12.212 cursos gratis
8.329.017 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Cosmetología

Autor: Ada Dinelli Alarcon
Curso:
8,73/10 (41 opiniones) |38556 alumnos|Fecha publicación: 25/05/2006
Envía un mensaje al autor

Capítulo 16:

 Limpieza de cutis

Es la base fundamental de todo tratamiento de belleza. Se logra con cremas y lociones de limpieza que actúan quitando de la superficie de la piel residuos naturales y partículas de suciedad que obstruyen los poros y dificultan su normal funcionamiento. Hay que empezar a hacerla a muy temprana edad, en la pubertad a los 12 o 13 años.

HIGIENE SUPERFICIAL O DIARIA

* Comprende 4 pasos importantes a seguir:

1.    Limpiar

2.   Tonificar

3.   Nutrir

4.   Humectar o proteger      

         Las cremas y lociones de limpieza las aplicamos preferentemente por la noche ya que es el momento en que podemos preparar nuestro cutis para el descanso nocturno.

1) LIMPIAR:

Primeramente procedemos a desmaquillar el rostro y lo hacemos de la siguiente manera:

         Quitamos el color de los labios con papel Tisú hasta que no quede nada de lápiz labial. Luego con algodón y aceite desmaquillador o leche de limpieza, quitamos todo el maquillaje de los ojos, cambiando el algodón todas las veces que se necesite. Recién entonces vamos a limpiar el rostro de la forma que sigue: con algodón y leche de limpieza trabajamos suavemente en sentido ascendente desde el mentón, así retiramos la mayor parte del maquillaje y suciedad ambiente. Luego tomamos crema o leche de limpieza y depositamos una pequeña cantidad en los siguientes 5 puntos.

1.    Frente

2.   Nariz

3.   Mentón

4.   2 mejillas

5.   Cuello

Es importante incluir en la limpieza la zona del cuello como en todo tratamiento  que efectuamos a la piel del rostro. Trabajamos por 5 minutos con las yemas de los dedos, suavemente, en las direcciones correctas y retiramos los restos de crema con papel tisú o esponjita húmeda.

2) TONIFICAR:

         Se tonifica la piel con lociones faciales. Estas son soluciones hidroalcoholicas de distinta graduación que refrescan y tonifican la piel. Afinan los poros y quitan vestigios de crema de limpieza.

Este cuidado tiene como principal objetivo estimular la circulación periférica sanguínea y también conservar la elasticidad de los músculos.

Para aplicarlo tomamos discos de algodón y los humedecemos con unas gotas de loción y realizamos los masajes ya conocidos con pequeños golpecitos o tecleo (topicar). No lo quitamos de la piel.

El tónico también cumple la función de retirar el resto de producto de higiene. De todo esto deducimos que higienizar y tonificar son paso que siempre deben ir juntos pues cada uno por separado no cumple su función.

Se dividen en:

Tónicas:

         Las lociones tónicas las aplicamos con algodón en las direcciones correctas y luego palmeamos suavemente para estimular la piel. No lo hacemos en la piel grasa.

Astringentes:

         Las lociones astringentes tienen mayor graduación alcohólica y se aplican en pieles seborreicas y con acne. Las aplicamos con algodón y luego no palmeamos para no producir estimulación.

Las lociones faciales se aplican por la noche, después de la crema de limpieza y por la mañana antes del humectante. Por la noche preparan la piel para la nutrición.

3) NUTRIR:

          Las cremas nutritivas tienen por objeto devolverle a la piel los elementos nutritivos que por distintos factores ésta allá perdido. Así evitamos la formación de líneas, arrugas y surcos atenuando las ya existentes. Las cremas nutritivas pueden ser simples y complejas.

Simples: Son a base de lanolina y aceites vegetales.

Compuestas: Son cuando contienen sustancias activas, como vitaminas, sales marinas, jalea real, colágeno, etc.

Las cremas nutritivas se aconseja comenzar a usarlas a partir de los 20 años, solamente las simples y desde los 30 años las complejas.

Las cremas para párpados que son nutritivas se aconsejan a comenzar aplicarlas desde los 15 años para evitar arrugas de expresión. Cuando aplicamos crema nutritiva la dejamos actuar hasta 1 hora y aprovechamos ese tiempo para hacer relax.

Esto lo vamos a lograr de la siguiente manera:

         Cuando nos aplicamos la crema nutritiva nos ubicamos cómodamente en un sillón o simplemente en la cama. Entonces vamos aplicar sobre los párpados cerrados crema de párpados y sobre esta en cada ojo una mota de algodón humedecida con loción refrescante. Como la nutrición la vamos hacer durante la noche que es cuando disponemos de mas tiempo, si nos llegamos a dormir no habrá ningún problema porque no hayamos quitado la crema. Quitamos la crema con esponjita húmeda, y dejamos el rostro bien limpio para el descanso nocturno. Al otro día lavamos la cara y cuello solamente con agua, y la secamos suavemente con toquecitos y aplicamos con algodón la loción tónica y luego humectante. A la piel hay que alimentarla muy especialmente. Existen en el mercado una enorme variedad de cremas nutritivas para diversas edades y diversos tipos de piel. En general hasta los 20 años basta con cuidar con que la piel no se reseque y no se deshidrate. Si por el exceso de sol, viento o frió esto ocurre basta para detener el deterioro los hidratantes y humectantes. Pasados los 30 años (estimado según el tipo de piel y el estado de la misma). Es tiempo de emplear cremas ricas que contengan sustancias biológicamente especiales como sueros minerales o los que contengan polen o jalea real. Después de los 40 años (estimativo) cuando la producción de hormonas disminuye progresivamente es cuando la mujer debe comenzar con un tratamiento supletorio por vía interna y bajo supervisión medica. Cualquier producto que se emplee debe usarse alternándolos con otros de diferentes elementos activos. La nutrición se hará sobre la piel limpia en cualquier momento del día aplicándola con los masajes adecuados y dejándola actuar no más de 40 o 60 minutos tiempo suficiente para una correcta absorción.

4) HUMECTAR:

         Es un paso muy importante que no debemos descuidar. Como la piel esta expuesta a elementos externos como viento, sol, frió, polvo, maquillaje, cuando la humectamos le estamos dando protección.

Loas humectantes son bases incoloras que embellecen la piel y le aportan y retienen su humedad. Las lociones o cremas humectantes, se aplican durante el día después de tonificar la piel y también como base de maquillaje.

Se recomienda tener siempre en el rostro loción o crema humectante.

DIFERENCIA ENTRE HUMECTANTE E HIDRATANTE

Humectante:

         Da el agua justa que precisa la piel. Cumple con la función de conservar la humedad de la piel. Ponemos una pequeña cantidad del producto humectante en las palmas de las manos y lo distribuimos por todo el rostro y cuello con movimientos ascendentes, que no tienen porque ser circulares. No lo quitamos de la piel.

Hidratante: 

         Da el agua que necesita cada piel en particular. Cumple la función como el humectante, de conservar la humedad natural de la piel pero además brinda a la misma hidratación porque contiene un elemento activo muy hidratante (ácido airorinico, urea y surbitol).

LIMPIEZA PROFUNDA (CON CREMA REBULSIVA)

         Con una limpieza profunda como la palabra lo dice, pretendemos dejar la piel de rostro y cuello limpia en profundidad, logrando además, un aspecto fresco y terso. Para ello tendremos en cuenta cada tipo de cutis a tratar, y aplicaremos los productos convenientes a cada caso.

Seguiremos los siguientes pasos:

1) LIMPIAR:

         Limpiaremos primeramente con leche de limpieza los labios, luego los ojos, cambiando siempre los algodones. Seguiremos con el rostro, limpiando en las direcciones correctas, Luego aplicamos crema de limpieza y hacemos un masaje por 5 minutos. Quitamos con papel tisú o esponjitas húmedas.

2) TONIFICAR:

         Aplicamos con algodón tónico refrescante o loción astringente, y así eliminamos todo vestigio de crema de limpieza.

3) Aplicar crema barrera o protectora en una fina capa y dejarla (humectante).

4) Aplicar crema rebulsiva en el mentón y en zonas con problemas de barritos. No aplicar en lugares delicados como párpados, labios, lunares y verrugas. Dejar hasta 10 minutos, pero si se siente escozor, aplicar encima crema de limpieza y quitar suavemente con esponjita húmeda.

5) Para calmar el escozor se aplica un bálsamo refrescante (a la manzanilla), hasta que calme.

6) Presionar impurezas con las yemas de los pulgares envueltos en papel tisú, para no dejar marcas. Si es necesario empleamos el quita comedones, cuidando de no marcar la piel.

7) Aplicamos jabón de glicerina o espuma de limpieza o granulado de limpieza. Se pasa con un pincelito mojado con agua sobre la piel durante 5 minutos. Luego con una esponjita y agua retiramos de la cara.

8) Se aplica una loción antiséptica con algodón y se deja sobre la piel.

* En este punto si no vamos aplicar mascara, entonces aplicamos:

9) Tónico refrescante con algodón.

10) Aplicar humectante o hidratante según la edad, con la yema de los dedos hasta que la piel absorba. Porque es de esta forma que se termina el tratamiento.

* Si vamos aplicar mascara, luego de la loción antiséptica entonces aplicamos:

9) Aplicar una fina capa de humectante.

10) Aplicar la mascara en rostro y cuello, según las indicaciones del producto.

11) Aplicar tónico.

12) Aplicar humectante o hidratante.

Luego de una limpieza profunda, se recomienda no maquillarse, porque la piel queda muy sensible.

LIMPIEZA PROFUNDA (CON VAPOR)

        Para hacer una limpieza profunda en piel sensible, luego de aplicar la crema de limpieza, la retiramos con esponjita húmeda, sin retirarla del todo. Aplicamos vapor a una distancia de unos 30 cm. por 15 minutos, cuidando de no quemarse. Luego se seca la piel suavemente con una toallita y pasamos al punto 6, o sea presionar impurezas. En adelante seguiremos los pasos de la limpieza profunda con crema rebulsiva.

LIMPIEZA PROFUNDA (CON EXFOLIANTE)

1) Leche de limpieza.

2) Tónico.

3) Exfoliante.

4) Tónico.

5) Presionar impurezas.

6) Antiséptico.

7) Loción.

8) Humectante.

APLICACIÓN DE MASCARA SIN LIMPIEZA PROFUNDA

         Para aplicar una mascara primeramente hacemos una limpieza diaria. Desmaquillamos con leche de limpieza y trabajamos la piel con crema. Retiramos con esponjita húmeda. Aplicamos loción refrescante. Luego una fina capa de crema barrera (humectante), y aplicamos la mascara con crema para parpados y motas de algodón con loción refrescante sobre los parpados. Dejar la mascara actuar el tiempo suficiente y retirar. Aplicamos loción refrescante y humectante o hidratante.

Capítulo siguiente - Máscaras
Capítulo anterior - Tratamientos faciales

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Cosmetología


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Características y cuidados de la piel. Cosmetología
El proceso natural de renovación de células en la piel debería ser paralelo al de... [06/03/12]
10  
2. Cosmetología y estética profesional
Este curso de cosmetología y estética profesional te permitirá adentrate en el... [17/12/10]
3.293  
3. Trucos de maquillaje
Un curso muy claro que te ayudará a estar guapísima par cualquier ocasión.... [10/03/05]
112.233  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Recibir novedades de Maquillaje? ¡No te costará nada!