12.176 cursos gratis
8.741.989 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Contabilidad de costes

Autor: Francisco López Cruces
Curso:
10/10 (6 opiniones) |7253 alumnos|Fecha publicaciýn: 07/09/2007
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 17:

 El coste del capital: concepto y cálculo

Consideración de la remuneración del capital propio como factor de coste

La determinación del coste del capital o coste financiero de la empresa nos obliga a plantearnos si la remuneración del capital propio debe considerarse o no un factor mas a tener en cuenta en el proceso de calculo de costes. Ya hemos apuntado su carácter de coste suplementario o implícito. En efecto, peso a no tener un reflejo explicito entre los gastos de la Contabilidad Financiera, por no intervenir en ninguna transacción externa, supone una utilización de objetos económicos de naturaleza financiera (capitales) q puede considerarse igual de necesaria para el logro de los objetivos de la empresa q la de los capitales ajenos. Además, su expresión monetaria puede establecerse en términos de oportunidad, mediante la cuantificación del sacrificio q supone inmovilizar estos recursos financieros de la empresa y no elegir otra alternativa de inversión. Puede decirse, por tanto, q la doctrina contable actual se muestra mayoritariamente partidaria de considerar el interés del capital propio como un factor de coste en el terreno de la Contabilidad Interna. 
La adopción de esta noción amplia de coste, además de contribuir a cerrar la brecha entre los conceptos contables y económicos, permite situar al capital en igualdad de condiciones con el resto de los factores, al atribuirle una remuneración mínima, evitando así un tratamiento sesgado de los recursos financieros según su origen y, en definitiva, acabando con la ilógica posición de considerar el interés del capital ajeno como un coste financiero, en tanto q no se admite q el capital propio sea retribuido con un mínimo. Parece razonable defender, por tanto, la consideración expresa del coste de todos los recursos financieros inmovilizados para el desarrollo de la actividad productiva, con independencia de su origen, lo q supone ineludiblemente abordar la estimación de los costes financieros implícitos correspondientes a los recursos propios.

Es precisamente esta necesidad de acudir a estimaciones subjetivas el origen de las principales criticas q ha recibido esta propuesta. Así, se señala q "la imputación de costes de oportunidad para calcular el coste del pto no es algo q en la practica se realice con mucha asiduidad, debido a su complejidad y a la escasa mejoría q experimenta la información para los directivos con este proceder". Se argumenta q "el calculo del coste financiero asociado con los fondos propios puede no tener justificación, si se analiza bajo el requisito de economicidad. A este respecto, hay q señalar q, si bien económicamente la remuneración a los capitales propios es un concepto de coste, desde el punto de vista de la información necesaria para la toma de decisiones, su cuantificación no tiene especial utilidad. La razón de esto es q no se trata de un concepto objetivable, como el coste de recursos ajenos, sino q su cuantificación  en términos de lo q se suele denominar remuneración normal esta ligada al concepto de coste de oportunidad, con un alto componente de subjetividad. En efecto, por tratarse de valores subjetivos, es mejor no incluirlos en los costes de los ptos y de los ejercicios económicos. En cambio, si dichos costes de oportunidad se incluyeran en la información presentada, seria necesario explicar la valoración de los mismos, pudiendo no ser útil para todos los usuarios de dicha información.

Otro de los aspectos mas criticados de la inclusión del interés del capital propio en el coste de producción es la sobrevaloración de las existencias finales de ptos a q da lugar.

En cualquier caso, aun cuando el interés del capital propio no quede incorporado al valor de las existencias finales, ni tp intervengan en la determinación de rdos, no debe olvidarse q su toma en consideración resulta imprescindible en múltiples situaciones de decisión - tales como las relativas a la fijación de precios, la elección de proyectos de inversión, el cierre o mantenimiento de una sección, etc. - en las q su cuantía puede ser determinante para la elección final.

El calculo del coste financiero
 
Una vez admitida la conveniencia de considerar la remuneración del capital propio como factor de coste, habrá q plantearse el problema de la estimación de su importe, en la q intervienen dos variables: el importe del capital q debe tomarse como base del calculo y el tipo de interés aplicable.

En relación con la cifra de capital base, la doctrina ha venido contemplando dos alternativas diferentes. La primera pretende establecer un importe representativo del capital propio, sobre el q aplicar posteriormente el tipo de interés calculatorio. La 2ª alternativa consiste en la determinación del volumen de recursos financieros q resulta necesario inmovilizar para el desarrollo de la actividad productiva, sin establecer, en este caso, un tratamiento diferenciado para los capitales propios y ajenos.

En relación al tipo de interés calculatorio tb existen diversas alternativas. Así, el PGC francés apunta la posibilidad de emplear el tipo medio de los capitales ajenos utilizados por la empresa. La mayoría de las propuestas de los tratadistas giran en torno a la adopción de un tipo de interés representativo del q rija en el mercado para las inversiones financieras a l/p razonablemente seguras. En cualquier caso, la fijación del tipo de interés conlleva una elección entre un abanico de valores posibles, en este contexto, cualquier valor situado dentro de un intervalo racional - variable según las circunstancias del entorno financiero - puede resultar valido para alcanzar el objetivo perseguido.

Una vez calculado el coste de los recursos financieros, queda pendiente el problema de su imputación a los ptos. . Para ello, y puesto q se trata de un coste indirecto, será preciso emplear criterios de distribución q procuren reflejar adecuadamente la relación causa efecto q liga a esta clase de costes  con los portadores. Es decir, hay q tratar de identificar la estructura económica (activo) necesaria para la fabricación y venta de cada pto, cuya financiación (pasivo) genera el coste financiero. Normalmente hay q recurrir a procedimientos simplificados q proporcionen una solución satisfactoria, para evitar complicaciones excesivas.

Uno de estos procedimientos es el q se basa en el hecho de q los capitales permanentes se destinan normalmente a financiar el activo fijo y una parte del activo circulante, denominada capital circulante.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Contabilidad de costes



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Contabilidad
Este curso recoje aquella información más importante y necesaria para conocer el... [02/08/06]
180.616  
2. Costos de fabricación (costes). Clasificación por su origen
Los gastos de fabricación son erogaciones de efectivo, cargos y acumulaciones,... [25/01/12]
4  
3. Contabilidad básica
En este curso, a través de sus capítulos se resumen los aspectos fundamentales... [01/10/04]
112.514  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail