12.170 cursos gratis
8.781.837 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Cultivo y cuidados. Orquídeas

Autor: América Couput Coronel
Curso:
9,50/10 (4 opiniones) |813 alumnos|Fecha publicación: 03/05/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 2:

 Parte de la planta. Orquídeas (1/2)

EVOLUCION: Se cree que su evolución comenzó desde las primeras plantas con flor siendo su primer modelo un aproximado al lirio con reducción del número de estambres que cambió de simetría radial a bilateral y otras modificaciones del ovario y tamaño de la semilla. Su desarrollo evolutivo ha sido muy confuso y especulativo.

RAÍCES: Las raíces de las orquídeas, tienen notables modificaciones del tipo normal de raíz. Sin embargo, al igual que en el resto de las plantas es un órgano vital para el anclaje de la planta y la absorción de nutrientes. En las orquídeas terrestres, las raíces son estructuras alargadas y ramificantes, cubiertas de pelitos absorbentes y radicales, asemejándose a cualquier otra planta. Están cubiertas por hifas que son filamentos de los hongos asociados que las penetran y forman dentro de las raíces unos nódulos donde establecen una asociación micorrícica que garantiza el abastecimiento de agua y nutrientes.
Las raíces de las epífitas son aún más especializadas que las de las orquídeas terrestres. En ellas, muchos pelitos se han sustituido por una funda de células muertas, esponjosas y porosas que se llama "velamen", el cual facilita tomar el agua de lluvia o de la superficie de los troncos donde crecen, así como minerales y nutrientes del medio ambiente. Son gruesas y blancas que se esparcen por la superficie de la corteza del árbol que les proporciona apoyo. Estas células del velamen se vuelven transparentes y los tejidos internos verdosos llegan a ser visibles. El agua que absorben se transporta hasta la parte viva y de allí hasta las hojas.

En las orquídeas epífitas, las raíces pueden originarse en cualquier parte del tallo, en todas las direcciones y no solo hacia abajo. Su tendencia positiva a hacer contacto, les permite servir de soporte, además, estas raíces pueden fotosintetizar, lo cual explica la coloración verdosa de sus puntas. Cuando las raíces se ven secas, las células del velamen dispersan la luz y se ven blancas, situación que ayuda a reducir la pérdida de agua presente en las raíces.

TALLOS: Pseudobulbos: Muchas orquídeas presentan tallos engrosados o pseudobulbos, llamados de esta manera para diferenciarlos de los bulbos verdaderos de lirios y cebollas.  Pueden estar formados por un solo entrenudo (Oncidium Sw. y  Brassavola  Adans.) o varios entrenudos (Dendrobium Sw.).  Pueden ser pequeños o grandes y de formas muy variadas: esféricos, ovalados, comprimidos, lisos o acostillados, etc. Desarrollan, una o más hojas finales o en su parte media y los pedúnculos de inflorescencias se originan en su base, parte media o extremo apical.

En las orquídeas epífitas, los tallos aéreos almacenan agua y nutrientes y por eso pueden aparecer abultados. En muchas especies terrestres, los tallos se comprimen y se abultan a manera de tubérculos.

Algunas especies carecen de pseudobulbos en los cuales almacenar agua y nutrientes y por eso no pueden vivir en zonas o regiones sujetas a sequías periódicas.

HOJAS: Las hojas de las orquídeas son muy simples, no tienen espinas ni son aserradas. Son casi siempre angostas y alargadas; también ovaladas o lanceoladas, ahuesadas, arrugadas como la  Stanhopea  Frost ex Hook., cilíndricas como la  Vanda teres  (Roxb.) Lindl., ligeramente caniculadas como la  Oncidium cebolleta (Jacq.) Sw. y  Brassavola nodosa (L.) Lindl. A menudo sus hojas son rígidas y duras con una capa ceruminosa y espesa que limita la pérdida de agua, como ejemplo las epífitas.

Bastantes orquídeas tienen hojas muy gruesas que sirven para almacenar agua, con cutícula un poquito espesa y encerada, lo cual permite resistir las plagas y también los fuertes vientos del trópico y subtrópico.

Muchas especies que se encuentran en lugares insolados y calientes, tienen hojas casi cilíndricas, lo que les permite reducir la relación superficial del volumen y evitar así el sobre calentamiento y la deshidratación.

En las especies terrestres por lo general las hojas son membranosas y delgadas propensas al ataque de insectos.

Capítulo anterior - Orquídeas. Caracteres

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Cultivo y cuidados. Orquídeas



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cultivo de bonsái
Bonsai. Por si misma, la palabra nos traslada a Oriente. Técnicamente, la palabra... [14/04/08]
25.674  
2. Iniciación a las Orquídeas del Amazonas
Este curso permite un primer acercamiento a la terapia floral con las Orquídeas del... [01/02/07]
4.611  
3. Cultivo del camarón
Este curso pretende ser un protocolo de bioseguridad para el cultivo de camarón.... [11/04/06]
7.583  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail