12.176 cursos gratis
8.741.749 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Contabilidad de costes

Autor: Francisco López Cruces
Curso:
10/10 (6 opiniones) |7253 alumnos|Fecha publicación: 07/09/2007
Envía un mensaje al autor

Capítulo 14:

 Clases de costes: concepto y categorías principales

El primer paso debe ser la identificación de la totalidad de los factores q intervienen en la realización del proceso productivo, q se agruparan en las categorías precisas a efectos de su tratamiento homogéneo. Surgen así las clases de costes, q son agrupaciones de factores productivos establecidas con criterios de homogeneidad económica.

El criterio inicial de la clasificación de los costes suele ser el de la naturaleza de los factores, q tiene la ventaja de su neutralidad, al no presuponer una forma determinada de análisis de la información.

Una vez establecidas las clases de costes, deberán definirse claramente los procedimientos para la medición de los consumos realizados en cada periodo contable - incluidos los oportunos mecanismos de periodificación - y los criterios valorativos a emplear, en función de los objetivos perseguidos. El registro contable de la fase de clasificación en una Contabilidad Interna dualista exige, por tanto, utilizar los ss grupos de cuentas:
- Cuentas de enlace: q serán las contrapartidas a emplear para adecuar las cuentas de las diferentes clases de costes.
- Cuentas de clases de costes por naturaleza
- Cuentas de reclasificación del coste de los factores: por ejemplo para la clases de costes directos e indirectos a los ptos, o de costes fijos y variables respecto al volumen de producción.

Los materiales: conceptos, clases y problemas valorativos

Concepto y clases

Es "todo bien adquirido por la empresa, de un solo uso, q posea una entidad física y sea susceptible de ser almacenado". El significado de los materiales es diferente según el tipo de actividad desarrollada por la empresa. En la actividad estrictamente comercial reciben la denominación de mercancías o mercaderías. En la industrial, suelen clasificarse con un criterio económico, atendiendo a su naturaleza y a la función concreta q cumplen en el proceso de transformación. Aplicando el este criterio, se distingue entre:
- Las materias primas son la base de los ptos de la empresa y el motivo de actuación de los procesos productivos. Definen los ptos, de forma q su variación provoca la diferenciación entre los ptos.
- Las materias auxiliares son materiales de escasa importancia económica q, aun formando parte del pto final, no constituyen la base de actuación del proceso productivo, de forma q su sustitución por otros no supone variación en el pto ( a veces se les llama materiales incorporables). Como Ej.: grapas
- El termino materias auxiliares se usa tb con otro sentido, para describir aquellos materiales cuyo consumo esta funcionalmente relacionado con el nivel de actividad desarrollado, es decir, son costes variables con el volumen de producción, pero q no forman parte del pto final.

  Con una perspectiva contable los materiales suelen clasificarse como:
- Materiales directos: son aquellos q pueden identificarse claramente con un pto, trabajo o pedido. Suelen integrarse físicamente en los ptos finales; su coste se asigna a estos directamente, en la fase de imputación y suelen representar un % significativo del coste total. En esta categoría estarán normalmente las materias primas, los elementos y conjuntos incorporables, y, si su importancia económica lo justifica, los embalajes y envases.
- Materiales indirectos: son los materiales utilizados en las operaciones de producción, a veces formando parte del pto, q no pueden identificarse claramente con un pto, trabajo o pedido determinados - por imposibilidad técnica o por razones de economidad - debiendo imputarse a éstos como un coste indirecto, a través de la fase de localización. Suelen encuadrarse en esta categoría, entre otros, las materias auxiliares, los combustibles, los repuestos y los materiales diversos.

Valoración

El tratamiento de los materiales en el proceso de cálculo de costes se basa en un control estricto de los flujos reales resultantes de su aprovisionamiento y consumo, q ha de permitir su expresión en términos monetarios y posterior repercusión sobre los lugares y portadores de costes q procedan.

La medición de las cantidades de materiales efectivamente consumidas no plantea grandes dificultades, dado el carácter tangible de estos. Solo cabe señalar q el registro de cada una de las transacciones de consumo de materiales debe incluir, con vistas a su tratamiento contable posterior, las referencias precisas sobre el pto (o ptos) para cuya elaboración se hayan utilizado los materiales directos, o sobre los lugares de trabajo en los q se hayan aplicado los materiales indirectos.

La correcta determinación del valor de los materiales consumidos parte de una adecuada valoración de las entradas de materiales en la empresa. Existe un amplio consenso acerca de la información a utilizar con este fin, basada en el concepto de precio de adquisición. El valor de compra de una partida concreta comprende el importe consignado en factura por el proveedor - una vez deducidos los descuentos, rebajas y bonificaciones - mas todos los gastos adicionales a cargo de la empresa - transportes seguro, etc. - hasta q los materiales estén disponibles en el almacén, debiendo evitarse la incidencia de las cláusulas de naturaleza estrictamente financiera. A partir de este valor de compra, la obtención del precio de adquisición de cada una de las partidas de material es inmediata, mediante el cociente entre dicho valor de compra y la cantidad de material efectivamente recibida por la unidad económica en su almacén, expresada en la unidad de medida funcional de la propia empresa receptora.

La problemática de la valoración del consumo de materiales deriva de la existencia, en el instante en q el mismo tiene lugar, de distintos precios de adquisición correspondientes a diversas partidas compradas por la empresa a lo largo de un mismo periodo. La primera solución q suele contemplarse es la identificación del precio de cada unidad de material siguiendo de forma individual su trayectoria física y temporal. Este criterio, conocido como del precio especifico, no solo entraña series dificultades de orden practico, sino impide actuar con fundamento económico en un tema de tan especial trascendencia como el q estamos considerando. Puesta en duda la conveniencia de la aplicación del criterio del precio específico, resulta clara la necesidad de recurrir al uso de criterios de valoración alternativos. Dichos criterios pueden clasificarse en 2 grupos, según q estén basados en el precio de adquisición, como el PMP, el FIFO, o el LIFO, o el HIFO - Criterios administrativos - o no lo estén como el precio de la ultima compra, el precio de mercado, el coste de reposición o NIFO - Criterios no administrativos -.

Los costes de aprovisionamiento

El tratamiento contable de los costes de aprovisionamiento:

El aprovisionamiento es el conjunto de operaciones relacionadas con el abastecimiento de materiales en lugar y momento oportunos para garantizar el normal desarrollo de la actividad productiva. Comprende, por tanto, las operaciones de compra, recepción e inspección de los materiales, almacenamiento y entrega a fabricación. Estas operaciones generan costes de personal, energía, material de oficina, amortizaciones, financieros, etc., q suelen ser indirectos tanto a los diferentes ptos fabricados por la empresa, como a los propios materiales objeto de las mismas. Para asignarlos a estos últimos, y, a través de ellos, a los primeros, se hace preciso elegir algún criterio de reparto q resulte adecuado, como, por ejemplo:
- Para los costes de compra, recepción e inspección de los materiales, el nº de pedidos recibidos, las unidades físicas o el valor de los materiales comprados, etc.
- Para los costes de almacenamiento, la ocupación media de superficie o volumen, el stock medio de materiales (en u.f o u.m), la cantidad o el valor de los materiales suministrados a fabricación, etc.

Si se pretendiera realizar una asignación rigurosa de los costes de aprovisiona-miento, habría q considerar cada partida de material como un objetivo de coste independiente, e ir controlando los costes q la misma ocasiona en cada una de las operaciones mencionadas. Sin embargo, cuando esas operaciones se producen con cierta regularidad en los distintos periodos, es posible simplificar la asignación y el control de los costes de aprovisionamiento, por ejemplo:
a) Imputando a los costes indirectos de las operaciones de compra, recepción e inspección a los materiales recibidos en cada periodo, y los de almacenamiento a los materiales consumidos en el mismo, cuando existen desfases importantes entre las 2 fases del proceso de aprovisionamiento.
b) Imputando todos los costes indirectos de aprovisionamiento de cada periodo, englobados en un único suplemento, a lo materiales consumidos en el mismo, cuando todo el proceso de aprovisionamiento se produce de una forma equilibrada en el tiempo. 
 
Las diferencias de inventario 

Las diferencias negativas q suelen producirse en los inventarios de materiales por mermas, roturas, obsolescencia, caducidad u otras causas análogas, pueden considerarse:
a) Consumos extraordinarios, generalmente rdo de una gestión de almacenes ineficaz, q no pueden considerarse necesarios para el normal desarrollo del proceso productivo, y por ello se tratan como perdidas del periodo, no incorporables a los costes de producción(por Ej.: como diferencias de tratamiento contable).
b) Consumos normales incluso con un proceso de almacenamiento eficiente, debidos a la propia naturaleza de los materiales o a las cc del proceso productivo. El procedimiento propuesto para este tipo de diferencias consiste en su calculo por procedimientos estadísticos, basándose en la experiencia de periodos anteriores, y su inclusión entre los costes de aprovisionamiento de los materiales efectivamente consumidos en el proceso productivo. Al cierre de cada ejercicio anual, se determina el importe de las diferencias de inventario reales, por medio de inventarios extracontables, y la diferencia entre dicho importe y el incorporado a los costes de los materiales consumidos se lleva a la cuenta de "Rdos de la Contabilidad Analítica de la actividad".

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Contabilidad de costes



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Contabilidad
Este curso recoje aquella información más importante y necesaria para conocer el... [02/08/06]
180.616  
2. Costos de fabricación (costes). Clasificación por su origen
Los gastos de fabricación son erogaciones de efectivo, cargos y acumulaciones,... [25/01/12]
4  
3. Contabilidad básica
En este curso, a través de sus capítulos se resumen los aspectos fundamentales... [01/10/04]
112.514  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail