12.170 cursos gratis
8.755.942 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 6:

 Psicología y biología. Alimentación biológica

Veamos lo siguiente de una manera muy general, al querer comer cualquier alimento:

1-lo introducimos a la boca y lo masticamos

2-de allí en adelante empieza la digestión

3-continúa en el estomago y en los intestinos.

4-Aparece la asimilación. Asimilamos lo que nos es útil, y el resto lo desechamos

5-El alimento digerido pasa a ser parte de nuestro cuerpo físico, ya sea como proteínas, grasas, azúcares, minerales y vitaminas, que van a pasar a constituir todas las partes de nuestro cuerpo.

6-Finalmente ayudan a nuestro desarrollo, maduración y crecimiento físico y a que permanezcamos sanos. (Que quede claro que solo estoy tomando en cuenta un aspecto como factor de permanecer sanos).

Pero también existe una asimilación psicológica de alimento psicológico que nos es útil, pasa a formar parte de nosotros, tal alimento nos ayuda a crecer, desarrollarnos y a madurar psicológicamente, convirtiéndose en parte de nuestra personalidad.

Es importante entonces que no se queden con la idea de que la educación es mala. Eso no es cierto, ni es mi intención trasmitirles esa idea. Lo que sucede que muchas veces la educación que nos dan de niños, ya no funciona cuando somos adultos, y sin embargo seguimos comportándonos como niños.

Hace rato mencioné que los introyectos son como chips mentales, con esto quiero decir que los introyectos no solo se interiorizan, además se actúan siempre, es decir forman parte de nuestros comportamientos.

Además tratamos de satisfacer a todos nuestros introyectos, provocándonos grandes conflictos internos, siendo causa de lo que ahora llamamos estrés. Justo éste será tema de una próxima charla internetiana. Neologismo creado por un servidor y próximo a ser aceptado por la Real Academia Internetiana Internacional de la Lengua Española. ¡Y no se rían por favor!

2

Ahora un ejemplo imaginado,

Cualquier relación con alguien que ustedes conozcan y que no me quieran decir, quien es, aunque lo conozcan tan solo por Internet: ¡Es una maldita coincidencia!

Imagínense lo siguiente: una persona ha introyectado la norma intrafamiliar:

no golpear, voy ha ser más especifico...no le pegues a tu hermanita cuida a tu hermanito, un niño bueno no le pega a otro niño, si le pegas entonces te las vas a ver conmigo ¡porque le pegaste, baboso! ¡Que no entendiste que no le pegaras!, ¡y zúmbale!

(Uh,... Es que aún no me tragaba ese introyecto mamá)

2

Ese mismo niño empieza a ir al kinder, si ya tiene bien introyectado esa norma, ¿qué creen que va a pasar? ¿Cómo será su comportamiento?, si lo agraden no se defiende, todos se burlan de él, llega a su casa llorando. Probablemente interviene otra figura de autoridad familiar y le dice enfáticamente ¡No te dejes, si te pegan, pegarles, nunca te dejes, no seas dejado!, ¡Eres un tontejo por no defenderte!

Ahora no solo tiene conflicto con el exterior, también lo tiene con dos introyectos opuestos. Ese niño ¿que va a hacer cuando sea más grande?, cuando sea un adolescente o un adulto: ¿Enfrentar? ¿Evitar? ¿Quedarse paralizado?

En un principio si golpeaba era malo y si no golpeaba era bueno ahora además si no golpea esta mal, y si golpea es correcto y hasta lo felicitan.

El niño no tiene aún capacidad para decidir acciones. Solo las actúa. Ahora hay dos acciones totalmente opuestas y deseables y hay dos acciones totalmente opuestas e indeseables. En un principio si no golpea, de premio se gana una estrellita, ahora también para ganar una estrellita debe de golpear.

La pregunta es ¿para quienes son deseables o indeseables estas acciones? La respuesta es: para los otros. Es decir aún son introyectos. Y si a estos le agregamos lo que dice la religión de amar al prójimo...que complicado...

Espero que tengan claro cuando menos una línea de acción.

  • ¡No le pegues a tu hermanito!... porque te va a ir mal conmigo. ¡Eres malo!
  • ¡Pégale al otro!... porque si no lo haces, eres un tarado y además te va a ir mal conmigo por no defenderte. Y si no te defiendes el otro te va a seguir pegando.
  • ¡Los niños buenos no golpean a nadie! ... te felicito por ser un niño bueno.
  • ¡No le pegues a nadie, porque te va mal con Dios! ¡A Diosito no le gusta la gente peleonera! ¡por peleonero, no te vas a ir al cielo cuando te mueras!

Lo que dice ésta persona de sí mismo cuando es adulto.

2

¡Yo no soy agresivo, ni me gusta pelear!, (léase, soy buen niño), cuando me llego a pelear después ando pidiendo disculpas, me vienen los arrepentimientos y remordí-mientos. La verdad es que no sé pelear.

En éste momento ya el adulto ha utilizado otro mecanismo de defensa como una forma de solucionar conflictos psicológicos. ¡Que mecanismo?, la Identificación Introyectiva. La manera como yo utilizo éste concepto es diferente. Me refiero a que finalmente el sujeto se identifica con uno de los introyectos, va estructurando una personalidad falsa, su mascara. La consecuencia es que él ya dice yo debo de..., y si uno le pregunta, ¿quién dice que tu debes de...? su respuesta es: Yo.

23

DIÓGENES.

Estaba un día Diógenes plantado en la esquina

De una calle y riendo como un loco.

4

¿De qué te ríes? le preguntó un transeúnte...

¿Ves esa piedra que hay en medio de la calle?...contestó Diógenes...

Desde que llegué aquí ésta mañana, ¡diez personas han tropezado en ella!...

¡Y han maldecido!, pero ninguna de ellas se ha tomado la molestia de retirarla...

Para que no tropezaran otros

Nos podemos dar cuenta de nuestros introyectos.

Al final de cuentas, el estudio de los introyectos nos lleva a preguntarnos ¿como me educaron? ¿Que me impusieron y que me bloquearon mis padres, mis maestros, mi familia, mi religión, el estado?

Es decir es la parte más difícil de escudriñar por nosotros mismos o por algún profesional que nos quiera ayudar a hacer cambios. Y la respuesta es que:

  • Sí podemos darnos cuenta de nuestros introyectos, que ya es una toma de conciencia.
  • Lo segundo es intentar modificarlos, es decir reflexionarlos, asimilarlos y dejar pasar lo que realmente sea útil para nuestro desarrollo y desechar lo que nos esta bloqueando.

Cuando decidimos estudiarnos, con la firme convicción de hacer cambios, nos vamos a enfrentar a los introyectos entrando en grandes conflictos internos, dando lugar a diálogos internos concientes muy angustiantes. Pleitos, quejas, rabietas, reacciones depresivas,a veces ganamos nosotros pero con culpa, a veces ganan los introyectos con la sensación de un triunfo vano y presuntuoso. Lo cual indica que aún no hemos terminado de entendernos y de entender a nuestro medio ambiente y aun no hemos deja- do pasar algunas cosas que los introyectos tienen de positivo para nuestro desarrollo psi- cológico y espiritual. Cuando empezamos a sentir paz interna en medio de tempestades, cuando empezamos en realidad a sentirnos alegres en medio de apatías, cuando empezamos a amar a todo sin esperar nada a cambio, esas reacciones nos indican que vamos por buen camino. Y algo más, las personas con las que interactuamos notan y perciben ese cambio positivo.

Yo,...no soy yo = ese que digo que soy Yo, no soy yo.

Y lo que dijo De Mello en la introducción se refiere las personas que rara vez se cuestionan su infelicidad y sus reacciones antinaturales, o cuando se las cuestionen no ven más allá de sus narices, y que además quieren y creen que pueden cambiar espon- táneamente, mágicamente, con solo leer algo o estudiar algo, o practicar no sé qué posición o ejercicios físicos. Les recuerdo el encabezado:

¿Has pensado alguna vez que has sido programado

Para ser infeliz y que, por lo tanto,

Hagas lo que hagas para obtener felicidad,

Estás abocado al fracaso?

ANTHONY DE MELLO

Los introyectos finalmente están en nosotros, y no solo provocan conflictos internos de los cuales a veces somos conscientes. También dan lugar a rasgos de personalidad fal -sos. Es decir, conflictos entre los que pensamos que somos y lo que realmente somos, entre lo pienso que soy yo y lo que realmente soy. Por eso atinadamente Pearls dice, cuando el introyector dice Yo pienso realmente debería decir, otros piensan por mi. Y yo agrego, dentro de mí

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Crecimiento personal: los introyectos



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Crecimiento personal
El crecimiento personal es el objeto de estudio de este curso de la prestigiosa... [01/02/10]
3.558  
2. Crecimiento personal. Visión cristiana
Aprende con este curso de crecimiento personal a elevar tus cualidades... [28/06/10]
940  
3. Crecimiento personal. El nuevo lenguaje
Este taller de crecimiento personal y autoestima te invita a redescubrir el... [28/11/08]
1.868  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail