12.176 cursos gratis
8.741.921 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Las drogas y las adicciones. Poderosas

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |27 alumnos|Fecha publicaciýn: 26/08/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 3:

 Uso de las drogas. Efectos

El folklore y los cuentos de hadas, que nos recuerdan de lo que nos inquieta y en lo que pensamos, hacen uso frecuente de la metáfora para, como se lee en la Biblia, ilustrar el efecto social del uso de las drogas o para iluminarnos acerca de sus efectos.

Dorothy, la heroína del Mago de Oz, mientras cruza los campos de adormidera, se tambalea y duerme, siguiendo el ejemplo de muchos otros animales que lo hacen en búsqueda del aturdimiento soporífico. Nosotros sabemos, lo que Dorothy no supiera, que Morfeo es el dios griego de dormir y de los sueños y que ‘morfina’ es el nombre que le damos a un derivado del opio, proveniente de la adormidera donde ella yaciera letárgica.

Los incas, súbditos del Imperio andino Tiahuanaco, adyacente al Lago Titicaca, descubrieron el uso de la coca; la que era conocida por unos 5,000 años antes de la llegada de Cristo el Redentor.

¿Cómo fue que el inca descubrió la coca y sus usos? Aparentemente, dotado de inteligencia inquisitiva y curiosidad infinita, nuestro antepasado observó manadas de llamas forrajeando entre las hojas del arbusto de la coca, seguido, luego de ingerirlas, por ciertos arrebatos juguetones y retozones, producto del consumo de las mismas hojuelas. El ser humano, imitándolas, logró a su vez el mismo embeleso, recibiendo una sorpresa de proporciones inimaginables.

Muy pronto, los incas que aprendieron el uso de esa planta, la domesticarían para su empleo, y la seguirían cultivando, mientras que exploraban las características de otras floras indígenas por sus posibilidades de alterar la mente. No podrían jamás abandonar su uso, porque la cocaína en sus efectos crea un fuego en el cerebro de naturalezas químicas y eléctricas. Las investigaciones recientes sugieren que esta acción ocurre en la parte anterior del encéfalo, donde el alcaloide prolonga la acción del neurotransmisor la dopamina, estimulando circuitos que provocan euforia. También la cocaína incrementa los efectos neurotransmisores de la epinefrina, excitando asimismo las actividades del sistema nervioso simpático.

El Jardín del Edén

Hagamos una visita breve al Jardín del Edén, donde presumiblemente creciera la manzana espinosa, o la datura; planta ubicua en su distribución natural, la que tal vez fuera candidata a ser la fruta del Árbol del Conocimiento, responsable por la caída de nuestros padres originarios, Adán y Eva. La datura y sus plantas relacionadas pertenecen a la familia de las solanáceas. Arbustos que poseen propiedades tóxicas y euforizantes. Muchas de los alcaloides presentes en ellas, producen trances que nos ilusionan creyendo que hemos ascendido a regiones etéreas, pletóricas de imágenes fantasmagóricas e increíbles ficciones delusorias de nuestro estado alucinado.

Pero, la datura es solo una de entre las muchas plantas que nos suministran una provisión inexhaustible de hojas, raíces, tubérculos y otros derivados que usamos como inhalaciones, comidas, bebidas y que aún inyectamos en nuestras venas para lograr la bendición de sus efectos a veces letales.

Las drogas forman parte inextricable de nuestra historia. Desde el comienzo del período Cretáceo, esa historia está repleta de manifestaciones, dejadas por nuestros antepasados en el récord paleontológico, estableciendo con firmeza nuestra inclinación al uso de las mismas.

Indudablemente, que los efectos, en nuestras mentes, de los alcaloides vegetales; armamentos naturales de las plantas, y las resultantes actividades peculiares que exhibiéramos, las hicieron candidatas para ser consideradas como elementos demoníacos y de nuestra posesión maléfica, en sus efectos extraños, bajo el hechizo de espíritus siniestros, brujas o hechiceros.

Pero, no todas las drogas adictivas nos afectan de manera drástica, haciéndonos considerar las más ‘inocentes’ como si éstas no fueran ‘drogas’ en el sentido estricto de la palabra. Entre estas califican el café, el té, el tabaco, el alcohol, el azúcar, el chocolate, la nicotina y todas las que usamos como drogas lícitas.

Debemos de hacer una pausa. El tiempo del receso llegará muy pronto.

De todos estos asuntos seguiremos hablando en lecciones venideras.

Pero, antes de concluir esta disertación, digamos algo acerca del poder terapéutico de los grupos.

El tratamiento de las enfermedades del comer y el de los trastornos afectivos han sido sistemáticamente estudiados en lo relacionado a sus respuestas a métodos de terapia que usan grupos de soporte mutuo como instrumento principal.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Las drogas y las adicciones. Poderosas



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Psicología de las adicciones
No todas las adicciones son iguales. De hecho, existen importantes diferencias... [23/03/06]
6.763  
2. Droga y adicciones
Adicción son los mecanismos que afectan la salud física , mental y emocional de... [27/10/10]
297  
3. Las adicciones y las mini adicciones
En este curso te hablamos sobre las adicciones y mini adicciones siendo causadas... [28/07/11]
24  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail