12.212 cursos gratis
8.342.883 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Disfunción de la atención en niños y adolescentes

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opinión) |1555 alumnos|Fecha publicación: 27/08/2010

Capítulo 2:

 Tipos de atención

Existen dos dimensiones básicas de atención en función del carácter intensivo o selectivo de ésta (Davies, Jones y Taylor, 1984; Parasuraman y Davies, 1984) y que dan lugar a diferentes tipos de atención: la dimensión selectiva a las dos modalidades de atención selectiva o focalizada y atención dividida; y la dimensión intensiva a la atención sostenida o vigilancia.

La atención selectiva o focalizada es la capacidad para atender a uno o dos estímulos relevantes sin confundirse ante el resto de estímulos que actúan como distractores (Russell, 1975; Johnston y Dark, 1986; van Zomeren, Brower, 1992). Responde a la siguiente pregunta: ¿Cómo podemos centrar nuestra atención en un único estímulo, dada la gran cantidad de información que recibimos al mismo tiempo? Este concepto conlleva entender la atención como un mecanismo de capacidad limitada, siendo su función la de asegurar un adecuado procesamiento perceptual del flujo sensorial de los mensajes. También tiene como función asegurar la ejecución adecuada de la acción más importante.

En la atención selectiva se investiga fundamentalmente el procesamiento diferencial de clases distintas de información, simultánea normalmente. Aunque el origen de la información puede ser interno (memoria) o externo (ambiente), el campo de la atención selectiva se ha centrado tradicionalmente en las fuentes externas (Johnston y Dark, 1986).

En ocasiones se ha matizado una diferenciación entre atención focalizada y atención selectiva considerando la primera como la capacidad para responder a los estímulos, y la segunda como la capacidad para mantenerse ajeno a los distractores (Sohlberg y Mateer, 1989; Junqué, Bruna y Mataró, 1998).

Cuando un sujeto se orienta hacia los aspectos irrelevantes del entorno nos referimos a su actitud como ausencia de concentración o distracción.

La atención dividida es la capacidad para responder, al menos, a dos tareas al mismo tiempo (Kahneman, 1973; Navon y Gopher, 1979; Navon, 1985). El énfasis en los estudios de este tipo de atención no recae en el procesamiento de la información -qué es lo seleccionado- sino en los recursos de que se dispone para poder ser repartidos de modo eficiente en las tareas a realizar. Esta segunda cuestión es justamente la opuesta, ¿cómo es que podemos hacer dos cosas, o más, al mismo tiempo? ¿En qué circunstancias podemos hacer más de una cosa al mismo tiempo? ¿Cómo se ve perjudicada nuestra ejecución por el hecho de hacer más de una cosa al mismo tiempo?

La atención dividida está dirigida fundamentalmente al estudio de los déficits como consecuencia de la presentación simultánea de información o de la realización concurrente de varias actividades. Desde un punto de vista teórico, el enfoque es de capacidad o de recursos (Duncan, 1980), de conseguir los procesos o mecanismos que optimizarían el procesamiento o la ejecución concurrente.

La atención sostenida (Parasuraman, 1984) consiste en la habilidad de mantener la atención y permanecer en estado de vigilancia durante un periodo determinado de tiempo a pesar de la frustración y el aburrimiento. En este sentido, la atención sostenida es necesaria cuando un niño o niña debe trabajar en una misma tarea durante un intervalo tiempo determinado.

Adicionalmente encontramos en la literatura (Sohlberg y Mateer, 1989; Posner, 1992) el concepto de atención alternante, entendida ésta como la capacidad que permite al sujeto cambiar el foco atencional de una tarea a otra.

Principales tipos de atención

Gráfico 1. Principales tipos de Atención

De acuerdo con lo expuesto hasta el momento, cuando pedimos a un niño o a una niña que presten atención a alguna tarea, le estamos pidiendo que:

a) responda a unos estímulos determinados a la vez que debe ignorar otros menos relevantes (atención selectiva);

 b) respondiendo a diferentes tareas que se le presentan de forma simultánea, intentando que todas éstas funcionen obteniendo un rendimiento óptimo (atención dividida); y

c) que la concentración en las tareas que realiza persista el tiempo suficiente como para conseguir de forma eficiente el objetivo propuesto (atención sostenida).

Así, su capacidad de atención dependerá del correcto funcionamiento de cada una de estas áreas, y cualquier disfunción en estos sistemas evidenciará la presencia de un déficit de atención dificultándoles el atender a actividades u objetos por periodos de tiempos determinados. De esta forma, su atención divaga rápidamente de una cosa a otra, acompañados estos cambios de foco atencional, por fallos en la captación o percepción de detalles, pudiendo perderse aspectos sutiles de diferentes situaciones o contextos.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Disfunción de la atención en niños y adolescentes


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Trastorno: déficit de atención con hiperactividad en niños y adolescentes
Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) en niños y adolescentes... [24/03/10]
1.693  
2. Análisis grafológico en niños y adolescentes
La manera más idónea de conocer a un individuo es a través de sus expresiones. Este... [29/05/08]
26.671  
3. Ansiedad. Trastorno en niños y adolescentes
La ansiedad es uno de los trastornos (psicopatología) más comunes en niños y... [26/03/10]
1.557  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te gustaría visitar más cursos gratis de Psicología?