12.174 cursos gratis
8.745.801 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

La cuarta disorexia. Dietas para adelgazar

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |23 alumnos|Fecha publicaciýn: 26/07/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 3:

 La dieta de Atkins

La dieta de Atkins no fue su idea original.  La idea tuvo su comienzo con los trabajos de Alfred W. Pennington, un internista que trabajaba con la compañía E. I. du Pont en Wilmington, Delaware. Pennington creía que la obesidad se debía a un defecto en la habilidad del cuerpo de quemar carbohidratos. Pensando así, planteó que una dieta baja en carbohidratos sería la respuesta para no engordar. En 1953, Pennington publicó sus recomendaciones en la prestigiosa revista médica, New England Journal of Medicne. 

Para Pennington, la clave para el éxito dietético estaba en la producción de cetonas, resultado final de la reducción de carbohidratos en la dieta.

Lo curioso era, que Pennington en sus especulaciones, desafiaba las leyes de la química y de la física.  Sus teorías implicaban que si una persona comía una naranja y dos guineos todos los días, esa persona nunca perdería de peso, mientras que alguien que se coma dos docenas de hamburguesas (sin el pan) sí que lo perdería. Para confirmar sus convicciones, Pennington ensayó su dieta en los empleados de du Pont con buenos resultados. Pero, cuando otros trataron de replicar sus hallazgos, siguiendo sus métodos, lo que obtuvieran no fue el éxito que Pennington prometiera.

En 1955, Sidney Werner de la Universidad de Columbia puso a prueba las teorías de Pennington y falló. Werner encontró que pacientes hospitalizados perdieron tanto peso consumiendo una dieta alta en carbohidratos como lo hicieran los que consumieran una alta en grasa, excepto por la pérdida inicial de fluidos que la dieta alta en grasa causara en algunas de las personas.

Las ideas de Pennington fueron olvidadas hasta que en 1960, Herman Taller, un obstetricia de origen rumano, publicara el primer best seller moderno en el campo del dietar, Las Calorías no Cuentan. Taller (como Atkins no hiciera a su vez) le dio crédito a Pennington por sus ideas, las que él aplicara con mucha libertad.  Su libro vendió dos millones de copias, eventualmente, sin embargo, debido a sus prácticasengañosas, Taller fue encontrado culpable de fraude postal, conspiración, y de violación de las leyes federales que regulan el uso de substancias controladas.

La realidad, demostrada, es que una dieta alta en carbohidratos complejos, es tan efectiva para perder de peso como la que es una alta en grasa. Además la fibra contenida en las frutas (de la dieta alta en carbohidratos) asiste a los diabéticos reduciendo la dosis de insulina que necesitan y asiste en la prevención del cáncer del colon.

Lo que era sorprendente era la persistencia de los prejuicios contra los carbohidratos. Prejuicio que es totalmente irracional. Por ejemplo, onza por onza, los carbohidratos contienen la mitad de las calorías contenidas en la grasa. Sin embargo, por alguna razón perversa, generaciones de dietistas han insistido en decirles a sus clientes que los carbohidratos son dañinos para perder de peso.

Entra, cardiólogo Robert Atkins…

Dr. Atkins fue responsable por la resurrección de la dieta alta en grasa y en la eliminación total de los carbohidratos dietéticos. Atkins afirmaba (erróneamente) que la condición de cetosis (acidosis) era: ‘… un estado que debiera ser buscado con devoción incesante, porque cuando uno está en este estado feliz, la grasa del cuerpo se está quemando con una eficiencia máxima y con un mínimo de dolor… porque la cetosis hace que el hambre desaparezca…’

¡Falso!

Un grupo de investigadores en la Universidad de Yale, demolieron contundentemente las aserciones de Atkins pero, ¿para qué? La gente desoye lo que desean y hacen lo que les dé la gana, aunque esto les perjudique.

Las ideas de Atkins (que nunca diera crédito a quienes originalmente las propusieran) no eran ni nuevas ni esencialmente beneficiales a quienes siguieran su método.

Pero, se vendió como pan caliente…

Ahora, si uno lee lo que solía escribir, uno pensaría que estaba en presencia de un verdadero revolucionario científico. Al final de su libro Atkins nos informa:

‘Martín Luther King, tenía un sueño. Yo también tengo uno. Yo sueño de un mundo donde nadie tiene que dietar. Un mundo donde los carbohidratos engordadores serán excluidos de la dieta. Escriban a sus representantes en el Congreso. Ayuden a que las cafeterías escolares cesen y desistan en sus esfuerzos de abarrotar los estómagos de nuestros hijos con una dieta repleta de carbohidratos baratos.  Con su ayuda, tendremos una verdadera Revolución Dietética (el título de su libro).’

Atkins murió hace unos años, y con su muerte, ha nacido un esfuerzo renovado por sus herederos para inducirnos a adoptar sus ideas y comprar sus métodos y sus ‘comidas.’

Atkins vive, aunque está en bancarrota…

Por supuesto, la dieta de Atkins no es la única que se ha basado en falsas premisas y que nos concede falsos resultados. Las otras dietas mercadeadas también son incapaces de alcanzar lo que proponen hacer: Bajar de peso. Esta aserción es tan clara*, que cualquier persona la ha comprobado por sí misma en el transcurso de su vida. (*La palabra que usarían aquí los políticos dominicanos es perogrullada…)

Pero, mientras todo nos pasa y seguimos tratando de perder unas libras, olvidamos que existen modelos para comer, que son naturales y que ni llevan a la gordura ni se ajustan a las teorías equivocadas y pecuniariamente motivadas, de nadie.

Capýtulo siguiente - Reporte médico. Atkins

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a La cuarta disorexia. Dietas para adelgazar



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Dietas para adelgazar rápido. Riesgos
En este curso presentaremos una síntesis de las consecuencias de las más... [02/08/11]
128  
2. Dietas para adelgazar. Riesgos
Como bien sabemos las dietas milagrosas no existen, bueno supuestamente existen... [03/08/11]
22  
3. Dietas para adelgazar (bajar de peso) o engordar
Dietas para bajar de peso y adelgazar , además de las dietas para engordar... [30/08/10]
25.726
Curso con video

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail