12.170 cursos gratis
8.757.253 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Ecología y medio ambiente (2/6)

Autor: Benedicto Cuervo Álvarez
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |395 alumnos|Fecha publicaciýn: 22/01/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 11:

 Energía nuclear (2/2)

Como fuente de energía, los procesos de fusión nuclear tienen varias ventajas sobre los procesos de fisión nuclear como el que la fusión nuclear se considera un proceso “limpio” porque sus productos son isótopos limpios, por ejemplo, el He2, y en la fisión nuclear se producen isótopos radiactivos ocasionales. Los isótopos ligeros adecuados para realizar la fusión nuclear son más abundantes que los isótopos pesados que se necesitan para producir la fisión nuclear.

La desventaja de los procesos de fusión nuclear es que requieren una energía de activación muy elevada en comparación con la fisión nuclear inducida por neutrones. Para superar la repulsión electrostática existente entre los núcleos de deuterio y lograr que reaccionen se requiere acelerarlos a velocidades del orden de 106 m/s, que equivale a unas 10.000 veces más grandes que las de las moléculas en condiciones normales. Se estima mediante las ecuaciones de la teoría cinética que la temperatura requerida para que ocurra la fusión nuclear es del orden de 109 oC. Con la bomba de hidrógeno se alcanzaron temperaturas de ese orden, usando una reacción de fisión como iniciador de la fusión nuclear.

Las reacciones de fusión nuclear que utilizan deuterio y litio como material básico, necesita una energía de activación más baja que las otras reacciones de fusión nuclear (se utilizan “botellas magnéticas” para almacenar los núcleos reaccionantes).

Este proceso es atractivo porque requiere una energía de activación más baja que otras reacciones de fusión nuclear.

Para generar electricidad mediante reacciones de fusión nuclear es necesario fabricar un equipo especial que pueda mantener temperaturas muy elevadas durante un tiempo grande para que se produzca la fusión nuclear y producir la energía. En el equipo convencional, los núcleos de los reactivos perderían rápidamente su elevada energía cinética debido a los choques contra las paredes del recipiente que los contenga.

La energía que se puede obtener por fusión nuclear es considerablemente mayor que la que se obtiene por fisión nuclear de la misma masa de un elemento químico pesado.

 Para producir las reacciones de fusión nuclear en condiciones controladas se requieren temperaturas del orden de varios millones de grados centígrados, pero todos los materiales se funden y se evaporan a las temperaturas requeridas para realizar la fusión nuclear. La solución a este problema es el uso de un recipiente no material, es decir, un campo magnético que a cualquier temperatura puede ejercer fuerzas sobre las partículas en movimiento. Unas “paredes magnéticas” con campos de suficiente intensidad para contener gases ionizados calientes llamados plasma. La compresión magnética incrementa todavía más la temperatura del plasma hasta lograr la temperatura suficiente para que ocurra la fusión nuclear.

Para que ocurra la fusión nuclear se necesita que los núcleos se muevan con la rapidez suficiente para vencer la repulsión eléctrica y al chocar se puedan quedar unidos. Esto ocurre a temperaturas de cerca de 350 millones de grados centígrados, entonces las reacciones de fusión nuclear producen suficiente energía para autosustentarse. A esta temperatura de ignición, la combustión nuclear genera energía a un ritmo suficiente para mantenerse sin que se agregue más energía. Para producir energía de manera continua sólo se requiere la alimentación continua de más núcleos.

Como no se ha conseguido producir de manera continua las reacciones de fusión nuclear, se sigue investigando para construir un dispositivo de confinamiento magnético que resuelva el problema. Se necesita idear un sistema de campos que pueda mantener el plasma en condiciones constantes mientras ocurre la fusión de un gran número de núcleos.

Otro método promisorio es el uso de laceres de alta energía, consiste en dirigir un conjunto de rayos láser hacia un punto común y dejar caer de manera sincronizada en este fuego cruzado unas pastillas sólidas de hidrógeno.

La producción de energía por fusión nuclear es casi ideal porque no requiere de una masa crítica, no contamina (su único producto termonuclear es el helio). Aunque los productos secundarios de la fusión nuclear no son radiactivos, sí produce una radiactividad en la cámara interior del dispositivo de la fusión de los núcleos debido a los neutrones de alta energía. Se considera que la eliminación de los residuos radiactivos no son un problema de consideración.

El combustible para la fusión nuclear son el deuterio (H-2) y el tritio (H-3). La reacción termonuclear que se lleva a cabo con más facilidad es la de un núcleo de deuterio y uno de tritio. Ambos isótopos se encuentran en el agua ordinaria, por ejemplo, 30 litros de agua de mar contienen 1 gr. de deuterio, el que en la fusión nuclear, libera una cantidad de energía equivalente a la que liberan 10000 litros de gasolina o el equivalente a 80 toneladas de TNT (trinitrotolueno).

El tritio es escaso en la naturaleza, pero se puede producir en un reactor de fisión nuclear mediante una reacción termonuclear controlada a partir de deuterio. Debido a la abundancia del combustible de fusión nuclear, la cantidad de energía que puede liberarse de manera controlada es prácticamente ilimitada. Pero el desarrollo de la producción de energía por fusión nuclear ha sido lento y difícil, sin embargo, se considera que los retos científicos y de ingeniería que implica se resolverán y será una fuente primaria de producción de energía para las futuras generaciones.

Para concluir con este apartado sobre las energías alternativas, veamos, en esta tabla, como se presenta el estado actual de desarrollo de dichas energías alternas y se demuestran las ventajas y limitaciones en su aplicación comercial. La energía de la biomasa hasta los momentos ha servido para atender necesidades de ciudades de menos de 10.000 personas. La geotermia depende de la existencia de altas temperaturas en el subsuelo, que no siempre están disponibles. La energía eólica está sujeta a los caprichos del aire, lo que la limita bastante a pesar de su desarrollo. Finalmente, las otras energías tienen limitaciones que les impiden penetrar en el mercado energético liderado por el petróleo.

Capýtulo siguiente - Energías alternativas (1/3)
Capýtulo anterior - Energía nuclear (1/2)

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Ecología y medio ambiente (2/6)



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Ecología y medio ambiente (1/6)
Este curso sobre ecología y medio ambiente está dividido en seis partes. En esta... [21/01/11]
774  
2. Ecología y medio ambiente (3/6)
En esta tercera parte del curso ecología y medio ambiente veremos todo respecto a... [25/01/11]
660  
3. Ecología y medio ambiente (4/6)
En esta parte del curso de ecología y medio ambiente hablaremos de las... [27/01/11]
180  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail