12.176 cursos gratis
8.740.889 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 4:

 Los dos mundos

Introducción

Estimado Amigo/a hoy aprenderemos muchas cosas nuevas, y es necesario que las llevemos a la práctica en nuestro diario vivir.

Hoy aprenderemos que los seres humanos NO vivimos en un mundo tal como todos creemos, sino que nos relacionamos constantemente entre 2 mundos. Aprenderemos también como observar cada uno de estos dos mundos.

Los dos Mundos

Nos encontramos pues ante dos mundos, el exterior y el interior.
Incuestionablemente los dos mundos interno y externo son verificables experimentalmente.

Mundo exterior

El primero de estos es percibido por los sentidos de percepción externa; el segundo sólo puede ser percibido mediante el sentido de auto-observación interna.

En la observación la atención es orientada hacia afuera, hacia el mundo exterior, a través de las ventanas de los sentidos.

Cada uno de nosotros con nuestros "5 sentidos" podemos percibir el mundo exterior. Pongámoslo en práctica: con la vista percibimos objetos, formas. Con el oído captamos sonidos, ruidos, quizá una música, o un automóvil. Con el gusto captamos los sabores amargos, dulces de nuestra boca. Con el tacto podemos tomar conciencia de nuestra ropa, del sillón en el cual estamos sentados. Con el olfato captamos los olores del medio ambiente.

Pero acaso, ¿podemos ver o tocar nuestros pensamientos, o emociones? No, ya que estos no pertenecen al mundo exterior, sino a nuestro mundo particular, el interior.

Mundo Interior

Pensamientos, ideas, emociones, anhelos, esperanzas, desengaños, etc., son interiores, invisibles para los sentidos ordinarios, comunes y corrientes y sin embargo son para nosotros más reales que la mesa del comedor o los sillones de la sala.

Ciertamente nosotros vivimos más en nuestro mundo interior que en el exterior; esto es irrefutable, irrebatible.

En nuestros Mundos Internos, en nuestros mundos secretos, amamos, deseamos, sospechamos, bendecimos, maldecimos, anhelamos, sufrimos, gozamos, somos defraudados, premiados, etc.

Cuanto más se explore este "Mundo Interior" llamado "Uno Mismo", tanto más comprenderá que vive simultáneamente en dos mundos, en dos realidades, en dos ámbitos, el exterior y el interior.

Del mismo modo que a uno le es indispensable aprender a caminar en el "mundo exterior", para no caer en un precipicio, no extraviarse en las calles de la ciudad, seleccionar sus amistades, no asociarse con perversos, no comer veneno, etc., así también mediante el trabajo psicológico sobre si mismo, aprendemos a caminar en el "Mundo Interior" el cual es explorable mediante la auto-observación de sí.

En la auto-observación de si mismo, la atención es orientada hacia dentro y para ello los sentidos de percepción externa no sirven, motivo éste más que suficiente como para que sea difícil al neófito la observación de sus procesos psicológicos íntimos.

Quien de verdad quiera conocer los "Mundos Internos" del planeta Tierra o del Sistema Solar o de la Galaxia en que vivimos, debe conocer previamente su mundo íntimo, su vida interior, particular, sus propios "Mundos Internos". "Hombre, conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los Dioses".

Estados y Eventos

El Mundo exterior esta formado por EVENTOS, que son las circunstancias de la Vida. Por ejemplo. En una conferencia en donde hay muchas personas, todas ellas viven el mismo evento.

Pero en esa conferencia algunas personas estarán aburridas, otras contentas, otras asombradas por lo que escuchan, etc., etc., cada una de ellas tiene un ESTADO interior. Los estados pertenecen al Mundo Interno particular de cada persona.

Uno puede cambiar íntimamente, cuando de verdad consigue modificar sus reacciones ante los diversos hechos que le sobrevienen diariamente.

Eventos

En el terreno de la vida práctica descubrimos siempre contrastes que asombran. Gentes adineradas con magnífica residencia y muchas amistades, a veces sufren espantosamente...

Humildes proletarios de pico y pala o personas de la clase media, suelen vivir a veces en completa felicidad.

Los ricos de la tierra parecen buitres entre jaulas de oro, por estos tiempos no pueden vivir sin "guardaespaldas"...

Los hombres de estado arrastran cadenas, nunca están libres, andan por doquiera rodeados de gente armada hasta los dientes...

Estudiemos esta situación más detenidamente. Necesitamos saber que es la vida.

Cuando las gentes desean contarnos gratuitamente la historia de su vida, citan acontecimientos, nombres, y apellidos, fechas etc., y sienten satisfacción al hacer sus relatos...

Esas pobres gentes ignoran que sus relatos están incompletos porque eventos, nombres y fechas, es tan sólo el aspecto externo de la película, falta el aspecto interno...

Es urgente conocer "estados de conciencia", a cada evento le corresponde tal o cual estado anímico.

Los estados son interiores y los eventos son exteriores, los acontecimientos externos no son todo...

Estados

Entiéndase por estados interiores las buenas o malas disposiciones, las preocupaciones, la depresión, la superstición, el temor, la sospecha, la misericordia, la auto-consideración; estados de sentirse feliz, estados de gozo, etc., etc., etc.

Incuestionablemente los estados interiores pueden corresponderse exactamente con los acontecimientos exteriores o ser originados por éstos, o no tener relación alguna con los mismos...

En todo caso estados y eventos son diferentes. No siempre los sucesos se corresponden exactamente con estados afines.

El estado interior de un evento agradable podría no corresponderse con el mismo.
El estado interior de un evento desagradable podría no corresponderse con el mismo.
Acontecimientos aguardados durante mucho tiempo, cuando vinieron sentimos que faltaba algo...
Ciertamente faltaba el correspondiente estado interior que debía combinarse con el acontecimiento exterior...
Muchas veces el acontecimiento que no se esperaba viene a ser el que mejores momentos nos ha proporcionado...
Poner orden en nuestra desordenada casa interior es vital, cuando se desea cambiar el curso de una desgraciada existencia.

Las gentes se quejan de todo, sufren, lloran, protestan, quisieran cambiar de vida, salir del infortunio en que se encuentran, desafortunadamente no trabajan sobre si mismas.

No quieren darse cuenta las gentes que la vida interior atrae circunstancias exteriores y que si éstas son dolorosas se debe a los estados interiores absurdos.

Nadie podría negar que en nuestro interior cargamos con muchos errores y que existen estados equivocados...

Si de verdad queremos cambiar realmente, necesitamos con urgencia máxima e inaplazable, modificar radicalmente esos estados equivocados de la conciencia...

La modificación absoluta de los estados equivocados, origina transformaciones completas en el terreno de la vida práctica...

Cuando uno trabaja seriamente sobre los estados equivocados, obviamente los sucesos desagradables de la vida, ya no pueden herirle tan fácilmente...

Debemos considerar la vida como una serie sucesiva de estados interiores; una historia auténtica de nuestra vida en particular está formada por todos esos estados...

Al revisar la totalidad de nuestra propia existencia, podemos verificar por si mismos en forma directa, que muchas situaciones desagradables fueron posibles gracias a estados interiores equivocados...

Quien no trabaja sobre si mismo es siempre víctima de las circunstancias; es como mísero leño entre las aguas tormentosas del océano...
Por Ej. Cuantas personas hoy están en la cárcel por no saber controlar un estado de ira y odio. Otros roban por estados equivocados.

Corregir estados psicológicos equivocados es indispensable cuando se quiera alterar fundamentalmente la naturaleza de ciertos eventos indeseables.

Alterar nuestra relación con determinados eventos, es posibles si eliminamos de nuestro interior ciertos estados psicológicos absurdos.

Situaciones exteriores destructivas, podrían convertirse en inofensivas y hasta constructivas mediante la inteligente corrección de los estados interiores erróneos.

Uno puede cambiar la naturaleza de los eventos desagradables que nos ocurren, cuando se purifica íntimamente.
Quien jamás corrige los estados psicológicos absurdos, creyéndose muy fuerte se convierte en víctima de las circunstancias.
Los acontecimientos cambian incesantemente en sus múltiples combinaciones; vienen uno tras otro en oleadas, son influencias...
Ciertamente existen buenos y malos acontecimientos; algunos eventos serán mejores o peores que otros...

Modificar ciertos eventos es posible; alterar resultados, modificar situaciones, etc., está ciertamente dentro del número de las posibilidades.

Empero existen situaciones de hecho que de verdad no pueden ser alteradas; en estos últimos casos deben aceptarse conscientemente, aunque algunas resulten muy peligrosas y hasta dolorosas...

Nuestro Mundo Interior, actúa como un Imán

Un lujurioso atraerá siempre escenas, dramas y hasta tragedias de lascivia en las que se verá metido...
Un borracho atraerá a los borrachos y se verá metido siempre en bares y cantinas, eso es obvio...
¿Qué atraerá el usurero?, ¿el egoísta? ¿Cuántos problemas?, ¿Cárceles?, ¿Desgracias?
Sin embargo la gente amargada, cansada de sufrir, tiene ganas de cambiar, voltear la página de su historia...
¡Pobres gentes! Quieren cambiar y no saben cómo; no conocen el procedimiento; están metidas en un callejón sin salida...

Lo que les sucedió ayer les sucede hoy y les sucederá mañana; repiten siempre los mismos errores y no aprenden las lecciones de la vida ni a cañonazos.

Todas las cosas se repiten en su propia vida; dicen las mismas cosas, hacen las mismas cosas, lamentan las mismas cosas...

Esta repetición aburridora de dramas, comedias y tragedias, continuará mientras carguemos en nuestro interior los elementos indeseables de la Ira, Codicia, Lujuria, Envidia, Orgullo, Pereza, Gula, etc., etc., etc.

Incuestionablemente los estados interiores equivocados pueden ser corregidos mediante procedimientos correctos.

Como quiera que la vida interior es el imán que atrae los eventos exteriores, necesitamos con urgencia máxima inaplazable, eliminar de nuestra psiquis los estados psicológicos erróneos.

Lo exterior es tan sólo el reflejo de lo interior, quien cambia interiormente origina un nuevo orden de cosas.
Los eventos exteriores jamás serían tan importantes, como el modo de reaccionar ante los mismos.
¿Permanecisteis serenos ante el insultador? ¿Recibisteis con agrado las manifestaciones desagradables de vuestros semejantes?
¿De qué manera reaccionasteis ante la infidelidad del ser amado? ¿Te dejaste llevar por el veneno de los celos? ¿Mataste? ¿Estáis en la cárcel?

Los hospitales, los cementerios o panteones, las cárceles, están llenas de sinceros equivocados que reaccionaron en forma absurda ante los eventos exteriores.

La mejor arma que un hombre puede usar en la vida, es un estado Psicológico correcto.
Uno puede desarmar fieras y desenmascarar traidores, mediante estados interiores apropiados.
Los estados interiores equivocados nos convierten en víctimas indefensas de la perversidad humana.
Aprended a enfrentaros ante los sucesos más desagradables de la vida práctica con una actitud interior apropiada...

No olvidéis que acontecimientos sin ningún valor podrían llevaros a la desgracia, si no elimináis de nuestra Psiquis los estados interiores equivocados.

Cada evento exterior necesita incuestionablemente del billete apropiado; es decir, del estado Psicológico preciso.

Combinar Estados y Eventos

Combinar estados interiores con acontecimientos exteriores en forma correcta, es saber vivir inteligentemente...

Cualquier evento inteligentemente vivenciado exige su correspondiente estado específico...

Empero, desafortunadamente las gentes cuando revisan su vida, piensan que ésta en si misma está constituida exclusivamente por eventos exteriores.

¡Pobres gentes! piensan que si tal o cual acontecimiento no les hubiesen sucedido, su vida habría sido mejor...
Suponen que la suerte les salió al encuentro y que perdieron la oportunidad de ser felices...
Lamentan lo perdido, lloran lo que despreciaron, gimen recordando los viejos tropiezos y calamidades...

No quieren darse cuenta las gentes que vegetar no es vivir y que la capacidad para existir conscientemente depende exclusivamente de la calidad de los estados interiores del alma...

No importa ciertamente cuan hermosos sean los acontecimientos externos de la vida, si no nos encontramos en tales momentos en el estado interior apropiado, los mejores eventos pueden parecernos monótonos, cansones o simplemente aburridores...

Alguien aguarda con ansiedad la fiesta de bodas, es un acontecimiento, más podría suceder que se estuviese tan preocupado en el momento preciso del evento, que realmente no gustase en ello ningún deleite y que todo aquello se tornase tan árido y frío como un protocolo...

La experiencia nos ha enseñado que no todas las personas que asisten a un banquete o a un baile, gozan de verdad...
Nunca falta un aburrido en el mejor de los festejos y las piezas más deliciosas alegran a unos y hacen llorar a otros...
Muy raras son las personas que saben combinar conscientemente el evento externo con el estado interno apropiado...
Es lamentable que las gentes no sepan vivir conscientemente: lloran cuando deben reír y ríen cuando deben llorar...

Control es diferente: El sabio puede estar alegre más nunca jamás lleno de loco frenesí; triste pero nunca desesperado y abatido... sereno en medio de la violencia; casto entre la lujuria, etc...

Las personas melancólicas y pesimistas piensan de la vida lo peor y francamente no desean vivir...

Todos los días vemos gentes que no solamente son infelices, sino que además - y lo que es peor - , hacen también amarga la vida de los demás...
Gentes así no cambiarían ni viviendo diariamente de fiesta en fiesta; la enfermedad psicológica la llevan en su interior...

Sin embargo esos sujetos se auto-califican como justos, santos, virtuosos, nobles, serviciales, mártires, etc., etc...

Los eventos desgraciados, reveses de fortuna, miseria, deudas, problemas, etc., son exclusividad de aquellas personas que no saben vivir...

Cualquiera puede formarse una rica cultura intelectual, más son muy pocas las personas que han aprendido a vivir rectamente...

Cuando uno quiere separar los eventos exteriores de los estados interiores de la conciencia, demuestra concretamente su incapacidad para existir dignamente.
Quienes aprenden a combinar conscientemente eventos exteriores y estados interiores, marchan por el camino del éxito...

 La Técnica de la "Auto-observación"

Conocer y Observar

Conocer y observar son diferentes. Se conoce que estamos sentados en una silla en una sala, más esto no significa que estemos observando la silla.

Conocemos que en un instante dado nos encontramos en un estado negativo, tal vez con algún problema o preocupados por este o aquel asunto en estado de desasosiego o incertidumbre, etc., pero esto no significa que lo estemos observando. Muchos confunden la observación de sí, con el conocer.

La observación de sí que es un ciento por ciento activa, es un medio de cambio de sí, mientras el conocer, que es pasivo, no lo es.

Ciertamente conocer no es un acto de atención. La atención dirigida hacia dentro de uno mismo, hacia lo que está sucediendo en nuestro interior, si es algo positivo, activo... 

En el caso de una persona a quien se tiene antipatía, así porque sí, porque nos viene en gana y muchas veces sin motivo alguno, uno advierte la multitud de pensamientos que se acumulan en la mente, el grupo de voces que hablan y gritan desordenadamente dentro de uno mismo, lo que están diciendo, las emociones desagradables que surgen en nuestro interior, el sabor desagradable que todo esto deja en nuestra psiquis, etc., etc., etc.

Obviamente en tal estado nos damos cuenta también de que interiormente estamos tratando muy mal a la persona a quien tenemos antipatía.

Más para ver todo esto se necesita incuestionablemente de una atención dirigida intencionalmente hacia adentro de sí mismo; no de una atención pasiva.

La atención dinámica proviene realmente del lado observante, mientras los pensamientos y las emociones pertenecen al lado observado.

Todo esto nos hace comprender que el conocer es algo completamente pasivo y mecánico, en contraste evidente con la observación de sí que es un acto consciente.

No queremos con esto decir que no exista la observación mecánica de sí, más tal tipo de observación nada tiene que ver con la auto-observación psicológica a que nos estamos refiriendo.
Pensar y observar resultan también muy diferentes. Cualquier sujeto puede darse el lujo de pensar sobre si mismo todo lo que quiera, pero esto no quiere decir que se este observando realmente.

· Observador y Observado

Si uno de verdad y muy sinceramente comienza a observarse internamente, resulta dividiéndose en dos: Observador y Observado.

Si tal división no se produjera, es evidente que nunca daríamos un paso adelante en la Vía maravillosa del Auto-Conocimiento.

¿Cómo podríamos observarnos a si mismos si cometiéramos el error de no querer dividirnos entre Observador y Observado?
Si tal división no se produjera, es obvio que nunca daríamos un paso adelante en el camino del Auto-Conocimiento.
Indubitablemente cuando esta división no se sucede continuamos identificados con todo los procesos del Yo Pluralizado...
Quien se identifica con los diversos procesos del Yo Pluralizado, es siempre víctima de las circunstancias.

¿Cómo podría modificar circunstancias aquel que no se conoce a si mismo? ¿Cómo podría conocerse a si mismo quien nunca se ha observado internamente? ¿De qué manera podría alguien auto-observarse si no se divide previamente en Observador y Observado?

Ahora bien, nadie puede empezar a cambiar radicalmente en tanto no sea capaz de decir: "Este deseo es un Yo que debo eliminar"; "este pensamiento egoísta es otro Yo que me atormenta y que necesito desintegrar"; " este sentimiento que hiere mi corazón es un Yo intruso que necesito reducir a polvareda cósmica"; etc., etc., etc.

Naturalmente esto es imposible para quien nunca se ha dividido entre Observador y Observado.

Quien toma todos sus procesos Psicológicos como funcionalismo de un Yo Único, Individual y permanente se encuentra tan identificado con todos sus errores, los tiene tan unidos a si mismo, que ha perdido por tal motivo la capacidad para separarlos de su Psiquis.

Obviamente personas así jamás pueden cambiar radicalmente, son gentes condenadas al más rotundo fracaso.

· Práctica de la Auto-observación

La clase de conocimiento que transforma interiormente a alguien, jamás podría lograrse mediante la observación externa (con los 5 sentidos).

El verdadero conocimiento que realmente puede originar en nosotros un cambio interior fundamental tiene por basamento la auto-observación directa de si mismo.

Es urgente decirle a nuestros estudiantes Gnósticos que se observen a si mismos y en que sentido deben auto-observarse y las razones para ello.

La observación es un medio para modificar las condiciones mecánicas del mundo.
La auto-observación interior es un medio para cambiar íntimamente.
La Auto-Observación Íntima de si mismo es un medio práctico para lograr una transformación radical.

Necesitamos ver a los distintos "Yoes" en acción, descubrirlos en nuestra psiquis, comprender que dentro de cada uno de ellos existe un porcentaje de nuestra propia conciencia, arrepentirnos de haberlos creado, etc.

Entonces exclamaremos. "¿Pero qué está haciendo este YO?" "¿Qué está diciendo?" "¿Qué es lo que quiere?", "¿Por qué me atormenta con su lujuria?", "¿Con su ira?", etc., etc., etc.

Entonces veremos dentro de si mismos, todo ese tren de pensamientos, emociones, deseos, pasiones, comedias privadas, dramas personales, elaboradas mentiras, discursos, excusas, morbosidades, lechos de placer, cuadros de lascivia, etc., etc., etc.

Muchas veces antes de dormirnos en el preciso instante de transición entre vigilia y sueño sentimos dentro de nuestra propia mente distintas voces que hablan entre sí.

La observación de si mismo permite que penetre un rayo de luz en nuestro interior.

Cuando uno de verdad quiere conocerse a si mismo, debe auto-observarse y tratar de conocer los diferentes "Yoes" que están metidos dentro de la personalidad.

A medida que uno practica la Auto-Observación Interior, va descubriendo por si mismo a muchas gentes, a muchos "Yoes", que viven dentro de nuestra propia personalidad.

Ciertamente jamás podríamos conocernos a si mismos, sin la auto-observación seria y profunda.

Este tipo de trabajo no es externo sino interno y quienes piensen que cualquier manual de urbanidad o sistema ético externo y superficial les pueda llevar al éxito, estarán de hecho totalmente equivocados.

Sin embargo no podríamos trabajar sobre si mismos con la intención de disolver tal o cual "Yo" sin haberlo observado previamente.

Si alguno de nuestros lectores no comprende todavía esta doctrina de los muchos "Yoes", se debe exclusivamente a la falta de práctica en materia de Auto-Observación.

En relación con otras gentes si estamos alertas y vigilantes como el vigía en época de guerra, nos auto-descubrimos.

La vida práctica es una escuela maravillosa; en la inter-relación podemos descubrir esos "Yoes" que en nuestro interior cargamos.

Cualquier contrariedad, cualquier incidente, puede conducirnos mediante la auto-observación íntima al descubrimiento de un "Yo", ya sea éste de amor propio, envidia, celos, ira, codicia, sospecha, calumnia, lujuria, etc., etc., etc.

A medida que el sentido de auto-observación prosiga su desarrollo mediante el uso continuo, nos iremos haciendo cada vez más capaces de percibir en forma directa aquellos "Yoes" sobre los cuales jamás tuvimos dato alguno relacionado con su existencia.

El sentido de la auto-observación íntima además de permitirte ver claramente al Yo que estáis disolviendo, te permitirá también ver los resultados de tu trabajo interior.

Sin embargo, las gentes no quieren verse a si mismas, algunos teniendo ganas de trabajar sobre si mismos, justifican su negligencia con frases como la siguiente: "El trabajo en la oficina no permite trabajar sobre si mismo". Palabras estas sin sentido, huecas, vanas, absurdas, que sólo sirven para justificar la indolencia, la pereza, la falta de amor por la Gran Causa.

Gentes así, aunque tengan muchas inquietudes espirituales, es obvio que no cambiarán nunca.

Observarnos a si mismos es urgente, inaplazable, impostergable. La Auto-Observación íntima es fundamental para el cambio verdadero.

¿Cuál es su estado psicológico al levantarse? ¿Cuál es su estado de ánimo durante el desayuno? ¿Estuvo impaciente con el mesero?, ¿Con la esposa? ¿Por qué estuvo impaciente? ¿Qué es lo que siempre le trastorna?, etc.

Fumar o comer menos no es todo el cambio, más sí indica cierto avance. Bien sabemos que el vicio y la glotonería son inhumanos y bestiales.

En el trabajo sobre si mismo no existe nada despreciable. Cualquier pensamiento por insignificante que sea, merece ser observado. Cualquier emoción negativa, reacción, etc., debe ser observada.

Observar nuestras reacciones mecánicas ante todos esos pequeños detalles de alcoba, hogar, comedor, casa, calle, trabajo, etc., etc., lo que uno dice, siente y piensa, es ciertamente lo más indicado.

Cada uno de nos se encuentra en determinada etapa psicológica y no podremos salir de la misma, a menos que descubramos directamente a todas esas personas o Yoes que viven dentro de nuestra persona.

Es claro que mediante la auto-observación íntima podremos ver a las gentes que viven en nuestra psiquis y que necesitamos eliminar para lograr la transformación radical.

Esta percepción, esta auto-observación, cambia fundamentalmente todos los conceptos equivocados que sobre si mismos teníamos y como resultado evidenciamos el hecho concreto de que no poseemos verdadera Individualidad.

Mientras no nos auto-observemos, viviremos en la ilusión de que somos Uno y en consecuencia nuestra vida será equivocada.

Cualquier cambio íntimo exige la eliminación previa de los Yoes que llevamos dentro.

De ninguna manera podríamos eliminar tales Yoes si no los observamos en nuestro interior.

Cuando se continúa con la convicción absurda que se es Uno, que se posee un Yo permanente, resulta algo más que imposible el trabajo serio sobre si mismo.

Quien siempre se cree Uno, nunca será capaz de separarse de sus propios elementos indeseables. Considerará a cada pensamiento, sentimiento, deseo, emoción, pasión, afecto, etc., etc., como funcionalismo diferentes, inmodificables, de su propia naturaleza y hasta se justificará ante los demás diciendo que tales o cuales defectos personales son de carácter hereditario...

Quien acepta la Doctrina de los Muchos Yoes, comprende a base de observación que cada deseo, pensamiento, acción, pasión etc., corresponde a este u otro Yo distinto, diferente...

Cualquier atleta de la Auto-Observación íntima, trabaja muy seriamente dentro de si mismo y se esfuerza por apartar de su Psiquis los diversos elementos indeseables que carga dentro...

El sentido de la auto-observación íntima, se encuentra atrofiado en todo ser humano; trabajando seriamente, auto-observándose de momento en momento, tal sentido se desarrollará en forma progresiva.

A medida que nosotros perseveramos en la auto-observación de si mismos, el sentido de auto-observación íntima se irá desarrollando progresivamente.

· Charla Psicológica

Aprender a callar no solamente con la lengua exterior, sino también, además, con la lengua secreta, interna, resulta extraordinario, maravilloso.

Muchos callan exteriormente, más con su lengua interior desollan vivo al prójimo. La charla interior venenosa y malévola, produce confusión interior.

Si se observa la charla interior equivocada se verá que está hecha de verdades a medias, o de verdades que se relacionan entre sí de un modo más o menos incorrecto, o algo que se agregó o se omitió.

Necesitamos aprender a ver el punto de vista ajeno. Es urgente saber ponernos en la posición de los otros.

No habléis de otros lo que no queráis que se hable de ti. Personas aparentemente muy bondadosas arrastran  diariamente a sus semejantes hacia la cueva secreta de sí mismos, para hacer de ellos burla, escarnio y toda clase de vejaciones.

"Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos". (Mateo: VII,12).

Lo que verdaderamente cuenta en estos estudiosos es la manera como los hombres se comportan interna e invisiblemente los unos con los otros.

Desafortunadamente y aunque seamos muy corteses y hasta sinceros a veces, no hay duda de que invisible e internamente nos tratamos muy mal los unos a los otros.

Gentes aparentemente muy bondadosas, arrastran diariamente a sus semejantes hacia la cueva secreta de si mismos, para hacer con éstos, todo lo que se les antoje. (Vejaciones, burla, escarnio, etc.).

Identificación

Las peores circunstancias de la vida, las situaciones más críticas, los hechos más difíciles, resultan siempre maravillosos para el auto-descubrimiento íntimo.

En esos momentos insospechados, críticos, afloran siempre y cuando menos lo pensamos, los "Yoes" más secretos; si estamos alertas incuestionablemente nos descubrimos.

Las épocas más tranquilas de la vida, son precisamente las menos favorables para el trabajo sobre si mismo.

Existen momentos de la vida demasiado complicados en que uno tiene marcada tendencia a identificarse fácilmente con los sucesos y a olvidarse completamente de si mismos; en esos instantes hace uno tonterías que a nada conducen; si se estuviese alerta, si en esos mismos momentos en vez de perder la cabeza, se acordase de si mismo, descubriría con asombro ciertos "Yoes" de los cuales jamás tuvo ni la más mínima sospecha de su posible existencia.

Si el pobre mamífero intelectual equivocadamente llamado hombre no se aísla, sino que se identifica con todos los sucesos de la vida práctica y derrocha sus fuerzas en emociones negativas y en auto-consideraciones personales y en vana palabrería insustancial de charla ambigua, nada edificante, ningún elemento real puede desarrollarse en él, fuera de lo que pertenece al mundo de la mecanicidad.

La vida ordinaria común y corriente quiere devorarnos implacablemente; nosotros debemos luchar contra la vida diariamente, debemos aprender a nadar contra la corriente.

Este trabajo va en contra de la vida, se trata de algo muy distinto a lo de todos los días y que sin embargo debemos practicar de instante en instante; quiero referirme a la Revolución de la Conciencia.

No os identifiquéis con ningún acontecimiento; recordad que todo pasa; aprended a ver la vida como una película y recibiréis los beneficios...

Incuestionablemente el dolor desaparece cuando no nos identificamos con el problema que se ha presentado...

Si alguien vive de instante en instante, de momento en momento, sufriendo por lo que le deben, por lo que le hicieron, por las amarguras que le causaron, siempre con su misma canción, nada podrá crecer en su interior.

Recuerdo de Sí (el equilibrio entre los dos mundos)

La Técnica para despertar la Conciencia se basa en la Recordación de sí mismo. Todo ser humano se halla fascinado por distintas cosas como ya dijimos en el párrafo precedente. Cuando una determinada representación nos fascina, nos olvidamos de sí mismos. Entonces soñamos. Se ha visto a las gentes durante una manifestación pública lanzarse a la violencia. Caballeros que en su sano juicio no son capaces de pronunciar una mala palabra, en éstos casos han insultado y han apedreado confundidos con las multitudes. He ahí el poder de la fascinación, se olvida uno de sí mismo y entonces sueña y soñando hace cosas muchas veces completamente absurdas. Después de que pasa el sueño viene la vergüenza y los problemas. Es necesario que el estudiante gnóstico no se deje fascinar por nada.

Es urgente vivir de momento en momento, sin las preocupaciones del pasado y sin los proyectos del futuro.

La Verdad es lo desconocido de momento en momento. Nuestras mentes deben estar siempre alertas, en plena atención, libres de prejuicios, preconceptos, a fin de ser realmente receptivas.

Existe un punto matemático dentro de nosotros mismos...

Incuestionablemente tal punto, jamás se encuentra en el pasado, ni tampoco en el futuro...

Quien quiera descubrir ese punto misterioso, debe buscarlo aquí y ahora, dentro de sí mismo, exactamente en este instante, ni un segundo adelante, ni un segundo atrás...

El pasado es pasado, y ya dio sus frutos. Necesitamos comprender la honda significación del momento en que vivimos.

El Trabajo al que nos estamos refiriendo es de tipo Psicológico; se ocupa de cierta transformación del momento presente en que nos encontramos. Necesitamos de aprender a vivir de instante en instante...

Por ejemplo, una persona que se encuentra desesperada por algún problema sentimental, económico o político, obviamente se ha olvidado de sí misma...

Tal persona si se detiene un instante, si observa la situación y trata de recordarse a sí mismo y luego se esfuerza en comprender el sentido de su actitud...

Si reflexiona un poco, si piensa en que todo pasa; en que la vida es ilusoria, fugaz y en que la muerte reduce a cenizas todas las vanidades del mundo...

Si comprende que su problema en el fondo no es más que una "llamarada de petate", un fuego fatuo que pronto se apaga, verá de pronto con sorpresa que todo ha cambiado...

Transformar reacciones mecánicas es posible mediante la confrontación lógica y la Auto-Reflexión Íntima del Ser...
Quien sabe vivir de momento en momento, marcha realmente por el camino del Verdadero Refinamiento.
Quien tenga Mente receptiva, espontánea, íntegra, alerta, camina por la Senda del Auténtico Refinamiento.
Quien se abre a todo lo nuevo abandonando el peso del pasado, los preconceptos, los prejuicios, recelos, fanatismos, etc., marcha triunfalmente por el Camino del Legítimo Refinamiento.
La Mente Degenerada vive embotellada en el pasado, en los prejuicios, orgullo, amor propio, preconceptos, etc., etc.
El "Recuerdo de Sí es un punto matemático, el aquí y ahora, sin revivir lo pasado y sin dejar que la mente proyecte hacia el futuro.

3- Práctica semanal -dulces vacaciones-

En la práctica de esta semana, tal como las anteriores realizaremos la relajación con la luz azul celeste, realizaremos el conteo y luego podremos visitar alguno de los paisajes que ya visitamos anteriormente, de esta manera, trataremos de ir desarrollando nuestra IMAGINACIÓN y CONCENTRACIÓN.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Despertar de la conciencia: la verdadera Psicologia del Hombre



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Freud. Un Hombre para todas las Ocasiones
El presente curso se trata de una aproximación a la vida y obra de Freud , el... [18/07/11]
51  
2. El subconsciente y su interacción con la conciencia y el ambiente
Conocer la mente es la tarea más importante de todo profesional, es la herramienta... [04/04/07]
4.514  
3. La conciencia, un prisma de variados colores
En ' La conciencia , un prisma de variados colores' se habla del modo en que... [22/12/09]
787  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail