso a los dieciséis años, cuando estudiaba en Suiza, comenzó la auto-estimulación clitorial varias veces al día, logrando alcanzar el orgasmo con regular frecuencia. El problema que hiciera su tratamiento más tortuoso fue la llamada ‘masturbación compulsiva’.

Cuando cumplía nueve años de edad, mientras residiera en la ciudad de Saint Louis, fue referida a un psiquiatra de niños de orientación conductista (del tipo de BF Skinner), quien sugirió el uso de ajíes picantes en los dedos, como condicionante negativo, lo que resultara ser para la niña, extremadamente doloroso y traumático.

Eran esos los días en que la psiquiatría en esa bella ciudad, se separaba entre dos campos singularmente hostiles entre sí, por esa misma razón Michelle encontró el camino a un psicoanalista que la vio por seis años sin que la gordura disminuyera y sin que la masturbación cesara.

Cuando el tratamiento fuera terminado por mutuo acuerdo, la joven mujer y sus padres fueron entrevistados en una sesión conjunta de conclusión de la terapia.

Michelle recuerda que el terapeuta resumió su diagnóstico, como el de una persona víctima de la envidia del pene, sin haber resuelto su complejo de Edipo.

La terapia en su sesgada opinión, amén de que fuera errónea, había resuelto el síntoma de la masturbación, que se consideraba representaba una fijación de origen oral, y la obesidad residual, que constituyera otro desplazamiento oral en espera de solución.

Y, así, Michelle continuó viviendo como si sus problemas fueran resueltos, gozando de la ‘compañía’ de sus hartazgos y de su auto-estimulación genital.

Cuando tuvo su primer novio y su primera experiencia sexual, fue él quien le indicó que buscara ayuda en manos expertas.

En resumen

Este artículo no es acerca de la masturbación ni de su enseñanza en el colegio a las edades más jóvenes. Ya que el ‘sexólogo’ local de cualquier vecindario aquí me refiero al niño de pocos años de edad que, debido a muchos factores, desarrolla una conciencia precoz de las ‘cosas de la vida’ y que no escatima esfuerzos a compartirlas con todos.

Este es el muchacho que nos dice cómo, exactamente, salió embarazada la tía; que Santa Claus, o su equivalente local, es una pantomima, que el papá y la mamá se refocilan en el acto sexual, y que la masturbación es placentera, de paso, sirviendo de instructor en el proceso.

Me refiero a la paradoja de los comportamientos de quienes están supuestos a servirnos de orientación y a darnos dirección, ya que en la mayoría de los casos se desvían de sus caminos en sus esfuerzos para evitar ese deber con quienes son ingenuos.

Nadie a quien se le enseñara a masturbarse o a procurar consejo acerca del aborto a los quince años, este tipo de conocimiento, le valió de mucho a menos que no fuera acompañado por otros factores de índole constructivos.

Con la realidad de que muy pronto este planeta estará poblado por 7 mil millones de personas, y de que la obesidad (o la ‘globesidad’, como la llama OMS) es pandémica…

Nos preguntamos

¿Cómo fue que no se les ocurrió a los doctos de UNESCO instruir al niño de todas las edades, en cómo comer para no engordar, evitando el azúcar y las fast food?

Ya que la gordura, adelanta la pubertad, desencadenando el proceso biológico de la reproducción antes de su tiempo.

La masturbación es contraceptiva, la pubertad precoz es precisamente un paso hacia la reproducción.

¿Es que los ‘expertos’ que nos ‘protegen’ no piensan?

O es que ¿no saben cómo hacerlo?

Juzguen por ustedes mismos.

Su teoría es loca, pero no es lo suficientemente loca, para ser verdad’ (Niels Bohr).

 

 

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Educación sexual en los colegios. Análisis de la propuesta de la ONU



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Adolescentes y jóvenes. Educación sexual
La educación en sexualidad y la orientación sexual en adolescentes y jóvenes, es... [18/08/09]
3.025  
2. Educación sexual infantil. Niños, adolescentes y adultos
Educar a los hijos en el sexo , cuándo hablar de sexo con los hijos... Son... [14/09/09]
1.758  
3. Educación sexual. Aprenda a hablar de sexo con sus hijos
La temática sexual aún sigue considerándose un tabú para muchas sociedades... [23/11/11]
75  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail