12.185 cursos gratis
8.726.724 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Diario de Crecimiento Emocional

Autor: Juan Carlos Medina Velandia
Curso:
9,20/10 (223 opiniones) |11093 alumnos|Fecha publicación: 10/09/2004
Envía un mensaje al autor

Capítulo 12:

 DIA 11: La Inteligéncia Emocional al servicio de los Clientes.


El Cliente es el foco de toda Organización, el desarrollo de las Relaciones su Objetivo permanente, y la Inteligencia Emocional es la Herramienta para lograrlo. ¿Porqué? Aumenta y despierta el Deseo, facilita y agiliza la Toma de Decisiones, mejora la Satisfacción y Comunicación, incrementa Impacto, Sintoniza y genera Lealtad.

Las emociones no solo influyen en los eventos inmediatos, acciones, desempeños y relaciones, también son motivadores de conductas futuras en las personas. Cuando se atiende mal a un cliente no solo se afecta la compra presente sino las compras futuras. Si se agrede, se afecta su estado emotivo y deseo para entablar relaciones futuras. El lado optimista, es que de igual manera se pueden transmitir emociones positivas y de esta manera influenciar en sus conductas futuras, como conseguir que un cliente regrese permanentemente o se mantenga una relación a largo plazo. El deseo de recompra de un cliente se activa más con el intercambio de emociones que con el simple producto, con la relación que con el intercambio de bienes. La satisfacción de un cliente va más allá de la calidad, precio o efectividad del producto, se produce con la generación y transmisión de emociones positivas, y éstas son las causantes de que un cliente regrese cada vez y se mantenga a nuestro lado. Todos coincidimos en que las emociones afectan nuestro comportamiento, y si no, revisemos cuantas veces hemos tenido que arrepentirnos a causa de nuestros impulsos desmedidos. Igual ocurre con el desempeño, no es lo mismo estar contento que triste, o estar motivado que desganado, trátese de un partido de tenis, una presentación en público o un trabajo operativo. ¿Porqué a de ser diferente en las relaciones? Siempre estaremos más dispuestos a participar y escuchar, cuando sentimos emociones positivas como el agrado o la atracción. Pero, ¿Porqué las emociones tienen tanto impacto en las conductas futuras de las personas?. La respuesta, es porque las emociones y los sentimientos asociados quedan registrados en la memoria, y éste afecta nuestras actuaciones futuras, muchas veces de manera inconsciente, es decir, sin que nos demos la real cuenta de ello. Si, "Vamos a comprar un regalo para nuestros hijos, nos encontramos indecisos y súbitamente un empleado de servicio de la tienda arremete contra nosotros y de manera grosera nos dice que está prohibido coger los productos, este comentario nos hace sentir incómodos y molestos, y talvés nos vayamos de la tienda y nunca más regresemos". ¿Porqué? Porque quedó registrada en nuestra memoria el sentimiento de desagrado y descortesía del empleado. En nuestra decisión, nada tuvo que ver el producto, ni el precio, ni la ubicación de la tienda, ni el ambiente del lugar, y sí la emoción negativa que nos produjo la llamada de atención. La Compra no se genera por una decisión racional, ya que aunque la gente racionaliza las decisiones de compra basada en hechos, en realidad las toma con base en los sentimientos. El motivador principal en la compra, no corresponde a los datos, ni a los hechos, se relaciona con la respuesta emocional. La gente compra cuando se siente confortable, cuando siente que pueden confiar, cuando el proceso se siente natural y tranquilizador, y cuando se siente que la compra los hará sentir bien. La gente tiene motivos de compra tanto emocionales como lógicos, y la proporción de la decisión puede ser un 80% emocional y un 20% lógico. Nos gusta comprar en negocios en donde nos hacen sentir bien y satisfacen nuestras necesidades emocionales, como el afecto, la comprensión, el apoyo, o el placer. No solo queremos que entiendan nuestra necesidad de comer o de adquirir un determinado bien, también queremos que entiendan nuestro estado de ánimo y sentimientos. Por ello, es importante modificar nuestro leguaje, para utilizar más "Siento que... o Siente que...." en lugar de "Pienso que... o Piensa que...". Cuando hablamos de sentimientos, nos relacionamos con las emociones, y cuando hablamos de pensamientos, nos dirigimos directamente a la razón. Revisemos qué sucede cuando se compra una mesa. Es cierto que el modelo de la mesa y las medidas de la misma, son factores a tener en cuenta, pero al final, nuestra decisión será emocional "Nos gusta esta y no la otra, preferimos comprarla en este sitio y no en el otro". Aquellas personas que tratan de tomar decisiones sin que sus emociones intervengan (lo cual es imposible por mucho que se intente), son incapaces de llegar a ninguna decisión y siempre encuentran fallos y contra argumentos. Afortunadamente, contamos con un buen sistema emocional que actúa con rapidez y diligencia, gracias a un diseño sofisticado, fruto de la evolución de cientos de millones de años. Por ello, en el ejemplo de la mesa, la necesidad de escribir en una mesa, es inferior al placer que produce verla en nuestro cuarto, junto a la alegría de sentirse a gusto y cómodo, o el orgullo de mostrarla a nuestros compañeros y amigos. Siempre hay algo más allá, del propio producto físico y de la satisfacción primaria que atiende. ¿Estamos en capacidad de descubrir las emociones latentes en cada compra? Lo primero es, aumentar la conciencia de nuestras emociones, la manera en que se manifiestan y se expresan. ¿Qué hay detrás de la compra de una simple mesa? ¿Un sentimiento de inferioridad por no tenerla?, ¿Una compra impulsiva para llenar un vacío de inseguridad o ira?, ¿La búsqueda de aprecio o cariño?, o ¿La recompensa por un logro alcanzado?. Con el desarrollo de nuestra inteligencia emocional estaremos más aptos para leer las intenciones y deseos de los demás, aunque se encuentren bien ocultos. Por ello, es importante poner nuestra intuición y percepción al servicio de las ventas y de las relaciones con los clientes. Si hemos identificado que la compra de una mesa, representa el orgullo y alegría de haber ahorrado durante mucho tiempo el dinero para comprarla, no sería oportuno empañar este evento mágico, con la premura innecesaria durante el proceso de venta. ¿Porqué seguimos guardando aquél regalo que nos dieron cuando pequeños? Por el afecto y cariño que le tenemos, por su valor emocional y no por el monetario. ¿De qué ayudas nos podemos valer, para descifrar las emociones? Los colores pueden convertirse en una fuente de información valiosa sobre el perfil emocional de las personas, y adicionalmente, pueden ser activadores del deseo y de las compras. Los colores que vemos en los puntos de venta y por la calle, tienen una repercusión notable en nuestra psicología y decisión de compra. La venta muchas veces depende del color del producto o de su envase, haciéndolo más atractivo y diferenciándolo del resto. Está comprobado que un niño por ejemplo, responde al color, mucho antes de reconocer su aspecto o forma. Todo el mundo directa o indirectamente se siente atraído por el color. Por ejemplo, el color negro puede relacionarse con lo fúnebre y el gris con lo triste, el negro lo relacionamos con la muerte, las tinieblas y la oscuridad, mientras que el gris con la tormenta y el desastre. De igual manera, los clientes pueden diferenciarse según su color preferido. Los que prefieren el rojo son por lo general extrovertidos y dinámicos. Los que escogen el amarillo tienen tendencia a lo intelectual y les encanta las novedades. La gente que prefiere el azul en todas sus tonalidades, tiene buen control de sus emociones y refleja tranquilidad. La gente que compra productos de color anaranjado, es por lo general jovial. Las personas con tendencia al color morado - violeta tienen gustos artísticos, místico y religiosos. La mayoría de clientes que son ordenados y disciplinados, buscan el color marrón o café. Los clientes que prefieren el color negro son conservadores, les gusta la elegancia y la discreción. La gente que escoge el color blanco es refinada y con tendencia a ser férrea a sus ideas. Los clientes que escogen el gris, reflejan conformismo y pasividad. El consumidor que da prioridad al color verde es utilitario, amante de lo fresco y natural. El cliente que escoge el rosa es suave, femenino, sofisticado y educado. Sin embargo, es importante resaltar que las sensaciones y preferencias de los colores varían de un país a otro y de una sociedad a otra. Por ejemplo, en Italia el color rojo es el favorito en automóviles y en España el blanco o amarillo. ¿Cuál es nuestro color favorito y cuál es el de las personas con quienes entramos en contacto? Saberlo, puede ser un punto a nuestro favor, desconocerlo, una desventaja y una oportunidad que dejamos pasar. La Comunicación no verbal, también se constituye en una clave importante para descifrar las emociones y sentimientos. Esta comunicación se relaciona con expresiones realizadas a través de la inflexión de la voz, los gestos y el movimiento corporal. Toda comunicación se caracteriza por contener una parte Verbal o lógica y otra no verbal o analógica. La primera corresponde al contenido de la comunicación, es decir a lo que decimos, y la segunda alude al lenguaje del cuerpo, al cómo, cuándo, dónde y a la manera en que lo decimos. El nivel de importancia de los dos tipos de comunicación se puede expresar en el siguiente porcentaje: Verbal (30%) y No Verbal (70%). El hombre siempre envía mensajes, aunque no tenga conciencia de ello, o aunque voluntariamente no quiera comunicarse. Y esto es porque el cuerpo habla otro lenguaje diferente al de las palabras. El lenguaje no verbal puede repetir, contradecir, sustituir, reforzar o regular el lenguaje verbal. En la Repetición, el gesto repite la palabra, como un gesto afirmativo con la cabeza mientras se dice el "Si". En la Contradicción, el gesto contradice a la palabra, es cuando un invitado que está en la mesa y responde a la pregunta de si le gusta la comida con: ‘sí, mucho, está muy buena´, pero pone cara de desagrado. En la Sustitución, el gesto sustituye a la palabra, es el caso de un amigo que le dice a otro: ‘nos vemos esta tarde en la puerta del cine´, y la respuesta es un gesto afirmativo. En el Refuerzo, el gesto refuerza la palabra, cuando imaginamos un padre que espera impaciente la llegada de su hijo por la noche, al abrir la puerta lo recibe con ‘ ¡qué hora son éstas de llegar!´, a la vez que señala ostentosamente el reloj. En la Regulación, el gesto se utiliza también para regular la conversación, es cuando al hacer uso de la palabra, se levanta el índice o se efectúa una inspiración, mientras nos enderezamos en el asiento, como diciendo ‘ahora voy a hablar´. La cara posee una inmensa y variada capacidad comunicativa. Nos suministra datos abundantes sobre las relaciones interpersonales y debido a su gran visibilidad, se le presta una especial atención. El rostro es un sistema de multimensaje, y es capaz de enviar mensajes muy diversos. El famoso investigador Paul Eckman dijo que "el rostro soporta la información sobre el estado emocional, mientras que el resto del cuerpo suministra información acerca de la intensidad de la emoción". Si estamos furiosos, nuestro ceño fruncido lo demuestra y las manos cerradas pueden indicar el nivel de furia. Cuando estamos alegres el mayor o menor movimiento de nuestro cuerpo, también expresa la mayor o menor alegría presente. Las manos también desempeñan un papel muy importante en la expresión de las emociones. Carmichael, Robert y Wessel (1937) mostraron que se podía identificar una emoción tanto por el movimiento de las manos (por sí solo) como por la visión del rostro. Las manos pueden señalar, solicitar explicación, negar, acompañar, rechazar, despedir, invitar, festejar y mucho más. Acompañadas de los brazos, pueden mostrar una actitud defensiva y cerrada (brazos cruzados) o una actitud de confianza y abierta (brazos sueltos). Cuando nos sentimos tensionados y con miedo solemos apretar las extremidades, pies y manos, así como los hombros, frente y boca. Las posturas en general, son reveladoras de las emociones que estamos sintiendo. Nos referimos a, la posición de los hombros, inclinación de la cabeza, colocación de los brazos y piernas, movimientos con los pies / manos / cabeza, balanceo del tronco, cambios de postura, expresión del rostro, parpadeos, sonrisas, gestos con la boca, características de la voz, volumen, velocidad, tono, ritmo, cambios en la intensidad y respiración. Existen muchas claves, algunas veces más sutiles que otras, pero al fin y al cabo claves para identificar y reconocer los estados de ánimo y sentimientos. ¿Para qué nos sirven? Para sintonizarnos con las personas y acertar en nuestras relaciones. La cabeza elevada es signo de superioridad y hacia abajo es inferioridad, el cuerpo relajado y acostado puede significar desprecio e indiferencia, la sonrisa fingida es signo de incredulidad, la voz suave es timidez y respeto, y cuando se habla fuerte se expresa poder y dominancia, la respiración agitada se relaciona con la actividad y el excesivo parpadeo con el nerviosismo. La mejor manera de aprenderlo es a través de la observación y análisis. Empecemos con nosotros, nuestro cuerpo y expresiones, para convertirlo en un hábito permanente. No hay nada más dañino en una relación que ignorar los sentimientos propios y los de los demás. Por ello, los tres estilos más comunes de paternidad emocionalmente inepta son: (1) Ignorar los sentimientos en general, (2) Mostrarse demasiado liberal, (3) Mostrarse desdeñoso y no mostrar respeto por lo que se siente. En los tres estilos se descuidan los mensajes emocionales, que son naturales, espontáneos y permanentes. Es igual de malo no pararles atención como limitar sus expresiones. Lo sano es aprovechar la oportunidad de los trastornos para actuar como un mentor o un entrenador emocional. Los buenos padres toman las preocupaciones del hijo con seriedad, para tratar de entender exactamente qué les preocupa y ayudarlos a encontrar soluciones positivas. En el plano biológico, se convierten en personas más relajadas, y presentan menores niveles de estrés, son más populares, caen mejor y tienen menos problemas de conducta. Finalmente, hay beneficios cognitivos: estos niños prestan más atención y, por lo tanto, son alumnos más eficaces. Si queremos mejorar y progresar en nuestras áreas Sociales y Emocionales, se recomienda: Interesarse en el entorno, desarrollar el sentido de sí mismo y de familia, mejorar el nivel de confianza y de la comunicación, aprender a vivir como individuo, desarrollar formas de demostrar las emociones, imitar las acciones emocionales de otros, jugar con los demás, afirmar los deseos y necesidades, compartir y tomar turnos, usar palabras para resolver conflictos, aprender de los errores y aceptarlos. En todas las áreas de progreso se busca la interacción y la expresión, y nunca la restricción o coacción. Para el desarrollo sano y equilibrado, hay que ser uno mismo, transpirar y expresar los sentimientos, sin forzar a los demás para que los entiendan o los compartan, pero sí para que los conozcan. Muchas veces se peca por omisión y por falta de comunicación. La Confianza es un sentimiento imprescindible en toda relación humana y para su desarrollo se requiere: Autenticidad (Encontrar su voz interior), Inteligencia Emocional (Aplicar las emociones como una fuente de energía, información, influencia y conexión), Construcción del Clima (Donde todos puedan expresar sus ideas, valores, dudas y necesidades), e Identidad entre los pensamientos y las acciones para lograr la credibilidad y el compromiso. Se debe iniciar por la autoestima, la valoración y aceptación de lo que somos, sin conformismo pero con cariño, "darnos pasito", con la fe ciega en lo que somos capaces, con la frente siempre en alto, sin remordimientos ni temores, siendo conscientes del proceso evolutivo y de desarrollo permanente, en donde cabe el perdón, el fracaso y la equivocación. Una vez ganada la confianza en nosotros mismos, se podrá transmitir a toda aquella persona con la que interactuemos y nos relacionemos. ¿Cómo hacerlo? A través de la expresión emocional, mesurada y transparente, oportuna y cristalina, sin tapujos ni talanqueras. Recordemos, que no es malo no saberlo, pero si es malo intentar ocultarlo. Más rápido cae un mentiroso que un cojo, y aunque no lo creamos, las emociones siempre nos delatan. Sigmund Freud dijo que, en todos los asuntos verdaderamente fundamentales de la vida es preferible dejar la resolución a los sentimientos. Werner Erhard agregó que ‘lo que no se puede desahogar lo gobierna a uno´. La gente nota las cosas telepáticamente, se quiera o no, así que no es apropiado engañar a nadie. Además, el cuerpo nunca miente y si se hace, se vuelve muy dañino y doloroso. A la gente le da miedo decirse algunas cosas porque cree que a lo mejor hiere a su interlocutor o se hiere a sí misma. Pero mucho más daño se hace si no se logra desahogar. ‘No pasa nada con decir la verdad y cuanto más sincero sea acerca de los sentimientos, mejor se sentirá y mejor se sentirán los demás´. Ahora bien, dependiendo de la situación, puede que sea necesario: Minimizar la emoción (‘Simplemente, tenía un buen día´, comentario después de una presentación con éxito rotundo). Exagerar la emoción (‘Buen golpe´, cuando la jugada de un principiante no es buena pero se reconoce el esfuerzo). Compensar una emoción (‘Lamentablemente, tenemos entradas para ir a un concierto esta noche. De no ser así, por supuesto que nos habría encantado venir´ al recibir una invitación a la cual no se desea asistir). La Persuasión es convertir súbitamente algo que parece negativo en positivo. El escritor Anthony Robbins lo llama ‘redefinición´. Un ejemplo notable de redefinición se produjo en un debate entre Ronald Reagan y Walter Mondale, para las elecciones presidenciales, en 1984. Mondale atacó con el argumento de la avanzada edad de Reagan. Y cuando el público esperaba una fuerte reacción defensiva de Reagan, éste simplemente dio vuelta el argumento. Dijo que, por su parte, no pensaba tratar el tema de la edad de los candidatos, para no explotar la juventud e inexperiencia de su rival. Otro ejemplo notable de redefinición, con ribetes humorísticos, es el que protagonizó Tom Watson cuando dirigía la IBM, uno de los gerentes cometió un tremendo error que le costó unos diez millones de dólares a la compañía. Cuando entró en el despacho de Watson, el gerente involucrado dijo: "Supongo que estoy despedido". A lo que Watson respondió: "¿Lo dice en serio? ¿No le parece que es el peor momento? Acabamos de invertir diez millones de dólares en su educación". El condicionamiento para ganar es principalmente un proceso de refuerzo positivo... Todos los días, en todas las formas, usted triunfa, triunfa, triunfa, hasta que está condicionado para esperar el éxito. Creer que su cuerpo es un aliado no un antagonista. Trátelo con comprensión y confianza y lo llevará a experiencias que nunca saboreó antes. La Empatía es la Actitud de situarse en el lugar del cliente, de comprender lo que está sintiendo, sus emociones y sentimientos. Cuando desarrollamos la empatía (la cuarta de las habilidades prácticas de la Inteligencia Emocional) las emociones de los demás resuenan en nosotros. Sentimos cuáles son los sentimientos del otro, cuán fuertes son y qué cosas los provocan. Esto es difícil para algunas personas, pero en cambio, para otras es tan sencillo que pueden leer los sentimientos tal como si se tratase de un libro. Es importante aquí hacer una distinción entre la empatía y la simpatía. La simpatía es un proceso que nos permite sentir los mismos estados emocionales que sienten los demás, los comprendamos o no. La empatía es algo diferente: involucra nuestras propias emociones, y por eso entendemos cabalmente los sentimientos de los demás, porque los sentimos en nuestros corazones además de comprenderlos con nuestras mentes. Pero además, y fundamentalmente, la empatía incluye la comprensión de las perspectivas, pensamientos, deseos y creencias ajenos. Primero, trata de entender al otro, después trata de hacer que te entiendan a ti, Stephen Covey. La capacidad de ponerse en el lugar del otro, no quiere decir, que compartamos sus opiniones, ni que estemos de acuerdo con su manera de interpretar la realidad. La empatía si presupone una suspensión temporal de mi propio mundo, de mi propia manera de ver las cosas. Una de las habilidades básicas para entender al otro es la de saber escuchar. En la interacción cotidiana con los Clientes se utilizan ciertas tácticas, que nos ayudan para su adecuado manejo, estas son: la Respuesta reflejo, que consiste en responder al cliente reflejándole sus propias emociones y actitudes, hacerle ver, como un espejo, las emociones y actitudes que está asumiendo. La Escucha activa, en donde se pone una especial atención a lo que está diciendo el cliente, tanto lo que expresa verbalmente, como lo que está expresando a través de sus gestos y movimientos corporales. La Calidez, o capacidad de darle calor humano y cordialidad a la relación. El Respeto, o actitud de valorización incondicional y de delicadeza hacia el cliente. El Autocontrol, o capacidad de ejercer control sobre sí mismo, dominio de los impulsos destructivos para la relación. La Autenticidad, o capacidad para ser uno mismo, para ser consecuente con los propios sentimientos y valores. La Asertividad, que corresponde a la sana autoafirmación, hacerse respetar sin pasar por encima de los demás, hacer valer los propios deseos y aspiraciones. La Iniciativa, o capacidad para iniciar una acción, creatividad e ingenio en la atención de público. ¿Cuales de estas características posee y cuales necesita reforzar? El Marketing de Fidelización es una práctica cada vez más extendida en las empresas, gracias al aumento de la consciencia de que su mayor activo está en su base de clientes existentes. El principal objetivo es hacer que los clientes actuales vuelvan a comprar reiteradamente, que gasten más en los propios productos y que recomienden a la empresa entre sus conocidos. La premisa es simple: "En la medida en que la empresa vaya desarrollando relaciones más fuertes y duraderas con sus mejores clientes, ellos permanecerán por mayor tiempo, y cuanto más permanezcan fieles a la empresa, más beneficiosos y rentables serán". Los objetivos de Fidelización son diversos: frecuencia de compra, retención, construcción y fortalecimiento de las relaciones. ¿Por qué no se logran las expectativas de muchas iniciativas de fidelización de clientes? La diferencia entre el éxito y el fracaso está en el factor emocional. El uso efectivo de las emociones en la comunicación de marketing es la clave para construir relaciones duraderas con los clientes. Las compañías necesitan ganarse la lealtad de sus clientes, no comprarla. Para conseguir el máximo resultado, el marketing directo debe apelar al corazón del consumidor, y no sólo a su cabeza. Se nos ha dicho que en lugar de hablar de las características de los productos hablemos de sus beneficios, pues bien, ya es hora de dar un paso adicional, para llegar no solo a los beneficios racionales sino a los emocionales. Por ejemplo, si una característica del carro es la velocidad, su beneficio racional puede ser el llegar siempre a tiempo a las reuniones, y el beneficio emocional puede relacionarse con la tranquilidad y seguridad que sentimos al hacerlo. Así como clasificamos a las personas según su perfil demográfico, social, económico, o cultural, también se pueden diferenciar por su perfil emocional. Una de estas formas de hacerlo es: Clase 1 (Ideal): Gente genuinamente feliz, con confianza, amante de la vida, contento. Clase 2 (Máscara): Se ve muy bien por afuera, pero hierve y naufraga por dentro. Clase 3 (Fraude): Es una persona bonita, talentosa, buena en el trabajo, atractiva, pero en realidad es un fraude. La gente se va a dar cuenta que no es talentosa ni tan bonita como aparenta, es cuestión de tiempo. Clase 4 (Sensible): Es positiva, generosa, pero se transforma en las situaciones sociales, es sensible a la crítica. Clase 5 (Tímida): Tiene problemas por su timidez, se le dificulta las Relaciones con otras personas, es gruñón y furioso con sus amigos. En general es una buena persona pero se siente frecuentemente sola en el mundo. ¿En qué perfil emocional se identifica y en donde ubica a cada persona que le rodea?. Por lo general, todos aspiramos a encontrarnos en la Clase 1, en donde somos lo que somos, y nos sentimos orgullosos y felices de ello. Si todos fuéramos Clase 1, sería muy fácil negociar y relacionarnos. Pero no todo lo que brilla es oro "Clase 2 y 3", existe también fragilidad "Clase 4" y soledad "Clase 5". Esto hace que, la verdad se camufle, cambie, oculte o disfrace, y nuestro deber es encontrarla sin que el otro se de cuenta de nuestro afán en su búsqueda. ¿Para qué? Para poder ofrecerle al cliente lo que realmente necesita y para desarrollar una verdadera relación de confianza a largo plazo. Otra forma de clasificar el perfil emocional de los clientes es de la siguiente forma: Clientes rutinarios, en donde son más conservadores que innovadores, reticentes a los cambios y rígidos en sus esquemas organizativos. La forma más adecuada para tratarlos es mantener y respetar las condiciones pactadas, y evitar el trato familiar o demasiado amistoso. Clientes amistosos y amables, los cuales suelen ser de trato muy agradable, dan la sensación de escuchar atentamente, y no contradicen aunque no estén de acuerdo. La forma adecuada para tratarlos es llevarlos al tema de interés, escucharlos con interés, ser amables, no mostrar impaciencia, y buscar un acuerdo tantas veces como sea posible. Clientes silenciosos, en donde hablan muy poco, prestan gran atención, y no dejan traslucir su inquietud fácilmente. La forma más adecuada para tratarlos es hacerlos hablar con preguntas abiertas, mantener la calma y evitar el desconcierto, así como averiguar las razones que tienen para quejarse. Clientes negativos, los cuales dicen "No" a todas las alternativas ofrecidas, carecen de objetividad para valorar las cosas, no admiten la discusión y se creen dueños de la verdad. La forma adecuada de tratarlos es permanecer impasibles a sus argumentos, presentar beneficios firmes de lo que se le dice, y evitar que siga con su posición "Si, Pero...". Clientes positivos, quienes son decididos en sus movimientos, de gran confianza en sí mismos, les encanta decidir, no siempre son simpáticos pues les gusta decidir, y se sienten superiores a los demás. La forma más adecuada para tratarlos es administrar su superioridad, escuchar su opinión, felicitarlos, agradecerles su atención, y dejarlos que crean que las decisiones son de ellos. Clientes indecisos y vacilantes, a los cuales les cuesta trabajo tomar decisiones, sopesan demasiado los pros y los contras por temor a equivocarse, valoran más la seguridad que la rapidez, y prefieren consultar todo antes de decidir. La forma más adecuada para tratarlos es ponerse al lado de sus dudas y que vea que se les comprende, analizar las cosas desde su punto de vista, hablarles con seguridad y firmeza en un tono adecuado, y ayudarles a tomar la decisión más conveniente. Clientes desconfiados, quienes son escépticos, desconfían de todo y de todos, ponen en entredicho todos los argumentos, y llevan la desconfianza al terreno personal. La forma más adecuada para tratarlos es actuar con paciencia y perseverancia, informarlos detallada y convenientemente, ofrecer toda clase de garantías y seguridades, y ponerse de su lado a fin de reducir al mínimo su agresividad. Clientes agresivos, los cuales son de acciones rápidas, impacientes y espasmódicos, se sienten interrumpidos, conocen bien su negocio, y se consideran triunfadores. La forma más adecuada para tratarlos es apresurarlos a tomar las decisiones, hablarles con seguridad, no mostrar temor, y aceptarlo como un mecanismo de defensa. Si su actividad o trabajo guarda relación con la atención de clientes entonces considere seriamente que ellas son muy importantes para el desarrollo y crecimiento de la empresa en la que trabaja. De hecho, no existen las empresas sin clientes y tampoco se tiene trabajo. Todo contacto con el cliente es sumamente importante, trátese del teléfono, la comunicación escrita o el contacto personal. Los clientes no son frías estadísticas, sino seres humanos con sentimientos y emociones como usted. Los clientes tienen sus necesidades y buscan su satisfacción. Su trabajo es proporcionarlas, para beneficio del cliente y de la empresa. Dos personas pueden compartir fortuna, comida y lecho, y sin embargo seguir siendo mutuamente extrañas. La única manera posible de llegar a significar algo para otro ser humano estriba precisamente en compartir sus sentimientos. Dedíqueles a los clientes el tiempo adecuado, o suficientemente rápido para dejarlos satisfechos, y lo suficientemente lento para atenderlos a todos de la mejor manera posible. Existen algunos Tips que nos pueden ayudar para mejorar el servicio al cliente, estos son: Nunca diga que un error no es culpa suya o que la culpa es de otro, siempre reconozca el error y plantee varias soluciones, la gente normalmente no quiere excusas, ni más problemas, sólo quieren soluciones. Nunca ofrezca una sola alternativa, siempre ofrezca dos posibles soluciones y opciones, si sólo ofrece una solución, es percibida como "Tómelo o Déjelo" y la mayoría de la gente lo dejará. Nunca pregunte "¿Por qué?", ya que requiere que la gente tenga que defender un hecho, comentario o pensamiento suyo y, por lo tanto, se sentirá atacado y, obviamente, responderá con otro buen ataque. Nunca acepte inmediatamente la responsabilidad por un problema o error: Siempre asegúrese de que tiene toda la información antes de contestar. Nunca diga que no es su problema o responsabilidad, ya que cuando la gente tiene problemas, se siente insegura, nerviosa y, algunas veces "culpable", mostrar comprensión del problema y de las emociones es la manera eficaz de reducir el enfado o miedo del cliente. Nunca corrija a un compañero frente a los clientes, siempre hable con él después en privado. Nunca haga "corrillos" frente a los clientes en el lugar de trabajo, siempre procure estar visible y pendiente de las necesidades del cliente, éste siempre tiene prioridad sobre los compañeros. Nunca tenga a los clientes esperando mucho tiempo, siempre manténgalo informado de lo que está pasando con su asunto, si hay un problema, dígale claramente cuál es, cuánto tiempo va a tardar en resolverlo y si hay otras soluciones posibles. Nunca piense sólo en las necesidades del cliente, siempre piensa en las Necesidades, Deseos y Carencias. Hay estudios que muestran que en la comunicación, hay tres componentes claves: Las necesidades lógicas que son un 30% del total, los deseos emocionales que son un 35% y las carencias, lo que la gente no tiene y que le impide alcanzar sus deseos. Las carencias pueden ser lógicas o emocionales. Mucha gente piensa que con sólo cubrir las necesidades, tendrá clientes felices. ¡Error! Se está cubriendo sólo menos de un tercio del tema. Un cliente puede necesitar una habitación. Si sólo se piensa en ello, cualquier habitación sirve. Pero sus deseos pueden incluir: una habitación limpia, agradable, con jacuzzi, buen trato de los empleados del hotel, calefacción, etc. Sus carencias pueden deberse a: desconocimiento de los hoteles en esta zona, dinero, etc. Es imposible cubrir todas las necesidades, deseos y carencias a la vez, siempre están cambiando. Pero si puede cubrir una parte de cada área en forma continuada, tiene un cliente para toda la vida. En este undécimo día he aprendido algunas claves para mejorar mis relaciones con los clientes, he aprendido a distinguir y apreciar las necesidades emocionales, y los diferentes perfiles de las personas según sus emociones predominantes. La gran invitación es a reconocer que las emociones están presentes en todo momento y son fundamentales en las decisiones, en las compras y en las relaciones. Los mensajes emocionales tienen su propio canal de expresión corporal, siendo la cara, las manos y la postura los más utilizados. Aprendamos de ellos y pongámoslos al servicio de nosotros y de los clientes.

Espacio Individual de Reflexión:

¿Qué aplica para mi vida?
¿Qué puedo Mejorar?
¿Qué información destaco?
¿Por donde voy a empezar?
¿En qué aspectos voy a trabajar?

Preguntas de chequeo:

¿Porqué influyen las emociones en las conductas futuras de las personas? Dé varios ejemplos.
¿Qué aspectos afectan las decisiones de compra de las personas? Explique.
¿Qué podemos hacer para desarrollar nuestra habilidad para descubrir las emociones presentes en los demás? Practique.
¿Cuál es la utilidad de los colores en el descubrimiento del perfil emocional? ¿Cuál es su color preferido? ¿Cómo son las personas que prefieren el color rojo, amarillo y azul?.
¿Cuál es la importancia de la comunicación no verbal? Explique diferentes formas de expresión de la comunicación no verbal.
Explique como el lenguaje no verbal puede repetir, contradecir, sustituir, reforzar o regular el lenguaje verbal.
Explique la función de la cara y las manos en la comunicación.
¿Porqué es dañino ignorar los sentimientos propios y de los demás? Explique.
¿Cómo se puede mejorar y progresar en las áreas Sociales y Emocionales? Aplique a su caso particular.
¿Qué es la Confianza y cómo se puede desarrollar? Explique.
¿Porqué es conveniente la sinceridad emocional? Practique.
Explique la Persuasión desde el punto de vista de la ‘redefinición´.
Describa la Empatía y las diferencias con la Simpatía.
Organice las tácticas que nos pueden ayudar en la interacción cotidiana con los Clientes. Practique.
¿Cómo se pueden clasificar los clientes y las personas según su perfil emocional? ¿Dónde se ubica su perfil emocional?
Lectura 1

¿Qué será lo que quiere el Cliente? Cierto día, se encontraban dos hijos con sus padres observando detenidamente desde la calle, una vitrina de un almacén de antigüedades. En el interior del almacén, una de las vendedoras meditaba "Con seguridad están buscando un regalo para la abuela y me siento ansiosa de ayudarles a conseguir el obsequio perfecto". Los pensamientos de Ana, otra compañera de María, eran totalmente diferentes "Me molestan las personas que miran y miran, sin comprar nada, son un fastidio y una verdadera pérdida de tiempo". ¿ Qué actitud es la correcta? El dueño y Gerente de una prestigiosa empresa de fabricación de ejes para buses, quien orgullosamente mostraba sus recurrentes distinciones obtenidas por su excelente calidad en el servicio, definía su éxito con una sencilla pero práctica frase "Nunca suponga lo que el cliente quiere, simplemente, Averígüelo". No existía pared en la empresa en donde no se hiciera referencia a esta poderosa frase, y gracias a la repetición, su mensaje era parte de la cultura diaria de la empresa. Cuando observamos una persona que se detiene, así sea en forma breve, ante la vitrina de nuestra tienda, acerquémonos a preguntarle en forma cortés y amigable si le podemos colaborar en algo, en lugar de fantasear con innumerables supuestos sobre las posibles razones que lo han llevado a tomar una u otra actitud. "No suponga, averigüe". La mayoría de las veces, nos pasamos la vida haciendo juicios y supuestos acerca del comportamiento de los demás, muchas veces infundados, en lugar de preguntarles su verdadera intención y deseos. En una oportunidad, disfruté de un video que nos puede servir de ejemplo para ilustrar esta falla humana, que es más común de lo que creemos. "Una persona se encontraba manejando su carro, a altas horas de la noche y por un sendero oscuro y retirado de la ciudad. De repente, una llanta del carro se desinfló, como consecuencia de haber pasado por encima de unos vidrios que se encontraban ocultos entre una ramas. Como era de esperar, el señor se bajó a cambiar la llanta y mientras buscaba la llanta de repuesto en el baúl trasero, se percató de la no existencia del gato para levantar el carro y así cambiar la llanta. Su sorpresa y disgusto fue mayor. Sin embargo, visualizó a lo lejos una pequeña cabaña, la cual podría convertirse en su salvación para solucionar su inconveniente. Mientras cerraba el carro, por su mente pasaron los siguientes pensamientos: Con seguridad, tendrán un perro rabioso que ladrará mucho e intentará morderme, el dueño de la casa será un viejo furioso, quién me recibirá de manera descortés y con una escopeta, la noche es tan oscura que no podré evitar embarrarme con lodo y mugre. Cuando se acercó realmente a la puerta de la casa y golpeó, estaba tan prevenido con sus infundados pensamientos, que tan pronto apareció el señor, no lo dejó ni abrir la boca. En lugar de ello, arremetió contra él, diciéndole: Sí no está interesado en ayudarme, no me haga perder más tiempo....". ¿Qué reflexión podemos hacer? ¿El comportamiento del señor sería tal como lo habíamos imaginado? ¿Pudimos haber desperdiciado una ayuda oportuna, para solucionar nuestro problema, todo ello, por nuestras fantasías y juicios apresurados?. "No suponga, averigüe". Una de las principales razones para que fracasen las Relaciones o para que nunca se inicien es: "La maldita Suposición". Somos expertos para interpretar los hechos, emitir juicios, desarrollar toda una película y novela, sobre el futuro y lo que irá a pasar, lo que pensarán de mí y lo que pienso de los demás, mucho antes de averiguar los hechos y la verdad de las cosas. Jugamos a la adivinanza, la magia y el poder mental. Olvidando la más simple herramienta de las Relaciones: "La Comunicación Verbal". Cuando se observa una persona que ríe, no necesariamente lo está haciendo de nosotros, entonces ¿Porqué se reacciona y ataca sin dar la mínima oportunidad a la defensa?. En las empresas y en nuestra vida cotidiana, se desarrollan infinidad de interacciones con amigos, jefes, compañeros y desconocidos. Aunque no medie palabra, se generan emociones de agrado o desagrado, pensamientos positivos o negativos, y eventuales acciones relacionadas con la interpretación de los hechos. Huimos cuando percibimos desagrado o miedo, y por el contrario, nos acercamos cuando interpretamos un ambiente favorable y seguro. ¿Es malo percibir? Sin duda, "No". Pero es nuestro deber afinar nuestros sensores y confirmar las conclusiones preliminares, antes de tomar acciones y asumir posiciones extremas. Si no lo hacemos así, podríamos cometer errores irreparables y perder valiosas oportunidades, para iniciar y desarrollar Relaciones con los Clientes y allegados. ¿Cómo se puede afinar nuestra aparato Sensor? Aumentando nuestra consciencia de los estados emocionales, el origen de los mismos y su expresión. A veces sudamos frío y no sabemos el porqué, rechazamos a una persona sin razón alguna, nos enamoramos perdidamente de la persona equivocada, y nos angustian entornos que nunca hemos vivido. ¿Porqué? Porque no somos conscientes de nuestras emociones. El paso básico para mejorar una receta de cocina o ser mejores en algún deporte, es la consciencia de lo que estamos haciendo, de nuestras actuaciones, errores y éxitos. Lo mismo ocurre en el campo emocional, debemos iniciar por conocer las diferentes emociones existentes, ¿Cuáles de ellas experimentamos?, ¿Cómo se manifiesta su presencia?, ¿Cómo reaccionamos?. Nuestra mente es experta para asociar eventos y establecer similitudes. En el ejemplo, de la llanta desinflada, nuestra mente puede asociar la oscuridad y el miedo, y en lugar de reconocer que sentimos miedo por encontrarnos en una situación inesperada, reaccionamos con agresividad como sistema de defensa. En el ejemplo de la tienda de antigüedades, María tiene una actitud positiva ante la vida y siempre ve oportunidades, por el contrario, Ana siempre interpreta problemas y ve el lado oscuro de las cosas. Ninguna tiene razón, a pesar, de que es preferible la actitud positiva de María. Lo verdaderamente correcto, es preguntar y no suponer. Podemos apoyarnos en nuestras percepciones iniciales, siempre que reconozcamos que no son la verdad absoluta, sino herramientas de apoyo. Si tenemos duda, preguntemos. Verifiquemos nuestra intuición y sensibilidad. ¿Qué será lo que quiere el Cliente? La respuesta la obtenemos de la mezcla entre la percepción y la averiguación directa. Mediante preguntas cerradas y abiertas, podemos profundizar nuestra interpretación inicial. La pregunta cerrada dirige hacia una respuesta concreta y exacta. ¿Qué color le gusta?, ¿Se está haciendo tarde?, ¿Le agrada el diseño?. La pregunta abierta permite profundizar y ampliar el conocimiento, da campo para que se explore en hechos desconocidos o dudosos. ¿De qué manera le influye el color en su estado de ánimo?, ¿Qué planes tiene en este momento?, ¿Cuáles son los principales factores que tiene en cuenta para tomar la decisión?. Ambos estilos de preguntas, abierta o cerradas, son importantes y útiles, durante el sondeo de los clientes y la verificación de nuestras hipótesis. Cuando un Cliente habla poco y es bastante reservado, las preguntas abiertas lo inducen a que brinde mayor información, la cual podemos verificar a través de preguntas cerradas. Si le gusta hablar en demasía, podemos concretar el tema con preguntas concretas que reduzcan el riesgo de la divagación y excesiva extensión. Si queremos sondear un tema sobre el cual conocemos muy poco o casi nada, las preguntas abiertas son más útiles para iniciar, y en la medida en que identifiquemos el panorama y las diferentes alternativas de acción, éstas se pueden organizar y priorizar a través de las preguntas cerradas: "Ej: Ordene las siguientes cinco alternativas según su orden de importancia o interés...". De ahora en adelante, no nos quedemos en las simples suposiciones de, ¿Qué será lo que quiere el cliente?, tomemos la iniciativa de acercarnos y averiguar sus verdaderas intensiones y deseos. Que la intuición y percepción, ¿Son de gran ayuda?, claro que "Sí", pero no nos quedemos allí, demos el paso adicional.

Grado de Conciencia de las Emociones:

¿Es Perceptivo a los Sentimientos de los Demás?
(4) Si (3) Algo (2) Poco (1) No ¿Cuando Compra cual es su Factor de Decisión?
(4) Emoción (3) Novedad (2) Recomendación (1) Imagen ¿Cuando lo Agreden, le Afecta?
(4) No (3) Algo (2) Poco (1) Toma Personal ¿Cree en la Intuición y en el Sexto Sentido?
(4) Si (3) Algo (2) Poco (1) No ¿Acepta los Aplausos, el Reconocimiento y las Felicitaciones?
(4) Si (3) A Veces (2) Muy Poco (1) No

Tips Prácticos (Guía de Iniciación)

La única manera de llegar a significar algo para otra Persona, es Compartir sus Sentimientos.
Expresar Emociones Positivas, alarga la Vida.
Los Negocios solo crecerán, en la medida en que se ayude a los Clientes a que Triunfen. Se trata de Emociones y Experiencias Personales.
Con el Conocimiento de las Emociones, se mejora el Desempeño.
Todo está Influenciado por las Emociones.
La mayoría de los Problemas, se relacionan con Factores Emocionales. Los Pobres resultados en las Ventas, se pueden originar en la Percepción de los Clientes sobre el Producto (susto, desconfianza,...), o también se puede originar en problemas emocionales de la Fuerza de Ventas (inseguridad, vergüenza,...).
Las Emociones determinan, nuestro Rendimiento, nuestras Relaciones, cómo Respondemos, nos Comunicamos, Funcionamos.

Lectura 2

Lecciones útiles para toda la vida: (NotiNova) El secreto del mercadeo es la consistencia. Si cuenta con un aviso de revista, publíquelo cada semana y cada mes y no falte en ninguna publicación. Si publica en el periódico, realícelo de acuerdo con un programa. La gente le compra luego de escucharlo y verlo varias veces. Renee Kennedy. Marketing Consultant. The Write Market. La más importante lección que aprendí este año, fué impulsar la venta. La publicidad debe no solo presentar los beneficios y parecer bonita, sino invitar a la compra "seleccione ahora su pedido, oferta por tiempo limitado, tómelo ya". Diana Ward, Owner Webmaster. Forward Productions. La cosa más interesante que aprendí este año en mercadeo fué, que regresa la importancia de estar en contacto con los clientes. Hacer las cosas de manera personal, incluyendo el correo directo. El contacto personal con los prospectos es más efectivo que cualquier otro método. Pam Mc Conathy, Sr VP. Pierpont Communications. Crea en los productos que está vendiendo. Hay muchas ofertas similares en el mercado, pero no se distraiga. Concéntrese en la forma como su producto satisface los requerimientos de la gente. Shantiprakash Gupta. Principal Consultant. Godrej Infotech Limited. Los clientes quieren soluciones y no solo tecnología. Daniel J. Garvin. President, Concentric Solutions LL.C. Los mensajes no le dan significado a la gente, la gente le da significado a los mensajes. El reto de mercadeo, no es hacer que los clientes se sientan mejor con la marca, el reto es asegurarse que la marca haga sentir mejor a los clientes acerca de sí mismos. Enfocarse en los clientes no significa pensar mucho en los clientes, significa pensar como los clientes. Howard Russell. Principal Strategic Insight. Los compradores compran para beneficiarse. Lo aprendí hace más de 25 años, y me sigue sirviendo. Mark Blass. General Manager Business Imirage Inc. Usted no puede obtener lo que no ha preguntado o solicitado. Melissa Valdez Schultz, Broadcast Supervisor, NKH & W Inc. Si el negocio es suficientemente bueno, la gente siempre encontrará la plata para hacerlo. Fred Meyers, Presidente, The Queensboro Shirt Company. A todos nos gusta el humor pero no todos podemos realizarlo. Un cliente promovía sus servicios a través de un dibujo animado. Idea interesante pero los resultados no eran buenos. Rediseñamos la campaña con mensajes de mercadeo tradicionales y mejoraron los resultados. La lección: el humor es una gran herramienta pero sea selectivo en el cuándo y el cómo utilizarlo. Deb Alloway, Business Development, DotCom Vest Ltd. Mi mejor lección aprendida fué, que la gente ama recibir cosas a cambio de nada, también aprendí que si ofrezco algo por nada, debe ser algo que no cueste nada, incluyendo el envío. Cuando comencé mi negocio, ofrecía chocolates gratuitos como medio para promover mi sitio en Internet y así recibir tráfico y ganar suscriptores. Recibí cerca de 18.000 solicitudes de chocolate en las siguientes 24 horas, me tomó meses atender las solicitudes y quebré a causa de ello. Susan Allred, Ownwe AC Bouquet Candy, Bouquets & Gift Basquets. La lección clave que aprendí en los últimos 18 meses es que usted debe respetar su audiencia. Respétela y todo lo demás caerá en su lugar. Kevin Neilson, Flextronics. En el difícil año del 2002, encontré que reenfocándome en lo que es importante, como el servicio a los clientes actuales, es la diferencia entre un año mediocre y un año creciente para mi negocio de soluciones en Internet. El negocio se puede beneficiar de manera importante cuando se utiliza un tiempo extra en cultivar las relaciones con los clientes actuales, ya sea a través del teléfono, enviando una comunicación periódica, o simplemente saludando. En una economía débil, no es el mejor momento para buscar nuevos clientes, pero si es el mejor momento para visitar los clientes antiguos y restablecer las relaciones. Busque los referidos, las pequeñas cosas pueden significar mucho. ¿Cuándo fué la última vez que le envió una nota de agradecimiento a su cliente? o ¿Qué tal una llamada de seguimiento para revisar que todo va bien? Peter J Canarran, Consulant, PJC Services. Aprendí que las relaciones con los clientes no se pueden manejar por el software. En lugar, el software debe usarse estratégicamente para brindar información al cliente, la que quiera, cuando la quiera y en la forma que lo desee. Scott Abel, Content Management Strategist, Nims Associates, Inc. Un par de meses atrás, trataba de explicarle a un cliente la importancia de desarrollar las relaciones con los clientes de la aerolínea y de ir más allá del programa de viajero frecuente. La importancia de pasar de la Regla dorada a la Regla Platino. La Regla Dorada dice que "Trate a los demás como usted quiera ser tratado", la Regla Platino dice "Trate a los demás como ellos quieran ser tratados". ¿Cómo se realiza eso? ¿Leyendo su mente? No, simplemente preguntándoles. Alan Mc Clure, President, Blue Water Consulting Inc. Usted no puede desarrollar una relación positiva con los clientes, hasta que primero les provea una experiencia positiva. Amy Roberson, Sr Business Analyst. Virtual Hold Technology. CRM empieza por casa, la mejor manera de mantener contentos a sus clientes, es mantener a sus empleados contentos. Roberto Arguero. Sr. Manager. Technologists Inc. Aprendí la lección relacionada con el enfoque en el cliente. Al cliente no le interesa la logística de nuestras oficinas o cómo funciona nuestra industria. A él le interesa que lo traten como individuo y no como segmento. Por eso, enfoque su mensaje, comunique su oferta y déles la oportunidad y la manera de que respondan. Andy Grosman. Account Development Manager. American Express, Incentive Services. Vivimos en un tiempo muy desafiante e interesante. Proliferan las tecnologías de mercadeo para ayudarnos a conectarnos con los clientes. Se invierten grandes cantidades de dinero pero se hace poco para hacer que los clientes se sientan apreciados en forma personalizada. Hay que recordar que "No es lo que usted tenga, sino como lo use". Ian Bowman, Principal. Bowman Business Development. Aprendí que es mejor ser objetivo, honesto y realista cuando se negocia con los clientes. El cliente lo apreciará y la usted le ayudará a mantener una imagen de credibilidad, confianza y cercanía. Geoff Caplan. Vice President, Marketing. The Opt In Group. La más efectiva táctica de mercadeo es exceder de manera consistente las expectativas de los clientes. Brett Hayes. CEO, Rent Quick.com No ha habido más grande lección aprendida el año pasado, que la importancia del aprecio. Tomar el tiempo para expresar de manera genuina, la gratitud honesta a los clientes, vendedores y socios, representa un importante impacto en el negocio. El aprecio es contagioso. Imagine, si su siguiente comida rápida es acompañada con un agradecimiento genuino. Algunas veces, las mejores técnicas de mercadeo no tienen costo. Dan Noyes. President, Zephoria Inc. Las reafirmaciones de este año: Siempre respete la inteligencia de sus clientes. Siempre enfoque sus energías en sus clientes actuales y luego en los clientes prospecto. Siempre haga más por sus mejores clientes y empleados. Siempre recuerde lo que realmente es importante. Jay Bower, President. Crossbow Group. Durante la recesión, la vieja táctica, word of mouth, es la más efectiva y barata en el ámbito de mercadeo. Los clientes contentos le contarán a otros acerca de usted. El único prerequisito es contar con un producto de buen recibo que provea valor al cliente. Brad Dennison. VP Marketing. Db Trigger LLC. A través de los años, he descubierto que el éxito está dirigido por 3 cosas: El Know How, la reputación y la red de contactos. Ese es el secreto. La formula de éxito está en, su capital humano (lo que sabe y puede hacer), su capital social (los que lo conocen y quién usted conoce), y su reputación (quién confía en usted). John G. Agno. Certified Executive Coach. Signature Inc. Contrario a la creencia popular, los clientes son personas. Trátelos como seres humanos en lugar de aliens, y ellos trabajarán con usted y le ayudarán a resolver los problemas, entienda sus sentimientos y aprecie sus éxitos. Si les oculta cosas o no los involucra, perderán la confianza en usted. Ahmad Abuljobain, Managing Director - Digital Unit. ILeo MENA.

Capítulo siguiente -