12.176 cursos gratis
8.741.989 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

E-Marketing

Autor: Ariel Moncalvo
Curso:
9/10 (5 opiniones) |2108 alumnos|Fecha publicaciýn: 11/11/2009
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 6:

 Ampliando conceptos: Marketing cultural

Ampliando Conceptos: [1] MARKETING CULTURAL

El e-Marketing Cultural es una propuesta estratégica de nego­cios que va más allá de la personalización de una oferta de productos o servicios, pues el eje que articula su planificación y posicionamiento es la diferenciación del patrimonio cultural de cada grupo como referente de competitividad dentro del escena­rio de la globalización.

Vea cómo las películas han adoptado el material extranjero, adaptándolo a los usos y modismos criollos, generando mayor “aceptación” y un sentido de pertenencia importante, a pesar de que cuando hablan de un barrio porteño muestran carteles que dicen “MIAMI”, por ejemplo...

E-MARKETING CULTURAL

La propia marca

La apertura de mercados, que ha logrado que los consumidores, al encontrarse frente a macro-ofertas mundiales, pudieran satisfacer sus más variadas exigencias y preferencias, muestra un vacío a la hora de integrar de manera estratégica y competitiva “la amplitud y variación de los productos o servicios, las ofertas a medida y el posicionamien­to”, a la “sinergia con los parámetros socioculturales de consumo de las comunidades”.

El e-Marketing Cultural es una propuesta estratégica de negocios que va más allá de la personalización de una oferta de productos o servicios, pues el eje que articula su planificación y posicionamiento es la diferenciación del patrimonio cultural de cada grupo como refe­rente de competitividad dentro del escenario de la globalización.

Se trata, pues, de un proceso que funciona a partir del reconoci­miento de los códigos y valores que cada cultura manifiesta a través de sus prácticas sociales para permitirle a los usuarios contar con las ventajas de la globalización sin resignar las de la identidad cultural. A la empresa, a su vez, la ayuda a focalizar, optimizar y dirigir la oferta de acuerdo a las exigencias y oportunidades que se advierten en la comunidad estudiada y el sector en el que se desarrollan.

Dada la complejidad del mapa en el que convergen las cuestiones sociales, culturales y económicas influyentes en las variaciones de consumo y competitividad, y el criterio estratégico que se propone reformular, remarcaré a continuación una serie de conceptos que contextualizarán el caso y agilizarán su comprensión.

COMUNIDAD

La comunidad es un conjunto de personas unidas e interrelacionadas por el común denominador estructural y organizativo que se desarrolla a partir de los intereses y necesidades compartidas. Esta interacción se alimenta en dos planos, el interno y el externo, y su desarrollo es la expresión de la comunidad misma.

El plano interno de alimentación de la comunidad corresponde al que se desenvuelve dentro de los límites del funcionamiento de la misma. La comunidad alimenta a la comunidad. La actualiza, refuerza sus prácticas, las confirma.

El plano externo es aquel que opera más allá de los límites inter­nos de la comunidad. Concierne al entorno y sus motivaciones. Aquí el grupo comunitario es influido por las variaciones del entorno e incide en la modificación del mismo. Las presiones del mercado exi­gen cambios en los parámetros de competitividad de la empresa. La empresa que innova introduce nuevos criterios de competencia y posi­cionamiento que llevarán al entorno a atenderlas y reajustarse. Se tra­ta, pues, del dinamismo de las comunidades cuya existencia se sostie­ne a partir de la retroalimentación de los actores intervinientes.

“...Corazón palpitante que alimenta y que es alimentado”.

CULTURA

Las producciones que generan las actividades de los integrantes de una comunidad muestran la existencia de una serie de pautas y valo­res, compartidos por intereses y necesidades, a través de las cuales se configura la identidad de dicha conglomeración. Siendo las formas de tales producciones aquellas que nos conducen a los rasgos y principios culturales.

La palabra cultura alude al cultivo de la tierra. En este sentido, trata de las propiedades del territorio de pertenencia. De allí que cuando se habla de cultura empresarial se está apelando a las formas, propiedades, principios y códigos en función de los cuales se desenvuelve la empresa. Es la visión, misión y valores de un grupo. Su patrimonio.

El patrimonio cultural ayuda a comprender la “lógica” operativa, simbólica y cognitiva de una agrupación, y permite desentrañar aque­lla que participará en su interrelación con otras comunidades, grupos, competidores, etc.

PRÁCTICAS SOCIALES

Las prácticas sociales son precisamente los mecanismos que in­corporan los grupos para sus producciones. Es, digamos, la forma a través de la cual se estructuran y organizan los valores y principios de reconocimiento, identificación y pertenencia de la comunidad. Inte­gran estas prácticas de usos y costumbres, los ritos, la comunicación (con sus códigos formales e informales), la jerarquización que se le atribuye a cada elemento del patrimonio y el lenguaje.

