12.176 cursos gratis
8.741.921 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Educación a los hijos. Valor relativo

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (2 opiniones) |24 alumnos|Fecha publicación: 16/08/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 5:

 Niños. Enseñar con ejemplo

Enseñar con el ejemplo 

En las últimas décadas han preponderado, quizá como reacción a anteriores planteamientos más coercitivos que dialogantes, unas posturas pedagógicas más permisivas y abiertas, basadas en el dejar hacer y en el principio de no coacción a la espontaneidad de la persona. Esto se ha percibido especialmente en las relaciones entre padres e hijos y entre estos y sus profesores. Hay muchas causas sociales, políticas e incluso económicas (la mujer se incorpora al trabajo remunerado y los padres apenas tienen tiempo para ver, y mucho menos para educar, a sus hijos) que explican esta evolución, pero no nos detengamos ahí. La sensación que prima en algunos padres y educadores es que la experiencia aperturista no ha sido del todo positiva. A los adolescentes les cuesta reconocer la autoridad moral de padres y educadores y los problemas de convivencia se manifiestan en muchas familias. Son demasiados los jóvenes (y mayores, por supuesto) que se comportan ignorando los más elementales principios de solidaridad y de respeto a los demás. 

De un seco y frío autoritarismo, poco proclive a las explicaciones y menos aún a escuchar al niño o joven, hemos pasado a una permisividad del ‘todo vale’ y se estima que quizá tardemos toda una generación en recuperar la autoridad dialogante, una autoridad que fija y marca límites justos, razonables y negociables, necesarios para el aprendizaje de la libertad personal y de la convivencia social. Necesitamos una vuelta de tuerca. Si no se discute que es difícil educar en valores cuando se mantiene una actitud controladora y represiva, cada día está más claro que no es más sencillo conseguirlo desde la tolerancia casi sin límites que parece reinar hoy en muchos hogares. No son pocos los padres y educadores, y en general que temen contrariar a los jóvenes, aunque la razón les asista. 

Ahora bien, no se trata de auto culpabilizarnos, ni de culpar a nadie de por qué y cómo hemos llegado donde estamos, si no de que cada uno, como parte implicada, asumamos la cuota de responsabilidad que nos corresponde en la educación en esos valores. Pero sólo en la medida en que vivamos los valores que queremos trasmitir conseguiremos el objetivo. Porque educar es, fundamentalmente, comunicar a través del ejemplo, trasmitir actitudes y comportamientos. El sermonear pasó, y muy justamente, de moda. No olvidemos nunca que ante los educandos somos sus modelos. 

No caigamos en la Trampa del Padre Ross, que nos aconsejaba de niños: ‘Haz lo que yo digo y no lo que yo hago…’

Los valores más importantes:

1) Respetar a las personas mayores: lo hemos vivido casi como una imposición ‘por ser el padre o madre, abuelo o abuela’; cambiemos esa obediencia ciega por el sincero respeto hacia quienes, con una vida de esfuerzos, nos han trasmitido la próspera sociedad que disfrutamos. 

2) Honrar a los educadores: volver a revestirles de la dignidad y acato que su profesión merece y aceptar su autoridad. Y trasmitirlo a niños, jóvenes y adultos. Es imprescindible. 

3) Solidaridad con los débiles (y no sólo con los marginados) que nos rodean. 

4) Respeto a los bienes y servicios públicos: educar en la máxima ‘esto es de todos y hemos de velar porque se encuentre en buen estado’ y en la obligación de cuidar, como nuestro, el patrimonio común. Algo que gobiernos ignoran especialmente el norteamericano y el nuestro. 

5) No dejarnos llevar por el consumismo. Nada tiene de malo el bienestar material, pero intentemos ser consumidores conscientes e informados, y controlar la ansiedad de comprar por comprar. Sólo conduce a la frustración, al deterioro ecológico y a otros disgustos más prosaicos. 

6) Aprender a escuchar: de forma incondicional (sin juicios ni prejuicios), activa y empática, comunicando de verdad con el interlocutor e intentando ponernos en su sandalia. 

7) Aprender a esperar, a respetar el turno. Superar la ansiedad de ser el primero, de conseguirlo todo a la primera y rápidamente. Los demás también esperan. 

8) Aprender a perder, a fallar, a asumir el fracaso como proceso básico de todo aprendizaje de crecimiento personal. Un ‘no’ hay que saber asumirlo sin dramas. Tendremos que oír muchos en nuestra vida. 

9) Desarrollar el sentido de responsabilidad, potenciar la cultura del esfuerzo. Organización, puntualidad, empeño por hacer bien las cosas... son planteamientos muy positivos. 

10) Potenciar la autoestima, cuidar de nosotros mismos. Aceptación, valoración y reconocimiento hacia uno mismo. 

Enseñar por precepto, es la única forma de enseñar…

Bibliografía

Suministrada por solicitud.

Capítulo anterior - Educar con el ejemplo. Eficaz

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Educación a los hijos. Valor relativo



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Educación de los hijos
Este curso intenta transmitir unas pautas para educar a los hijos y que sean útiles... [09/03/05]
5.415  
2. Educación de los hijos. 7 Claves de motivación para estudiar
7 claves para motivar el estudio . Te presentamos esta guía con las principales... [21/03/11]
701  
3. Cómo criar hijos felices
Este curso le permitirá a los padres descubrir algunas claves acerca de cómo deben... [15/04/08]
2.961  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail