12.185 cursos gratis
8.725.540 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 5:

 Ahorro y formación de capital


El capital físico es una variable stock (o variable fondo) cuya utilización proporciona servicios productivos que contribuyen al aumento de la renta de un país.

Hay cuatro clases de capital físico:
- Capital fijo de las empresas: instalaciones, maquinaria, etc. Son factores privados que sólo puede utilizar la empresa y que, generalmente, sólo le pertenecen a ella.
- Infraestructuras: transportes, comunicaciones, energía, etc.
- Equipamientos públicos: sanidad, educación, justicia, dotaciones urbanas.
- Inmuebles residenciales.

Los dos primeros están directamente relacionados con la producción de bienes y servicios, mientras que en los dos últimos la relación es indirecta, al influir en el bienestar de los trabajadores: si la población está más sana o más educada, vive en mejores viviendas y ciudades, o funciona mejor la justicia, producirá más en las empresas.

El capital físico es muy complicado de medir, por ello es más operativo medir el flujo de capital incorporado en un período de tiempo a través de la inversión.

La inversión es uno de los factores claves del crecimiento, pero para sostener en el tiempo esa inversión es necesario ahorrar, es decir, renunciar a consumir en el presente para, a través de la aplicación de ese ahorro en inversiones productivas, aumentar el consumo futuro.

LA INVERSIÓN EN ESPAÑA

La inversión en España ha aumentado considerablemente en estas últimas décadas. La inversión ha aumentado en los periodos en que ha aumentado la renta y ha disminuido en las etapas de crisis. Esta evolución es similar a la de la Unión Europea, aunque con oscilaciones más acusadas, salvo en los últimos años, en los que en España sigue aumentando la inversión mientras que en Europa está disminuyendo.

Ahorro y formación de capital

LA INVERSIÓN EMPRESARIAL

Por inversión empresarial nos referimos a los gastos destinados por las empresas a la adquisición de activos reales directamente vinculados a la actividad productiva. La inversión empresarial supone un 60% de la inversión total (por lo que es un factor clave para la inversión), es decir, supone un peso relativo sobre el PIB del 10 al 15%.

La decisión de invertir depende de cuatro factores:
a) La producción esperada. Una empresa decide invertir más porque espera aumentar su producción en el futuro. Los estudios económicos confirman que la producción esperada es el factor más importante de todos a la hora de invertir, factor que depende, a su vez, del clima o ciclo económico:
- En un periodo de crecimiento económico las empresas aumentan sus expectativas por lo que sube la inversión.
- En un periodo de crisis las empresas disminuyen sus expectativas por lo que baja la inversión.

b) El coste del uso del capital. En realidad se analiza el coste relativo de los factores productivos, trabajo y capital. Si el capital cuesta mucho, relativamente respecto al trabajo, la inversión disminuye, mientras que si el capital es barato relativamente, la inversión en capital, aumentará. El coste del capital depende del coste de los otros factores, que son:
- El coste del trabajo: si el trabajo es caro, sube la inversión.
- El precio del capital, es decir, el precio de la máquina, al que se le restan los beneficios fiscales otorgados por políticas públicas incentivadoras de la inversión. Así, un precio del capital más barato debido a estos incentivos fiscales, aumentarán la inversión.
En España este factor no ha influido mucho, ya que apenas han existido políticas públicas de incentivos a la inversión.
- El coste de la financiación del capital: es el tipo de interés que debe pagar la empresa por disponer del dinero destinado a comprar el capital.

c) La velocidad de ajuste al stock de capital deseado. Son los costes de ajuste respecto del capital deseado. Hay unos problemas de ajuste entre lo que la empresa quiere invertir y lo que realmente invierte. Recientemente, este problema se ha producido en el sector de las nuevas tecnologías: muchas de sus empresas se han endeudado demasiado, basándose en excesivas expectativas de negocio (concretamente suponían que la gente iba a demandar muchos productos tecnológicos). Estás expectativas no se han cumplido, por lo que estas empresas han sufrido un coste de ajuste que ha provocado la disminución de sus inversiones.

d) La incertidumbre y el marco institucional.

INFRAESTRUCTURAS

Características:
1) Son bienes de capital, porque incrementan la producción a través de dos vías, una directa, como una variable más de la función de producción, y otra indirecta, a través de sus efectos sobre los otros dos factores de producción, trabajo y capital.
2) Tienen una naturaleza básicamente pública a pesar de que estén orientados, principalmente, a las empresas. Es decir, no pertenecen privadamente a una empresa o grupo de empresas, debido a que suele ser muy difícil excluir al resto de empresas de su uso.
3)  Sus efectos externos poseen una acusada delimitación espacial.
4) Son de muy difícil sustitución por otros bienes, por lo que una falta de determinadas infraestructuras puede suponer un obstáculo insalvable para el desarrollo de determinados sectores económicos.

La dotación de infraestructuras en España es inferior a la media europea, por lo que España debería aumentar la inversión en infraestructura y mantener esa inversión en el tiempo (y no realizar pequeños esfuerzos durante unos pocos años, como se venía haciendo hasta ahora; muchos gobiernos suelen recurrir a la partida de infraestructuras para reducir los gastos públicos). Además, la economía española se enfrenta a dos problemas relacionados con las infraestructuras:
- La escasez de inversión en infraestructuras de nuevas tecnologías (por ejemplo, la banda ancha de Internet) supone un freno a la expansión de este sector clave para el crecimiento económico.
- La financiación de las infraestructuras, ya que el estado español no puede afrontar por sí solo todo el coste financiero de las infraestructuras que requiere nuestra economía, por lo que deberá llegar a acuerdos con la Unión Europea para que apoye determinados proyectos. El problema de la financiación se analiza en el siguiente apartado.

LA FINANCIACIÓN DE LA INVERSIÓN EN ESPAÑA

Según la contabilidad nacional, la renta disponible de una economía (Renta Nacional Bruta Disponible, RNBD) se puede dedicar al consumo (Consumo Final, CF) o al ahorro (Ahorro Nacional Bruto, ANB):
RNBD = CF + ANB

A su vez, el ahorra nacional junto a las transferencias de capital recibidas (Transf. C), se dedican a la inversión (FBC), pero si el ahorro nacional es menor que la inversión, hay que pedir financiación exterior:
ANB + Transf. C = FBC + Capacidad o Necesidad de financiación

Es decir, la financiación de la inversión puede venir, o del ahorro interior, o de la financiación externa.

Ahorro y formación de capital

En el caso español se observan dos características (tal como aparece en la figura):
1) Aunque el ahorro y la inversión evolucionan de forma paralela, el ahorro ha estado casi siempre por debajo de la inversión. Es decir, el ahorro nacional es la base de la inversión en España. Pero a la vez, un porcentaje importante de las necesidades de financiación de la economía española ha sido cubierto gracias al ahorro exterior. Esto último ha provocado graves problemas, ya que los inversores extranjeros pueden perder la confianza en una economía que tiene un déficit permanente en su balanza por cuenta corriente, además de que cada vez se hace más caro pedir prestado al aumentar los intereses.

2) La tasa de ahorro ha descendido durante estas últimas décadas. Para analizar este descenso, hay que considerar que en la decisión de ahorrar intervienen tres clases de agentes económicos: las empresas, las familias y el Estado. Los dos primeros constituyen el ahorro privado, y el tercero es el ahorro público (mirar gráfico de la derecha).

Ahorro y formación de capital
A pesar de que la evolución del ahorro privado es constante, su composición (entre empresas y familias) ha variado mucho, subiendo el ahorro empresarial y bajando el ahorro familiar. El ahorro empresarial depende de la evolución de los beneficios empresariales, ya que la política de dividendos de las empresas suele ser bastante estable. Es decir, cuando hay muchos beneficios una gran parte se dedican al ahorro y cuando los beneficios disminuyen se reduce él ahorro.

Existen numerosas variables que influyen en el ahorro de las familias:

- La renta. A medida que sube, aumenta el ahorro.
- Los tipos de interés reales. Su influencia en el ahorro puede ser positiva (si suben los tipos de interés, elevan el coste de oportunidad del consumo presente) o negativa (el efecto renta reduce el ahorro). En España la incidencia ha sido positiva pero débil.
- Los impuestos directos. Es uno de los factores más importantes para explicar la caída del ahorro, porque son impuestos progresivos que recaen más sobre las rentas altas, que son las que más ahorran, y porque se otorgan muy pocos incentivos fiscales al ahorro.
- El desempleo, las prestaciones y las cotizaciones sociales. El desempleo frena la capacidad de ahorro. Las prestaciones sociales suponen una transferencia de renta desde familias con más renta (y más ahorro) hacia familias con menos renta. Y las cotizaciones sociales son consideradas por las familias como un ahorro forzoso o un impuesto sobre la renta del trabajo.
- La riqueza. La mayoría de las familias españolas tienen su riqueza o patrimonio en forma de viviendas.
- El ahorro del resto de agentes, empresas y sector público. La actuación de los tres agentes no tiene por qué ser independiente. Si las familias son accionistas de las empresas (cosa que sucede cada vez más en España), el ahorro de las empresas puede ser visto por las familias como renta disponible, lo que hace disminuir su ahorro (el ahorro privado queda igual). También, si el sector público ahorra más, las familias lo pueden interpretar como menores impuestos futuros, con lo que también ahorran menos. En ambos casos se produce una sustitución entre el ahorro de las familias y el de los otros dos agentes.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a El crecimiento económico de España durante los siglos XIX y XX


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Historia de España. Siglo XIX (1/2)
La Historia de España en el siglo XIX está llena de matices y de hechos muy... [01/10/09]
1.702  
2. Historia de España. Siglo XIX (2/2)
La Historia de España en el siglo XIX está llena de matices y de hechos muy... [01/10/09]
2.244  
3. Crecimiento económico de España
Con este curso aprenderás las principales etapas del crecimiento económico... [14/09/10]
587  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Quieres recibir más cursos de Historia? ¡Son gratis!