Al respecto, es importante señalar que las prácticas son “evoluti­vas”, vale decir, que se reconfiguran, ajustan y modifican a lo largo del tiempo y de acuerdo a las experiencias vividas por el grupo.

IDENTIDAD CULTURAL

La identidad cultural es el compendio de valores del patrimonio que los integrantes de la comunidad refuerzan y actualizan mediante sus prácticas sociales. Son las cualidades y prioridades que le asigna a cada elemento de su cultura y a las que se adhiere.

Sintetiza la matriz medular de la cultura y se expresa a través de los usos, creencias, forma de ser y pensar del grupo.

MARKETING

Originalmente el marketing o mercadeo actuaba como un sistema orientado a facilitar el intercambio voluntario de productos o servicios entre los individuos de una sociedad.

Hoy, en cambio, se lo plantea como el gerenciamiento de un com­pendio de actividades a través de las cuales se gestionan los recursos y medios de una organización para anticipar y satisfacer las necesidades, prioridades y los deseos de quienes adquieren nuestros productos y servicios.

Las principales actividades que forman parte de la gestión de mar­keting son el análisis, la planificación, la implementación y el control del marketing mix (producto, precio, promoción y plaza o distribu­ción), mercado (competencia, contexto nacional e internacional, sus aspectos legales, políticos, socio-culturales, económicos y tecnológi­cos) y comportamiento del consumidor. Valiéndose también de herra­mientas muy valiosas como la publicidad, las ventas, las relaciones públicas y la investigación de mercados, que ayudan a extender la profundidad de sus procesos de acción estratégica.

FOCALIZAR

Antes de encaminar el proceso de reconocimiento de los criterios, valores y elementos que tienen relevancia en las prácticas sociales, es necesario definir el segmento de la población sobre el que se va a trabajar y con el cual se interactúa. O sea, identificar el target, “focalizarlo”, para poder optimizar los recursos y etapas de trabajo en “prácticas efectivas”.

OPTIMIZAR

Si bien este término lo hemos mencionado y definido desde diver­sos ángulos a lo largo del libro, conviene detallar en este caso el sentido por el cual “optimizar” opera significativamente en el e-Mar­keting Cultural.

Desde su aplicabilidad como proceso, a la vez, herramienta que media en la eficacia-eficiencia [2] del uso y potencialidad de los recur­sos, la optimización se desarrolla desde el momento mismo en que comienza a conocerse bien el ámbito en el cual se desenvuelve el individuo, y las situaciones en las que se siente más cómodo. Entender el entorno en el que se desenvuelve cotidianamente el segmento focalizado, sus patrones culturales, y cuál es el principio de placer que lo motiva, ayudará a adecuar al máximo la oferta a las variaciones que deberán tenerse en cuenta para que ésta les resulte trascendente. Esto es optimizar en el e-Marketing Cultural (en adelante e-MC).

DIRIGIR LA OFERTA

Es estar en contacto, acercarse, conocer “más” a su comunidad, saber de sus vidas, incluso.

Cuando se personaliza la oferta, una vez insertos en el contexto de la población focalizada, se puede generar con mayor eficiencia un vínculo comunitario que perdure en el tiempo y que resulte convenien­te, tanto para quien realiza la oferta como para quien la recibe.

Es de suma importancia que se busque desarrollar la relación; una vez contactado e identificado el cliente se lo debe seguir, ver cómo evoluciona el mismo, cómo avanza la relación y las prioridades que circundan al individuo (medio sociocultural, económico, político, etc.).

La oferta dirigida desde el marketing cultural implica el mutuo desa­rrollo, se busca el crecimiento económico de ambas partes, el desarrollo humano (socialcultural) y la evolución hacia nuevas oportunidades.

Muchas veces esto significa resignar rentabilidad e ingresos en el corto plazo pero un gran beneficio de largo plazo. Es preferible haber capacitado y asesorado “verdaderamente” a un cliente antes que bus­car sacarle una tajada más.


[1] Pensar y Emprender, un impacto tecnológico en la sociedad y la cultura. Ariel Moncalvo. LER 2007. Pág. 47.
[2] Con la eficacia de la optimización se logra una estrategia eficiente.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a E-Marketing



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Marketing
Marketing o la mercadotecnia (MKT) suele ser un recurso fundamental en la empresa.... [22/10/08]
13.298  
2. Marketing de afiliación
Curso que describe de forma amena, el funcionamiento básico del Marketing de... [30/10/02]
9.404  
3. El plan de Marketing
Curso paso a paso para desarrollar un plan de márketing, aporvechable para... [15/07/05]
15.063  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail