12.170 cursos gratis
8.786.549 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Las drogas en América. Adicciones

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |14 alumnos|Fecha publicaciýn: 03/08/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 3:

 El beber. Droga

Y beber, fue…

Proféticamente, su sucesor James Buchanan, se destacó como beodo, entusiasta y consagrado. Su manera fue especial en que, cuando bebía, lo hacía hasta que no pudiera permanecer de pie sin asistencia.

Buchanan, como los perros dachshund, vivió su vida muy cerca del suelo.

Este presidente, en su gestión, demostró los peligros inseparables que resultan, cuando hombres de gran talento y amplia experiencia, no poseen la flexibilidad para tolerar las demandas de su oficina. Para su partido, los Demócratas, su legado final fue la división fatal que les causara.

Un paréntesis es necesario para hablar aquí, de una deficiencia que en grupos orientales existe, interfiriendo con el metabolismo del alcohol.  La enzima hepática conocida como la deshidrogenasa alcohólica forma parte esencial en la cadena de eventos que culmina en la desintoxicación final de todo alcohol ingerido.  Esta enzima y otra relacionada (la deshidrogenasa aldehído) están, o reducidas, o totalmente ausentes, en algunos orientales, a quienes la ingestión del alcohol causa miserias infinitas. ‘Por eso son tan cortos, para que cuando beban y se caigan, no se den muy duro’, decía un marinero borracho…

Abraham Lincoln, tuvo la experiencia, durante la niñez, de ser testigo de la muerte extemporánea de su madre quien fuera víctima de intoxicación con la datura.  Por esa razón evidente, su consumo de alcohol siempre fue moderado. Sin embargo, en otros. Lincoln condonaba el uso de la bebida. Cuando un Grupo del Comité de la Abstinencia exigiera la dimisión del General Grant por beber demasiado. Lincoln, muy sabedor y satisfecho de las proezas legendarias de Grant en el campo de batalla, preguntó a sus visitantes el nombre de la marca de güisqui que éste favoreciera para así poder enviarles cajas del mismo a todos sus generales, con órdenes de que lo bebieran…

Lincoln murió en el desempeño de sus funciones, víctima de la bala del asesino John Wilkes Booth.  Este presidente, con tendencias melancólicas, se distinguió por su oratoria y por haber sido el arquitecto de la Abolición de la Esclavitud en su país la que no vivió para poder presenciarla.

Los teatros de hostilidades de la Guerra Civil produjeron un demonio insospechado. La adicción a la morfina. La morfina floreció con la introducción de la jeringuilla hipodérmica en el año 1853 por Charles Gabriel Pravaz en Francia. Año, en que el fósforo de seguridad, hizo al cigarrillo, popular.

Otras drogas comenzaban a aparecer en América en los años que siguieran la Guerra Civil. Cocaína pura fue recomendada y usada por William Hammond, Lincoln Cirujano General del Ejército, el uso de la marihuana fue adoptado y el éter hizo su entrada en la escena para utilizarse como anestésico y como droga recreativa.  

El alcohol y su abuso pronto se establecieron como pasatiempo nacional. El Presidente Andrew Johnson, desconocedor manifiesto del significado de la palabra ‘sobriedad’, en una ocasión pronunció un discurso abogando la abstinencia del licor, siendo imposible que se le entendiera tan borracho estaba. Terminó la velada retirándose, ostensiblemente deleitado por su oratoria, pero no lo hizo, sin antes consumir una botella de su güisqui predilecto para poder conciliar el sueño de los justos.  Johnson, precedió a Clinton en el honor cuestionable de ser sometido a Juicio político por el Congreso de su país.

Ulysses S. Grant fue el sucesor de Johnson. Si como soldado, Grant fue un héroe excepcional, como bebedor Grant fue heroico en proporciones épicas.  Pero, Grant desconocía otra palabra: ‘moderación’. Grant fumaba 800 cigarros mensuales.

Como presidente, el General toleraba la corrupción que lo rodeaba con indiferencia absoluta. En caso de que la Justicia enjuiciara a sus compinches, Grant intervendría, como lo hiciera en el asunto de Orville E. Babcock, su secretario personal. Quien, incidentalmente, fue acusado de conspirar en un esquema para defraudar al gobierno de los impuestos del licor.

Uno de sus deseos frustrados, fue la idea de anexar la República Dominicana, para construir bases navales. Idea que el Congreso de su país no aprobara. Proposición ésta, que hoy, muchos viajantes de yola, con destinación a Puerto Rico, aplaudirían.

En sus días postreros Grant sufrió de carcinoma de la garganta requiriendo su adicción iatrogénica a la cocaína y la morfina, en la forma de la invención médica conocida como el Cóctel de Brompton.

Como tributo póstumo al General, en la ciudad de Saint Louis, se puede visitar la renombrada ‘Grant’s Farm’, paraíso de los niños y escape del trajín para los adultos. La cabaña que el general habitara se puede visitar y la propiedad está abierta para todos, cortesía de la cervecería más grande del mundo Anheuser-Busch ¡El vicio al servicio de su pueblo…!

Aunque no haya razón aparente para que así fuera, la efigie de este Presidente hoy puede verse en el billete de cincuenta dólares.

Rutheford B. Hayes y su esposa Lucy (la primera, Primera Dama, graduada universitaria) mantuvieron una Casa Blanca libre de licores y afirmaron su soporte del movimiento de la abstinencia total. Esta actitud le ganó a las fiestas de Lucy el remoquete desdeñoso de: ‘Las limonadas de Lucy.’

El Presidente Chester Arthur, sucesor por asesinato a su predecesor. Restauró, con fervor inusitado, la costumbre de beber en la Casa Blanca, la que remodelara para introducir una cava atiborrada de vinos. Pronto Tiffany, su esposa, y el nuevo Presidente eran huéspedes célebres de banquetes opíparos. Repletos de manjares epicúreos, vinos importados, postres dulcísimos y de cordiales. Arthur, sin dilación alguna, engordó hasta llegar a la obesidad. Padeciendo de indigestión crónica, de los cálculos biliares y de la nefritis. La miseria constante en que viviera le impedía dormir, dependiendo en el suministro de narcóticos, recetados por sus médicos, los que necesitaría hasta el día de su muerte.

Capýtulo anterior - Vueltas del destino

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Las drogas en América. Adicciones



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Adicciones. Psicoterapia
Muchas familias sufren por que alguna persona que forma parte de esta tiene una... [01/08/11]
14  
2. Psicoterapia. Adicciones
En el curso que tenemos preparado para ti vamos hablar de un tema importante que... [11/08/11]
30  
3. Detectar el uso de drogas en los hijos
Un gran error que cometen las personas es pensar que jamás sufrirán el problema de... [11/11/11]
31  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail