12.185 cursos gratis
8.725.540 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 4:

 La población y el capital humano


EVOLUCIÓN Y COMPOSICIÓN DE LA POBLACIÓN ESPAÑOLA

Casi todos los países han tenido un proceso de transición demográfica, pasando de tener altas tasas de mortalidad y natalidad, a disfrutar de unas tasas mucho más bajas. Este proceso afectó primero a los países más ricos y luego al resto. Así, en España la transición demográfica empezó más tarde y fue mucho más rápida que en los países más ricos. La cronología, comparada con Europa, fue la siguiente:

- La eliminación de la mortalidad catastrófica (hambre, epidemias) en España se produjo a principios del siglo XX (en Europa fue a finales del XVIII).
- La mortalidad ordinaria (sobretodo la infantil) descendió en España a lo largo del siglo XX (en Europa fue en el XIX), lo que conllevó un aumento de la esperanza de vida.
- La natalidad empezó a descender más tarde, en 1970 (en Europa fue en la segunda mitad del siglo XIX). Hay que señalar que hubo un descenso de la natalidad tras la Guerra Civil, pero fue seguido de un aumento de natalidad (conocido como "baby boom") en los años 1960.
- El envejecimiento de la población se produjo a partir de 1970.

Resumiendo, la transición demográfica en España empezó más tarde que los primeros países, pero duró menos tiempo (alrededor de un siglo). En la actualidad, las características demográficas de España son similares a las del resto de los países desarrollados: baja natalidad y baja mortalidad, que han alargado la esperanza de vida (80 años las mujeres y 75 los hombres) y han hecho envejecer la población. Aun así, España también tiene algunas distinciones demográficas: mayor despoblamiento, baja densidad de población y su tasa de natalidad o fecundidad es la más baja del mundo. Esto muestra que la relación general entre el crecimiento económico y el descenso de natalidad se puede completar con determinadas características peculiares de cada país: España no es el país con la renta más alta del mundo, por lo que su primer puesto en baja fecundidad se tiene que explicar por otras variables como la estructura familiar, el desempleo o el precio de la vivienda.

Una estructura demográfica como la española, con una baja natalidad y una población envejecida, provoca algunos problemas sobre el sistema de pensiones y de Seguridad Social, la sanidad y la educación.

LOS MOVIMIENTOS MIGRATORIOS

Históricamente los españoles han emigrado hacia el exterior. Pero también han sido importantes las migraciones interiores, asociadas al fenómeno de la urbanización y la migración del campo a la ciudad.

A partir de la crisis de 1970, estos movimientos migratorios interiores y exteriores se acabaron, dando paso a un periodo de estabilidad demográfica. En los últimos años un nuevo factor ha vuelto a desestabilizar la demografía española: la entrada de inmigrantes extranjeros en España. Estos emigrantes provienen principalmente de África, Hispanoamérica y el Este de Europa.

Esto supone un reto para la economía española, que por un lado se ha beneficiado en muchos aspectos de esta emigración: promueve el crecimiento económico al desarrollar numerosos sectores productivos, equilibra la baja tasa de natalidad española, ayuda a sanear las cuentas de la Seguridad Social a través de las cotizaciones de estos trabajadores. Pero también se pueden producir algunos problemas sociales de asimilación.

EL CAPITAL HUMANO

El capital humano es un factor muy importante para el crecimiento económico: eleva los niveles de productividad y competitividad, mejora la eficiencia conjunta del trabajo y el capital, genera externalidades y rendimientos crecientes que contribuyen a producir un círculo virtuoso de crecimiento, estimula las innovaciones, genera y atrae nuevas actividades productivas al modificar la demanda de los consumidores, adapta las necesidades del mercado de trabajo, y favorece las ventajas comparativas del país. Además, la inversión en capital humano y en educación es un elemento fundamental para las políticas de empleo y de mejora en el estado de bienestar, ya que sirve para igualar oportunidades y para mejorar la cohesión y la movilidad social.

En España ha habido un incremento considerable del capital humano desde 1960 debido al aumento de demanda de educación, y a la voluntad política de impulsarla (el mayor esfuerzo lo ha hecho el Estado a través del gasto público en educación, aunque el gasto privado ha continuado siendo muy destacado).

En cuanto a la demanda podemos destacar tres elementos:
1) El factor femenino, ya que las mujeres han accedido al mercado de trabajo y demandan más educación para evitar la discriminación.
2) La oferta de trabajo, ya que las empresas cada vez demandan más trabajadores cualificados.
3) El desempleo, que ha hecho que la gente, para intentar salir de este problema, demande más educación para estar más cualificada.

Este aumento de la demanda incentiva el gasto público en educación, y si se subvenciona la educación aumenta su demanda porque disminuye su coste para cada individuo.

El resultado ha sido un aumento de los niveles de educación, que ha provocado dos efectos: un impulso al crecimiento económico y una mejora en la situación personal de los que reciben educación.

No obstante, existen algunos problemas en la educación española:
- El porcentaje de población escolarizada en la educación secundaria es inferior al europeo. El descuido en esta educación origina problemas en el mercado de trabajo, ya que escasean trabajadores con esta cualificación (albañiles, mecánicos, etc.).
- La educación terciaria o superior tiene un nivel de escolarización muy alto, superior al europeo. La masificación de la universidad provoca algunos problemas: despilfarro de recursos, descenso en la calidad de la educación, disminución en la posibilidad de promoción social.
- El desajuste del sistema educativo, ya que la gente no se cualifica en lo que demanda el mercado. El sistema educativo debería responder a dicha demanda, pero en algunos casos no ocurre. El desempleo, muchas veces, está provocado por los trabajadores que sobran de una determinada cualificación, a la vez que escasean en otras.

Capítulo anterior - Los recursos naturales

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a El crecimiento económico de España durante los siglos XIX y XX


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Historia de España. Siglo XIX (1/2)
La Historia de España en el siglo XIX está llena de matices y de hechos muy... [01/10/09]
1.702  
2. Historia de España. Siglo XIX (2/2)
La Historia de España en el siglo XIX está llena de matices y de hechos muy... [01/10/09]
2.244  
3. Crecimiento económico de España
Con este curso aprenderás las principales etapas del crecimiento económico... [14/09/10]
587  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te gustaría visitar más cursos gratis de Historia?