12.176 cursos gratis
8.740.593 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Ecología y medio ambiente (4/6)

Autor: Benedicto Cuervo Álvarez
Curso:
10/10 (1 opinión) |180 alumnos|Fecha publicación: 27/01/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 7:

 Especies en peligro de extinción (1/2)

EL LINCE IBÉRICO.

Una de las especies animales más emblemáticas de la fauna ibérica es el lince ibérico, Lynx pardinus. En la actualidad, este animal sólo se encuentra en España y en Portugal. Está considerado como el más bonito de los mamíferos carníboros europeos y figura en el “Libro Rojo” de los animales en peligro de extinción.

Desde el punto de vista fisionómico destacan los ojos, grandes, redondos, de brillo verdoso inquietante. Las orejas son relativamente largas, de forma triangular, coronadas por unos enhiestos pelillos negros. El cuerpo del lince es tan hermoso como su rostro. Sus miembros son mucho más largos y fuertes que los del gato, el lomo es redondo, lleno y levemente arqueado. La cola, poco más larga que la del cocker, se mueve constantemente y es como un indicador de su estado de ánimo. La piel, es suave como el terciopelo y elegantemente moteada de negro sobre un fondo de color arena. El vientre, la garganta y las partes internas de las extremidades son muy blancas y en ellas el pelo es más largo y sedoso. Las manos del lince son poderosas. Pueden mostrarse suaves en la caricia, como una pluma, o transformarse en cinco garfios que desgarran hasta la madera.

La vista del lince es prodigiosa. Lindeman comprobó, trabajando con dos linces domesticados, que son capaces de ver un ratón a 75 metros, una liebre a 300 metros y un corzo a medio kilómetro. No cabe duda que el lince disfruta de una buena capacidad óptica.

Durante la caza, el lince acecha, silencioso, en su oculto apostadero. La noche es oscura, pero el animal ve lo suficiente para desenvolverse en su conocido territorio. Un conejo, su presa habitual, comienza a roer la corteza de un arbusto. El infalible radar del lince recibe la onda sonora. Automáticamente sabe dónde está el conejo y lo que hace. Entonces, sus patas acolchadas lo van acercando a la presa, silencioso como una sombra.

Como acabamos de señalar, las piezas favoritas del lince son los conejos. Pero los pequeños roedores, como ratas y ratones, forman un plato importante en su dieta de primavera y verano. Atacan también a las aves. Y se ha comprobado que los machos adultos son capaces de dar muerte a un varetón o una vieja cierva.

Las paradas nupciales de los linces tienen lugar en el mes de febrero. Parece que las hembras, atraídas por el olor de las marcas de propiedad de los machos, penetran en sus territorios y allí se aparean. Después se retiran a los lugares más espesos y alejados. En una oculta madriguera, que puede ser un tronco hueco de un árbol, una cueva poco profunda en el roquedo o una simple cama entre el monte, dan a luz, en el mes de marzo o abril, de dos a cuatro cachorros, que nacen con los ojos cerrados y absolutamente desvalidos. Durante ocho o diez meses, los jóvenes linces permanecen junto a su madre, que los alimenta e instruye en la caza.

Hasta los años 50, esta especie estaba presente en todo el país pero, durante la década siguiente, la población se redujo en gran medida. En 1973, el lince ibérico fue declarado como especie protegida. Las causas de esta desaparición son múltiples. Aunque se han cobrado multitud de linces en las monterías, aunque sus cabezas mejor o peor naturalizadas ponen una mueca de falsa agresividad en el noble rostro del felino, puede afirmarse que no han sido los monteros los únicos causantes de la disminución de la poblaciónde linces. Los cepos empleados para la caza de los conejos y los alimañeros con sus insensatas prácticas han contribuido al desastre; además de la misomatosis enfermedad que casi acabó con el conejo en las áreas de caza del lince y de ocasionales atropellos de linces por parte de todo tipo de vehículos. Si a esto sumamos las dificultades a la hora de la reproducción de la especie, la destrucción de los hábitats naturales propios de este animal, el bosque mediterráneo, entre los 400 y los 900 metros de altura y alejado de la presencia humana; la construcción de infraestructuras, carreteras, embalses, ferrocarriles, etc. y los incendios forestales, tendremos una idea, más o menos precisa de por qué este felino se encuentra al borde de la extinción.

Según las últimas evaluaciones, en España quedan unos 150 ejemplares de lince ibérico repartidos entre Sierra Morena y el Parque Nacional de Doñana, donde los miembros del Comité Internacional para la Conservación del Lince Ibérico han asegurado recientemente que no se puede garantizar que esta especie se salve de la desaparición.

Eladio Fernández, jefe de la División de Patrimonio Natural y Diversidad Biológica del Consejo de Europa, afirmó que en los últimos años se ha producido un gran descenso en la población de esta especie como consecuencia de la desaparición de su principal presa, el conejo, que supone el 90 por ciento de la alimentación del lince. También aseguró que se están llevando a cabo todas las medidas posibles para que la especie sobreviva, como dar de comer a los linces en estado salvaje.

EL PIGARGO EUROPEO.

Es una de las mayores aves de presa de Europa, un “águila marina” maciza, de grandes alas y cola corta. Según antiguos documentos, en otro tiempo se encontraba desde el océano Glacial hasta el mar Mediterráneo, a lo largo de los grandes cursos de agua y de las costas marítimas.

El pigargo europeo es un ave muy grande con alas largas y anchas de 76-94 cm, de largo y envergadura alar de 190-240 cm. El peso de la hembra es algo superior a la del macho: 4.025-6.010 g por 3.800-4.150 g. Su cola es relativamente corta y en forma de cuña. Tiene un pico grande y un cuello bastante largo. Debido al perfil rectangular de sus alas anchas y largas, algunas veces se dice que se parece a una “alfombra voladora” gigante, con la cabeza y la cola de tamaño similar de cada lado.

Las aves maduras generalmente son de color marrón uniforme, con cabeza amarillenta y cola blanca brillante. Las aves jóvenes son de color marrón rojizo más oscuro con plumas de puntas negras Su cola es oscura, pero algunas veces brilla levemente contra el cielo, cuando se la observa desde abajo. Las aves jóvenes tienen una raya blancuzca angosta a lo largo de las cobertoras de la parte inferior del ala, y parches axilares blancuzcos. Las aves jóvenes no adquieren su plumaje adulto hasta los 4-5 años. Los adultos más jóvenes se parecen a las aves más viejas, pero la punta de su cola blanca aún puede estar marcada con una banda oscura angosta.

Los pigargos europeos de todas las edades tienen patas amarillas El pico, la cera y el iris de las águilas más viejas son amarillos. Las aves jóvenes tienen pico oscuro, cera de color marrón verdoso e iris marrón.

De este modo, el pigargo ha desaparecido de la Europa mediterránea, de Escocia, de Irlanda y de muchos de sus feudos ancestrales en el centro del continente. Ciertamente, se encuentra todavía en algunas áreas del norte de Asia, pero para nosotros no es un consuelo. Hace veinte años, se podía esperar que las leyes protectoras dictadas, al fin, a su favor permitieran que esta magnífica rapaz se mantuviera en el norte y este de Europa. Pero no se contaba con un nuevo peligro, más destructor y más difícil de paliar: la intoxicación.

El mar Báltico, tan favorable para la especie gracias a sus archipiélagos y su riqueza animal, ha sido el primero en sentir sus efectos. Los ornitólogos de Suecia y de Finlandia constataron, a principios de los 60, que las áreas con aguiluchos eran cada vez más raras. Los adultos todavía estaban presentes, incubaban sus huevos, pero la reproducción fracasaba misteriosamente. Pronto, el número de parejas disminuyó en proporciones inquietantes. ¿Qué sucedía?.

El análisis químico de los huevos abandonados y de las aves muertas reveló que contenían una fuerte proporción de mercurio, procedente de su alimentación, como se comprobó, posteriormente, mediante el análisis de los peces. Éstos habían sido contaminados, a su vez, por el agua y por sus alimentos, consiguiendo así llegar al origen: los pesticidas a base de mercurio, cuyo empleo se había hecho común para tratar las semillas y los cultivos.

Se reproducen mediante la puesta de 1 a 3 huevos (normalmente 2) que pone a principios de abril, incubados por ambos padres durante 42-45 días, aunque sólo en períodos cortos por el macho. Las aves jóvenes pueden volar a los 70-77 días. Es recelosa y sensible a las perturbaciones durante la anidación. Las aves jóvenes alcanzan la edad reproductiva a los 5-6 años.

 El pigargo se localiza a lo largo de las costas de Finlandia y alrededor de reservas y de los lagos más grandes en la Laponia finlandesa. La población ha aumentado su número desde fines de la década de 1970; la población actual consta de alrededor de 230-270 parejas.

 El pigargo se dirige, durante los meses de septiembre-noviembre, a zonas donde pasa el invierno alrededor del mar Báltico y del mar del Norte, y regresa en abril-mayo. Algunas aves pasan el invierno en Finlandia, especialmente en las Islas Aland y en el archipiélago del sudoeste. Las aves que se reproducen cerca del océano Ártico también migran a través de Finlandia. Se alimenta a base de pescado, aves y carroña.

 La población del pigargo europeo disminuyó abruptamente a fines del siglo XIX debido a las persecuciones. Su número fue mínimo en la década de 1920, pero luego se recuperó. Luego, en las décadas de 1960 y 1970, los problemas reproductivos debidos a contaminantes tóxicos los condujeron al borde de la extinción en Finlandia, cuando la tasa reproductiva descendió a sólo 4 aguiluchos en el país entero. Gracias al trabajo de los ecologistas, que proporcionaron alimentos sin contaminar para ayudar a las águilas durante el invierno, su número aumentó nuevamente, convirtiéndolas en un símbolo de la conservación exitosa de la naturaleza.

EL IBIS NIPÓN.

De entre todas las aves en peligro de extinción, el ibis nipón goza del triste privilegio de encontrarse en la situación más crítica. En la década de los sesenta tan sólo había 7 originales a consecuencia de su caza indiscriminada, posteriormente llegan a contarse 80 ejemplares en libertad y únicamente se las puede ver en el centro de China. Actualmente, el número de ibis se aproxima a los 560 ejemplares, con lo que se ha suavizado esa amenaza de extinción.

Hace tan sólo un siglo, nada hacía suponer que correría esta suerte, ya que estaba bien distribuido por varios países asiáticos: China Septentrional, Manchuria, Corea y en las grandes islas japonesas.

El ibis es de gran belleza. Su plumaje es blanco , matizado de rosa anaranjado en las alas y cola, su máscara roja y su moño flotante, sus patas coloreadas y su pico arqueado hacen de ella una zancuda original que llama la atención a pesar de su talla, que es relativamente débil ya que anatómicamente tiene una longitud de 75 centímetros.Vive en pareja o bandadas de pocos individuos.

Busca su alimento entre el lodo y en el agua, dando picotazos a las ranas, a pequeños pececillos, caracoles e insectos. No lejos de los lugares húmedos, el ibis nipón necesita grandes árboles donde pasar la noche y construir su nido; en ellos, varias parejas se reúnen formando una colonia. Ponen solamente dos o tres huevos, y este hecho difículta su reproducción máxime cuando las condiciones de vida se han puesto difíciles.

Desde el siglo XIX, los países de Extremo Oriente no sólo han sido el escenario de un formidable crecimiento demográfico, sinó que además, se han visto asolados o empobrecidos por guerras, revoluciones y otros disturbios que han comportado una tremenda degradación de la naturaleza y de la fauna salvaje.

La necesidad enorme de madera para construcciones y calefacción han provocado la sobreexplotación de bosques y selvas, mientras que el hambre ha empujado a las gentes a matar todo aquello que podía contribuir a su alimentación. No cabe duda de que los ibis han sido de las primeras víctimas de la caza y de la persecución de sus nidos, a la par que la desaparición de los árboles les privaba de sus refugios.

Desde el año 1960que se han implementado programasde conservación y se ha comenzado a intentar reproducirlasen cautiverio, con la intención de no perder la especie en su totalidad, aunque las cifras son alarmantes.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Ecología y medio ambiente (4/6)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Ecología y medio ambiente (1/6)
Este curso sobre ecología y medio ambiente está dividido en seis partes. En esta... [21/01/11]
774  
2. Ecología y medio ambiente (2/6)
En esta parte del curso aprenderemos acerca de las energías renovables, energías... [22/01/11]
395  
3. Ecología y medio ambiente (3/6)
En esta tercera parte del curso ecología y medio ambiente veremos todo respecto a... [25/01/11]
660  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail