12.176 cursos gratis
8.740.863 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Diario de Crecimiento Emocional

Autor: Juan Carlos Medina Velandia
Curso:
9,20/10 (223 opiniones) |11093 alumnos|Fecha publicación: 10/09/2004
Envía un mensaje al autor

Capítulo 9:

 Día 8: La Experimentación

El "Cómo" es fundamental para que el "Qué" se obtenga de manera exitosa. Es una invitación a experimentar las emociones, para ponerle el color a la vida, y hacernos sentir más lejos, profundo y rápido. Son el estímulo y recompensa merecida, el anhelo y fin de nuestras vidas.

Todos estamos ávidos de estímulos emocionales, a veces hasta tal punto, que somos capaces de hacer cualquier cosa para obtenerlos. No estamos hablando de las acciones que realizarían las personas desequilibradas, en donde podrían llegar hasta la agresión física y sicológica. Estamos refiriéndonos a la persistencia y recursividad a la que se puede llegar, para poder obtener el amor, la fama, el placer o la felicidad. Desde que nacemos solemos utilizar estrategias emocionales para convencer a nuestros papás y así obtener lo que deseamos, tal vez una caricia, una palabra de amor o hasta una lágrima de cocodrilo. En el trabajo, podemos utilizar la adulación, el apoyo, las alianzas y la amistad para lograr el reconocimiento. En la vida pagamos por obtener emociones, ir al cine o teatro, asistir a una fiesta, disfrutar en un parque de diversiones, deleitarnos con una buena comida o regocijarnos con el romanticismo. Se podría decir, que todo producto o servicio lleva implícitas una o varias emociones, para satisfacer nuestras necesidades y hacernos felices. El chocolate nos alegra el rato, un carro deportivo saca nuestro orgullo a flote, un limón o una cebolla nos hace llorar hasta el cansancio, un computador revitaliza nuestro poder, una cama nos relaja y abastece de placer, una raqueta y una bola desahogan nuestra rabia, un pequeño animal recién nacido nos despierta la ternura, un hospital nos genera angustia, y así sucesivamente. ¿En donde se origina ese especial atractivo por las emociones? Supongamos, solo por un momento una escena sin emociones: "Era un día 5 de abril, cuando nació el bebé. Una vez revisado su estado de salud, se vistió con la ropa previamente preparada, se le dio su primera comida y se partió para la casa. A partir de aquél día nunca ha parado de crecer, tanto intelectual como físicamente. Hoy cuenta con 23 años y mañana cumple un año más". Ahora, comparemos con el siguiente texto vivo y rebosante de emociones: "Era una tarde de verano, calurosa pero fresca, pareciera como si la naturaleza se hubiera vestido con su mejor traje para festejar la llegada de nuestro primer hijo. Pueden ustedes imaginarse nuestra inmensa felicidad. Aquél 5 de abril nunca lo olvidaremos, por el regocijo y abundancia que irradió por todo el lugar. Cuando nació, no lloró instantáneamente como lo hacen todos, en vez de ello, nos miró con tal ternura que nuestros ojos se humedecieron de felicidad. Le pusimos su traje más delicado y blanco, que con cuidado y esmero le había tejido su abuela materna. Su madre le brindó su primera comida y se fundieron en esos momentos en un solo cuerpo. Nos hubiéramos quedado todo el día contemplado tal hermosura, si no es porque la enfermera de manera prudente nos insinuó que ya era hora de partir....". Sin duda sentimos y verificamos de viva voz, como sería nuestra vida sin emociones, similar a cuando la televisión era en blanco y negro. Las emociones le ponen color a la vida y por ello no debemos perder oportunidad de experimentarlas, de manera responsable pero a su máxima dimensión. Las emociones son una fuente de motivación emocional. Es la capacidad para enviar energía en una dirección específica con un propósito específico. Significa usar nuestro sistema emocional para catalizar todo el sistema y mantenerlo en funcionamiento. `Estar motivado es sacar lo que está adentro´, dice el famoso autor Zig Ziglar, uno de los mejores motivadores del mundo. Las personas motivadas tienen empuje, dirección y resolución. Una motivación vale por diez amenazas, dos presiones y seis memorandos. La base de toda motivación es, el deseo. Y la obtención de lo que se desea es, para la mayoría de las personas, un sinónimo de felicidad. Si no existieran estímulos emocionales y recompensas por obtener y lograr las cosas, nos daría lo mismo hacerlas o no. La diferencia está en esa motivación interna que nace por el deseo y apetencia de obtener algo a cambio. Aún las personas más altruistas obtienen recompensas, tal vez una sonrisa, la felicidad del deber cumplido o poder ayudar a los demás, son posibles retribuciones bastante atractivas para muchos. Cuando compramos e ingerimos la comida, no solo nos impulsan instintos animales de supervivencia, también nos atrae el placer obtenido con las diferentes texturas y degustaciones alimenticias. En caso contrario, nos daría lo mismo comernos un pollo a la brasa o una pastilla en donde se integraran las mismas proteínas y vitaminas requeridas por nuestro cuerpo, Por ello, se dice que la comida entra por los sentidos y lo disfrutamos, no es una simple actividad protocolaria. Lo mismo podríamos decir, de actividades tan rutinarias como el baño o la limpieza, el transporte y el mismo trabajo. En donde no es solo importante el "Qué se hace" sino el "Cómo se hace". Esta diferencia se percibe por los sentidos y se traduce en emociones y sentimientos. Si nos referimos a las personas que les encanta los deportes extremos, como el automovilismo o el parapente, el protagonismo de las emociones es aún más evidente. La gente los practica por que sienten su adrenalina al máximo y no les preocupa si su vida corre peligro con tal de sentir las emociones al extremo. La emoción es la forma de estar implicados en las situaciones y una forma de estar del cuerpo: en tensión cuando se trata de agredir o huir, en apático relax cuando estamos tristes, en excitación cuando estamos alegres o amamos. Es la diferencia entre ser espectadores o ser protagonistas, la diferencia entre estar dormidos o despiertos. Si verdaderamente queremos participar e involucrarnos con las cosas, las emociones deben participar en ese fin. Existen diferentes grados de intensidad de las emociones, el objetivo es lograr sentir más lejos, más profundo y más rápidamente. Aunque los sentidos son fundamentales para percibir y acceder la información, su desarrollo todavía es incipiente. No nos referimos solamente a los sentidos tradicionales, como la visión o el olfato, sino a los sentidos internos como la intuición. En el pasado, se pensaba que desarrollar el poder de la intuición era cosa de locos y verdadera brujería. Hoy en día es indispensable acudir a la intuición como apoyo para nuestro desenvolvimiento en nuestra vida diaria. No siempre se puede ver lo que existe detrás de las cosas y con frecuencia se esconde la información y se disfraza. ¿Qué hacer? Acudir a la Intuición para revelar los secretos y las verdades. Según O´Dooley, las 10 cualidades más destacadas de un Ganador son: (1) Actitud positiva, (2) Entusiasmo, (3) Determinación, (4) Motivación, (5) Confianza, (6) Optimismo, (7) Dedicación, (8) Alegría, (9) Capacidad de escucha, (10) Paciencia. Observe que ninguna de estas cualidades está relacionada con la capacidad física o mental. Esto indica que cualquier persona en el mundo puede ser un ganador, puesto que ganar depende más de la actitud que de la aptitud. La persona determina si será un ganador o no en su vida, a menudo independientemente de sus habilidades innatas. La Actitud se relaciona directamente con las emociones, con las ganas y el deseo de participar e involucrarnos en las actividades. No esperes el momento oportuno: créalo. No pierdas nunca un minuto de tu tiempo, concentra tu energía en un solo e inmutable fin. No desperdicies el tiempo en vanas dudas ni pienses en muchas cosas, sino en una sola y con obstinación. No dilapides tu tiempo en sueños sobre el pasado o el futuro; presta atención, en cambio, para aprovechar el momento presente. Ten siempre buen humor y acostúmbrate a encontrar alegre la existencia. El más elevado talento no vale tanto como el tacto y el sentido común. En la carrera de la vida, sólo el sentido común puede facilitar la entrada en la pista. Respétate y ten confianza en ti; es el mejor medio de inspirarla a los demás. "¡Trabaja o muere!": éste es el lema de la naturaleza. Si dejas de trabajar, mueres intelectual, moral y físicamente. Ten carácter; del carácter viene el éxito. Sé amante de la exactitud: veinte cosas a medio hacer no valen tanto como una bien hecha. Tu vida será lo que hagas de ella. El mundo nos devuelve lo que le damos. Aprendamos a obtener provecho de nuestros fracasos. Asegúrate salud sólida y larga vida. Orison Swett Marden. La Inteligencia Emocional es fundamental para nuestro bienestar psicológico y físico, base para el desarrollo armónico y equilibrado de nuestra personalidad. La buena salud física se logra, moderando o eliminando patrones y/o hábitos psicosomáticos dañinos o destructivos, y previniendo enfermedades producidas por desequilibrios emocionales permanentes (angustia, miedo, ansiedad, ira, irritabilidad, etc.). ¿Cómo se logra? Mediante la expresión equilibrada de nuestras emociones, para que se canalicen en actividades creativas y positivas. De lo contrario, nos hacemos daño. Igualmente, el ejercicio físico puede romper las barreras emocionales y volvernos personas más abiertas emocionalmente. Las personas que expresan sus emociones, así sean negativas, gozan de mejor salud física y mental, que aquellas que no lo hacen. Un hombre es feliz cuando desea serlo y nadie puede pararlo. Existe de igual manera, una fuerte correlación entre las expresiones físicas y nuestro estado emocional. Si sonreímos, nos predisponemos a sentir felicidad. Es un error pensar que solo nuestros pensamientos causan respuesta en nuestro cuerpo, ya que nuestro cuerpo también puede generar sentimientos. Este Octavo día me invita a experimentar con las diferentes emociones, aún con las denominadas "negativas". Debemos hacerlo por salud física y mental, así como por satisfacción y placer. Muchas de nuestras actividades giran alrededor de las emociones, las cuales buscamos con afán ya sea de manera conciente o inconciente, en algunas oportunidades para nuestro entretenimiento y diversión, y en otras como prerrequisito de nuestro trabajo y actividades diarias. Las relaciones están teñidas e influenciadas por las emociones, igual que la mayoría de las actividades.

 

Espacio Individual de Reflexión:

¿Qué aplica para mi vida?
¿Qué puedo Mejorar?
¿Qué información destaco?
¿Por donde voy a empezar?
¿En qué aspectos voy a trabajar?

 

Preguntas de chequeo:

¿Qué emociones le interesa sentir y experimentar? Explique tres de ellas e identifique los eventos y actividades en donde las puede encontrar.
¿Recuerda algún episodio familiar y laboral en donde haya utilizado las emociones para seducir y convencer? No tenga en cuenta las relaciones amorosas.
¿Qué Productos compra regularmente? Identifica las emociones que le transmite cada uno de ellos. A igualdad de precio y funcionalidad, ¿Cuál es el factor principal para seleccionar uno u otro producto?
¿Cómo sería nuestra vida sin Emociones? Explique.
¿Cómo funcionan las Emociones en la Motivación? De tres ejemplos personales.
¿Cómo entran las Emociones en las actividades diarias? Revise sus actividades diarias e identifique las emociones.
¿Cuál es el atractivo de un deporte extremo? ¿Le gustaría practicar alguno?
¿Cuáles son los objetivos emocionales de toda persona? Y ¿Los suyos?
¿Cuáles son las Cualidades de Ganador de O´Dooley? Ordénelas según su caso particular.
Seleccione tres frases de Orison Swett Marden, que le atraigan más. ¿Cuál es su aplicación?
¿Qué beneficios aporta el Ejercicio Físico? Defina su rutina diaria y aplíquela.

 

Lectura 1

Toma la Alegría en serio. ¿Estás dispuesto a sonreírte, a reír un poco?
No precisamente porque lo que venga sea cómico. De hecho, es más bien serio. Para esto, te invito a jugar el siguiente juego: Cada vez que te encuentres con este símbolo :-) a lo largo del presente artículo ¡sonríe!, en la jerga de la Internet, esa combinación de dos puntos, guión y paréntesis se conoce como un emoticon y simboliza una sonrisa. Te explico por qué me surge tal atrevimiento.
Hace unos años, en la Universidad de California en Los Ángeles, EE.UU., el Dr. Lee Berk hizo un experimento en una clínica psiquiátrica en el cual tomaron a un grupo de maníaco depresivos, personas que tenían estados de depresión continua, y las invitaron a hacer un simple cambio en su deambular diario. Se colocó espejos en las áreas comunes de la clínica y se les indicó a estos individuos la siguiente instrucción: "Cada vez que te veas en un espejo, cada vez que observes tu reflejo, sonríe sin importar si te sientes como para hacerlo o no". Debían tan sólo mover los músculos faciales como para generar una expresión en el rostro que se viera como una sonrisa. Al hacerle seguimiento al grupo a lo largo de varias semanas, los resultados observados fueron increíbles. Estas personas, con tan sólo sonreír, comenzaron a emerger de sus estados depresivos. ¡Sin Prozac! :-) ¿Cómo fue esto posible? Los músculos de tu rostro modifican el flujo sanguíneo que llega a tu cerebro, especialmente a los lóbulos centrales. Si tu cara está trancada y tensa, el flujo de oxígeno y sangre se ve reducido. Cuando sonríes y movilizas tu rostro, aumentas la irrigación de las zonas frontales. Además de sentirte más alerta, esto hace que se estimule la producción de endorfinas esas sustancias químicas auto-segregadas que inducen sensaciones placenteras. Este experimento es un simple pero poderoso ejemplo de cómo, a través de cambios en tu fisiología --tu expresión, tu postura corporal, la tensión o relajación de tus músculos, tu velocidad de movimiento, tu bioquímica-- puedes inducir modificaciones en tus pensamientos y emociones. Muestra, además, cómo las sonrisas son definitivamente un antídoto placentero y gratuito para la depresión y otros estados anímicos de baja energía. ¿Haz visto las caritas felices? Es ese símbolo que tiene un círculo usualmente amarillo con dos grandes puntos negros y un gran trazo que esboza una sonrisa. :-) Resulta que a mi hija Maya, de casi tres años, le fascinan las calcomanías. Tiene prácticamente una fijación con ellas. Mi esposa Carol tiene unas de colores, del tamaño de la punta de tu dedo, con caritas felices. Maya las pide a cada rato con su lenguaje particular, "camoninas", para proceder a pegarlas por toda la casa. Las hay por todos lados: en sillas, en mi escritorio, en los marcos de las puertas. A veces se las pega en sus manos o viene y me pone unas en mi ropa o rostro. Te digo ¡hay circulitos de éstos por todos lados! :-) Encontrándome rodeado por estas camoninas, se me ocurrió lo siguiente: aplicar el mismo ejercicio que practicaron los pacientes maníaco depresivos. No era que yo estuviera deprimido ni mucho menos, pero ya que mi casa está repleta de puntitos de colores con divertidas expresiones faciales, decidí experimentar. Cada vez que me encuentro con una de esas camoninas ¡sonrío! :-) Independientemente de cómo me esté sintiendo y de qué estoy pensando y haciendo en ese momento... ¡Sonrío! :-) Movilizo mi rostro y genero una expresión alegre. El resultado ha sido bien placentero y divertido. Pruébalo tú. ¡Ahora! :-) Verás, al sonreír, te sientes mejor, tu energía se incrementa y tu cerebro es estimulado. Esto dispara una cadena de cambios que se reflejan en tus pensamientos y emociones. Si comienzas a hacer cambios en tu rostro, esto influye sobre lo que piensas lo cual, a su vez, modifica tu sentir. Es muy difícil mantenerte pensando en lo negativo si tienes una tremenda sonrisa en tu rostro. De hecho, en este momento, coloca la sonrisa más estúpida que puedas generar :-). Muestra tus dientes... expande tu boca y sube tus labios... extiende tus mejillas... abre tus ojos. ¡Genera una gran sonrisa! :-) Instantáneamente vas a experimentar un cambio; te van a comenzar a surgir nuevos pensamientos --sé que corro el riesgo de que pienses que "esto es una ridiculez, una estupidez", pero está bien; si es así, has probado mi punto: cambias tu rostro y tu pensamiento se ve modificado. :-) ¿Qué tal si decides emplear en tu casa, en tu oficina, en tu ambiente cotidiano, algún elemento que te sirva de disparador de sonrisas? En mi caso son las camoninas; tú puedes elegir espejos, fotos, afiches o cualquier otro elemento que te recuerde sonreír, independientemente de si te provoca o no. Hay personas que cantan porque son felices. Hay otras que son felices porque cantan. Así que decide cantar, decide sonreír, para sentirte mejor. :-). No esperes sentirte mejor para sonreír. Emplea tu rostro como una herramienta para inducir y aumentar tu bienestar. Sucede que en nuestro día a día, estamos siendo constantemente bombardeados por estímulos de carga negativa: prensa, noticias, rumores, incertidumbre. No tienes que hacer ningún esfuerzo para que esto te afecte; al contrario, necesitas hacer un esfuerzo para cuidar lo que dejas entrar a tu mente. Tú puedes hacer una elección consciente, un ejercicio proactivo, para diseñar estímulos en tu ambiente que te recuerden cosas tan sencillas pero importantes y emocionalmente nutritivas como el sonreír. Las cosas simples, realizadas de manera consistente, usualmente producen efectos extraordinarios. Ese fue el poder que se evidenció en el experimento de la clínica. Así que diseña tus propios disparadores positivos. Elige cualquier cosa: un elemento gráfico, una foto, un espejo, el protector de pantalla en tu computadora, algo que escribas en tu agenda y lo veas varias veces al día. Sea lo que sea, la idea es que te recuerde sonreír con frecuencia :-). No importa si lo sientes o no. Esto te ayudará a estimular y mantener una bioquímica cerebral que te conducirá a un mayor bienestar, claridad mental, capacidad para superar tus retos y energía positiva para aprovechar tus oportunidades. Un tip adicional: esta estrategia puedes emplearla no sólo para estimular la alegría en ti; puedes también emplearla para ayudarte a conectarte con cualquier tipo de recuerdo o pensamiento positivo que te de fuerzas y eleve tu energía. Según algunos psicólogos, la cuota mínima de abrazos que un ser humano requiere para mantener su bienestar y su "tanque" de cariño lleno, es de 12 al día. Yo me atrevo a decir que, por lo menos, necesitamos sonreír cotidianamente el triple de esa cantidad para mantenernos positivos, productivos y felices. Por lo tanto... ¡asegúrate de llenar tu "tanque" de sonrisas! :-) Leopoldo Alcalá. Autor y Conferencista Internacional.

 

Grado de Conciencia de las Emociones:

¿Le es Fácil Distinguir Cómo se Sienten los Demás?
(4) Si (3) A Veces (2) Muy Poco (1) No ¿Se Expresa con la Cara, Gestos, Postura?
(4) Si (3) A Veces (2) Muy Poco (1) No ¿Respeta a los Demás, sus Pensamientos, Deseos, Emociones?
(4) Si (3) A Veces (2) Muy Poco (1) No ¿Deja ver la Felicidad o Tristeza, cuando lo Sea?
(4) Si (3) A Veces (2) Muy Poco (1) No ¿Desarrolla formas de Demostrar sus Emociones?
(4) Si (3) Algo (2) Poco (1) No

 

Tips Prácticos (Guía de Iniciación)

El Acondicionamiento para Ganar, es el Refuerzo Positivo, en todas las formas. Recoja Información y Responda Mejor.
Tipos de Clientes según sus Emociones: Ideal (Gente genuinamente feliz), Máscara (Bien por fuera pero naufraga por dentro), Fraude (Apariencia), Sensible (Positiva y Generosa pero sensible a la crítica), Tímida (Buena persona pero con dificultad para las Relaciones).
El Tacto, el Gusto y el Olfato son Sentidos que actúan en proximidad, La Vista y el Oído pueden recibir información a distancia.
La Sonrisa es una Bienvenida Universal.

 

Lectura 2

Un Objetivo Bien Definido es el Primer Paso para Lograrlo: (NotiNova) El mes que viene voy a estudiar italiano; En este mes voy a rebajar; Tengo que empezar a ahorrar; Necesito cambiar el carro. Todas estas son frases que alguna vez hemos pronunciado, llenos de entusiasmo y de buenos deseos. Pero, ¿llegamos siquiera a terminar el primer curso de Italiano? ¿Cuantas libras pudimos rebajar, y cuanto tiempo nos tomo? ¿Pudimos vernos con unos ahorros considerables? Parecería ser que tenemos una facilidad increíble para proponernos cosas, aunque cumplirlas es otra historia. En el ámbito de las organizaciones el asunto no es diferente: Tenemos que incrementar las ventas; Es preciso que bajemos los costos; Quiero conseguir este cliente; El clima laboral debe mejorar. Pero, ¿estamos haciendo lo que tenemos que hacer para que esto se logre? Si no logramos poner nuestras metas en términos claros y precisos, que nos permitan darles seguimiento, estamos cayendo en el círculo vicioso de proponer - incumplir - proponer. Nos desilusionamos, nos frustramos, nos decepcionamos y, lo peor, no logramos lo que nos propusimos. ¿Dónde esta el problema? ¿Que es lo que hacemos mal? ¿Que nos falta? Nos faltan objetivos SMART (inteligentes). Un objetivo SMART (por sus siglas en ingles) es: Específico, claro y preciso. Motivarte, mueve a la acción. Alcanzable, de acuerdo a los recursos disponibles. Relevante, importante, para todos los involucrados. Definido en el Tiempo, y rastreable.

Un objetivo SMART puede hacer la diferencia entre lo que decimos que vamos a hacer y lo que realmente logramos. ¿Parece complejo? Es posible que al principio nos resulte un tanto difícil, pero la práctica nos va haciendo expertos en esto de definir objetivos SMART. Podemos empezar por tratar de responder estas preguntas:

¿Que es lo que vamos a lograr? Aquí debemos ser específicos y precisos, de manera que quede claro exactamente cual es el resultado final esperado. ¿Quién o quienes lo van a lograr? Saber que tiene que hacer cada cual para que el objetivo se logre, desde el responsable principal hasta todos los involucrados. ¿Cuándo o para cuando lo vamos a lograr? Un límite de tiempo definido. ¿Cómo sabemos que se logró? Las mediciones o indicadores que nos van a mostrar que ya alcanzamos el objetivo. ¿Dónde estamos hoy con relación a la meta? Qué tan lejos estamos de llegar al resultado deseado, es decir, una fotografía de la realidad actual. ¿Cuales son los pasos para lograrlo? Las acciones que nos llevaran, paso a paso, a alcanzar el objetivo. ¿Cómo sabemos que los pasos para lograrlo se están dando? Las mediciones e indicadores que utilizaremos para dar seguimiento a las acciones que se van tomando y al avance en pos del objetivo.

 

 

 

Capítulo anterior - Día 7: La Expresión

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Diario de Crecimiento Emocional



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Inteligencia Emocional Aplicada
EFT (Emotional Freedom Techniques) o Técnicas de Liberación Emocional es un sistema... [29/11/06]
5.014  
2. Crecimiento espiritual
Este curso reune textos y utiliza la introspeccion, practica de meditacion con... [22/03/07]
7.154  
3. Crecimiento personal
El crecimiento personal es el objeto de estudio de este curso de la prestigiosa... [01/02/10]
3.558  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail