12.174 cursos gratis
8.742.508 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 10:

 Ideas e información. Fase de receptividad

III. FASE DE RECEPTIVIDAD: RECOGIDA DE INFORMACIÓN Y PLASMACIÓN DE IDEAS INDIVISIBLES:

a) Se escribirá una idea, una reflexión, una cita, una conclusión, etc., en cada hoja y por una cara, con una única e imprescindible condición: que cada idea sea indivisible, o sea, que tenga entidad propia.

b) Dependiendo de la naturaleza y propósito del trabajo, esta fase se puede dilatar durante unas cuantas semanas, con unas cuantas decenas de horas en la biblioteca (trabajo de evaluación), durante varios meses (trabajo de curso, tesina) o años (tesis, cierta clase de libros, etc.).

c) Es posible que, a medida que se recolectan ideas y avanza el conocimiento, el tema del trabajo vaya madurando (variando, orientándose, concretándose o abriéndose). De ahí que sea sólo relativamente necesario tenerlo perfilado desde el principio de su concepción.

d) ¿De dónde obtener ideas? Siempre que durante el tiempo de recolección de datos nuestra atención mental esté dispuesta a capturar toda aquella información potencialmente útil, se podrán obtener estas ideas de múltiples fuentes. Algunas de ellas pueden ser:

1) Fuentes bibliográficas (libros, artículos de revistas, tesis, actas, etc.), que pueden ser recomendadas o libremente encontradas (siempre más estimulante que la prescrita), del tema de trabajo o correspondientes a otros ámbitos, a priori diferentes, con tal de que las citas que se extraigan de ellas sean pertinentes o compatibles. No hay que olvidarse de tomar nota aparte de la referencia bibliográfica completa de cada fuente consultada, además de los datos, en su caso, asociados a la cita literal tomada (inicial del nombre y apellidos del autor o autores, fecha de la última edición y página correspondiente). Sería frustrante o molesto no poder incluir una cita, por habérsenos olvidado recoger su fuente o algún dato de origen, o por no poderla hacer corresponder con una referencia bibliográfica.

2) Reflexiones producidas en clase y en casa, como alternativas a declaraciones del profesor u otros compañeros, interrogantes posibles, respuestas a preguntas, conclusiones sobre la marcha, etc.

3) Inducciones espontáneas, chispazos, los "ya lo tengo", ahás, o los eureka, kairós, insight, awarenness, gestalen o como se quieran llamar. Ese fenómeno de conocimiento súbito que, como consecuencia de la conclusión obtenida tras una atención canalizada (inquietud latente por el conocimiento), comunica síntesis del inconsciente al consciente. Probablemente, todos hemos experimentado este suceso alguna vez, sin reparar en su potencial a la hora de configurar, estructurar y enriquecer trabajos escritos. La calidad de las observaciones que se producen (casi siempre, declaraciones o enunciados, compleciones, conclusiones, soluciones o nuevos planteamientos relativamente brillantes), hace deseable su emergencia. Por su especial interés y función en la generación de conocimiento, nos detendremos un poco en comentar su fenomenología, a lo largo de una serie de apartados: -Por inducción espontánea o sus equivalentes podemos antender dos tipos de actividades mentales: por un lado, las relacionadas con el recuerdo, y por otro, las que pueden relacionarse con la innovación intelectual. Parece que, por la naturaleza común de su procesamiento, puedan radicar en el hemisferio derecho del cerebro.

-Algunas relacionadas con la revisión del recuerdo o actualización de la información son: descubrimientos de carencias, de errores, rectificación de enfoques, actualización de conocimientos olvidados que se necesitan para la actividad del momento presente, etc. ¿Cómo disponer el sistema psíquico (la conciencia y el ánimo) para favorecer la emergencia de inducciones espontáneas relacionadas con la revisión del recuerdo? Este tipo de procesamiento parece actuar de manera diferente a la memorización voluntaria o consciente: en vez de pretender encontrar, es mejor delegar el trabajo en nuestro inconsciente, que está deseando sernos útil. Parafraseando a Picasso, no buscar, sino encontrar. Esperar sin prestar una atención directa, ni tampoco esperando solución alguna.

Desenfocar la expectativa, pero no la pretensión de fondo, y dedicar la voluntariedad a otras actividades.

-Algunas asociables a la creatividad o innovación intelectual son: correspondencias entre nuevos contenidos con lo que ya se sabe, síntesis o categorización de conocimientos actuales (a nivel de detalle, ideas de medio calibre o de globalidades), localización de analogías y comparaciones, identificación de nuevas estructuras, determinación de modelos, formulación de cuestiones, esbozos de proyectos, respuestas a interrogantes, solución de problemas, descubrimientos de compleción (encuentro de conclusiones conocidas las premisas; de premisas, conocidas una o más soluciones convergentes; de argumentos, conocidas las premisas, conocidas las soluciones, o conocidas las premisas y soluciones), descubrimientos de diversificación o de identificación de más soluciones para las mismas premisas, etc.

-Circunstancias propicias: Mientras nuestra atención inconsciente esté ocultamente decidida a encontrar la solución requerida o precisada, pueden aflorar en situaciones imprevisibles, con el factor común de un cierto relajamiento del conocimiento voluntario hacia el contenido de la inducción. Así, pueden acaecer en el autobús o durante una clase, durante una romántica cena o en el cuarto de baño, paseando o en el estado de duermevela, antes de sentarnos a trabajar o tras un tiempo de trabajo intenso (por mor de una inercia en el procesamiento), escuchando durante una conversación (injertando a nuestro conocimiento ideas oportunas formuladas por otros) o comunicando ideas a nuestros interlocutores (ya que, antes de hablar y escribir es preciso sintetizar y condensar el mensaje), etc.

-Como técnica concreta, sea para inducciones de revisión o de innovación, puedo sugerir la conveniencia de tener siempre cerca papelitos y un bolígrafo, que pueden guardarse en el bolso, la cartera, el monedero, el llavero, etc. El fundamento que la justifica es muy simple, y se basa en la expectativa positiva y el (auto)refuerzo. Si se esperan resultados positivos de ellos, tenderán a equipararse a esa misma expectativa, y si se refuerzan adecuadamente esos procesos perfectivos, tenderán a repetirse o incluso a mejorar en cantidad e intensidad. ¿Cómo? Sencillamente, haciéndoles caso: confiando en que pueden aflorar, tomándose la molestia de tomar nota, cuanto antes (porque se tiende a olvidar rápidamente) del contenido de la inducción y empleándolo después en nuestra tarea, trabajo, escrito, investigación, etc. Cada día pueden fijarse o transcribirse en una hoja y guardarse con las demás.

-Otra justificación que avala el hecho de que las inducciones espontáneas se escriban en el momento de tener lugar, viene representada por la siguiente situación: Nos encontramos en un momento fértil y propicio, y experimentamos una inducción espontánea que juzgamos tan oportuna y válida para nosotros, que queremos impedir a toda costa que se nos diluya de la memoria. Como en ese momento carecemos de papelitos o bolígrafo a mano, decidimos memorizarla. Puede lo que podría tenerse como un ejercicio de memoria obsesiva, cuyos efectos pueden quedar reflejados en dos situaciones características.

.Caso 1: El significado de la inducción espontánea ocupa tanto lugar, por ser muy oportuno o novedoso, que encorseta o tapona la posible toma de conciencia de otras inducciones.

.Caso 2: Es el inverso, ya que la idea inducida actúa como estimulante de las sinapsis correspondientes, favoreciendo con ello la emergencia de otras, que se equiparan en importancia a la primera y que multiplican la necesidad de no olvidarlas. En este caso, el primer contenido habrá actuado en el conocimiento como detonante de una espiral de descubrimientos súbitos que pueden hacer pasar a la persona malos ratos y disminuir la atención hacia lo que está haciendo (un caso de despiste debido a la inmersión atencional en procesos de reflexión), hasta que, o se resigna a pedir un bolígrafo al quioskero y apunta sus brillanteces en la palma de la mano o -como quien está afectado de retortijones y diarrea- llega al lugar apropiado y los libera, transcribiendo lo que ha encontrado en un papel, a la par que experimenta un gran alivio.

A lo peor, puede no recordar ya todo lo que le vino a la conciencia.

-La técnica de los papelitos y el bolígrafo siempre a mano puede asemejarse a la tela que extiende y tapiza la araña. Cuando el artrópodo percibe la vibración producida por el insecto, normalmente se apresura a capturarlo.

-Perspectiva afectocognitiva: Si se aprovechan con concentración, es posible que la siguiente inducción espontánea se realice teniendo en cuenta la última que hemos acumulado, de tal modo que favorezca la construcción del trabajo hacia una mayor complejidad.

-Subrayamos que en el método presentado se desarrolla un trabajo intelectual que utiliza el inconsciente como recurso. Ampliamos, en este sentido, la metacognición tradicionalmente entendida.

-Las inducciones espontáneas producidas por el procesamiento inconsciente del conocimiento hay que contemplarlo de modo semejante al cuerno de un caracol o la cabeza de una tortuga tímida: si se intenta tocar, se retrae. Sólo expectando con respeto y con distancia se puede esperar que surjan y contemplar en su mayor expresión.

-Dicho de otro modo: Para actualizar un conocimiento consciente es preciso enfocar la atención como se enfoca la vista según la distancia a la que se encuentre el objeto. Sin embargo, para reconocer un contenido inconsciente, es siempre mejor orientar la mente para recibir del horizonte, como si se fuera una antena de un aparato receptor, por tanto abstraerse de los objetos que se encuentran más cerca, contemplar, hacerse uno con el entorno y, si es posible, relajar el sistema sensorial y las pulsaciones por minuto. Otra estrategia es proceder como quien en una obra de teatro, contempla el fondo de un escenario, dejando de atender a los actores.

-Una comparación ilustrativa: El procesamiento inconsciente podría asemejarse a un complejo programa informático que, por mor la cantidad de datos procesados y de su limitada potencia y velocidad, puede tardar en responder; la canalización de la atención hacia esas elaboraciones inconscientes pueden compararse con la actitud de espera del usuario.

Finalmente, las inducciones espontáneas son las respuestas en pantalla, diáfanamente perceptibles.

4) A veces, los temas que se van componiendo son tan complejos, importantes y abiertos que, ante ellos, lo más urgente es esperar. Puede ser muy positivo acumular citas, referencias, reflexiones e inducciones durante uno, tres o siete años, sin dejar de introducir hojas en las subcarpetas o agrupamientos correspondientes, manteniendo la llama sagrada de la atención sobre el particular. Llegará un momento de madurez del conocimiento y de ganas de componerlo que nos indicará que el fruto está ya sazonado y que quizá haya llegado el momento del abordaje.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Educación y creatividad. Trabajos creativos



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. El coaching y la creatividad
Te presentamos un curso en el cual te hablaremos sobre el coaching y la... [30/09/11]
67  
2. Trabajos de postgrado. Recomendaciones
Trabajos de postgrado. Recomendaciones , conoce en este curso estrategias que... [12/05/10]
516  
3. Diseño industrial. Buenas ideas y creatividad
Para las personas que trabajan día a día creando y diseñando hemos dedicado un... [03/11/11]
96
Curso con video

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail