12.179 cursos gratis
8.737.183 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Diario de Crecimiento Emocional

Autor: Juan Carlos Medina Velandia
Curso:
9,20/10 (223 opiniones) |11093 alumnos|Fecha publicación: 10/09/2004
Envía un mensaje al autor

Capítulo 13:

 DIA 12: La Creación de las Emociones.

Es el momento de cambiar las Reacciones por las Acciones. Estar dispuestos a Crear Emociones para nuestro beneficio y el de las personas que nos rodean. ¿No le gustaría crear siempre la alegría para sentirla y transmitirla? Para lograrlo debemos estar dispuestos a: Experimentar, Percibir, Expresar, Transmitir Confianza y Seguridad, Practicar y tener un Interés Genuino hacia nosotros y las Personas.

Comúnmente, hemos aprendido que las emociones se generan producto de los pensamientos e interacciones con el entorno, personas y medio ambiente. La mayoría de las veces experimentamos las emociones de manera reactiva a las situaciones y al vaivén de los demás. Si nos dan una palmadita en el hombro nos alegramos y reconfortamos, y si en cambio nos insultan, nos hierve la sangre y es difícil que contengamos la respuesta agresiva y fuerte. Este simple juego de acción y reacción, se puede cambiar, cuando somos capaces de concientizar y entender lo que nos pasa, a fin de moderar o acentuar los sentimientos y acciones. Revisemos aquellas emociones que usualmente se crean a diario sin dificultad, como la tristeza, la furia o el miedo. Si me quiero poner furioso, pienso en alguna persona que me haya agredido o en un evento en el que me haya ido mal, y esto es suficiente para lograrlo. Lo mismo pasa con la tristeza o el miedo. Si por el contrario, lo que quiero es poner furioso a la otra persona, lo único que tengo que hacer es atacarla por su lado más débil y si es necesario sacar a relucir alguna confidencia. Qué fácil es crear las emociones negativas, parece que fuéramos expertos en ello. Pues bien, la misma técnica funciona para la creación de las emociones y sentimientos positivos, como la alegría, la confianza, la esperanza o la Diversión. El problema es que nos hemos acostumbrado a ver el lado negativo olvidándonos del positivo. Es más me atrevería a decir, que nos cuesta dificultad el recordar las emociones positivas que existen. ¿Cuáles son? Repasemos: Alegría, Sorpresa, Amor, Satisfacción, Poder, Diversión, Pertenencia, Optimismo, Alivio, Orgullo, Gratificación, Dedicación, Amabilidad, Gentileza o Maravilla. ¿Qué debemos hacer para crear las emociones Positivas? Lo primero es aprender cuales son, sentirlas, identificar sus características, registrar eventos que nos recuerden cada una de las emociones, y cuando lo deseemos, traer el recuerdo y sintonizarlo con nuestro cuerpo y nuestras acciones. Como las emociones son contagiosas, lo que sentimos podrá ser transmitido sin dificultad a las personas que nos rodean. Destaquemos ahora, cuales serían las bondades de crear las emociones, tanto en el ámbito personal como en el profesional. En el ámbito personal, los beneficios son múltiples: ¿Qué tal poder inducir nuestro estado de ánimo a nuestra conveniencia, para mejorar nuestro desempeño?, o ¿Mejorar nuestro poder de convencimiento y seducción?, o ¿Lograr siempre sentir paz, placer y alegría?. Bueno, esto se puede alcanzar si podemos crear las emociones que deseemos a nuestra conveniencia. Igualmente, en otras oportunidades también puede ser benéfico recrear, la furia o la tristeza, para explotar nuestra fuerza interior y desarrollar la sensibilidad o empatía. ¡Todo es válido! En el campo profesional y empresarial, la creación de las emociones trae beneficios a borbotones: el mejoramiento de las presentaciones en público, el liderazgo, las ejecuciones, las ventas, las relaciones y el desempeño en general. Recordemos que para crear las emociones se debe primero, experimentar y disfrutar de todas ellas, tanto las llamadas Positivas como las Negativas. Luego se debe desarrollar la habilidad para distinguir cada emoción, las diversas formas de expresión y la manera de transmitirlas. A continuación es muy importante crear un clima de confianza y seguridad. Mantener nuestro enfoque en lo que deseamos obtener, mejorar y practicar sin desmayo ni impaciencia. 1. Experimentar y Disfrutar: Busquemos amar todo lo que hacemos y que nuestro espíritu se exprese con libertad en cada acto por insignificante que parezca, para que nuestras acciones siempre lleven sellos personales, inconfundibles y propios. Así como nos diferenciamos físicamente también lo podemos hacer con nuestro desempeño, el cual es regido por nuestra mente, emoción y espíritu. En la cocina, cuando elaboramos un plato, todos los ingredientes son válidos, trátese de la cebolla, condimentos, verduras o tipos de carnes. Lo mismo ocurre con las emociones y sentimientos, a veces se necesitará utilizar la apatía y desgano, y en otras será oportuno mezclar el amor y comprensión. No le tenga miedo a Sentir y Expresarse. Las emociones necesitan expresarse de una u otra forma, ya que son la autopista hacia la vitalidad y la vida. Cuando entendemos la esencia de las emociones, las vemos como los elementos de la naturaleza, algunas veces, cruda, violenta, cambiante, impredecible, otras veces, placentera, cercana y tranquila. Al igual que una herida, un sentimiento o emoción reprimido puede ‘infectarse´ (hacerse más virulento). Al crecer en intensidad, o al enconarse aún más un sentimiento negativo, puede llevar al estallido, cuya principal característica es aparecer de improviso, a veces sin relación con el objeto u ocasión del sentimiento. Cada emoción expresa una cantidad o magnitud en una escala positivo/negativo. Así, experimentamos emociones positivas y negativas en grados variables y de intensidad diversa. En consecuencia, podemos reconocer en toda emoción dos componentes bien diferenciados. Por un lado, un componente cualitativo que se expresa mediante la palabra que utilizamos para describir la emoción (amor, amistad, temor, inseguridad, etc.) y que determina su signo positivo o negativo. Por otro lado, toda emoción posee un componente cuantitativo que se expresa mediante palabras de magnitud (poco, bastante, mucho, gran, algo, etc.). ‘Para tener éxito´, dijo Churchill, ‘uno tiene que estar preparado a pasar de fracaso en fracaso, siempre con el mismo entusiasmo´. 2. Percepción y Expresión: Los humanos tenemos 42 músculos diferentes en la cara y dependiendo de cómo los movemos expresamos unas determinadas emociones u otras. Es así como sonrisas diferentes, expresan diferentes grados de alegrías. Igualmente, las expresiones faciales también afectan a la persona que nos está mirando alterando su conducta. Si observamos a alguien que llora, nosotros nos ponemos tristes o serios e incluso podemos llegar a llorar como esa persona. Practiquemos continuamente con la ayuda de un espejo, en donde observemos la expresión de nuestra cara y su variación ante diferentes emociones. ¿Cómo sería nuestra cara si estamos positivos, negativos, alegres, tristes, sinceros, mentirosos, seguros o inseguros?. Registremos y aprendamos de ello. Revisemos si este mismo comportamiento y expresiones guardan similitud con otras personas, o existen algunas variaciones. No nos preocupemos por memorizar racionalmente las diferentes situaciones, sino por sentir y experimentar. Tampoco nos preocupemos, si al comienzo se nos hace difícil el reconocimiento emocional o nos abruma la gran variedad de las emociones existentes, recordemos que solo la práctica hace al maestro. Llegará un momento, en el que de manera automática e instintiva logramos percibir los sentimientos y emociones como si no los estuvieran comunicando de manera explícita. Las emociones poseen unos componentes conductuales particulares: Expresiones faciales, Acciones y gestos, Distancia entre personas, Componentes no lingüísticos de la expresión Verbal (comunicación no verbal), y fisiológicos como el temblor, cambio del color de la piel, sudoración, respiración agitada, dilatación pupilar, o aumento del ritmo cardíaco. Por ello, no nos debemos quedar con la sola observación facial, también se deben verificar los movimientos y cambios en otras partes del cuerpo, como las manos y brazos, los hombros, los pies y la postura corporal. Hasta ahora, nos hemos detenido más en la película muda, y no en la comunicación verbal, que es la más obvia pero que puede distraernos de la verdad de las cosas. La mejor manera para crecer emocionalmente, es desayunar, almorzar, comer y vivir todo el tiempo alrededor de ellas. En todo momento sentimos una u otra emoción, es nuestro estado normal hacerlo y nunca va a desaparecer esta condición, ya que es intrínseco a todo ser vivo. El principal obstáculo al crecimiento emocional es la falta de conciencia de su presencia y deficiencia en su reconocimiento. A partir de ahora, nuestro objetivo será siempre ser conscientes y hábiles para reconocer las emociones. 3. Confianza y Seguridad: La Confianza es un Sentimiento, es emocional y fundamental en las Relaciones, no se puede ocultar ni falsear, pero sí se puede desarrollar. Es cierto, que se puede ganar confianza con nuestras actuaciones, cuando cumplimos lo que prometemos o cuando nos sintonizamos con las necesidades de los demás. Pero no es menos cierto, que lo que percibimos y transmitimos, juega un rol fundamental. Mucho antes de hablar con una persona, con la sola mirada sentimos y transmitimos confianza o desconfianza. Talvés es producto de un gesto o la incoherencia entre lo que se expresa verbalmente y no verbal. ¿Qué emociones y Sentimientos pueden transmitir Confianza? Posiblemente la seguridad, la paz, la confiabilidad, la transparencia, la entrega, o la alegría. Si queremos crear el ambiente adecuado de confianza, debemos sentir paz y alegría, transmitirla hasta por los poros de manera genuina, los movimientos de nuestro cuerpo deben ser pausados y espontáneos, nuestros brazos y manos deben estar en posición abierta y receptiva. Nuestra mirada debe enfocarse en la mirada del otro, de manera fija, relajada y atenta. Los oídos y la mente deben sintonizarse con la conversación, y sobre todo, nuestra actitud debe ser amable, transparente y genuina. Adicionalmente, busquemos la coherencia entre lo que decimos verbalmente y expresamos con el cuerpo, esto solo se obtiene con la conciencia, observación reflexiva y modificación de la conducta. Verifiquemos periódicamente nuestra expresión facial, la posición de nuestros brazos, hombros y cuerpo, ¿Guardan coherencia con nuestro estado de ánimo y con lo que queremos transmitir? Es imposible querer mostrar alegría, si nuestra frente se encuentra fruncida, o nuestras manos cerradas o los brazos cruzados o el cuerpo encorbado. 4. Enfoque y Práctica: Mantén Tus Ojos Enfocados: Una gran parte de nuestra falta de convicciones viene por no tener claridad sobre metas personales, y si las tenemos por no saber cómo lograrlas. Conoce tus metas y prioridades en todo momento y haz un plan de cómo enfrentarlas para llegar a ellas. Esta falta de disciplina intelectual y emocional limita la manera en cómo una persona piensa y absorbe información y finalmente limita la habilidad de la persona para ser exitoso. Estar jalado en direcciones opuestas causa parálisis. Hay un dicho antiguo que dice "El burro murió por no decidir entre dos gavillas de paja". La diferencia entre aquellos que logran y aquellos que no logran, generalmente es el resultado de su nivel de concentración, y para ello, es un prerequisito el interés en el tema y la importancia que esta tenga para nosotros. Desde que te levantas en la mañana decide cuál será tu programa emocional del día. Empieza animado desde que te levantas de la cama inclusive si tienes que fingir al principio. No tomará mucho tiempo hasta que tus emociones internas verdaderamente coincidan con tus acciones externas. Decide de antemano en una situación sobre qué emoción te quieres "montar". Si vas a ir a una reunión familiar y es importante estar feliz entonces dite a ti mismo "Voy a estar feliz - sin importar lo que trate de impedírmelo!". Trata de preguntarte, "¿Qué estoy sintiendo ahora? ¿Ansiedad? ¿Felicidad? ¿Ambos?". Esto te puede ayudar a dirigir tus emociones indeseadas, para que así puedas sentir lo que quieras sentir en ese momento. Podemos bien usar nuestras emociones innatas para lograr grandes cosas como por ejemplo: Melancolía - para hacer un paréntesis reflexivo de creatividad, para escribir. Agresividad - para corregir y cambiar situaciones. Compulsividad - para dar vitalidad a la dinámica de cambio cuando es necesario. Irritabilidad - para la santa indignación que lleve al respeto de derechos humanos. Timidez - para reconocer la necesidad de desarrollo de identidad asertiva. Sensibilidad - para ofrecer servicio voluntario con empatía. Nada es más importante que experimentar los sentimientos. Es la parte más espontánea y la expresión básica sobre el conocimiento del mundo. El espejo de las relaciones y de nuestra interacción con el medio ambiente, son las emociones. Haga una lista de las emociones y refleje un ejemplo de cada una cuando la perciba durante el día. Las emociones positivas básicas: Amor, Simpatía, Felicidad, Confianza, Diversión, Aceptación, Amistad, Compasión. Igualmente, descubra los Sentimientos asociados con la creatividad y crecimiento personal: Paz interior, Descubrimiento, Fé, Perdón, Revelación, Intuición, Trascendencia, Integración, Paz. Luego, revise las Emociones negativas primarias: Furia, Ansiedad, Culpabilidad, Desconfianza, Envidia, Dolor, Gula, Egoísmo. El objetivo es descubrir qué tan frecuente usted siente cosas, permitir la espontaneidad de las emociones que normalmente se reprimen, conocer verdaderamente sus emociones. Para disfrutar las emociones y enriquecerse con ellas, debemos concientizarnos y no reprimirlas. Siempre existe una emoción ligada a todo pensamiento por simple que parezca. Dándoles a todos estos sentimientos la iluminación y reconocimiento, permite la conexión entre la mente y el cuerpo, disfrutando del estado más satisfactorio de la vida. Si se realiza el ejercicio de observación de las emociones, será divertido encontrar cuantas emociones diversas se tienen durante un día, sin que se sea consciente de ello. Esto facilitará espacio para crecer. Es hora de interesarnos realmente por nuestros clientes y por las personas con las que nos relacionamos: ¿Sabemos quienes son y nos preocupamos por conocerlos?, ¿Nos vinculamos, participamos, y realizamos contacto periódico?, ¿ Damos beneficios, incentivos y reconocemos lo que hemos recibido? Conocimiento: Identificación: Saber quién es el otro. Información: Saber cómo es el otro y como se transforma a lo largo de la relación, historial de compras, de promociones, encuestas. Interacción: Participación: Lograr la participación de nuestros clientes, en la forma que sea, aumenta su interés por nuestra marca. Formación: La formación refuerza su percepción de utilidad de la relación. Convivencia: El contacto personal reafirmará su sensación de pertenencia. Compensación: Ventajas: Beneficios y privilegios que se obtienen por el simple hecho de pertenecer al grupo. Reconocimiento: Supone un factor de motivación importante y una retribución emocional a su esfuerzo. Incentivos: Recompensas directas por la consecución de unos objetivos predeterminados. Ser asertivo significa hablar de manera firme acerca de su sentimiento sobre una determinada situación. Uno puede ser asertivo cuando hace preguntas, ya que cuando se hacen afirmaciones se puede confrontar. Enfatice en las áreas de acuerdo antes de discutir las diferencias. Los beneficios de la asertividad se relacionan con el control sobre las prioridades en lugar de estar dirigidos por las demandas que siente difícil de manejar. En este día he aprendido que no solo es importante ser amigo de las emociones, sino aprender a crearlas en el momento oportuno y adecuado. Si logramos hacerlo, podremos modificar nuestro estado de ánimo para nuestro beneficio, y lo más importante, podremos sorprender a nuestros Clientes y Amigos. En los negocios uno de los principales objetivos es vincular emocionalmente a los clientes, la gente quiere vivir experiencias inolvidables, y esto se puede lograr cuando aprendemos a crear las Emociones.

Manifestación y Expresión Corporal de las Emociones:

El tacto no ha sido estudiado ampliamente como otros canales de comunicación. La piel es la envoltura del cuerpo, es el límite con el exterior, es sensible al calor, al frío, a la presión y al dolor. El grado de sensibilidad varía según el estado emocional del sujeto, y la zona del cuerpo de que se trate. El tacto, el gusto y el olfato son órganos de los sentidos que actúan en proximidad, la vista y el oído pueden recibir información a distancia. El tacto es un elemento fundamental en las relaciones humanas, puede mostrar entusiasmo, ternura, apoyo efectivo, etc. La nariz y su zona de implantación están relacionadas con el olfato. Cuando se experimenta rabia o asco se contrae. Los labios cerrados expresan que la emoción está contenida y cuando se deja salir la emoción se separan. Para expresar rabia la boca se abre y se enseñan los dientes, en el sufrimiento por lo general está entrecerrada, en la sorpresa se abre. En general, los ojos miran hacia abajo en los estados depresivos y de tristeza, hacen barridas horizontales en sujetos en actitud defensiva y se dirigen atentos a lo que produce alegría o interés. 1. Miedo: El miedo se activa por la percepción de daño o peligro. La naturaleza del daño o peligro percibido puede ser física o psicológica. El dolor ejemplifica el daño físico producido por quemaduras, heridas y enfermedades, mientras que los insultos a nuestra autoestima o a la amenaza de pérdida de una amistad son ejemplos de daño psicológico. Cuando nos encontramos ante un estímulo que nos provoca miedo o temor, nuestro cuerpo reacciona activándose, de manera que estemos a punto para cualquier reacción de lucha o huida que sea preciso a fin de protegernos, ya que nuestro impulso más básico es el de la supervivencia. Con el Miedo la sangre va a los músculos esqueléticos, en especial a los de las piernas, para facilitar la huida. El organismo se pone en un estado de alerta general y la atención se fija en la amenaza cercana. Las Cejas se levantan y contraen al mismo tiempo. Las arrugas de la frente se sitúan en el centro y no extendidas por toda la frente. Párpado superior levantado y el párpado inferior en tensión y alzado. Boca abierta y labios o bien tensos y ligeramente contraídos hacia atrás, o bien estrechados y contraídos hacia atrás, Cara hacia arriba. El hombre espantado queda de inmediato inmóvil como una estatua, conteniendo su aliento, o bien se apelotona instintivamente, como temiendo ser visto. El corazón late con rapidez y violencia y levanta el pecho, pero es muy dudoso que trabaje más o menos que en este estado normal, es decir, que envíe mayor cantidad de sangre a todas partes del organismo. La timidez tiene estrechas relaciones con el miedo, la etimología de la palabra lo expresa en varias lenguas, pero es muy distinta del sentimiento que se designa ordinariamente con esta última voz. Cierto que el hombre tímido teme la mirada de los extraños, mas no podría decirse que le inspire miedo. Puede tener la audacia de un héroe en la guerra y sin embargo sentirse intimidado por verdaderas pequeñeces en presencia de otro hombre. Puesto que la timidez parece reconocer por origen primero la atención fija en sí mismo, cierto es que, reprimiendo a los niños que a ella están sujetos, lejos de serles útil, no se hace más que aumentar su defecto, dando una nueva fuerza a la causa misma que le hizo nacer. En la Timidez, la mirada va hacia abajo y los ojos se ponen pequeños. 2. Rabia: La rabia es la emoción más ‘caliente´ y pasional. La rabia puede ser activada de diversas maneras, pero su antecedente principal es el control, sea físico o psicológico. El control físico sería, por ejemplo, que alguien te retuviera en contra de tu voluntad tras unos barrotes. El control psicológico se manifiesta mediante las reglas, las normas o nuestras propias limitaciones. La rabia también la activa la frustración de no poder hacer lo que se propone. El ser herido, engañado o traicionado también puede activar la rabia. En ocasiones, se puede decir que la rabia resulta altamente productiva como cuando energiza los intentos de recuperar el control perdido sobre el ambiente, que al final se recupera. En la Ira, la sangre fluye a las manos y así resulta más fácil tomar un arma o golpear un enemigo, el ritmo cardíaco se eleva, lo mismo que el nivel de adrenalina, lo que garantiza que se podrá cumplir cualquier acción vigorosa. En la Cólera, las Cejas se encuentran bajas y contraídas al mismo tiempo. La Mirada se pone dura en los ojos, que pueden parecer prominentes, los Labios se aprietan o se abren tensamente, como si gritaran, y las Pupilas pueden estar dilatadas. Observemos a un niño pequeño cuando se pode furioso, el flujo de sangre que enrojece su pequeño cráneo calvo es el primer presagio de un acceso de cólera. En la Furia, las cejas se agachan en la parte interior, los ojos se encuentran pequeños y alargados, hay una leve mirada hacia abajo, la boca se tensiona y se abre un poco. 3. Asco: Implica una respuesta de huida o de rechazo ante un objeto deteriorado o pasado. Acontecimientos físicos como comida u olores corporales, contaminación y sabores amargos y acontecimientos psicológicos como chistes de mal gusto y los valores morales repugnantes activan impulsos de repudio y la emoción de asco. El asco es una emoción que mantiene y promueve la salud. La anticipación de una sensación de asco además anima a la persona a conservar un entorno sanitario: limpiar los platos, los dientes, ducharse. Un disgusto extremo se expresa por movimientos de la boca semejantes a los que preparan el acto del vómito. La boca se abre de par en par, el labio superior se retrae enérgicamente, las partes laterales de la nariz se arrugan, el labio inferior se baja y se dobla hacia fuera tanto como es posible. La manera más ordinaria de manifestar el desprecio consiste en ciertos movimientos de las regiones nasal y bucal. Estos últimos, cuando son muy pronunciados, anuncian el disgusto. La nariz se eleva a veces un poco, lo que proviene, sin duda, de la ascensión del labio superior. Otras veces el movimiento se reduce a una simple plegadura de la piel de la nariz. Al mismo tiempo se eleva la nariz. Aparentamos dar así a entender al individuo que le desdeñamos porque huele mal, de igual modo que le significamos que no es digno de atraer nuestra mirada cuando cerramos a medias los ojos o apartamos de él la cabeza. El desprecio y el disgusto parecen expresarse casi universalmente por el acto de escupir, que representa evidentemente la expulsión de cualquier objeto repugnante fuera de la cavidad bucal. 4. Angustia: La angustia es la emoción más negativa y aversiva. Los dos activadores principales de la angustia son la separación y el fracaso. La separación, la pérdida de un ser querido por causa de muerte, divorcio, circunstancias (por ejemplo, un viaje) o una discusión es angustiante. Las personas también pueden ser separadas de un trabajo, posición o estatus que valoran. El fracaso también activa la angustia como cuando se reprueba un examen, se pierde un concurso o se sufre un rechazo amoroso. El dolor activa la angustia, como en el caso del exceso de temperatura o ruido. La angustia motiva a la persona a realizar cualquier conducta necesaria para aliviar las circunstancias que la han provocado. Ante la angustia que le provoca una derrota reciente, el atleta entrena para recuperar su confianza. La angustia persistente también conduce a la más aversiva de las experiencias humanas, la depresión. 5. Admiración: Parece consistir en una mezcla de sorpresa, placer y aprobación. Cuando es viva, las cejas se elevan, los ojos se abren y se tornan brillantes, mientras que en la simple sorpresa están apagados. Por último, la boca, en lugar de abrirse de par en par, se abre ligeramente y dibuja una sonrisa. 6. Orgullo: De todas las emociones complejas nombradas anteriormente, el orgullo es tal vez la que de modo más claro se expresa. El orgullo manifiesta un sentimiento de superioridad sobre otro enderezando la cabeza y el cuerpo entero. Manifiéstase ‘alto´ y se hace parecer tan corpulento como es posible. Por eso se dice metafóricamente: ‘hinchado de orgullo´. El pavo real, pavoneándose de un lado a otro, las plumas erizadas, es en ocasiones considerado como el emblema del orgullo. El hombre arrogante mira a los demás desde lo alto, bajo los párpados. Apenas accede a mirarles, o bien atestigua su desprecio por ligeros movimientos de las ventanas de la nariz o de los labios, análogos a los descriptos anteriormente. 7. Resignación e Impotencia: Cuando un hombre quiere indicar que no puede hacer una cosa o impedir que algo se produzca, suele alzar los dos hombros con un movimiento rápido. Al mismo tiempo, para completar la actitud, vuelve los codos hacia adentro, doblados los brazos, alza las manos abiertas volviéndolas hacia fuera y apartando los dedos. Va acompañado de frases como éstas: ‘No es culpa mía´, ‘me es imposible conceder ese favor´, ‘que siga su camino´, ‘yo no puedo detenerle´. El encogimiento de los hombros expresa también la paciencia o la ausencia de toda idea de resistencia. 8. Disgusto: La expresión facial de disgusto es igual en todo el mundo (el labio superior torcido y la nariz fruncida) y se trataría de un intento primordial por bloquear las fosas nasales para evitar un olor nocivo o escupir un alimento perjudicial. Las Mejillas se levantan y aparecen líneas debajo del párpado inferior. Se ha visto que el fruncimiento de las cejas es el movimiento expresivo que se produce naturalmente cuando se encuentra alguna dificultad, cuando sobreviene cualquier pensamiento o sensación desagradable. 9. Tristeza: El descenso de energía tiene como objeto contribuir a adaptarse a una pérdida significativa (resignación). Ojos pequeños, cejas inclinadas hacia adentro, boca pequeña. Las comisuras de los labios se inclinan hacia abajo, o los labios tiemblan. En el Desaliento: La caída o descenso de los lados de la boca. 10. Agresión: La agresión es un método de conseguir directamente un deseo y un método defensivo indirecto de conseguir que un deseo que tenemos no se arruine por un obstáculo que interfiere. El agresor quiere ganar a costa de la pérdida del otro. Los intereses de los actores se vuelven irreconciliables, y por ello se diferencia de las relaciones comerciales o amistosas en las que el ideal consiste en que cada cual gane lo justo. La agresión indirecta tiene una estructura de método defensivo. Nos defendemos de un peligro (si somos vendedores, del peligro de quedarnos sin clientes; si somos deportistas, del peligro de un ataque, de una ofensa, etc.). Ciertos anfibios y ciertos reptiles que no poseen espinas que erizan ni músculos para producir este movimiento, hinchan su cuerpo inspirando aire, bajo la influencia del miedo o de la cólera. Es este un fenómeno bien conocido en los sapos y las ranas. 11. Sorpresa: El levantar las cejas permite un mayor alcance visual y mayor iluminación en la retina, lo que ofrece más información ante un suceso inesperado. Piel estirada debajo de las cejas, Arrugas horizontales en la frente, Párpados abiertos, párpado superior levantado y párpado inferior bajado, el blanco del ojo suele verse por encima del iris. La mandíbula cae abierta, de modo que los labios y los dientes quedan separados, pero no hay tensión ni estiramiento de la boca. Siendo la sorpresa provocada por cualquier cosa inesperada o desconocida, natural es que deseemos reconocer tan rápidamente como nos sea posible la causa que la hizo nacer. Esta es la razón por la cual abrimos mucho los ojos a fin de aumentar el campo visual y poder fácilmente dirigir la mirada en una dirección cualquiera. ¿Por qué la boca se abre bajo la influencia de la sorpresa? Varias veces ha sido emitida la opinión de que esta actitud favorece el ejercicio del sentido del oído, aunque hay personas que escuchan atentamente un ligero ruido, del cual conocían la fuente o naturaleza, y no abren la boca. Por ello, puede ser para reconocer de qué dirección proviene un sonido. 12. Interés: El interés es la emoción que más presente está en el funcionamiento día a día de las personas. Los acontecimientos ambientales (por ejemplo, el cambio, la novedad, el desafío) los pensamientos (por ejemplo, de aprender, lograr cosas) y los actos de descubrimiento inician un incremento de la actividad neuronal y activan el interés. El cambio provoca la curiosidad y produce interés, lo que a su vez invita a la persona a que explore, investigue y manipule el ambiente. El interés es lo que hace que la persona desee explorar. El interés despierta también nuestro deseo de ser creativos, de aprender y desarrollar nuestras competencias y habilidades. Interesado: cara equilibrada y mirando al frente, ojos abiertos, boca cerrada, cara relajada. 13. Amor: Mediante las emociones amorosas, obtenemos las cosas que se dan por generosidad, y que son deseables. Podemos desear realizar nuestra sexualidad, tener el apoyo de un compañero, alguien con quien distraerse, etc. El modo de conseguir este cúmulo de necesidades que se espera que un compañero satisfaga, es conquistando su voluntad de darnos por un intercambio amoroso. La familia de las emociones amistosas oscila en un margen de amplitud, que varía según las personas, las culturas y las épocas históricas. El nivel mínimo es el comportamiento cooperativo, aquel por el cual respetamos las reglas de juego económicas o simplemente contestamos a alguien que nos pregunta por una dirección. Para llegar al intercambio económico tenemos que enterrar el hacha de la guerra y aceptar unas normas de juego mínimas que favorecen a las partes, aunque a veces más a una que a otra. El nivel máximo de amor lo establece la sofisticación de la cultura de la reciprocidad y de la generosidad. Cuando dos amantes están en presencia uno de otro su corazón late. Rápidamente su respiración se acelera, su rostro enrojece. 14. Alegría: La alegría la activan los acontecimientos positivos, como por ejemplo una cita, además de las sensaciones placenteras, como el ser acariciado. También se deriva de aquellos acontecimientos que confirman el concepto de auto-valía de la persona. Si a una persona se le invita a entrar en una organización prestigiosa, se le hacen cumplidos, se le alaba o le gusta a otra persona, entonces se activa la alegría. La alegría es una sensación positiva derivada de una sensación de satisfacción y triunfo. La alegría, por lo tanto, contrarresta las experiencias vitales inevitables de frustración, decepción y afecto negativo en general. La alegría facilita también la voluntad de las personas de participar en actividades sociales. En la Felicidad, las Comisuras de los labios se ponen hacia atrás y arriba, la Boca puede estar abierta o no, con o sin exposición de los dientes. El pliegue naso - labial, baja desde la nariz hasta el borde exterior por fuera de la comisura de los labios, y las Mejillas están levantadas. Una alegría muy intensa provoca diversos movimientos sin objeto. Se baila, se palmotea, se golpea el suelo con el pie, etc. A la vez se ríe sonoramente. Un hombre de buen humor tiende, por lo general, sin sonreír precisamente, a retraer los extremos de la boca. La excitación del placer acelera la circulación. Los ojos se tornan más brillantes, el rostro más colorido. Según Bell, ‘en todas las emociones alegres, las cejas, los párpados, las ventanas de la nariz y los ángulos de la boca se levantan, al contrario de lo que ocurre en las acciones deprimentes´. El rostro se ensancha en la alegría y se alarga en la pena. El ser feliz, requiere una actitud activa, para cambiar lo que se pueda cambiar, aceptar lo que no podamos cambiar, tratar de no acusar a los demás o a las circunstancias de nuestra infortuna, avaluar lo que tenemos y desarrollar una actitud más positiva de nuestra vida. La Felicidad aumenta la actividad de los centros cerebrales que inhiben los sentimientos negativos y pensamientos inquietantes. El organismo está mejor preparado para encarar cualquier tarea, con buena disposición y estado de descanso general. La medicina psicosomática se ha cansado de probar que nuestro estómago, hígado, corazón y todos los órganos funcionan mejor cuando nos sentimos felices. La risa o alegría aumenta nuestra resistencia física y actúa como un inhibidor natural del dolor. Hace millares de años el rey Salomón decía en sus Proverbios: "Un corazón alegre nos hace tanto bien como una medicina, mientras un espíritu quebrantado nos seca hasta los huesos". La risa también levanta un espíritu cansado. "Reír es también bueno para los negocios, puede reducir las tensiones, da vida a las presentaciones y estimula la creatividad. En nuestro trabajo diario, la risa es una vacación instantánea y gratuita. "La persona que hace todo lo posible para que la felicidad dependa de sí misma y no de los demás, ha adoptado el mejor plan que existe para vivir feliz". En promedio un niño de cuatro años de edad ríe 400 veces al día, mientras que los adultos sólo reímos de 15 a 16 veces. ‘Mucha gente cree, dice el comediógrafo francés Marcel Achard, ‘que para triunfar basta con levantarse temprano, "No" es necesario también levantarse de buen humor. El célebre escritor Norman Cousins hablaba de la risa como ‘el joggin interno´, una especie de aerobismo interior que hace que el cuerpo segregue sus jugos positivos. ‘El humor afloja los mecanismos de la mente. Estimula maneras diferentes, poco comunes, de ver las cosas´. Un antiguo proverbio dice "No inicie un negocio si no sabe como sonreír". Las personas muchas veces sonríen cuando no sienten alegría. A veces las personas sonríen sólo para facilitar la interacción social. Los etólogos que estudian la expresión de la sonrisa en primates encuentran que los chimpancés usan la expresión de la sonrisa para evitar la conducta posiblemente hostil de animales dominantes, y para mantener y aumentar las interacciones de carácter amistoso. Así como los primates sonríen (es decir, enseñan los dientes) para apaciguar a dominantes, los niños pequeños tienen más probabilidades de acercarse a un extraño que sonríe que a uno que no sonríe. Además, la sonrisa es una muestra de bienvenida universal que parece decir, de forma no verbal, ‘soy amistoso´ y ‘me gustaría que fuéramos amigos, por lo menos durante un tiempo´. 15. Estrés: Haga una lista de los factores externos que normalmente le causan estrés. Ordénelos de acuerdo con los que tengan un mayor impacto en usted. ¿Cuantos de ellos puede usted cambiar? ¿Qué factores internos contribuyen a su estrés? El estrés puede ser afectado por la continua ansiedad, tratando de hacer mucho sin decir nunca que no, cuando no se da prioridad a las cosas, cuando se realizan las cosas en el último minuto, cuando se es sensible a la crítica y se reacciona con facilidad, cuando se ponen estándares de desempeño muy altos, se es perfeccionista y se siente que nunca se lo suficientemente bueno, cuando no se toma el tiempo para relajarse. Direccione y trabaje sobre los factores externos que puede influenciar. Cambie si es necesario. Apóyese en el ejercicio y la relajación. Cambie la forma de reaccionar a las cosas, ríase más, tome distancia sobre los factores que lo estresan, logre convencerse que las cosas no son de vida o muerte, sea menos serio, asegure un equilibrio en la vida, mire las cosas por el lado positivo. La elasticidad es la habilidad para experimentar estrés con control. Las personas elásticas tienen una imagen positiva de la vida, y tienen relaciones que les facilitan enfrentar el estrés. La gente que en su infancia recibe cuidado y soporte son más resistentes al estrés. Una línea de investigación ha explorado los factores causales, es decir, los "Estresores". Existen tres clases: físicos, sociales y psicológicos. Entre los estresores físicos están el ruido, la radiación, las toxinas y todas las demás substancias concretas que pueden ejercer algún impacto en nuestro organismo. A menos que sean muy severos, con el tiempo tendemos a adaptarnos a la mayoría de los estresores físicos. Los estresores sociales provienen de nuestra interacción con las demás personas o con grupos humanos de nuestro entorno. Algunos acontecimientos, como la pérdida de un ser humano, pueden producir efectos agudos y sumamente perjudiciales. Los conflictos con los demás constituyen otra fuente de estrés bastante común. Los sistemas caóticos son estresantes para cualquier persona. Estos estresores sociales son externos y, por lo regular, están al menos parcialmente bajo nuestro control. En cambio, los estresores psicológicos tienen lugar en el interior de nuestra psique y comprenden todas las emociones como frustración, ira, odio, celos, miedo, ansiedad, tristeza, autocompasión y sentimientos de inferioridad. 16. Respiración: La Respiración es mucho más que Oxigenar la Sangre. Si lo hacemos bien, es aumentar la vitalidad, psíquica, física y espiritual, y favorecer la posibilidad del equilibrio emocional. Se necesitan tres elementos fundamentales para conservar la vida: el agua, el aire y los alimentos. El carácter vital de la respiración está dado por el siguiente hecho: podemos vivir durante semanas sin alimentos sólidos; sin líquidos durante días, pero bastan unos minutos sin oxígeno para hacernos perder la vida. La cantidad de oxígeno en la sangre que circula por las arterias, determina la vitalidad y la salud de esas células, ya que esas condiciones dependen del aporte de oxígeno a través de la sangre. La buena respiración también activa el sistema linfático, componente clave de nuestro organismo, ya que es la vía de eliminación de las toxinas, y por lo tanto, parte de nuestro sistema inmunológico. Esto explica, quizá, el hecho de que uno de cada tres norteamericanos contraiga cáncer, mientras que entre los deportistas norteamericanos, esa proporción es de uno en siete. La conclusión, con todo lo dicho antes, es clara, "la diferencia es el Oxígeno". Los ejercicios de yoga, que dan el valor 1 a la inspiración, 4 a la retención y 2 a la expiración, se ve fundamentada entonces por lo siguiente: la expiración es el doble de la inspiración, porque en ese lapso se produce el drenaje linfático, o en otras palabras, se desintoxica el organismo. Por último, y esto no es menos importante, la respiración es un formidable medio de autorregulación física y psíquica. Incide sobre los estados emotivos. Canaliza las emociones. En definitiva, y eso es lo que queremos transmitirle aquí, "Respirar puede ser mucho más que oxigenar la sangre". Si lo hacemos bien, se aumenta la vitalidad, psíquica, física y espiritual, y favorecer la posibilidad del equilibrio emocional.

Espacio Individual de Reflexión:

¿Qué aplica para mi vida?
¿Qué puedo Mejorar?
¿Qué información destaco?
¿Por donde voy a empezar?
¿En qué aspectos voy a trabajar?

Preguntas de chequeo:

¿Porqué somos emocionalmente reactivos y no proactivos? Dé varios ejemplos.
¿Cómo se crean las Emociones Negativas? Explique.
¿Cómo se pueden crear las Emociones Positivas? Practique.
¿Cuáles son las Emociones Positivas? Descríbalas.
¿Cuáles son los Beneficios personales y profesionales que se obtienen con la Creación de Emociones? Explique.
Describa los pasos que se deben seguir para Crear las Emociones.
¿Cómo podemos practicar la expresión de las Emociones? Explique.
¿Cuáles son los componentes conductuales en la expresión de las Emociones? De Ejemplos.
¿Cómo podemos ganar y transmitir la Confianza? Adicionalmente, explique porqué es importante hacerlo.
Explique la siguiente frase "La diferencia entre aquellos que logran y aquellos que no logran, generalmente es el resultado de su nivel de concentración".
Discuta la frase "Nada es más importante que experimentar los sentimientos". ¿Cómo se hace?
¿Cuáles son las tres Actividades relacionadas con los clientes y que nunca deben faltar? Explique.
¿Qué son el Tacto, Gusto y Olfato, y cómo funcionan?.
Seleccione tres Emociones, describa sus manifestaciones y expresiones corporales. Practique.

Lectura 1


La Búsqueda del Equilibrio ¿Qué es mejor?: Ser generalista o especialista, La centralización o la descentralización Organizacional, Ser gordo o flaco, El pensamiento o la acción, Ser amplio o amarrado, El blanco o el negro, Ser laxo o estricto, Lo antiguo o lo moderno, Ser emotivo o cerebral, hablar o escuchar, El detalle o la visión global, La rapidez o la exactitud, El grupo o el individuo, El medio o el resultado.... ¿Qué es mejor? Si se formaran bandos a favor de uno u otro concepto, con seguridad se dividirían las opiniones y se encontrarían argumentos validos para cada uno de ellos. Entonces ¿Qué hacer? ¿Cuál es el mejor camino a seguir? Depende. Un Presidente de una importante Empresa de Servicios respaldaba su estilo de dirección autocrático con los resultados financieros que obtenía año tras año. "El buen trato amaña y baja la guardia de las personas. Disminuye la concentración y relaja las acciones". Si una empresa se midiera solo por los resultados financieros, el estilo de dirección autocrático sería el ejemplo a seguir. Pero, dónde queda ¿La satisfacción de los Clientes y el clima laboral interno? Si no se tienen en cuenta, los clientes y empleados se irán irremediablemente, no darán lo mejor de sí y aportarán lo mínimo. Esto, tarde o temprano también se verá reflejado en los resultados financieros. ¿La recomendación? ¡Buscar el equilibrio! Menos garrote y más caricias. Otro importante ejecutivo de una destacada empresa de telecomunicaciones, mostraba con orgullo los altos índices arrojados por la encuesta de clima laboral. "La cultura se centra en las personas, en su libertad de participación y toma de decisiones. Aquí los jefes no eligen a su gente sino la gente elige a sus jefes". Y cómo se comportan ¿Los resultados organizacionales, la fluidez y agilidad de los procesos? Si no se tienen en cuenta, la felicidad y alto nivel de satisfacción de los empleados no se verá reflejada en la coordinación de las tareas ni en la obtención de los objetivos propuestos. ¿La recomendación? ¡Buscar el equilibrio! Menos consentimiento y más efectividad. Existen personas tan tacañas con su dinero, que no lo disfrutan en vida. Otras en cambio, son tan amplias en su manejo, que nunca obtienen nada importante. Si se dejan muy sueltos los hijos se pierden y si se mantienen amarrados se bloquea su desarrollo. Una fruta debe comerse en su momento, ni biche ni pasada. La clave reside en la búsqueda del equilibrio en todo lo que parecemos, somos y hacemos. Como dice el dicho "Ni tan cerca que queme al Santo ni tan lejos que no lo alumbre". Sin importar la orilla en que nos encontremos, siempre tomemos nuestro volante para girar levemente hacia la otra orilla y posicionarnos en la mitad, en el equilibrio perfecto. ¿La forma de hacerlo? Siendo flexibles ante el cambio y las posiciones diferentes, siendo conscientes del sitio que ocupamos y ocupan los demás, deseosos de experimentar y de ampliar nuestras capacidades y destrezas. No se trata de disminuir lo que tenemos actualmente sino de adicionar nuevas herramientas y aptitudes. El mejor antídoto para la timidez es la acción y experimentación, para la tristeza es la risa y el optimismo, para la rigidez es el deporte y la movilidad, para el mal genio es la dulzura, para lo agrio es el azúcar, para el incumplimiento es la anticipación, para la rebeldía es la asignación de responsabilidad, para la amplitud es la profundidad y para la profundidad es la amplitud. La receta es realizar lo opuesto a lo que normalmente estamos acostumbrados, para atenuar la influencia de nuestro estado actual y equilibrar nuestros hábitos. Luego, con el tiempo y la práctica podremos de manera consciente virar nuestro volante hacia la izquierda o derecha, de acuerdo con nuestra necesidad. Veamos un ejemplo: "Queremos mejorar nuestro pesimismo hacia la vida". El opuesto del pesimismo es el optimismo, y éste es el antídoto que en altas dosis debemos adicionarle a nuestra vida. ¿Cómo hacerlo? Adicionando palabras y pensamientos positivos, todas las mañanas iniciar con algunas frases que nos alienten y motiven para el nuevo día, todas las noches perdonar nuestros fracasos y convertir los problemas en oportunidades, en todas las acciones proyectar resultados mejores y aún exagerados, mirar bien lejos y esperar siempre lo mejor. En toda estrategia, tradicionalmente nos han enseñado que debemos apoyarnos en nuestras fortalezas y proteger nuestras debilidades. Si un equipo de fútbol es bueno para manejar el balón pero no tiene mucha estatura física, se esperaría que toquemos el balón muy cerca del suelo y lo elevemos lo menos posible. Sin embargo, si no equilibramos las debilidades con las fortalezas y logramos el equilibrio, tarde o temprano nuestros competidores nos van a atacar por donde más nos duele y vamos a perder. ¿La solución? En el caso del ejemplo del fútbol, el ideal es incluir en el equipo algunas personas de más estatura para evitar que nos jueguen por arriba y nos metan goles de cabeza. En la vida, debemos siempre procurar la búsqueda del equilibrio. Cuando saciamos nuestras necesidades básicas o superiores, la mayor satisfacción se logra justo un momento antes de que rebosen y se desperdicien. Nunca debemos comer hasta que nos llenemos totalmente, ni hablar más de la cuenta, ni relajarnos en exceso, ni preocuparnos demasiado. Todo tiene una justa medida. Recordemos que "Todo exceso es vicioso". No es malo jugar en el casino pero si lo es cuando se realiza todos los días. No es dañino el dulce pero si lo es cuando se consume en abundancia. No es perjudicial el miedo sino cuando nos impide el movimiento. La naturaleza nos da constantes pruebas del equilibrio requerido para que todos vivamos en armonía. La cadena alimenticia de los animales funciona a la perfección para consumir y ser consumidos entre sí, y así evitar la extinción o la sobre población. Cuando se rompe el equilibrio se llega al caos y a la destrucción. En el ámbito laboral, por ello existe el estilo de liderazgo situacional, que se acomoda a las necesidades de cada persona y equipos de trabajo. Algunos requerirán mayor supervisión y otros libertad. Aquellos necesitarán más seguimiento y estos menos. Algunas Oficinas podrán tomar sus decisiones directamente y otras deberán consultar. Algunas decisiones se podrán tomar en consenso y otras deberán asumirse directamente por el Líder. La participación debe alentarse hasta el justo momento previo en que afecte la agilidad de las acciones. El trabajo en equipo debe incentivarse sin que duplique las actividades o genere redundancia. El desorden mesurado puede contribuir a la creatividad pero si se convierte en caos, afectará la fluidez de los procesos. ¿Cómo lograr el equilibrio? Integrando los Opuestos, haciéndolos convivir en armonía, siempre sumando y nunca restando, ampliando nuestra visión sobre las cosas, aceptando la diversidad y respetándola, complementando y no fraccionando, practicando y experimentando, con apertura y curiosidad infinita, con paciencia y persistencia. La Observación y Consciencia son fundamentales para el Crecimiento, la Aventura y Movilidad son esenciales para el Cambio. Disfrutemos e incentivemos el hábito del cambio de roles, para asumir nuevas posiciones que le adicionen valor a las actuales. Por ello y por mucho más, me he vuelto el defensor más férreo del Equilibrio, elevarlo al grado de Competencia y promoverlo en todos los ámbitos. Un Banco no puede sobrevivir si Capta más dinero del que Coloca, o viceversa. Un Ser Humano tampoco lo puede hacer, si Da más de lo que Recibe, o viceversa. Tampoco se debe Gastar más de los Ingresos obtenidos, ni Odiar más del Amor entregado, o Reír menos de las Lágrimas derramadas. Todos debemos buscar el Equilibrio de Pensamiento, Sentimiento y Obra. Nunca debe parar su búsqueda y debe convertirse en la constante permanente. Es la mejor receta y la mejor manera de ser felices y hacer felices a los demás. Es la mejor fórmula hacia el éxito individual y colectivo.

Grado de Conciencia de las Emociones:

¿Es Arriesgado y le Gusta lo Desconocido?
(4) Si (3) A Veces (2) Muy Poco (1) No ¿Se Motiva con Facilidad, es Positivo y Recursivo?
(4) Si (3) A Veces (2) Muy Poco (1) No ¿Es Sensible a los Deseos de los Demás, Valora las Diferencias?
(4) Si (3) A Veces (2) Muy Poco (1) No ¿Le Gusta Ayudar a los Demás?
(4) Si (3) A Veces (2) Muy Poco (1) No ¿Acepta los Fracasos (Perder) o Sufre Demasiado y No se Perdona?
(4) Acepta (3) A Veces (2) Muy Poco (1) Sufre Demasiado ¿Cómo están sus Habilidades de Inteligencia Emocional?
(10) Autoestima (9) Positivo (8) Dar y Recibir (7) Empatía (6) Conciencia (5) Expresión (4) Control (3) Motivación (2) Superación Dificultades (1) Equilibrio

Tips Prácticos (Guía de Iniciación)


A mayor Control de los Sentimientos, mayor Bienestar Social, mayor Bienestar Psíquico - Emocional - Mental, mayor Probabilidad de alcanzar nuestras Metas, mayor Disfrute.
Las Expresiones Emocionales regulan la manera en que los demás reaccionan ante nosotros.
La Inteligencia Emocional es una Habilidad que se puede desarrollar sin importar la Edad.
Se deben enfrentar los Miedos y Ansiedades, como la Furia y la Tristeza, para canalizar la Energía en cosas Constructivas y Objetivos.
Acceso rápido a las Emociones y Sentimientos, para expresarse de manera libre, cuándo y dónde sea apropiado.
Ver las Clases de Pensamientos que se tienen y qué Clases de Emociones se generan. Usar todos los Sentidos para verificar los Sentimientos y Comportamientos.
Cambie la Percepción de los hechos y Piense de manera diferente, cuente con la Libertad de Sentir diferente.
Agradezca a Dios por cada día y sea Positivo. Diga, Lo voy a hacer, y nada se interpondrá en mi camino.
Todos necesitamos de un Animador, y no hay uno mejor que uno mismo.
Sea Feliz, aprenda a cambiar lo que se puede, y a aceptar lo que no se puede cambiar. Valore lo que tiene y desarrolle una Actitud Positiva.
Nadie puede hacerme Sentir lo que no quiera.

Lectura 2

¿Sabe usted qué lo motiva? (NotiNova) La Motivación es un estado interno que induce al comportamiento, lo dirige y lo sostiene. Es un sentimiento interno que determina el continuar o cesar una determinada actividad. Hay 2 tipos de motivación, la motivación intrínseca y la extrínseca. La motivación Intrínseca viene de adentro, de uno mismo. Las actividades que se realizan son la propia recompensa. El amor sincero por las actividades que se hacen, es la fuente de la motivación. Por el contrario, en la motivación Extrínseca las recompensas son generadas por factores externos. El trabajo se realiza para ganar un grado o una recompensa o complacer a sus padres o evitar un castigo. La mayoría de la gente se motiva extrínsecamente. La sociedad pone un mayor énfasis y presión en obtener grados y resaltar los mejores desempeños. Por consiguiente, eso hace que sea más difícil estar intrínsecamente motivado. ¿Que Motiva a la Gente a Trabajar? Una posible respuesta es el dinero. La gente trabaja porque necesita alimentarse, vestirse y velar por el bienestar de su familia. En tiempos pasados, el camino de las organizaciones para conseguir gente que trabajara fuerte era ofrecerles más dinero. Pero las organizaciones de hoy ofrecen menos oportunidades para aumentos y promociones. Y los trabajadores de hoy por otra parte responden a diferentes herramientas motivacionales. ¿Que es lo Que los Trabajadores Valoran? Se ha demostrado que lo que más valoran los trabajadores son "los intangibles", es decir, el hecho de ser apreciados por el trabajo realizado, mantenerse informados acerca de las cosas que le afectan, tener un jefe simpático que tenga tiempo de escucharlo, etc. Ninguno de estos intangibles es muy costoso, pero sí toman tiempo y dedicación por parte de los administradores. También se puede concluir que: Todos los trabajadores necesitan sentirse importantes, ser necesitados