12.174 cursos gratis
8.742.567 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Cosmetología y estética profesional

Autor: Beatríz Núñez
Curso:
8,71/10 (7 opiniones) |3293 alumnos|Fecha publicación: 17/12/2010
Envía un mensaje al autor

Capítulo 11:

 Cuidado facial I

Limpieza de Cutis.
1 Desmaquillar. Utilizar crema desmaquillante según tipo de cutis. Con motas de algodón aplicar la crema y quitar el maquillaje del cutis, siempre con movimientos hacia arriba. Nunca hacia abajo porque tumbas el músculo facial; en los ojos se hace hacia adentro en circulo con crema para el área de los ojos.
2 Evaluar el tipo de cutis. Una vez desmaquillado procedemos a ver que tipo de cutis tiene la cliente y que tipo de afección para así realizar la limpieza.

3 Tónico. Con motas de algodón aplicar el tónico según el tipo de cutis, para quitar los restos de la desmaquillante.
4 Abrir poros con la mascarilla térmica o el vaporizador. Tomamos un pedazo de gasa finita que cubra el rostro, colocamos motas de algodón en los ojos humedecidos en agua potable, luego colocamos la mascarilla o el vaporizador por espacio de diez minutos.
5 Tomamos gasa para extraer todos aquellos comedones y pústulas que se broten con el vapor, aquellas que no salen, no presionarlas para no crear cicatriz en la piel.
6 Exfoliación. Con crema exfoliadora (scrub) aplicamos a la piel y luego con la yema de los dedos masajeamos hacia arriba en forma circular evitando el contacto con los ojos.
7 Mascarilla. Según la evaluación que hacemos al inicio de la limpieza determinamos que mascarilla colocar y según la máscara sabremos el tiempo de exposición en la piel.
8 Por último realizamos los masajes descritos anteriormente con cremas hidratantes o protector solar, según el tipo de piel.

Acné.

Es un trastorno, en general de carácter benigno que afecta en mayor o menor grado a un buen porcentaje de la juventud. Constituye una gran preocupación para quienes lo padecen debido a sus efectos antiestéticos, a parte de las molestias que ocasiona en forma de picores e irritaciones y a tener que someterse a tratamientos médicos.
Se localiza preferentemente en la cara, aunque también se puede encontrar en la espalda, hombros y pecho.
El acné es una manifestación de la transformación glandular que se produce generalmente del cambio de la pubertad a la madurez, afectando a ambos sexos.


Causas que Originan el Acné.
La alteración glandular puede tener su origen en distintas causas, casi todas ellas relacionadas, como hemos indicado con la pubertad y madurez sexual de la persona.
Las causas más frecuentes son: 
1 Trastornos Hormonales
2 Trastornos Ováricos
3 Trastornos Digestivos
4 Trastornos Psíquicos
5 Alteración del Medio Ambiente (cambios de temperatura, etc.)
La dieta alimenticia juega un papel muy importante en esta afección cutánea, así como los abusos de diferentes cremas cosméticas y el no desmaquillarse bien en el caso de la mujer. Todas estas causas pueden hacer que se altere el funcionamiento de las glándulas sebáceas provocando una excesiva secreción de sebo que a su vez obstruye o altera los folículos pilo-sebáceos o poros de la piel.

Clasificación del Acné.

El acné puede presentar diferentes características. Por ello, se clasifican dos grandes grupos los cuales incluyen las variadas formas que pueden presentarse:
1 Acné Superficial.
2 Acné Profundo.

Acné Superficial: son aquellas formas de acné que se curan sin dejar cicatriz, como el comedonico, papuloso y pustuloso.
Acné Profundo: son los casos de acné que afectan a varias capas de la piel y dejan generalmente cicatrices después del cuidado. Los casos de acné profundo más conocidos son: 
Acné Indurado: afecta a la epidermis, dermis y en ocasiones a la hipodermis.

Acné Flemoroso: es doloroso, debido que ya existen nódulos en el poro, causantes de mucho dolor.
Acné Forunculoso: es aquel que se asienta sobre uno o más forúnculos. 
Acné Mentoniano: está relacionado con el ciclo sexual dela mujer y puede aparecer a la edad de la menopausia o última regla, o bien en cada menstruación.

Desarrollo del Acné.
Puede presentar distintas formas a medida que se desarrolla, cuando no se pone remedio para detenerlo o no se consigue estos.
Por ello independientemente de la clasificación que hemos hecho, vamos a descubrir seguidamente las variadas formas en que evolucionan.
Acné Comedonico: es el acné más benigno, que consiste en una simple obstrucción de los poros de la piel.
Provoca una inflamación de la piel debido a la formación de unos filamentos cortos de sebo llamados comedones. Estos comedones son de color negro no por suciedad sino a causa del sebo que se oxida en contacto con el oxígeno del aire, crecen hacia dentro formando pequeñas nudosidades que pueden infectarse e incluso supurar.
Los puntos negros de los comedones se aprecian a simple vista aunque es mejor observarlo con la lupa cuando se quiere realizar un examen a fondo. Apretando con los dedos (no con las uñas) un comedón se desprende el punto negro y el filamento de sebo que origina la inflamación.
Acné Infectado: se puede infectar fácilmente por descuido.
Cuando el acné tiene puntos rojos en lugar de puntos negros es síntoma evidente de infección. Estos puntos rojos del tamaño de la cabeza de un alfiler, al secarse conservan un tono rosado hasta que desaparecen al curarse completamente.
No hay que confundir este acné con otro de características semejantes, llamado acné rosáceo, que suele aparecer generalmente en algunas mujeres en la época del climaterio o retirada de la menstruación.
Acné Varioforme: cuando la infección aumenta y penetra por el folículo o canal de la glándula sebácea, formándose pus en él, se produce lo que se conoce como acné varioforme. Este acné tarda más en curarse, dado su mayor grado de infección y desarrollo, y, además, puede dejar señales en forma de cicatrices de modo similar a la viruela. Este tipo de acné puede ser papuloso o pustuloso, según se formen pápulas (elevaciones de la piel) o bien pústulas en la piel. Puede ser también acné de tipo superficial o de tipo profundo, según que el grado de infección afecte sólo a la epidermis o haya alcanzado las otras capas de la piel.
Acné Queloide: si la infección continúa aumentando, crece el número de pústulas que segregan pus y sebo, formándose costras o postillas. Es el llamado acné queloide. La curación de este tipo de acné se hace más difícil y deja cicatrices más profundas que las formas de acné descritas anteriormente.
Acné Conglobata: forma grave y prolongada de acné que se caracteriza por la presencia de abscesos, quistes, pústulas, a demás de lesiones más comunes del acné.
Acné Miliar: afección de la piel del rostro caracterizado por múltiples milios (pequeños bellitos negros).
Acné Rosáceo: dermatitis crónica que afecta principalmente la nariz, áreas paranasales, mejillas y frente caracterizada por telangiectasia, pústulas, eritema y tendencia a la hipertrofia de las partes afectadas.
Acné Neonatal: erupción acneiforme del recién nacido causado por yoduro y bromuros ingeridos por la madre.

Desarrollo Progresivo del Acné.

De lo explicado hasta aquí se deduce que el acné es, en un principio, una afección o manifestación bastante normal en la época de la pubertad y que puede agravarse por la infección producida por los estafilococos o microbios del pus, haciendo su curación más larga y complicada.
Es conveniente, por tanto, tratar el acné desde su aparición, evitando que se desarrolle e infecte, haciendo que el mal pase de leve a grave.

Preguntas básicas al Paciente con Acné.

1 ¿Sufre de estreñimiento?
(Intoxicación)
2 ¿Tiene gastritis?
(autointoxicación por mucosa gástrica)
3 ¿Sufre constantemente de migraña?
(problemas digestivos epaticobiliar)
4 ¿Práctica algún deporte?
(anabólicos, esteroides, contacto por toallas, vitaminas de complejo B)
5 ¿Es nervios?
6 ¿Cuáles son los alimentos que consume?

Alimentos a Eliminar para Mejorar el Acné.

1 Eliminar todas las vitaminas del complejo B, ya que, son eruptivas.
2 No consumir cobalto.
3 No consumir esteroides y anabólicos.
4 Evitar comer cebolla, ajo y alfalfa.
La cebolla y el ajo contienen azufre y zinc que también es eruptivo y la alfalfa contiene vitaminas B12.
5 Evitar la mantequilla, margarina, derivado de lácteos, carnes rojas, cambur, cítricos (naranja, limón, kiwi, tomate), refrescos, vitamina C. 
Tratamiento del Acné.
En primer lugar, es necesario mantener una higiene rigurosa. Pero no basta generalmente con la higiene para hacer desaparecer el acné, salvo en los casos más benignos.

Cuidados Estéticos: el tratamiento externo, en el que puede intervenir perfectamente la esteticista (al menos en algunas de sus fases) puede hacerse siguiendo las siguientes normas generales:
1 Se prepara la zona o zonas afectadas por medio de la limpieza de la piel, hecha con sumo cuidado.
2 Se extraen los comedones manualmente con gasa esterilizada.
3 Se aplica la pomada o tratamiento aconsejado por el especialista.
4 Es un excelente remedio, para las personas que puedan permanecer en reposo, el “peeling resorcinado”” o bien “cosmético purificante” según criterio médico-esteticista.
5 Después del tratamiento anterior (y si se ha realizado el “peeling”, a la semana siguiente), se precisan maniobras de amasamiento que, realizadas por una experta esteticista, dan buenos resultados, así como un masaje drenante.
Inyectar intramuscular: selenio 1cc más impletol 1cc (en una nalga)
Molibdeno 1cc más impletol 1cc (en la otra nalga)
Se puede inyectar una vez a la semana ambas nalgas.
Selenio: regulador de tejidos y antioxidantes (ataca las bacterias, es cicatrizante).
Molibdeno: baja el sulfito y el sulfato y hace eliminar la erupción.
Impletol: es una mezcla que sirve de vía para introducir en el organismo todo lo que sea mesoterapia.
“Lo que es el selenio y el molibdeno se compran en centros de surtidos para estéticas.”
Realización del Impletol:
1 frasco de cifarcaína, procaína o xilocaína al 2%.
1 frasco de suero fisiológico N° 16
2 ampollas de cafeína (regenerativa)
1 inyectadora de 20cc

Preparación:
En un frasco del suero fisiológico de 250cc aproximadamente, colocar 25cc de suero fisiológico, 25cc de xilocaína u otros, las dos ampollas de cafeína, luego se mezcla de un lado a otro (de frente) 20 veces.
(Dura unos tres meses en nevera)
Función del Impletol: hidratación en línea de expresión, piel desvitalizada y deshidratada. Acné de todos los tipos. Cicatrices, hipertrofias (queloides, huecos, zanjitas). Manchas. 
Efectos del Impletol: Regenerador celular y de sustancias en la piel. Tiene efectos antibacteriales en la piel. Desinflamatorio. Regenerador de tejidos.
Propiedades del Selenio: catalizador de la vitamina E. Desinflamatorio. Anticancerígeno. Indicado para la calvicie. Tratar impotencia masculina secundaria.
Propiedades del Molibdeno: desinflamatorio. Baja la tensión arterial alta. Baja el ácido úrico, colesterol y triglicéridos. Antídoto de intoxicación con azufre (cebolla, ajo, complejo vitamina B).
Nota: Ni el selenio ni el molibdeno deben aplicarse en caso de psoriasis. No aplicar en la piel seca. Se aplica el selenio en una nalga y el molibdeno en la otra porque quiere decir que no se pueden ligar ambos componentes.

Capítulo siguiente - Cuidado facial II
Capítulo anterior - Cuidado corporal

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Cosmetología y estética profesional



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cosmetología
El cuidado de la piel es fundamental para un buen tratamiento. Mejórala y cuidala... [25/05/06]
38.556  
2. Cirugía estética. Glúteos
En la actualidad existen cada vez un mayor número de personas que gastan miles de... [04/08/11]
83  
3. Características y cuidados de la piel. Cosmetología
El proceso natural de renovación de células en la piel debería ser paralelo al de... [06/03/12]
10  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail