12.212 cursos gratis
8.342.773 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Derecho Civil. Guatemala (3/3)

Autor: Denise Sanchez
Curso:
9,33/10 (3 opiniones) |6228 alumnos|Fecha publicación: 16/10/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 24:

 Contrato de fianza

 Contrato por el cual una persona de compromete a responder por las obligaciones de otra (art. 2100).

Sánchez Medal define la fianza como el contrato por el que una persona, llamada fiadora, distinta del deudor y del acreedor en una determinada obligación, se obliga con este último a pagar dicha obligación, en caso de que el primero no lo haga.

Jaime Santos Briz, señala que del contrato de fianza derivan tres consecuencias distintas:

a)  el fiador contrae una deuda

b)  la fianza crea una obligación autónoma del fiador frente al acreedor, que no implica que aquél asuma la obligación principal o que coparticipe de ella, aunque si es obligación dependiente  de la principal.

c)  La fianza es una contrato entre fiador y acreedor, respecto del que el deudor es un tercero, es decir, la fianza es válida con carácter abstracto.

Características:

a)  Consensual y solemne:  el contrato nace del consentimiento de las partes, sin que se requiera la entrega de cosa alguna; pero no basta que el fiador exprese su voluntad de asumir la obligación, para que exista el contrato, sino que para su validez, se requiere que conste por escrito 8arts. 1577, 2100 y 2101 CC).

b)  Gratuito u oneroso:  el fiador puede estipular con el deudor una remuneración por el servicio que presta (art. 2100 CC)

c)  Unilateral o Bilateral:  es unilateral en cuando crea una obligación únicamente para el fiador, pero también puede ser bilateral si lleva consigo una contraprestación del acreedor.  La unilateralidad del contrato de fianza es evidente si se tiene en cuenta que, normalmente, de él nacen únicamente obligaciones a cargo del fiador, salvo que por parte del acreedor se asumieren ante el fiador obligaciones “recíprocas” (art. 1587 CC)

d)  Accesorio:  su objeto es el cumplimiento de otra obligación (art. 1589 CC)

e)  Subsidiario:  la subsidiariedad de la fianza consiste en que, normalmente, sólo puede hacerse efectiva cuando el deudor de la obligación principal ha incumplido y su acreedor no ha podido hacer efectiva la obligación con el patrimonio del deudor.  La subsidiariedad se manifiesta en la excusión, que es una excepción previa que el fiador puede plantear al acreedor, si éste no ha agotado antes su reclamo contra el deudor principal. (art. 2106, 2108 CC, 116 inc 7 CPCyM)

f)  Abstracto:  es un contrato abstracto y autónomo del existente entre el fiador y el deudor principal.

g)  Personal:  porque constituye una garantía de cumplimiento de obligación principal que otorga el fiador a favor del acreedor.

Elementos:

Elementos Personales:  deudor, fiador y acreedor

Fiador:  debe tener la capacidad necesaria para obligarse, ya que nunca adquiere por ello derechos, sino únicamente obligaciones.

Acreedor y Deudor:   (art. 2114 CC.)  Aunque no exista una relación contractual entre el fiador y el deudor, aquel tiene derechos en contra del deudor para que le garantice las resultas de la fianza:  a) si el deudor está por ausentarse de la República; b) si el deudor ha sufrido menoscabo en sus bienes, de modo que se halle en riesgo de insolvencia; c) si hubiere temor justificado de que el deudor oculte o dilapide sus bienes; d) cuando el deudor se haya obligado a obtener el relevo de la fianza dentro de cierto plazo y éste haya vencido (art. 2107CC.).

 Elementos Reales: 

Obligaciones que pueden ser garantizadas con fianza: (art. 2104, 1309). Es esencial para la existencia de la fianza, que la obligación a garantizarse sea válida.  Por ello, la fianza constituida para garantizar una obligación anulable, es válida y surte todos sus efectos, hasta el momento en que se declara su nulidad; pero al declararse la nulidad de la obligación, se extinguiría automáticamente la fianza.  Sin embargo, los vicios del consentimiento de donde derivaría la anulabilidad del contrato, generan acciones y excepciones personales oponibles por el deudor principal (error, dolo violencia, simulación), de las cuales puede valerse el fiador al serle requerido el pago por el acreedor y la renuncia que de tales acciones o excepciones hiciere el deudor, sea expresamente o mediante ratificación de las obligaciones.

Pueden ser garantizadas con fianza, toda clase de obligaciones, cualquiera sea cu contenido (dar, de hacer o de no hacer) y fuente (contrato, hecho ilícito, ley o disposición judicial), aunque lo normal es que la fianza garantice el pago de una suma de dinero.

Amplitud de la garantía:  Art. 2102 CC.

Elementos Formales:  El contrato de fianza, que éste es un contrato consensual y solemne, pues debe constar por escrito para su validez (art. 2101 CC)

Clases de Fianza

a)  Por el tipo de responsabilidad del fiador, frente al acreedor puede haber fianza simple o fianza solidaria.  Fianza simple, el fiador goza plenamente del beneficio de excusión y, si existieren varios fiadores obligados en forma simple ante el acreedor, se aplicarían además las normas de la mancomunidad simple y cada uno de ellos sólo sería responsable por una parte alícuota de la obligación principal y cada parte constituye una deuda separado (art. 1348CC).  La fianza solidaria excluye la subsidiariedad y el acreedor puede dirigirse contra el fiador, sin previa excusión de los bienes del deudor y si la fianza se ha prestado en forma mancomunadamente solidaria entre fiadores solidarios, el acreedor puede exigir a cada uno de ellos el pago de la totalidad de la obligación a cargo del deudor.  La fianza solidaria no convierte al fiador en deudor, pues con excepción de la eliminación de la subsidiariedad y del beneficio de excusión, en todo lo demás, la fianza solidaria queda sujeta a las reglas de la fianza simple. (arts. 2,105, 2110 CC)

b)  Por su origen, la fianza puede ser convencional, judicial o legal:  Es fianza convencional la que nace de un contrato y se rige exclusivamente por las normas del Código Civil.  Las fianzas judiciales y legales se distinguen de la convencional, en que la celebración del contrato viene impuesto, como acto debido, por la Ley o por los tribunales, toda vez que la garantía en sí misma no se constituye por la sola declaración judicial o legal. (ver arts 524, 531, 532, 533 CPCyM)

c)  Por la calidad del fiador, la fianza puede ser civil o mercantil: Será fianza mercantil aquella en que el fiador es una afianzadora autorizada de conformidad con la ley (art. 1024 CdeC) en otras palabras, una entidad comercial que habitualmente, en forma profesional, en nombre propio y con fines de lucro, se dedica a servir de fiadora.  La fianza mercantil normalmente e representa por una póliza y es respaldada por una solicitud formulada por el deudor o el acreedor de la obligación principal.    Es fianza civil, aquella que no es emitida por una compañía afianzadora, sino por una persona individual o por una sociedad civil, en forma no lucrativa e impulsada por un deber de solidaridad social o de colaboración con el acreedor o el deudor.

d)  Por su extensión.  La doctrina separa la fianza definida o limitada de la fianza indefinida e ilimitada.  (art. 2102 CC).  Toda fianza es limitada por el monto y características de la obligación principal y sus accesorios y que no es jurídicamente aceptable una fianza ilimitada, permanente o abierta, en que el fiador se obliga a responder de todas las obligaciones, presentes y futuras de determinada persona. (fianza ilimitada art. 2103 CC, cuando el fiador no limita claramente su responsabilidad, y en caso, el fiador quedara obligado no sólo por la obligación principal, sino por el pago de intereses, indemnizaciones de daños y perjuicios en caso de mora y gastos judiciales; pero el fiador no responderá de otros daños y perjuicio y gastos judiciales, sino de los que se hubieren causado después de haber sido requerido para el pago, será fianza ilimitada. 

Terminación:

La fianza, como contrato accesorio, termina al desaparecer la obligación principal, por cualquier causa (nulidad, pago compensación, etc), pero también, independientemente de la obligación principal, puede terminar por las mismas causas que extinguen a todas la obligaciones.

a)  Pago:  Si el deudor paga la obligación principal y ésta se extingue, termina la fianza.  Si el fiador pago, ello no provoca la terminación de la fianza, sino da lugar a la acción de reembolso o a la subrogación del fiador en los derechos del acreedor. (art. 1413, 1453 CC)

b)  Compensación:  La compensación de deudas recíprocas del deudor y el acreedor, extingue la fianza, pues produce como efecto natural la terminación de la obligación principal (1475 CC)

c)  Novación: La novación de la obligación principal provoca la terminación del contrato accesorio de fianza, salvo que el acreedor y el deudor convengan expresamente lo contrario y ello sea aceptado expresamente por el fiador (art. 1479 CC)

d)  Modificación de la obligación principal: La prórroga del plazo de la obligación principal, convenida entre el acreedor y el deudor, termina la responsabilidad del fiador, salvo que éste acepte expresamente la prórroga (1481 CC)

e)  Remisión:  la remisión de la obligación principal, hecha por el acreedor y aceptada por el deudor, extingue la obligación principal y, por lo tanto, la accesoria de fianza (art. 1489 CC); pero la fianza terminará por remisión unilateral hecha por el acreedor, aunque no haya sido aceptada por el deudor (art. 1490 CC).

f)  Muerte:  Ni la muerte del acreedor, ni la del deudor, ni la del fiador, producen la extinción de la fianza.  Los herederos del acreedor y del deudor suceden respectivamente en los derechos y obligaciones de sus causahabientes. (2120, 1353 CC)

g)  Vencimiento del plazo:  La fianza puede tener un plazo menor que la obligación principal y si en la fecha de vencimiento de la fianza, no hubiere ocurrido incumplimiento del deudor, ésta se extinguiría. (art. 2118 CC)

h)  Insolvencia:  La insolvencia del acreedor no tiene efecto alguno en la fianza.  La insolvencia del deudor no termina la fianza ya que precisamente ese es el riesgo que asumió el fiador al prestar su garantía.

Capítulo siguiente - Renta vitalicia

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Derecho Civil. Guatemala (3/3)


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Derecho Civil. Guatemala (1/3)
El Derecho Civil en Guatemala se estudia en este curso completo. En esta primera... [14/10/09]
6.697  
2. Derecho Civil. Guatemala (2/3)
El Derecho Civil en Guatemala se estudia en este curso completo. En esta segunda... [15/10/09]
9.167  
3. Derecho Romano y Derecho Civil
Apuntes de Derecho Civil (contratos) y Derecho Romano . Las asignaturas de... [21/09/09]
2.236  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Recibir novedades de Área legal? ¡No te costará nada!