12.176 cursos gratis
8.742.310 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Derecho Civil. Guatemala (3/3)

Autor: Denise Sanchez
Curso:
9,50/10 (4 opiniones) |6228 alumnos|Fecha publicación: 16/10/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 20:

 El depósito

 Concepto:   Contrato en virtud del cual una persona (depositario) reciba de otra (depositante) una cosa, con la obligación de conservarla y restituirla.  El contrato de depósito es real, pues se perfecciona mediante la entrega de la cosa; unilateral, en cuanto de él surgen obligaciones sólo para el depositario, salvo los casos excepcionales de depósito oneroso, que algunas legislaciones, no reconocen.

Art. 1974 = Por el contrato de depósito, una persona recibe de otra alguna cosa para su guarda y conservación, con la obligación de devolverla cuando la pida al depositante o la persona a cuyo favor se hizo o cuando la ordene el juez.

Sánchez Medal define el contrato de depósito como el contrato por el que el depositario se obliga hacia el depositante a recibir una cosa mueble o inmueble que aquél lo confía y a guardarla para restituirla individualmente cuando la pida el depositante.

Características:

Contrato Real: Art. 1974, para que se perfecciones el contrato de depósito, es necesario que una persona haya recibido de otra una cosa para su custodia, guarda y retribución, por lo que se concluye que el depósito es un contrato real que se perfecciona con la entrega de la cosa (art. 1588 C.C.)

(ver arts. 1810 y 1975 C.C.)

Contrato Oneroso:  El depositario tiene derecho a exigir remuneración por el depósito, salvo pacto en contrario (art. 1977 C.C.).  En esa virtud, el depósito es normalmente un contrato oneroso, aunque excepcionalmente, existiendo pacto expreso entre las partes, puede serlo gratuito.

La onerosidad ordinaria del depósito es consecuencia de la mercantilización del Derecho Civil y del hecho de que cada vez son menos comunes los depósitos civiles y se utilizan con mayor frecuencia los depósitos mercantiles que son fundamentalmente onerosos. 

Contrato Bilateral:  Dado que el depósito es normalmente oneroso y sólo ocasionalmente gratuito, se esta en presencia de un contrato sustancialmente bilateral y excepcionalmente unilateral, pues del depósito oneroso derivan prestaciones a cargo de ambas partes.  En el caso del depósito gratuito y dado que el depositante habría ya cumplido con su prestación al perfeccionarse el contrato, el depósito únicamente genera obligaciones y prestaciones a cargo del depositario, por lo que deviene unilateral (art. 1587 C.C.).

Contrato Principal o Accesorio:  El depósito normalmente existe por sí independiente de otra relación jurídica entre las partes y, por ello, tiene calidad de contrato principal; pero es también posible y usual que el contrato de depósito sea accesorio de otro contrato que tendría la calidad de principal.

Pero además, debe tenerse en cuenta que en muchos casos, sin que exista un verdadero contrato de depósito, se entregan cosas para su guarda y custodia y quienes las reciben asumen los derechos y obligaciones de los depositarios.  No existe en estos casos un contrato principal o accesorio de depósito, pero las atribuciones y responsabilidades que a los depositarios derivan del contrato de depósito, son aplicables a esas personas (guardador, tutor, albaceas, interventores, etc.).

Contrato de Confianza:  (intuito persona). Tradicionalmente, dada la gratuidad del depósito y la intransferibilidad de los derechos y obligaciones del depositario, se consideraba que era un contrato de confianza, pues era impensable que se entregara una cosa a un tercero, para su guarda, conservación y restitución, si no tenía plena confianza en su honestidad y madurez.

Contrato de Custodia:  He aquí la esencia del contrato, ya que su finalidad es la prestación al depositante del servicio de custodia por parte del depositario.  Ese servicio de custodia tiende asegurar el depositante la devolución o restitución de la cosa depositada, en el mismo estado en que la entregó, con sus frutos y accesiones.

Clases de Depósitos

Depósito Voluntario o Contractual:  Es el que se origina de la voluntad libre de las partes y en donde el depositante entrega voluntariamente la cosa al depositario. Es el verdadero contrato de depósito.  El depósito voluntario o contractual se puede presentar de dos formas: depósito regular y el depósito irregular.

Depósito Regular:  Se constituye mediante la entrega de cosas individualizadas y el depositario únicamente tiene la tenencia, de las cosas, no puede usar, ni disponer de ellas y está obligado a devolver exactamente las mismas cosas que recibió.

Depósito Irregular:  Se caracteriza porque se entregan al depositario dinero o cosas fungibles no individualizadas, cuya propiedad adquiere el depositario o receptor, quien asume la obligación de restituir otro tanto de la misma especia y calidad.  No es la fungibilidad de las cosas lo que genera el depósito irregular, sino el hecho de que las mismas no han sido individualizadas, ya que si las cosas se identifican, estamos frentes a un depósito regular.

Depósito Necesario:  Se presenta en aquellas situaciones de fuerza mayor o caso fortuito en que una persona se ve forzada a depositar bienes en un tercero.  Los casos típicos que generan el depósito necesario son el incendio, el terremoto, la inundación, etc.

Depósito Judicial o Secuestro:  Es aquel que se crea en virtud de una resolución judicial y el depositario retiene, custodia y entrega la cosa, de acuerdo con las instrucciones que le da el juez. (art. 529 CPCyM = el secuestro se cumplirá mediante el desapoderamiento de la cosa de manos del deudor, para ser entregada en depósito a un particular o a una institución legalmente reconocida.

(ver arts. 1997 y 1998 C.C.)

Depósito en Almacenes Generales:   Los almacenes generales de depósito son empresas privadas, que tiene el carácter de instituciones auxiliares de crédito, constituidas en forma de sociedad anónima guatemalteca, cuyo objeto es el depósito, la conservación y custodia, el manejo y la distribución, la compra y venta por cuenta ajena de mercancías o productos de origen nacional o extranjero y la emisión de títulos valor o títulos de crédito.(ver arts. 585 y 586 C de C).

Depósito Condicionado (escrow):  Rodolfo Batiza se refiere a la institución del depósito condicionado (escrow), por el cual dos persona que tienen intereses opuestos entregan una cosa al depositario, quien se obliga a la guarda y custodia, con la obligación especial de que una vez cumplidas las condiciones previstas en el convenio correspondiente, hace entrega a quien tenga derecho a ello.

Elementos: 

Elementos Personales:  El contrato de depósito requiere del consentimiento de dos personas: el depositante y depositario, quienes deben tener capacidad legal y expresar su voluntad sin vicios.

El  depositario debe aceptar expresamente el depósito, mediante el recibo de las cosas, en calidad de depósito. Los representantes de menores e incapaces pueden dar en depósito bienes de sus pupilos, sin necesidad de autorización judicial, pues el depósito regular no es traslativo de dominio, ni normalmente implica riesgo alguno para el propietario, dada la seria y grave responsabilidad de restituir que pesa sobre el depositario. (arts. 264, 265, 322 C.C. requieren autorización judicial) 

Elementos Reales: Art. 1974 C.C. se limita a señalar que mediante el depósito una persona recibe de otra alguna cosa para su guarda y custodia, sin mencionar si esa cosa debe tener alguna característica o ser de tipo especial.  La norma anterior puede ser ampliamente interpretada en el sentido que: a) la obligación de depositario es devolverla lo que implica que debe restituir precisamente el mismo bien que fue depositado y ello impide que los bienes fungibles no puedan ser objeto de depósito regular, a menos que se individualice e identifiquen; b) dada la finalidad del contrato, también se elimina la posibilidad de depósito de los bienes incorporales, pues éstos no pueden ser poseídos físicamente y las obligaciones del depositante no podrían cumplirse correctamente en cuanto a éstos; c) el art. 1999 C.C., declara nulo el depósito de dinero constituido en persona no autorizada por la ley, salvo prueba en contrario.

Obligaciones del depositario

a)  obligación de guarda de la cosa (art. 1974 C.C.)

b)  la cosa debe tenerse en un lugar adecuado (art. 1978 inc 4 y 1938, 1645, 1423, 1426 C.C.)

c)  prohibición de trasladar la cosa fuera del lugar convenido  ( art 1993)

d)  prohibición de usar la cosa (art. 1978 inc. 1, 1884 C.C.

e)  la cosa debe ser guardada y custodiada personalmente por el depositario y no puede delegar su encargo.

f)  Proveer los fondos necesarios para la debida guarda y custodia (art.  1981, 1982 C.C.)

g)  Mantenimiento jurídico de la cosa (art. 887 y 1979 C.C.)

h)  No registrar las cosas que se hayan depositado en arca, cofre, fardo o paquete, cerrados o sellados (art. 1978 inc. 2)

i)  Obligación de devolución o restitución  (art. 1974 C.C.)

j)  Dar aviso inmediato al depositante o en su caso al juez, del peligro de pérdida o deterioro de la cosa depositada y de las medidas que deben adoptarse para evitarlo (art. 1978 inc. 3 C.C.)

k)  Obligación de indemnizar daños y perjuicios que por su dolo o culpa sufriere el depositante (art. 1978 inc 4)

Obligaciones del Depositante:

a)  pago de remuneración del depositario (art. 1977 C.C.)

b)  Reembolso de gastos de guarda y conservación de la cosa (art. 1981 C.C.)

c)  Indemnizar los daños y perjuicios que el depósito cause al depositario (art. 1977 C.c.)

d)  Correr con el riesgo de la cosa (art. 1983 C.C.)

e)  Exonerar del depósito al depositario cuando éste ya no puede guardarlo con seguridad o sin perjuicio para él (art. 1996 C.C.)

Terminación: 

a)  Por la entrega de la cosa del depositante, en cuanto éste lo requiere (art. 1994 C.C.)

b)  Muerte o incapacidad del depositario (art. 1990 C.C.)

c)  El depósito judicial (secuestro) termina por resolución judicial que así lo declare (arts. 1997 y 1998 C.C.)

d)  Finalmente, la pérdida de la cosa depositada también termina el depósito, aunque de ello puede nacer responsabilidad extracontractual del depositario (art. 1983 C.C.), quien se exoneraría de ella probando que la cosa fue destruida por caso fortuito o fuerza mayor.

Capítulo siguiente - Contrato de obra o empresa
Capítulo anterior - El comodato

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Derecho Civil. Guatemala (3/3)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Derecho Civil. Guatemala (1/3)
El Derecho Civil en Guatemala se estudia en este curso completo. En esta primera... [14/10/09]
6.697  
2. Derecho Civil. Guatemala (2/3)
El Derecho Civil en Guatemala se estudia en este curso completo. En esta segunda... [15/10/09]
9.167  
3. Derecho Romano y Derecho Civil
Apuntes de Derecho Civil (contratos) y Derecho Romano . Las asignaturas de... [21/09/09]
2.236  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail