12.174 cursos gratis
8.742.561 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Crecimiento personal. Visión cristiana

Autor: trino perez
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |940 alumnos|Fecha publicaciýn: 28/06/2010
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 7:

 Miedo

Y no habéis recibido un espíritu de esclavos, para recaer en el temor, sino un espíritu de hijos que nos permite clamar: Abba, Padre.

Rm 8, 15

 

•Pensamientos

Cuando despertamos de nuestro sueño y vemos la realidad tal cual es, nuestra inseguridad termina y desaparecen los miedos, porque la realidad es y nada la cambia.

Aunque vas diciendo que buscas la felicidad, lo cierto es que no quieres ser feliz.

Prefieres volver al nido antes que volar porque tienes miedo, y el miedo es algo conocido y la felicidad no.

Hace falta despertar.

El miedo sólo se te quita buscando el origen del miedo. El que se porta bien a base de miedo es que lo ha domesticado, pero no ha cambiado el origen de sus problemas: está dormido.

Tienes miedo porque te sientes amenazado por algo que ha registrado la memoria. Si despiertas, y puedes observarlo claramente recordando su origen, el miedo no se volverá a producir, porque eliminarás el recuerdo.

Lo contrario al miedo es el amor. Donde existe el amor no hay miedo alguno. Y el que no tiene miedo alguno no teme a la violencia, porque él no tiene violencia alguna. Toda violencia viene del miedo y crea más violencia.

"No tengáis miedo", dice Jesús en el Evangelio. Todo el Evangelio está lleno de estas advertencias: "No temáis..., no os preocupéis..., no os aflijáis..."

Tomamos de la vida lo no real. Le tenemos mucho miedo a la verdad, y preferimos hacer ídolos con la mentira.

El que se enfada es que tiene miedo.

Nosotros huimos de los enfados porque provocan nuestros miedos y, a la vez, nos ponen violentos. Nos asustamos de la agresividad porque despierta nuestra propia agresividad. Nos defendemos no por justicia, sino por miedos.

La buena religión te enseña a liberarte de los fantasmas, y la mala a fiarte de las medallas. No metamos a Dios en los fantasmas.

•Ejercicios

• Di al miedo: "Entiendo por qué estás aquí. Pero confío en Dios."

Y si encuentras en el corazón que puedes hacerlo, agradece previamente por las consecuencias. Eso será de gran ayuda.

• Agradece a Dios por todo lo que sucederá.

Tenemos que hacer lo que Jesús hizo: enfrentar el miedo y ha­blar con él como si fuese una persona. Amablemente, sin vio­lencia, porque el miedo está dentro de nosotros, disfrazado de prevención.

• Imagina que Jesucristo está aquí frente a ti y te dirige estas pa­labras: "No tengas miedo, soy yo mismo." No digas nada, no respondas. Deja que las palabras reverberen en tu corazón, de­ja que ellas movilicen todo tu ser. Y cuando no puedas ya con­tenerte, reacciona, y da tu respuesta.

• Reflexiones

• Analiza sinceramente, sosegadamente, cuáles son tus cárceles imaginarias y el porqué de tus miedos. Escríbelo.

Capýtulo siguiente - Odio
Capýtulo anterior - Iluminación

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Crecimiento personal. Visión cristiana



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Crecimiento personal
El crecimiento personal es el objeto de estudio de este curso de la prestigiosa... [01/02/10]
3.558  
2. Crecimiento personal: los introyectos
Crecimiento personal: los introyectos continuando con el curso La retroflexión.... [20/01/10]
1.465  
3. Crecimiento personal. El nuevo lenguaje
Este taller de crecimiento personal y autoestima te invita a redescubrir el... [28/11/08]
1.868  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail