12.176 cursos gratis
8.742.093 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Diario de Crecimiento Emocional

Autor: Juan Carlos Medina Velandia
Curso:
9,20/10 (223 opiniones) |11093 alumnos|Fecha publicaciýn: 10/09/2004
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 7:

 Día 6: El Reconocimiento

Casi todo lo que buscamos en la vida está asociado con sentir emociones. No existe problema o solución, éxito o fracaso, acción u omisión, sin presencia e influencia de las emociones. Cuando Reconocemos este hecho inobjetable, iniciamos el sendero hacia el direccionamiento de las emociones para que no solo se paseen libres por el mundo.

La atención de las personas está constantemente bombardeada por toneladas de información, gran cantidad de productos y servicios, múltiples competidores y miles de mensajes. ¿Cómo va a lograr distinguirlo a usted? A través de la habilidad profunda de comprometer las emociones de los prospectos hacia sus productos y servicios. Supongamos que trabajamos en una Entidad Financiera, y nuestro prospecto está interesado en abrir una cuenta de ahorros, rápidamente surgen decenas de ofertas en el ámbito local con productos similares. Todos ofrecen una rentabilidad estándar mezclada con unos sorteos periódicos y un manejo tradicional de la cuenta a través de las oficinas, cajeros automáticos, puntos de pago, teléfono e Internet. Volvemos a hacer la pregunta, ¿Cómo va a lograr distinguirlo a usted? A través de la habilidad para comprometer las emociones de sus prospectos. ¿Y cómo se logra esto? Con la gente y su habilidad para identificar y crear emociones en los demás, con gente que siente y hace vibrar a los demás, con gente motivada y comprometida con las causas de los demás, con gente inteligente emocionalmente. Las Empresas se han dado cuenta que no solo necesitan de la mente y del cuerpo de sus empleados, también requieren de sus emociones para comprometerlos, involucrarlos y mejorar su desempeño. En la gran mayoría de los problemas de los clientes y de los empleados, se involucran factores emocionales, como una percepción errónea del producto o de la empresa, o la presencia de sentimientos negativos como la desconfianza, el miedo, la inseguridad y la vergüenza. Si se logra identificar y manejar las emociones negativas existentes, se habrá avanzado mucho en la solución de los inconvenientes y así se podrá alcanzar mayores y mejores resultados. Cuando dos empleados de una empresa se enfrentan en una discusión acalorada, con seguridad existen detrás de los argumentos lógicos, el desahogo de problemas emocionales previos que no se han solucionado. Tal vez existe envidia, rencor o deseo de venganza, emociones que deben enfrentarse y volverlas concientes para evitar que afecten el normal desempeño futuro del grupo. Cuando se tienen pobres resultados en las ventas de un producto o de una línea de ellos, es probable que se deba a la percepción de los clientes frente al producto, si los asusta o les produce desconfianza, seguramente no lo comprarán. Talvez también se deba a problemas emocionales de la fuerza de ventas, relacionados con inseguridad, vergüenza o aspectos éticos. Varios estudios y experiencias exitosas confirman que programas enfocados en el mejoramiento de las destrezas emocionales del personal representan un impacto importante en el desempeño corporativo. Las competencias emocionales son el doble de importantes que las de otro tipo, cuando se trata de diferenciar un empleado normal de uno estrella y se hacen más importantes en la medida en que se asciende en niveles jerárquicos. No significa que todas las fallas de una organización pasen por problemas de tipo emocional, los errores, las malas estrategias y otro tipo de factores tienen mucho que ver, pero si se logran vencer, en los empleados, sentimientos de inferioridad, vergüenza, desconfianza y envidia, entre otros, seguramente que los resultados se van a notar. Casi todo lo que buscamos en la vida está íntimamente asociado con sentir alguna emoción. Por ejemplo, buscamos el amor ya sea por las emociones placenteras que encontramos en él, o por el alivio que nos proporciona sentirlo cuando nos ha faltado. ¿Qué buscamos cuando vamos al cine, al teatro o a un concierto? A veces reír, a veces apasionarnos, conmovernos, sentir la adrenalina a tope. Sin duda que es fácil encontrar esas emociones en las expresiones artísticas. Esto explica en parte, el éxito que tienen las empresas dedicadas al entretenimiento. Las que tienen más audiencia, son aquellas que logran emocionarnos tal y como nosotros lo esperamos. ¿Qué es lo que buscan las campañas publicitarias? Lo obvio es que buscan aumentar la preferencia por un producto o servicios de una Compañía determinada. Pero, en un sentido más especifico, los anuncios tratan conseguir ese lugar preferencial asociando ciertos sentimientos con un producto o servicio, de modo que cuando recordemos aquella marca, evoquemos automáticamente el sentimiento deseado (por ellos, obviamente). Estas reflexiones nos ayudan a entender que nuestras emociones influyen en las decisiones que tomamos, ya que determinan en gran medida la manera en que pensamos sobre alguna situación. Lo que decide el destino de cada ser humano es lo que ocurre dentro de su cerebro cuando se enfrenta con lo que ocurre fuera de su cerebro". Eric Berne. La autoconciencia es el primer paso de la Inteligencia Emocional, es lo que nos permite identificar lo que estamos sintiendo, reconocer las expresiones y efectos sobre nuestras actuaciones, y sobre todo, es lo que nos permite aprovechar las emociones para ponerlas a nuestro favor. Por lo general, las emociones aparecen y se manifiestan sin permiso alguno, producto de la reacción ante un entorno, a veces amable y a veces hostil, sudamos o nos llenamos de energía de una manera natural y espontánea, producto de la situación y de los recuerdos que ella nos trae. Su objetivo es alertar nuestra mente sobre las bondades o peligros de cada momento de nuestra vida. Si no somos conscientes de ello, la información se grabará sin pena ni gloria, de manera similar a cuando estamos caminando por la calle y alguien nos grita "cuidado con el hueco", si no somos conscientes de ello, la información no la podremos utilizar para nuestro provecho. La conciencia también es muy útil para disminuir o aumentar el poder de las emociones. Cuando se siente una emoción negativa como el miedo, y nuestra reacción es hacernos los locos y tratar de ocultarla, el miedo se incrementa y buscará liberarse por donde pueda, ya que la mayor represión trae como consecuencia la mayor rebeldía. Si en vez de ello, aceptamos el miedo y bendecimos su llegada, disminuimos su intensidad y nos predisponemos para tomar uno de dos caminos, o utilizamos el miedo para convertirlo en valor y fuerza, o lo dejamos ir luego de una revalorización de la situación. La clave de la autoconciencia está en saber sintonizar con la abundante información, nuestras Sensaciones, Sentimientos, Valoraciones, Intenciones y Acciones, para que no luchen entre sí y se apoyen positivamente. Cuando sentimos miedo por realizar una presentación en público, este miedo nos influye positivamente para prepararnos mejor, igualmente nos recarga de energía para que la liberemos durante la exposición y refuerza nuestra autoestima para ir cada vez más lejos. El Dr. Howard Gardner, ha planteado recurrentemente en su teoría sobre las Inteligencia Múltiples, que las personas tenemos 7 tipos de inteligencia que nos relacionan con el mundo, las cuales son: Inteligencia Lingüística: Es la inteligencia relacionada con nuestra capacidad verbal, con el lenguaje y con las palabras.
LI>Inteligencia Lógica: Tiene que ver con el desarrollo de pensamiento abstracto, con la precisión y la organización a través de pautas o secuencias.
Inteligencia Musical: Se relaciona directamente con las habilidades musicales y ritmos.
Inteligencia Visual - Espacial: La capacidad para integrar elementos, percibirlos y ordenarlos en el espacio, y poder establecer relaciones de tipo metafórico entre ellos.
Inteligencia Kinestésica: Abarca todo lo relacionado con el movimiento tanto corporal como el de los objetos, y los reflejos.
Inteligencia Interpersonal: Implica la capacidad de establecer relaciones con otras personas.
Inteligencia Intrapersonal: Se refiere al conocimiento de uno mismo y todos los procesos relacionados, como autoconfianza y automotivación.

Esta teoría, rompe con la creencia de clasificar a las personas en muy inteligentes o poco inteligentes, con sus diferentes escalas. Todos somos inteligentes y lo que difiere es el tipo de inteligencia que tenemos más desarrollado. A algunas personas se les facilita expresarse verbalmente, a otras a través de un instrumento musical y para otras, su medio natural es el análisis e investigación.

¿Por qué es tan importante este conocimiento? Porque nos abre un mundo de posibilidades para relacionarnos con las demás personas y nos alerta sobre las diferencias para que de nuevo las utilicemos a nuestro favor. Si estamos atendiendo a un cliente que le disgusta el excesivo contacto físico, por sus características de personalidad y desarrollo de su Inteligencia, no sería prudente que lo estuviéramos abrazando. En vez de ello, podría ser apropiado analizar con él las bondades del producto y sus características, cuando su medio normal es la investigación y el pensamiento abstracto. Lo mismo puede ocurrir con nosotros mismos, si tenemos una mayor habilidad para las obras manuales, nuestro método de aprendizaje será superior cuando experimentamos las cosas en vez de aprenderlas solo en el ámbito teórico. Por ello, las Empresas deben reconocer las diferencias existentes entre sus empleados para así proveerles medios alternativos de aprendizaje y desarrollo. No sería apropiado ubicar de telemercaderista a una persona que necesita salir y estar en constante contacto con la calle, y tampoco sería útil ubicar a un investigador y analista como vendedor de puerta en puerta. Ahora bien, tampoco podemos encerrarnos en desarrollar un único tipo de inteligencia, hoy en día se requieren personas aptas para desenvolverse en diferentes campos y capaces de sintonizarse con variadas personalidades. Esto nos exige mejorar y evolucionar de manera integral en los diferentes tipos de inteligencias. Avancemos un poco más, e intentemos relacionar los diferentes tipos de inteligencia de Gardner con las Emociones. El uso de la Inteligencia tiene como finalidad obtener un resultado y durante toda su ejecución están presentes siempre las emociones. Existen cuando se despierta el deseo de realizar cualquier actividad, existen durante su desarrollo y están también presentes cuando se obtiene el resultado final. Si aplicamos nuestras inteligencias que nos son fuertes, obtendremos emociones positivas y placenteras (satisfacción, alegría, amor). En caso contrario, obtendremos frustración, tristeza, envidia y desilusión. Procuremos identificar las fortalezas para usarlas a nuestro favor. En este sexto día he ganado conciencia sobre la importancia de observarme a mí mismo y a las demás personas. Cada ser es un mundo maravilloso, inteligente pero diferente. Cada emoción es un universo lleno de bondades y apoyos para nuestro bienestar. La clave está en la observación y reconocimiento de las similitudes y diferencias para aprovecharlas y obtener beneficios.

 

Espacio Individual de Reflexión: 
¿Qué aplica para mi vida?
¿Qué puedo Mejorar?
¿Qué información destaco?
¿Por donde voy a empezar?
¿En qué aspectos voy a trabajar?

 

Preguntas de chequeo: 
¿Cómo puedo lograr distinguirme y destacarme de los demás? Explique y haga un plan personal
¿Cuál es la clave para Comprometer, Involucrar y Mejorar mi Desempeño? Recuerde una actividad reciente e involucre emociones para mejorar su desempeño.
Traiga a la mente tres quejas o problemas recientes, ¿Puede identificar el factor emocional en cada uno de ellos?
¿Dónde y Cuando están presentes las Emociones? Por la noche, revise el video del día que acaba de transcurrir, y reviva las emociones presentes en cada momento.
¿Cuáles son los diferentes Tipos de Inteligencia de Gardner? Identifique sus fortalezas y debilidades. ¿Puede identificarlas en los demás? Practique.
¿Cuál es el impacto de un uso erróneo de nuestra Inteligencia? De varios ejemplos.

 

Lectura 1 
¿Qué Secreto hay detrás del mejor Desempeño? Existe consenso que dos de las cosas más deseadas por la humanidad a lo largo de su existencia son: La Eterna Juventud y El Éxito. De la Juventud, no nos vamos a referir a las sustancias e investigaciones científicas para alargar la vida o rejuvenecer el cuerpo. Pero, si vamos destacar la importancia e influencia de nuestro estado emocional en la vitalidad y bienestar físico. De la misma forma, resaltaremos aquellos factores que tienen una incidencia directa en nuestra actuación, desempeño y éxito. Cuando nos sentimos deprimidos, abatidos y desilusionados, perdemos las ganas de vivir y nuestra capacidad de lucha se reduce al mínimo. Solo deseamos, literalmente "echarnos", cerrar los ojos y tal vez no volver a despertar. Por el contrario, cuando nos sentimos alegres, optimistas e ilusionados, nuestra sangre y fuerzas se revitalizan, deseando saltar y correr por todas partes para expresar y compartir nuestra felicidad. Por ello, se dice que "La felicidad le sale hasta por los poros". Todos los Seres Humanos necesitamos para vivir, de una Ilusión, del Afecto de los demás, del Deseo y Ganas para hacer las cosas. Todas estas cosas residen en nosotros mismos pero pueden verse afectadas por factores externos, como un rechazo, una muerte o un fracaso. No importa que tan jóvenes seamos, una desilusión puede postrarnos y paralizar nuestro cuerpo. De la misma forma, un cuerpo viejo puede cargar sus baterías ante la llegada de un nuevo amor o una nueva ilusión. ¿Qué poderoso es el estado de ánimo? Mucho sin duda. Si se ha de hablar de la Eterna Juventud, es indispensable hablar de los estados emocionales y su fuente inagotable de energía. ¿Pero, qué hay detrás del éxito? Lo primero sería descifrar la palabra "Éxito", ya que en cada persona puede tener un significado diferente y especial. Para algunos, el éxito puede ser la acumulación de dinero, para otros el reconocimiento y la fama, algunos se referirán al deber cumplido, otro tanto a la superación de problemas y dificultades, y el resto hará referencia al logro de los objetivos propuestos. Todos sin duda tendrán razón y habrán alcanzado el éxito, si saben de antemano lo que quieren alcanzar y lograr. La primera premisa para ser exitoso es "Saber el qué", qué se desea, qué se quiere alcanzar, qué objetivo se fija, qué horizonte se mira, qué camino se sigue, qué me hace feliz, qué me satisface, qué me ilusiona, qué es prioritario para mí. La segunda premisa es "Querer hacerlo". Se supone que si de manera individual y libre he escogido el qué hacer, esto debe ser suficiente razón para que quiera actuar y lograr lo que me he propuesto. Desdichadamente o Afortunadamente, el entorno nos interfiere con innumerables distractores, que al buen estilo de la "manzana prohibida", nos seducen y atafagan con información, haciéndonos perder el curso y las ganas de continuar nuestro itinerario, inicialmente decidido. Una pequeña piedra en el camino puede disminuir nuestro ímpetu inicial, algún problema en nuestras relaciones personales puede dispersar los esfuerzos y energías, la acumulación de prioridades y urgencias pueden distraer y retardar los avances. Por ello, no es suficiente para ser exitoso, Saber el qué hacer, también hay que Querer hacerlo, lo cual nos exige una validación y refuerzo diario y permanente. ¿Cómo? Con un poco de Confianza, otro poco de Limpieza y Ejercicio, algo de Optimismo, Recursividad y Apoyo, Persistencia, Flexibilidad y mucho uso y manejo de los Estados Emocionales. La Confianza es la suma, de Amor propio y Fuerza Interior, con la acumulación de Experiencias Positivas y el Filtro del Feedback Externo. No siempre lo que nos dicen los demás es benéfico para nuestro desarrollo y hay que dejarlo pasar, a través de una coladera con orificios bien grandes. Otras veces, se debe filtrar la información recibida por una coladera más fina en donde se queden las piedras grandes y pasen las más finas y benéficas. En otras oportunidades debemos simbronarnos con las críticas constructivas, corrigiendo el curso o nuestra visión de los hechos o nuestro propio interior. La mejor manera de hacerlo es por medio de la aceptación, que no implica resignación, pero sí realismo y positivismo. De nada sirve amargarnos la vida por los hechos pasados o preocuparnos en demasía por lo que vendrá. En cambio, sí podemos hacer mucho por el presente. Periódicamente debemos realizar nuestra limpieza mental, para quitar con jabón las manchas que nos han dejado las decepciones y fracasos, echarle limón a aquellas heridas que hacen parte de nuestro crecimiento y reubicar a nuestro acomodo los pensamientos y sentimientos ahí presentes. El ejercicio es fundamental para apoyar este cometido, tanto el físico como el mental. Está probado que el ejercicio físico nos libera y moviliza la energía acumulada. Igualmente, ya no es un secreto que la meditación fortalece y mejora nuestros estados de ánimo, la inteligencia y percepción. Disfrutemos del maravilloso hábito del ejercicio físico y mental, para mantenernos en forma y aumentar nuestro crecimiento. Se nos dice frecuentemente que todas las cosas tienen varias perspectivas, algunas con problemas y otras tantas llenas de oportunidades. Las positivas hay que mirarlas con cautela para que no nos durmamos en los laureles, al estilo de la liebre y la tortuga. Las negativas nos brindan valiosa información para cambiar de rumbo y encontrar nuevos caminos más prósperos y restantes. El Optimismo es una característica del éxito, que nos apoya para perseverar y nunca rendirnos, que nos invita a encontrar lo positivo en todo evento, a abrir nuevas puertas y esperanzas. ¿Cómo? Cambiando la perspectiva de las cosas, buscando nuevos ángulos y caras a los problemas, dando siempre gracias a Dios por las circunstancias que se nos presentan, y modificando nuestro pensamiento y conducta hacia los hechos. Siempre hay una salida muy cerca de nosotros, solo hay que abrir los ojos y observar con serenidad. Colindando muy cerca del Optimismo, se encuentra la Recursividad, que no es otra cosa que la utilización de los Recursos para ponerlos a nuestro servicio. En el Entorno siempre están disponibles diversos materiales y herramientas, a la espera de que alguien les dé un uso. Un tornillo, un papel, un material de desperdicio, una mano extendida o una ventana abierta. Todo es útil y puede ser usado a nuestro favor. De la misma forma, en nuestro interior contamos con diversas aptitudes y habilidades, una sensibilidad especial, un conocimiento adicional, un don musical, una capacidad intelectual o una competencia sobresaliente. Todo cuenta y todo sirve para apoyar nuestro desempeño. Lo único que requerimos es abrir nuestra caja de herramientas para que nos den ideas y nos apoyen. Los Seres Humanos somos Sociales por naturaleza, necesitamos de los demás para sobrevivir y evolucionar. La Creación, el Amor, la Administración, la Organización, la Negociación, la Familia y la Sociedad, se fundamentan en el Apoyo mutuo. Acudamos al consejo amigo, a la experiencia vecina y a la heterogeneidad de las personas, para mejorar nuestra visión sobre las cosas e incrementar los esfuerzos. Abajo la prepotencia y arrogancia, Arriba toda la ayuda y apoyo que siempre está disponible. En un mundo cada vez más incierto, lo único claro es que hay que persistir y nunca desistir, como diría un antiguo Jefe. Así, se han escalado montañas, se han descubierto continentes, se han logrado los grandes descubrimientos. ¡Así se logran todas las cosas! Desde la más pequeña y simple, hasta la más grande y compleja. No existe otro camino, hay que persistir y persistir, aveces con terquedad férrea y otras tantas modificando la forma, pero nunca sacrificando el objetivo, que permanece incólume. En la forma hay que ser flexible y en el objetivo siempre firme. Debemos imitar el agua, que se adapta y coge la forma del medio ambiente existente, sin perder su esencia y características. La Flexibilidad no es dimisión sino fortaleza, la capacidad de utilizar el ambiente y las circunstancias, muchas veces imprevistas, para apoyar la causa y el logro del objetivo final. Por ello, salen frases como "No importa perder la batalla siempre que se gane la guerra". Hemos dejado para el final, tal vez la herramienta más importante para mejorar nuestro deseo y las ganas hacia las cosas "Los Estados Emocionales". En todo momento estamos sintiendo algún tipo de emoción y muchas veces se mezclan e interponen varias emociones de manera simultánea. Nadie nos garantiza que las emociones percibidas siempre sean positivas, pero si podemos asegurar que en nuestra mente reside la clave para convertirlas en positivas y benéficas. Una agresión de un compañero, una llamada de atención o la pérdida de una persona cercana, con seguridad nos afectará negativamente nuestro estado de ánimo. Pero si no luchamos contra estos sentimientos naturales y en vez de ello los utilizamos, con seguridad va a florecer el "Querer hacer" con mayor fuerza y energía. Para ello, requerimos virar nuestra óptica sobre las cosas, para no mirar al muerto sino a los vivos, no mirar la basura sino lo útil, mantener siempre el control de nuestra vida y no dejar que los demás nos manipulen como marionetas. El "Qué Hacer" junto con el "Querer Hacer" es fundamental para mejorar nuestro Desempeño. Son el punto de partida de toda acción y obra. Luego y solo luego, podremos dedicarnos a perfeccionar el "Cómo hacerlo". Hacerlo antes sería un verdadero desperdicio y se convertiría en una lucha infructuosa.

 

Grado de Conciencia de las Emociones: 
¿Puede Guardar sus Sentimientos para Expresarlos Después?
(4) Si (3) A Veces (2) Muy Poco (1) No ¿Sabe las Implicaciones de Abrirse o Cerrarse Emocionalmente?
(4) Si (3) Algo (2) Poco (1) No ¿Es Flexible en el Manejo de las Situaciones de Cambio?
(4) Si (3) Algo (2) Poco (1) No ¿Se siente Cómodo con la Nueva Información y Situaciones?
(4) Si (3) Algo (2) Poco (1) No ¿Tiene Iniciativa y reacciona ante las Oportunidades?
(4) Si (3) Algo (2) Poco (1) No

 

Tips Prácticos (Guía de Iniciación) 
No son los Eventos que suceden los que perturban sino su Interpretación.
Los Sentimientos se intensifican si no se afrontan. Nuestra Imaginación puede hacer 10 veces más intensas las cosas.
El Éxito en la vida es 85% de Actitud y 15% de Habilidad. Estar Dispuesto, Colaborar, Sonreír, estar de Buen Ánimo, Relajarse, Afable.
Concientizar las Emociones y no Reprimirlas.

 

Lectura 2 
El Management ya nunca será lo mismo. (NotiNova) ¿Estará el tradicional concepto de Management llegando a su fin? Es difícil de determinar. Estamos inmersos en contextos bombardeados por el cambio y no tenemos aun una clara comprensión de lo que eso significa y adonde conduce. De lo que sí estamos seguros es de que la creación de valor económico a través de los negocios, es hoy una propuesta absolutamente distinta a lo que era hace 10, 5 o incluso 2 décadas atrás. A lo largo del siglo XX, la riqueza estuvo inicialmente ligada a la posesión de la tierra y luego, en los países industrializados, a la propiedad de fabricas, maquinas y capital financiero. Hoy, la creación de valor económico esta relacionada con la información, con la inteligencia y con las ideas. En definitiva, hoy la riqueza se genera a partir del capital intelectual y del financiero. Este ultimo disponible a partir de diversas fuentes. Como ejemplo, GE, el gigante industrial de América, obtiene la mitad de su rentabilidad de su subsidiaria GE Capital de inversiones. Sears, las tiendas que desarrollaron y nos enseñaron el Mass Merchandising, hoy obtiene mas de la mitad de sus ganancias de los intereses obtenidos a través de sus tarjetas de crédito. En esta economía global, los sectores de alta tecnología tuvieron la ventaja de ser globales desde sus comienzos. Pero gradualmente, las empresas tradicionales, haciendo uso de los avances tecnológicos y de las comunicaciones, achicaron la brecha y hoy desarrollan clientes globales y producen productos globales. Compañías como PepsiCo, Volkswagen, Unilever, Johnson&Johnson, Philips y Toyota fabrican sus productos en plantas ubicadas en múltiples lugares del mundo. En un mundo donde las ideas, la información y la globalización son las claves del éxito del negocio, el Management de la mayoría de las organizaciones sigue operando bajo las premisas tradicionales de gestión, ya inadecuadas para estos escenarios. En su lugar, están emergiendo nuevos paradigmas que requieren que las organizaciones lleven a cabo los siguientes cambios: De un enfoque orientado al precio a un enfoque orientado al cliente. La economía global, basada en las ideas, ha creado multiplicidad de opciones para los consumidores y existen muchas empresas en el mundo compitiendo por la misma orden de compra y por el mismo dólar. De una cultura de cantidad a una cultura de calidad. La producción masiva y la estandarización de la oferta pertenecen a la época de los faltantes. Hoy los consumidores demandan calidad y soluciones a medida. De una orientación al producto a una orientación a la solución y al desempeño. En la Era de la Información, el tiempo es dinero. Las Empresas que puedan ayudar a sus clientes a identificar y resolver sus problemas y proveer las soluciones con niveles de excelencia, siempre obtendrán las ordenes de compra. De una cultura de organización orientada a los gerentes a una cultura orientada a los accionistas. A los inversionistas les desagrada la arrogancia, particularmente en el manejo de sus intereses. El tiempo y los mercados accionarios nos han demostrado que cuando las empresas persisten en la ficción de que todo el conocimiento del negocio reside en su cúpula gerencial, su Perfomance decae, pierden a sus inversores y finalmente no pueden financiarse. Del énfasis en lo financiero al énfasis en las ideas y en las personas. El viejo sistema de impartir ordenes y controlar la gestión a través de indicadores financieros ya no funciona. Las jerarquías han sido reemplazadas por equipos de trabajo, redes virtuales y otros enfoques no tradicionales del trabajo. La idea de la automatización sin mentes esta muerta. De eficacia y entornos estables al cambio constante. La idea de procedimientos y operaciones estandarizadas, comandadas desde arriba y ejecutadas abajo, ya no tienen sentido en contextos donde los consumidores exigen flexibilidad y respuestas ajustadas a sus necesidades. De jerarquías a relaciones. Los nuevos consumidores, los cambios tecnológicos y la intensa competencia hacen absolutamente inviable el clásico modelo centralizado de gestión, basado en la planificación, ejecución y control. Las organizaciones cada vez más se descentralizan y trabajan conectivamente. De la integración vertical a las redes. Hoy no existe ni siquiera tiempo para crear una organización integrada verticalmente. Seguramente, cuando este creada y organizada, los productos ya serán obsoletos.

Los paradigmas cambiaron y, decididamente, el Management ya nunca será lo mismo.

Capýtulo siguiente - Día 7: La Expresión
Capýtulo anterior - Día 5: Las Emociones

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Diario de Crecimiento Emocional



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Inteligencia Emocional Aplicada
EFT (Emotional Freedom Techniques) o Técnicas de Liberación Emocional es un sistema... [29/11/06]
5.014  
2. Crecimiento espiritual
Este curso reune textos y utiliza la introspeccion, practica de meditacion con... [22/03/07]
7.154  
3. Crecimiento personal
El crecimiento personal es el objeto de estudio de este curso de la prestigiosa... [01/02/10]
3.558  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail