12.178 cursos gratis
8.738.070 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Edición de textos

Autor: Loli Fernández
Curso:
8/10 (4 opiniones) |3565 alumnos|Fecha publicación: 10/03/2005
Envía un mensaje al autor

Capítulo 8:

 La transmisión de los textos en los siglos de oro

1.Transmisión impresa:

    -el libro.

    -el pliego suelto.

    -los impresos perdidos.

    -autoridad del autor.

2.Transmisión manuscrita.

 

1.-Transmisión impresa.

    -El libro:

La transmisión más importante es la impresa. El libro impreso, frente a la Edad Media, se abarata. Esto conlleva que la difusión del libro a través de la imprenta sea mucho mayor.

No era como la imprenta actual, ni como la de hace 20 años; aquella imprenta de los siglos de oro era lo que se llamaba imprenta de cajas móviles o de tipos móviles: cada letra era un carácter mecánico; para escribir una línea se iban poniendo las letras, las cajas a mano, ese era el trabajo del cajista. Una vez que se compone el libro entero y una vez compuesto, se tiraba el libro entero. Pero en los siglos de oro se tiraban las páginas de una en una, y si había un error en una de ellas, el error se quedaba ahí; y cada ejemplar podía tener errores diferentes, esto ha ocurrido en obras de Lope y Calderón.

En 1558 se publicó una ley de censura para Castilla, por lo que de una misma obra, el ejemplar de Castilla puede tener fragmentos elididos (censurados), y sí los tenga el de Aragón, por ejemplo.

Otra cuestión en relación con las imprentas son las ediciones contrahechas, las que hoy llamamos falsificadas. Por ejemplo, en el siglo XVII ocurrió con Persiles, El Guzmán de Alfarache, comedias de Lope, Tirso y Calderón; de ahí los problemas para un editor crítico. Los problemas son, al menos, dos:

    a)la fecha y el lugar (si son correctos).

    b)que una edición sea verdaderamente la primera.

Otro problema importante en relación con el libro son los añadidos  a las obras originales para completar los folios añadidos al final del libro.

Como un libro estaba compuesto por cuadernos, a veces, el texto no llegaba a ocupar el último cuaderno y aquí se añadían fragmentos para rellenar. Se completaba con otros textos. Por ejemplo, El abencerraje se escribió también a continuación de la Diana de Montemayor. También hay poemas añadidos en las obras de Gracián, que no se sabe quién es el autor.

    -El pliego suelto:

Un libro está hecho de cuadernos, un cuaderno que tuviera dos o cuatro folios doblados era el pliego. Se editaron muchos pliegos de este tipo, aún hoy los encontramos.

¿Por qué editarían las imprentas estos pliegos? Según algunos, creen que el origen está en que, como aprendizaje, a los aprendices les daban estos pliegos. En general, hay tres fases:

a)hasta 1540 esos pliegos sueltos tienen romances, villancicos, canciones,... un material literario anónimo.

b)entre 1540 y 1570 esos pliegos sueltos tienen acontecimientos históricos, naufragios, terremotos... hechos espectaculares.

c)siglo XVII: el pliego suelto es lo que hoy llamamos subliteratura. Contenían lo que se han llamado coplas y romances de ciegos (cosas de cautivos, romances,...) en una lengua alejada de la norma culta. Se les llama así porque los ciegos vivían vendiéndolos, quizá porque Felipe II les prohibió vender oraciones.

Nos interesan todos, pero sobre todo los que antes de 1540 servían para difundir los romances.

El pliego suelto presenta muchos problemas para la crítica textual. El pliego era muy efímero, la mayoría se han perdido. Se sabe que eran unas mil tiradas de cada pliego. Si encontramos un pliego debemos cotejarlo.

    -Impresos perdidos:

El caso más claro y citado es el del Lazarillo (Burgos, Alcalá, Amberes). Otro ejemplo puede ser el Amadís de Gaula.

    -Autoridad del autor:

Es decir, si el autor interviene o no en la edición.

Ediciones en las que el autor interviene:

En este caso, lo normal es que sea una edición cuidada, lo más cercana a lo que él quiere que sea. Así ocurrió con las poesías de Herrera.

Pero a veces el autor confiaba su obra a la imprenta, sin más interés al respecto.

El Quijote fue entregado a la imprenta por Cervantes, sin más preocupación. Podemos observar que en ocasiones los títulos no se corresponden con el argumento, aunque no todos los capítulos los debió titular la editorial, intervino fuertemente.

Cuando hay reediciones, algunos sí los corrigen, otros no, por tanto hay más errores. Por ejemplo, La Celestina de Fernando de Rojas, añadió cinco actos más, pero sin corregir ningún error; entonces tuvo los errores de la primera edición más los de los cinco actos.

Ediciones en las que no interviene el autor:

En lo referente a la poesía, los poetas no tenían excesivo interés en publicar sus poemas. Era fundamentalmente oral, el ritmo también era oral, en los siglos XVI y XVII.

Hasta el siglo XIX, cuando la mayoría de la gente ya había dejado de ser analfabeta, se lee más.

Anteriormente, parecía lógico que este género tuviera carácter oral. Muchos poetas murieron sin ver publicada su obra, como es el caso de Garcilaso de la Vega; publicación a cargo de la viuda de Boscán.

El teatro en los siglos XVI y XVII, en general, no se editó. Por ejemplo, las obras de Lope de Rueda, posteriormente se publicaron (con errores).

En el siglo XVII se publicaron de doce en doce. Sólo las que tenían cierto éxito. El autor las vendía al director del espectáculo, éste sacaba copias para los distintos personajes, incluyendo en numerosas ocasiones apuntes para conseguir la corrección de obras.

En principio, la prosa parece tener unos problemas aunque no siempre fue así. El Buscón se editó en Zaragoza sin permiso del autor, y fue reimprimida más veces. Más tarde se encontraron los manuscritos, y hoy por hoy es bastante fiable.

Fray Luis de León editó las obras de Santa Teresa, depurándolas y volviéndolas a su primitivo estado.

 

2.-Transmisión manuscrita.

Hasta nosotros ha llegado de forma manuscrita la lírica del siglo XVII. La lírica se presta bien a ser manuscrita, debido a su brevedad.

En el siglo XVII ocurría que se atribuían poemas a quien no era su autor. En la Epístola moral a Fabio,  Andrés Fernández de Andrada parece su verdadero autor, aunque aparezca en todas las antologías.

También el teatro fue manuscrito (en el siglo XVI no había costumbre) pero en el siglo XVII sí se editaron; conservamos numerosas ediciones pero pocos manuscritos.

En el caso de la prosa, sólo cuando las obras podían tener algún problema, se escribían pero no se editaban. Es lo que hoy llamamos censura.

Francesillo de Zúñiga fue un bufón del rey que realizó una crónica maliciosa, audaz, pero no la publicó; murió asesinado: Crónica burlesca del emperador Carlos V.

Del siglo XVIII al XX los problemas son diferentes, porque la edición es impresa.

La lírica se presta a ser editada de forma suelta, en revistas.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Edición de textos



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Word 2003. Edición de textos
Word 2003 es la última versión de la aplicación para edición de textos más... [24/11/10]
823  
2. Análisis de textos literarios
Con este curso de literatura conoceremos el significado de texto , la diferencia... [11/01/11]
1.234  
3. Creatividad. Realizar e interpretar textos
Creatividad . Realizar e interpretar textos , escribir bien es un ejercicio que... [16/09/09]
16.966  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail