12.170 cursos gratis
8.764.401 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Depresión en la infancia y adolescencia. Epidemiología

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |221 alumnos|Fecha publicaciýn: 23/03/2010

Capýtulo 3:

 Influencias del desarrollo de la depresión.

En los estudios de Rutter (1986) ya se apreció que las tasas de síntomas y síndrome depresivo eran mayores en los adolescentes que en los niños; y mayores en chicas que en chicos. Esto sugería que determinadas características del desarrollo influían en las tasas de la depresión: a) Hay un efecto de la edad importante en el aumento tanto de la depresión clínica como de los sentimientos depresivos con un aumento importante entre los 11 y los 15 años.

b) El inicio de la alteración aumenta en el periodo post-puberal temprano en las chicas.

c) Existe una marcada continuidad entre el incremento de los síntomas de tristeza en los pacientes normales y el aumento de la depresión clínica entre los adolescentes, que está aún por esclarecer.

d) La edad se comporta como una variable ambigua. Se comporta como un marcador para algunos rasgos del desarrollo infantil. Señalar las tendencias que marca la edad en estas alteraciones es sólo un primer paso en el conocimiento de los mecanismos y procesos de la alteración. El motivo por el que la depresión aumenta en la adolescencia puede deberse tanto al cambio en las experiencias sociales, en la autopercepción, a los cambios hormonales (y no sólo de las hormonas sexuales) o las alteraciones en el tamaño y función de las estructuras cerebrales o la combinación de todas ellas. Hay muchos estudios que dividen a los sujetos en dos grupos, por encima y por debajo de los 12 años presuponiendo que los menores de 12 años son más inmaduros. Ninguno de estos estudios se acompaña de estudios hormonales o de madurez física. No hay criterios establecidos que definan esta madurez.

4.1) Estudios basados en entrevistas clínicas Los estudios de Kashani et al (1987) y McGee et al. (1990) apuntaban que existía un exceso de chicas deprimidas en la adolescencia. Se apreciaba una importante alteración de la relación chico/chica para el TDM entre los 13 y los 15 años. Antes de los 13 años la relación era 5:1 con predominio masculino y después de los 15 era de 3:1 con predominio femenino. No se encontraron diferencias significativas entre chicos y chicas por debajo de los 12 años.

En el estudio de Polaino -Lorente y Domenech (1993) en niños españoles entre 8 y 11 años las tasas eran iguales para niños y niñas, aunque se sugería que la Distimia era más común en las chicas.

Hay que estudiar mejor la Distimia en la infancia pero podemos encontrar pistas para las diferencias encontradas en el TDM en la adolescencia. Quizás la Distimia infantil pueda ser el precursor mórbido del TDM en la adolescencia especialmente en chicas.

McGee y Williams (1988) sugieren que el trastorno depresivo durante la infancia aumenta el riesgo de depresión en los mismos sujetos durante la adolescencia. Estos hallazgos también sugieren que los altos niveles de síntomas depresivos durante la infancia entre los chicos, que no en las chicas, aumentan el riesgo de comportamientos antisociales en la adolescencia.

En los estudios longitudinales, es muy importante evaluar simultáneamente los síntomas no depresivos pero sí comórbidos, para poder determinar la prioridad de los diferentes perfiles psicopatológicos a lo largo del tiempo.

4.2) Estudios basados en cuestionarios Estos estudios apoyan los hallazgos de los estudios basados en estudios clínicos, así como la opinión de que los síntomas depresivos van en aumento en las chicas desde la infancia hasta la adolescencia. Se percibe, sin embargo, que la diferencia entre sexos podría explicarse (justificarse) por las alteraciones leves que son mucho más prevalentes en las chicas.

Tanto las chicas como los chicos parece que presentan tasas de prevalencia de trastornos depresivos clínicamente equivalentes.

4.3) Patrones de los síntomas depresivos Hay una característica común en los estudios: el aumento de la depresión en la adolescencia temprana. Este patrón sugiere el papel de la edad como mediador en la organización de las características de la psicopatología.

Goodyer y Cooper (1993) sugieren que entre los 11 y los 16 años los patrones de síntomas depresivos para el TDM varían con la edad. Disminuyen con la edad: los síntomas de ansiedad somática, desesperanza, culpa y pensamientos obsesivos. Por el contrario, aumentan su frecuencia con la edad: la anhedonia, la pérdida de peso, los actos suicidas y el comportamiento oposicionista en la escuela. Aún no está claro si estos cambios se deben a la consecuencia de las características sociales, psicológicas o fisiológicas.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Depresión en la infancia y adolescencia. Epidemiología



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Muerte en la infancia y adolescencia
El hecho de enfrentarse a la muerte de un niño puede conllevar a que la familia... [25/03/10]
163  
2. Reacciones psicosomáticas en infancia y adolescencia
Reacciones psicosomáticas en infancia y adolescencia , las reacciones somáticas... [06/05/10]
445  
3. Trastornos de la infancia y adolescencia. Papel de la familia
Papel de la familia en los trastornos de la infancia y la adolescencia , la... [07/04/10]
197  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail