12.171 cursos gratis
8.751.054 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Edición de textos

Autor: Loli Fernández
Curso:
8/10 (4 opiniones) |3565 alumnos|Fecha publicaciýn: 10/03/2005
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 6:

 Historia de la transmisión textual de los sueños de Quevedo

No hay autógrafos de los Sueños, sólo se conservan copias manuscritas. No se sabe con exactitud si entre los autógrafos y las copias hubo otras copias intermedias; por eso, el editor no puede relacionarlas y nunca tiene la seguridad de que haya copias intermedias.

Lo que parece cierto, según Crosby, es que los autógrafos y las copias tempranas se han perdido para siempre.

 

Versiones impresas de los Sueños.

Al parecer, Quevedo compuso el primer sueño en 1605 y el último en 1620: Sueño del juicio y Sueño de la muerte.

La primera edición se hizo en 1627, poco después de haberlos acabado, en Barcelona. En los cuatro años siguientes se publican nueve ediciones fuera de Castilla y todas ellas derivadas, directa o indirectamente, de la primera edición.

Publicadas ya esas segundas ediciones, los editores se servirían de la que tuvieran más a mano, normalmente de la última que se publicó.

En 1629 interviene la censura eclesiástica y en 1631 se publican de nuevo los Sueños ya censurados. El título pasa a ser Juguetes de la niñez. Esta edición descalifica todas las anteriores, va a ser la válida.

Hubo dos intereses: a) eliminar las erratas; b) satisfacer la censura eclesiástica eliminando la mayoría de las referencias al cristianismo. Estas referencias a veces se eliminan y a veces se transforman.

El primer interés se logró en parte al no usar la edición de 1627 y porque se hicieron correcciones sin consultarlas. Se quiere mejorar el estilo haciendo correcciones literarias.

El segundo interés es eliminar las referencias al cristianismo porque Quevedo fue un autor muy crítico respecto a este tema. Se trata de descristianizar la obra. Las variantes del cristianismo se sustituyen  por las del paganismo romano (por ejemplo, Dios pasa a ser Júpiter). Según Crosby, esto dio como resultado una serie de mamarrachadas sin ningún sentido.

A lo largo de los siglos XVII y XVIII, se reproduce la versión de 1631.Se publicaron 28 ediciones cada vez más alejadas del original. De éstas, dos son verdaderas copias de la versión de 1631. Fuera de España, en Portugal (Lisboa) y Perpignam las ediciones se sirvieron de los textos primitivos.

En los siglos XIX y XX, en 1772, un editor muy conocido, llamado Ibarra, publicó una edición en Madrid sirviéndose de cualquier otra edición y la taraceó con cantidad de fragmentos de las versiones primitivas del año 1627, creando, según Crosby, una obra única en su género.

La gran mayoría de las ediciones del siglo XIX y XX derivan de la de Ibarra.

En 1852, Aureliano Fernández Guerra publicó la prosa de Quevedo en la Biblioteca de Autores Españoles. Su criterio inicial era la búsqueda y edición de los textos originales consignando las variantes de los testimonios cotejados. Este propósito fracasó porque  utilizó como testimonio base la edición de Ibarra.

Su edición es tan defectuosa e inútil como las anteriores. Hasta 1972 no se puede hablar de ediciones positivas de la obra de Quevedo. En esta primera mitad del siglo XX (1916) apareció la edición de Julio Cejador que había copiado los textos de Fernández Guerra sin decirlo en la introducción.

En 1932, Astrana Marín vuelve a hacer una edición basándose en la de Fernández Guerra aunque tiene en cuenta otras ediciones sin poner, sin embargo, de qué versiones copia las variantes. De estas tres ediciones procedieron ya la mayoría de este siglo.

 

Intentos desde mediados de siglo de crear un texto limpio:

Juan Antonio Tamayo en 1945 decide realizar un estudio, El texto de los Sueños, que es el primer intento de limpiar el texto.

Felipe Maldonado publicó una edición de los Sueños en Castalia y pasaba por ser la mejor edición.

Ha habido otras ediciones posteriores. La edición de Crosby en Castalia, en dos tomos, es considerada la mejor porque acude a todos los testimonios aunque la edición de 1627 le sirve de cotejo.

 

Estudio literario de los Sueños:

Según Crosby, las versiones manuscritas de los Sueños son anteriores a la versión impresa. Como no hay noticias de ninguna versión revisada por Quevedo, lo lógico es acudir a la versión manuscrita más antigua. Será la versión más fiable porque no está afectada de contaminaciones. En la comparación entre las dos versiones, Crosby elige la de 1627. Pero estos manuscritos presentan muchas variantes y es difícil establecer la filiación. En el cotejo de Crosby aparecen todas las variantes, pero los stemmas son complicados de hacer.

Crosby señala, después del cotejo, que los temas satíricos de la época, tratados por los Sueños, fueron censurados -sobre todo El alguacil endemoniado y El infierno.

En El alguacil endemoniado la censura interviene por aspectos como: `los amantes de las monjas´ con sus imágenes de las posturas de éstos pretendientes y sobre el Anticristo; suspende por lo tanto todas las alusiones a la religión.

 

La estructura formal de los Sueños:

Son semejantes unos  a otros. Todos constan de una presentación y un prólogo. Casi todos los Sueños son sátiras sociales. Son cinco. El 1, 3 y 5 se corresponden con los signos de la muerte: el Sueño del juicio, el Sueño del infierno y el Sueño de la muerte. Tratan el tema de las postrimerías. El 2 y el 4 son El alguacil endemoniado y El mundo por de dentro.

El alguacil endemoniado  es una especie de anticipación del Sueño de la muerte. Se parecen también en el hecho de que son una acumulación de escenas cortas y sueltas que dan cabida a gran cantidad de figuras y de episodios.

El nombre `Sueños´ da también unidad al conjunto. La palabra sueño remite a una literatura alegórica que venía ya de la Edad Media. Son obras de tipo alegórico donde aparece el `sueño´. Algunas obras son: La Divina Comedia de Dante y El laberinto de Fortuna de Juan de Mena.

 

El mundo por de dentro:

La alegoría, sin dejar de ser realista, nos pinta dos perspectivas:

a) una superficial: visión ingenua del protagonista.

b) una profunda: visión del desengaño con la que alecciona al protagonista.

El sueño tiene como tema el desengaño de las cosas que se ven. Comienza con la frase `sólo sé que no sé nada´. El hombre codicia las cosas del mundo, el cual le atrae con cosas novedosas. En esta codicia anda el protagonista de calle en calle hasta encontrar a un viejo andrajoso pero digno, que le desengaña y le habla del rápido correr de las horas. Llega a la calle mayor, de nombre Hipocresía, donde salen las figuras que revelan como es el mundo por dentro y no como parece por fuera. En esa calle reina la apariencia, nadie es lo que parece.

Al final aparece la imagen de la cuerda que nos da el comportamiento real y malvado de la gente. Así el desengaño  es evidente, no tiene que enseñarlo el Desengaño.

 

Los temas de los Sueños:

El núcleo argumental de todos los sueños es la visión satírica de verdades. Trata de satirizar todos los vivios, abusos, engaños, apariencias... de la realidad.

Esa sátira tiene una intención moralizadora. Esta intención aparecía ya en otros escritores satíricos. Para esta intención parte Quevedo de los conceptos de los novísimos, de las postrimerías, unido en el discurso a las mezquindades humanas. Teniendo en cuenta la intención moralizadora, las postrimerías y las mezquindades humanas, algunos críticos destacan tres grupos de contenidos:

-las postrimerías

-temas de ficción

-temas realistas.

 

1 Las postrimerías:

Seguramente es el tema dominante porque todos los sueños se remiten a él. A veces de forma irónica, alegórica, moral,... Aparecen los tres enemigos del alma: el Demonio, el Mundo y la Carne con sus tentaciones.

 

2 Temas de ficción:

Entre estos elementos de ficción, es importante el motivo del viaje al más allá, se trata de un tránsito hacia la muerte.

También son importantes los temas alegóricos y moralizantes, sobre todo en El mundo por de dentro (el viejo representa el desengaño, la cuerda es una representación alegórica).

 

3 Temas realistas:

Aparecen figuras que representan vicios (soberbios, hipócritas, maldicientes,...).

Aparecen grupos de profesión reales. Los personajes se asemejan a tipos medievales. Aparecen también figuras moralizantes (discretos, pedigüeños, enamorados,...).

Hay temas como la honra, la política, la economía, y sobre todo el dinero -especie de poder diabólico que está transformando la sociedad estamental (por ejemplo, la gente humilde adinerada tiene mayor poder que un noble empobrecido).

Y en relación con el dinero, el engaño y la apariencia (por ejemplo, el hidalgo del Lazarillo).

En la época de Quevedo ya nadie se contenta con su posición social y por eso Quevedo no se cansa de burlarse de los que intentan aparentar (los nuevos ricos,...).

En El mundo por de dentro a este engaño y apariencia se le llama Hipocresía. Los ejemplos son muchos: el sastre, el hidalgo, el zapatero, que se hacen llamar de otra manera y aparentan lo que no son.

La sátira de Quevedo afecta a todas las clases sociales: `son hipócritas en el nombre y en el hecho´.

La exposición de los temas se aborda desde distintas perspectivas. Si el tema es la hipocresía, trata una diversidad de episodios que remiten a ella.

 

 

¿Qué son las figuras?

En el teatro son una especie de tipos fijos. Lo mismo encontramos en El mundo por de dentro, donde aparecen el pseudocaballero, la envanecida de manos, los aduladores, los hipócritas,...

Representan el fingimiento, la apariencia externa.

Lo característico es que son figuras que apenas tienen desarrollo, que se nombran solamente. Algunas tienen un desarrollo mínimo en torno a ironías: el sastre que se viste de lujo, el hidalgo que se quiere meter a caballero, los que aparentan ser discretos y son mentecatos,...

Sólo se desarrollan cinco figuras: el viudo y la viuda desconsolados, el alguacil que persigue al ladrón, la vanidad de un falso rico, y la apariencia hermosa de una mujer.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Edición de textos



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Word 2003. Edición de textos
Word 2003 es la última versión de la aplicación para edición de textos más... [24/11/10]
823  
2. Análisis de textos literarios
Con este curso de literatura conoceremos el significado de texto , la diferencia... [11/01/11]
1.234  
3. Creatividad. Realizar e interpretar textos
Creatividad . Realizar e interpretar textos , escribir bien es un ejercicio que... [16/09/09]
16.966  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail