12.185 cursos gratis
8.725.686 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 2:

 Nutrición en el anciano - Ingesta de nutrientes


La ingesta de macronutrientes que no es distinta sustancialmente del adulto más joven salvo en algunos detalles debe ser la siguiente:

Carbohidratos: 50-60% del total, evitando que los simples superen el 10% del total. ¡Hay que evitar los dulces, que les gustan mucho!

Grasas: No pasar del 30% y cuidado con las saturadas que tienden a pasarse con ellas. También se debe evitar que tomen mucho colesterol. El reparto de 10-10-10 % de cada tipo de grasa sería el correcto.

Proteínas: Lo correcto sería del 10 al 15% pero como suelen comer poco, este macronutriente es uno de los más castigados en las dietas pobres del anciano, de ahí que se aconseje reforzar la dieta con un vaso de leche (puede ser descremada por la grasa) e incluso que por más sencilla ingestión que se cambien carne o pescado por otros de más fácil preparación como huevos, queso...

Fibra dietética: de 25 a 30 gramos por día en forma de legumbres, verduras, frutas.... o al menos de cereales enriquecidos que les suelen gustar mucho.

Sal: No deben tomar más de 3 gramos al día y aquí hay que vigilarles porque como han perdido gusto tienden a preparar comidas " sabrosas" añadiendo más sal de la conveniente.

Vitaminas y minerales: las necesidades son como las personas adultas más jóvenes, lo que sucede es que al no alimentarse a veces bien, aparecen manifestaciones clínicas o subclínicas de deficiencias, con lo que si vemos que comen poco se les puede dar algún complejo. Debido a la frecuencia de osteoporosis en la edad geriátrica se recomienda que la ingesta de calcio sea superior a los valores que se consideran normales, sobretodo en mujeres (alrededor de 1500 miligramos/día, el doble que en condiciones de edad más temprana) y sin embargo las necesidades de hierro son menores al no existir pérdidas mensuales.

Agua: la importancia del agua aumenta con la edad. Es necesaria para evitar la deshidratación, y además se puede aliviar el estreñimiento que en estas edades también aparece frecuentemente. Las recomendaciones generales son las de tomar 1,5 litros al día, además de la contenida en los alimentos. Puede ser en forma pura o en forma de bebidas atractivas como caldos, zumos, sopas, etc. Café y té pueden tomarse con moderación y el alcohol debe limitarse a las cantidades que siempre recomendamos de un vasito de vino en cada comida.

Además se debe llevar una vida ordenada con ejercicio físico (pasear una hora al día), no fumar y procurar evitar las preocupaciones.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Dietas para controlar trastornos vitales (Primera parte)


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Dietas para controlar determinados trastornos (II parte)
Un curso que te ayudará a controlar mejor esas subidas de tensión o la aparición de... [26/03/04]
10.076  
2. La religión de Dios (Primera parte)
Este es un curso en el que, a través de un análisis comparativo de las religiones,... [25/07/08]
880  
3. Iniciación a la lengua Ido - Primera parte
La lengua Ido, al igual que el Esperanto, surgió como idea de una lengua... [01/08/03]
20.455  

Capítulos del curso


¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Quieres recibir más cursos de Cocina? ¡Son gratis!