12.176 cursos gratis
8.741.731 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Educación infantil. Ludotecas

Autor: Pedro Fulleda Bandera
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |314 alumnos|Fecha publicaciýn: 18/05/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 8:

 Gestión ludotecaria

FUNDAMENTOS DE LA GESTIÓN LUDOTECARIA

Creada la ludoteca, bien sea pública o escolar, es preciso aplicar determinadas normas básicas para su adecuado funcionamiento, o gestión ludotecaria. Los tres siguientes principios son fundamentales.

La ludoteca ha de preservar su estilo de trabajo

Pese a subordinarse administrativamente a la escuela o institución sociocultural donde radique, la ludoteca debe diferenciarse de esta en cuanto a su quehacer. En el orden práctico esto puede concretarse con medidas como las siguientes:

a) Debe tener un nombre propio, que motive la fantasía y la identifique, así como también un sencillo reglamento interno que norme sobre todo los deberes y derechos de quienes acudan a ella.

b) Deben elaborarse los programas de acción para la ludoteca a partir de sus objetivos y funciones, en correspondencia con los intereses de la institución, y evaluar de modo sistemático su desarrollo para introducir oportunamente las modificaciones necesarias.

c) En una escuela la ludoteca debe recibir a todos los alumnos, según la rotación que se establezca, y no emplearse como recurso sólo para estimular a quienes se consideren, por sus maestros, como los más destacados. Seguramente los rezagados requieran más de ella para su formación integral y la corrección de sus conductas.

d) Debe asegurarse en la ludoteca la práctica del juego libre, y no imponer actividades sólo con juegos denominados "didácticos" o acciones directivistas, lo que convertiría su accionar en una prolongación del trabajo escolar.

e) Los recursos y medios puestos a disposición de la ludoteca deben preservarse adecuadamente, así como el fondo de tiempo requerido por sus animadores para ejercer sus funciones tanto en el centro como en la comunidad, según se programe. Convendría la designación de alguno para la tarea de ludotecario a tiempo completo.

La ludoteca ha de estructurar su funcionamiento

Teniendo en cuenta el universo poblacional con que se trabaje y las condiciones materiales de que se disponga, se decidirá el estilo funcional de la ludoteca, considerándose las siguientes propuestas:

a) Disposición previa de espacios de juego. Puede aplicarse cuando existan varias áreas, cuyos contenidos se pueden especializar, o un área grande que pueda subdividirse en rincones específicos. No debe hacerse si fuese imposible -por razones de distancia u otras- pasar libremente de un espacio de juego a otro. Propicia la labor tutelar de los ludotecarios, al preparar previamente el escenario de juego según sus proyectos educativos, pero en ningún caso ellos deben interrumpir cualquier acción de los participantes para modificar, durante el juego, los espacios previstos, valorando tales cambios como propuestas a incorporar en la concepción anterior. Espacios de juego a prever podrán ser: para el juego vivencial (de roles de imitación a la vida), para el juego de reflexión (rompecabezas, cartas, juegos de armar, de tableros, etc.), para el juego de animación y predeportivo (que pueden practicarse al aire libre), taller lúdico (para la construcción y reparación de juegos y juguetes).

b) Espacio abierto para el juego. Es una variante adecuada cuando el sitio es muy reducido, o la predeterminación pueda limitar la libertad de opción. En este caso se sitúan los medios en cajones o estantes al alcance del participante, quien decide dónde y cómo jugar con ellos. En comparación con la variante anterior, esta favorece la iniciativa personal y el rol de líder, pero en menor medida la sociabilización, lo que puede provocar la intervención de los ludotecarios en beneficio de los más tímidos, que en tales circunstancias tienden a cohibirse al entrar en contacto con los demás mediante la alternativa de juego que ellos mismos deben improvisar.

c) Renovación frecuente de sus planteamientos. Hasta lo más agradable, cuando se reitera demasiado termina por aburrir. La ludoteca debe evitarlo renovando cada cierto tiempo (considerando las propuestas) tanto su material lúdico como su estructura funcional. Es inconveniente poner en uso todos los medios que se posean; debe dejarse una reserva que permita tal renovación. Un juguete que se saque de uso un tiempo, cuando retorne será visto como novedoso. También habrá que modificar la disposición de los espacios de juego y la ambientación general. Por ello la ludoteca no deberá tener divisiones permanentes y rígidas, así como tampoco ser decorada de forma que dificulte, o haga costosa, una transformación.

d) Evaluación sistemática de sus resultados. Cada día de actividad en la ludoteca ha de ser de plena experimentación para los ludotecarios, quienes deben observar constantemente el desarrollo del juego libre, interviniendo tutelarmente cuando sea preciso para garantizar las normas de conducta y el dominio de las nuevas propuestas de juego, y sacando de ello las conclusiones necesarias para perfeccionar tanto el ordenamiento funcional de la institución como sus programas de acción. Pero, ¡cuidado!... toda evaluación tendrá un absoluto carácter interno, y de ningún modo deberá aplicarse para calificar a los participantes, siendo preciso que ellos ignoren esta parte "oculta y necesaria" de la institución. La mejor evaluación en la ludoteca serán las espontáneas conductas durante el juego, y los ludotecarios han de estar alertas para interpretarlas.

e) Reducción al mínimo de la parte burocrática. Los controles necesarios a llevar en una ludoteca pueden resumirse a lo siguiente:

· Registro de asistencia (nombre, edad y sexo de cada participante).

· Registro de miembros (en el caso de existir clubes o talleres organizados permanentemente, con los datos de los inscriptos en ellos).

· Registro de asociados (las personas o instituciones que colaboran con la ludoteca, así como su localización)

· Programas de acción y planes de trabajo (contienen los proyectos y las actividades principales y sistemáticas).

· Fichas del material lúdico y sus reglamentaciones (para su control, descripción, clasificación y evaluación).

· Memorias (resúmenes de proyectos, conclusiones principales, resultados de investigaciones, etc., incluyendo material audiovisual).

Capýtulo siguiente - Programa de acción. Ludoteca
Capýtulo anterior - Ludoteca escolar (2/2)

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Educación infantil. Ludotecas



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Educación infantil. El rincón de los libros
Los rincones de aprendizaje , son sectores o espacios delimitados donde los niños... [09/02/11]
339  
2. Desarrollo infantil. Educación musical
La educación musical en educación infantil tiene como finalidad... [10/02/11]
510  
3. Educación ambiental en etapa infantil
Este curso pretende dar respuesta a cómo tratar la educación ambiental en la... [11/02/11]
1.397  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail