12.212 cursos gratis
8.335.080 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Derecho disciplinario colombiano (3/3)

Autor: Oscar Villegas Garzón
Curso:
8,38/10 (8 opiniones) |6381 alumnos|Fecha publicación: 31/03/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 11:

 Las faltas. Pliego de cargos y su notificación

Faltas con culpa gravísima

Se trata de exigencias puntuales de la propia Ley 734/02. Artículo 48 numeral 3.

Faltas con circunstancias de modo específicas. Artículo 48 numerales 8, 9, 10, 13.

Falta y elemento "a sabiendas"

Se conoce en forma franca la ilicitud del comportamiento: Artículo 48 numerales 16, 17, 18.

Faltas y atentados contra la libertad

Se hace mención específica al derecho fundamental de la libertad. Artículo 48 numerales 13 y 14.

Desagregación de algunos verbos rectores

" ... antes que un problema sustancial, el aspecto crítico tiene que ver con el procesal de la formulación de cargos disciplinarios, en el cual debe ser el operador jurídico todo lo preciso que demandan los derechos al debido proceso y de defensa del disciplinado para que entienda éste en qué se hace recaer la imputación y cuál o cuáles son las normas que se reputan quebrantadas ..." C.A. Gómez Pavajeau, "Dogmática del Derecho Disciplinario", 2002, p. 277.

Extensión de la responsabilidad

Esta situación se da cuando los efectos de la conducta se producen a pesar de que ya no se ha asumido el cargo o se dejó de ejercer el cargo, función o servicio.

Son ejemplos: Artículos 34 numerales 9, 17, 23, 24 y  35 numerales 12, 22.

Prueba sobreviviente

El hecho nuevo, o los nuevos elementos probatorios que han sobrevenido, o incluso han sido "descubiertos" después de la formulación del pliego de cargos, o de la citación a audiencia, bien sea que por sí solos o unidos a otros ya examinados, deben suministrar la demostración evidente de que algo ha cambiado en el proceso y por ese hecho también se debe responder.

La eficiencia probatoria de los "nuevos" elementos de juicio debe ser de tal entidad que obligue al competente a variar la incriminación formulada antes, no tanto con el propósito de mejorar o de aliviar la situación del disciplinado  -lo que puede ser posible-  sino colocarlo en situación de que se defienda de nuevas imputaciones, tanto o más graves que las enfocadas antes.

No es requisito indispensable que la nueva prueba sea evidente por sí misma sino que es suficiente  -lo cual ya es bastante-  que aparezca de tal poder de convicción que conduzca a una reformulación del pliego de cargos o del auto de citación a audiencia.

Pliego de cargos y su notificación

Dentro de las providencias que se deben notificar en forma personal, el artículo 101 incluye el pliego de cargos y el 165 no sólo reitera esta exigencia legal sino que además impone la notificación personal al defensor; para este efecto, de manera inmediata se librará comunicación y se surtirá con el que primero se presente.

Si dentro de los cinco 5 días hábiles siguientes a la comunicación no se ha presentado el procesado o su defensor, si lo tuviere, se procederá a designar defensor de oficio con quien se surtirá la notificación personal (artículo 165, inciso tercero).

Si la notificación del pliego de cargos deba realizarse en sede diferente a la del competente, se dispone en el artículo 104 que se podrá comisionar para tal efecto a otro funcionario de la Procuraduría o al jefe de la entidad a la que esté vinculado el investigado, o en su defecto, al personero del lugar donde se encuentre el investigado o su apoderado, según el caso.

Si no pudiere hacerse la notificación personal, se fijará edicto en lugar visible de la secretaría del despacho comisionado, por el término de 5 días hábiles. Cumplido lo anterior, el comisionado devolverá inmediatamente al comitente la actuación, con las constancias correspondientes.

El nombramiento de defensor de oficio viene a ser la consecuencia de la actitud renuente asumida por el disciplinado, o la franca imposibilidad de localizarlo. La persona ausente, como lo quiere el artículo 17, debe estar representada a través de apoderado de oficio que podrá ser estudiante de Consultorio Jurídico.

De la lectura del artículo 165 se deduce que respecto del pliego de cargos el acto de enterar de su contenido al inculpado no se reduce a una simple notificación; en realidad, el acto de comunicar el pliego de cargos al acusado se descompone en una triple acción así: Notificación; Traslado;  Entrega del pliego de cargos.

El pliego de cargos como acto de acusación

El pliego de cargos es un acto de incriminación con el cual culmina parte de la labor que le corresponde a la CID como titular de la acción disciplinaria, aunque el esquema del procedimiento no permite hacer, de manera tajante, la afirmación de que existen dos etapas o fases, una de investigación y otra de acusación, aunque, por ejemplo, los artículos 3, 11 y 157  inciso primero hablen de "investigación o juzgamiento"

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Derecho disciplinario colombiano (3/3)


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Derecho disciplinario colombiano (1/3)
Aprende acerca del Derecho Disciplinario de Colombia, los Antecedentes históricos y... [31/03/09]
5.532  
2. Derecho disciplinario colombiano (2/3)
En esta segunda parte de nuestro curso de Derecho Disciplinario de Colombia, te... [31/03/09]
2.068  
3. Derecho
Con el término derecho designamos un conjunto de fenómenos sociales entre los... [20/10/08]
47.152  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te gustaría visitar más cursos gratis de Área legal?