12.176 cursos gratis
8.741.776 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Contabilidad de costes

Autor: Francisco López Cruces
Curso:
10/10 (6 opiniones) |7253 alumnos|Fecha publicación: 07/09/2007
Envía un mensaje al autor

Capítulo 18:

 Lugares de costes

Los lugares o centros de costes: concepto y clases
 
Concepto

Los lugares  o centros de costes surgen con el doble propósito de homogenizar los factores de coste - tras su medición física y valoración económica - para facilitar su asignación a los portadores de costes, por una parte, y de permitir el seguimiento y control de las actividades de la empresa, por otra. Pueden contemplarse con diferentes niveles de agregación, lo q da origen a la distinción entre unidades de coste, lugares de coste y secciones de coste, q guarda una evidente analogía con la de sus homónimos de trabajo, pero sin q exista siempre una correspondencia absoluta entre ambas.

En relación con las unidades - de trabajo y de costes - se señala q "en su actuar, realizan un trabajo especifico, como consecuencia del cual se genera un coste, y ambos - trabajo y coste - constituyen el elemento esencial - tecnológico y económico, respectivamente - q, para fines distintos, servirá de criterio básico para su homogeneización. Cada unidad de trabajo constituye a su vez, pues una unidad de coste, nociones ambas q, aunque es aspectos distintos, coinciden.

El lugar de costes resulta, como el de trabajo, de la conjunción de una o mas unidades de costes, pero ahora con base en un criterio de homogeneidad económica. No se trata, por tanto, de reunir unidades técnicamente homogéneas y susceptibles, sino unidades cuyos costes pueden recibir un tratamiento contable homogéneo. Por esta razón, lugar de trabajo y lugar de coste pueden corresponderse absolutamente o no, dado q el criterio a seguir para la agrupación de sus respectivas unidades no es coincidente. Si cada unidad de trabajo determina una unidad de coste, no sucede otro tanto, pues, con los lugares de trabajo y de coste, resultantes de la aplicación de criterios de homogenización diferentes, tecnológicos o económicos, respectivamente. Así por ejemplo, aunque las unidades de trabajo q integran una célula de producción optimizada para la fabricación de una determinada familia de ptos suelen ser heterogéneas desde un punto de vista técnico, para la imputación de sus costes a los portadores puede interesar agruparlas en un único lugar de costes. Por otra parte, para facilitar la realización de algunos cálculos, especialmente las distribuciones de clases de costes comunes por medio de coeficientes de reparto, pueden definirse lugares de costes q no son otra cosa q agrupaciones de clases de costes, sin correspondencia con ninguna división real de la empresa. A los lugares de costes definidos de este modo se les denomina formales o virtuales. Ejemplo: lugar de costes del personal desocupado o el centro de costes de subactividad.

Una cuestión q debe tomarse en consideración al definir los lugares de costes es el nivel hasta el q conviene descender en el análisis. La definición de lugares de costes muy detallados tiene ventajas e inconvenientes. Desde la óptica estricta del calculo de costes, cuanto mayor sea el grado de división, mayor será el rigor alcanzado en la transferencia de las clases de costes acumuladas en los lugares a los portadores, al poder establecer una relación mas precisa entre aquellas y las prestaciones realizadas por cada lugar. Sin embargo, las ventajas de esta mayor precisión pueden verse anuladas en cierta medida por la mayor dificultad en el reparto de las clases de costes comunes a varios lugares, q serán mas importantes cuanto mayor sea el nivel de detalle con el q se definan los lugares de costes. Además, la complicación del método de calculo y el trabajo administrativo de recogida de datos y de control aumentan con la profundidad de la división. Por tanto, habrá de llegar a una solución de compromiso entre la exactitud y el coste inherente al proceso de calculo, en aplicación del requisito de economicidad de la información.

Finalmente, la agrupación homogénea de los lugares de coste conduce a la noción de secciones de costes q, al igual q las de trabajo, pueden estar integradas por uno o varios lugares de costes y suelen coincidir con los grandes ámbitos funcionales de la empresa: aprovisionamiento, transformación, comercial y administración general. Vemos, pues, q el lugar de costes es un elemento conceptual concebido en el seno de la Contabilidad Interna, estrechamente vinculado a la idea de centro de trabajo o de actividad, y q cumple un importante papel en el proceso de calculo del coste de los portadores. Pero, además, puede convertirse en una herramienta al servicio del control de gestión, permitiendo la investigación y el enjuiciamiento de responsabilidades en la empresa. Para dar respuesta adecuada a estos dos objetivos, todo lugar de costes debería cumplir dos requisitos básicos: homogeneidad y unidad de control. 
  
El requisito de homogeneidad se refiere a la conveniencia de q los costes de los factores productivos consumidos en el lugar se comporten de forma homogénea en relación con los diferentes portadores procesados en el mismo. Esto exige, a su vez, q el cometido productivo del lugar pueda expresarse en una o varias unidades de medida de la actividad de carácter homogéneo, con las q los costes tengan una alta correlación, estas unidades, denominadas unidades de obra. El cumplimiento del requisito de homogeneidad permite imputar en bloque las diferentes clases de costes de un centro a los portadores, sobre la base de estas unidades comunes de medida, sin q el rdo sea sensiblemente diferente del q se obtendría imputando cada clase de costes a través de su propia base de distribución individualizada.

La idea de unidad de control, por su parte, hace referencia a la conexión entre los lugares de costes y la estructura organizativa de la empresa. Con frecuencia, las unidades económicas mas complejas recurren, para hacer frente a sus necesidades de dirección y control, a la descentralización, mediante la división de la empresa en unidades funcionales, y la delegación de la autoridad  y la responsabilidad. Si se pretende q los lugares de costes sean útiles para el control de gestión, convendrá hacerlos corresponder con centros de actividad de la empresa en los q la agrupación de las clases de costes este claramente vinculada a la definición de una autoridad y una responsabilidad. Esto implica q cada lugar de costes deberá estar controlado directamente por un único responsable, especificado en el organigrama de la empresa, lo q nos permitirá hablar de centros de responsabilidad. 
 
Clases

La clasificación de los lugares y secciones de trabajo atendiendo a su modo de participación directa o indirecta - en el proceso productivo, suele aplicarse tb a los lugares de costes, pudiendo distinguirse entre lugares de costes principales y auxiliares. Los primeros son los q realizan sus prestaciones directamente sobre los bienes y servicios q constituyen el objetivo de la transformación económica operada en la empresa. Sus costes, por tanto, se imputan directamente a los portadores. Los lugares auxiliares son los q realizan sus prestaciones en bº de otros lugares, colaborando de este modo al desarrollo de su actividad. Por consiguiente, sus costes deberán trasladarse a los lugares principales q se benefician - directa o indirectamente - de sus prestaciones, como paso previo a su imputación a los portadores.

Hay q señalar q un lugar de costes puede actuar simultáneamente como principal y auxiliar, en el caso de q sus prestaciones puedan destinarse indistintamente al mundo exterior o al consumo en la propia empresa. Así ocurriría, por ejemplo, en una empresa dotada de un taller de reparaciones bien equipado, q pudiera realizar fácilmente determinadas reparaciones para otras empresas de la zona. En estas circunstancias, el taller seria a la vez auxiliar, por las prestaciones transferidas a los demas lugares de la empresa, y principal, por la parte cedida al exterior.

Los lugares de costes auxiliares pueden subdividirse, como los de trabajo, en auxiliares comunes y auxiliares de los principales. Los primeros ceden sus costes tanto a otros lugares auxiliares como a diversos lugares principales, mientras q los auxiliares de los principales solo los trasladaran a lugares de costes de esta naturaleza. Los lugares auxiliares comunes, por su parte, serán lugares de coste serán recíprocos o auxiliares comunes propiamente dichos según q exista o no entre ellos un intercambio reciproco de prestaciones y, por tanto, de costes.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Contabilidad de costes



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Contabilidad
Este curso recoje aquella información más importante y necesaria para conocer el... [02/08/06]
180.616  
2. Costos de fabricación (costes). Clasificación por su origen
Los gastos de fabricación son erogaciones de efectivo, cargos y acumulaciones,... [25/01/12]
4  
3. Contabilidad básica
En este curso, a través de sus capítulos se resumen los aspectos fundamentales... [01/10/04]
112.514  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail