12.176 cursos gratis
8.742.112 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Conocerse y desarrollarse para dirigir mejor

Autor: Manuel Giraudier
Curso:
10/10 (1 opinión) |3053 alumnos|Fecha publicación: 08/01/2010
Envía un mensaje al autor

Capítulo 9:

 ¿Por qué nos puede ayudar el desarrollo de la I.E.?

.Para propiciar un buen clima y unas buenas relaciones con nuestros colaboradores, es importante que conozcamos nuestra forma de sentir,  pensar y actuar (la autoconciencia), para conocer y entender nuestros propios cambios de humor, emociones y su efecto en las personas que dirigimos. Que controlemos nuestras reacciones (el autocontrol), con el fin de reorientar nuestros impulsos y estados de ánimo perjudiciales (hemos de pensar antes de actuar y reservarnos los juicios). Y mantener elevada la autoestima (la auto motivación), ya que la pasión por el trabajo ha de estar por encima del sueldo y el prestigio. 

Estas tres cualidades se corresponderían respectivamente con los tres primeros peldaños, de lo que yo, personalmente llamo La escalera de la Inteligencia Emocional, la cual nos permitirá acceder a gran altura en el desarrollo personal y profesional, ayudándonos a reconocer, valorar y mejorar las relaciones con los colaboradores.

El cuarto peldaño es un atributo que hace comprensibles los sentimientos  ajenos; una inestimable ayuda para aproximarnos a nuestros semejantes: la empatía, que, aclarémoslo,  nada tiene que ver con la simpatía. Es la capacidad de comprender las emociones y sentimientos de otras personas identificándose con ellas, en este caso nuestros colaboradores. Todos los psicólogos coinciden en que la empatía es la clave de la I. E.

Finalmente, en el último peldaño, situaremos las habilidades sociales; su objetivo es el de crear una base común de relación con los colaboradores.

Podríamos decir que una escalera es algo que sirve para acceder a un nivel superior. Ésta, la de la Inteligencia Emocional aplicada al trabajo, nos elevará, peldaño tras peldaño, hacia el crecimiento personal y profesional, con el fin de llegar a ser unos auténticos triunfadores emocionales. Es recomendable iniciar el ascenso por el primer escalón, sin pasar al siguiente hasta sentirnos seguros en el que estamos subidos. En los tres primeros nos encaramamos a niveles muy personales.

Pero es a partir del cuarto y el quinto desde donde nos proyectamos hacia el mundo que nos rodea. Hacia los demás. En este caso, nuestros colaboradores.

Hay quienes dicen que las competencias de la Inteligencia Emocional en el trabajo no es algo nuevo, aunque se presenten de una forma distinta (los mismos perros con distintos collares).

A simple vista podríamos aceptar que es así. Ya en los sesenta, el profesor Carrard de la Escuela Politécnica Federal de Zurich, por citar alguno de los expertos en relaciones humanas de aquella época, hacía referencia a las aptitudes favorables y a las contraindicaciones del jefe.

Destacaba como aptitudes favorables, el conocimiento de los hombres. Facultad de ponerse en el lugar de su interlocutor, de sentir lo que éste siente. La objetividad. Ser justo e igual con todos.  Dar facilidades. Ver siempre las cosas como realmente son.  La confianza en sí mismo. Saber lo que quiere, confiando en sus decisiones. El espíritu decidido. Saber ver nuevas posibilidades y saber utilizarlas. La iniciativa. Saber tomar decisiones nuevas adaptadas a las condiciones variables. El espíritu emprendedor. Tomar responsabilidades sobre sí y sentido de responsabilidad. La voluntad. Capaz de hacer llegar su voluntad hasta el último hombre de la empresa.

Y como contraindicaciones, la falta de comprensión. Dureza, sequedad, inadaptabilidad. El tomar partido de antemano. Sentimentalismo, altibajos de humor,  estrechez de miras. La influenciabilidad. Cambios continuos de decisión y opiniones. La vacilación. Incapacidad para tomar decisiones. Dejar las cosas para más tarde. La falta de sentido común. Incapacidad de salir de la rutina, de efectuar cambios. El miedo. Procurar ante todo cubrirse las espaldas. La flaqueza de carácter. Falta de voluntad. Retirada ante cualquier obstáculo.

Sin embargo, la I.E. es mucho más. Pretende centrar y reordenar, agrupando una serie de competencias entre lo intrapersonal y lo interpersonal, y facilitar, a la vez, una metodología fácil para su aprendizaje y aplicación práctica.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Conocerse y desarrollarse para dirigir mejor



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Negociar mejor al minuto
Negociar mejor al minuto es el noveno de la serie de vídeo-cursos breves de... [15/09/10]
2.497
Curso con video
2. Cómo desarrollarse en ventas
Con este curso se pretende orientar a todas aquellas personas que se preparan para... [02/03/07]
14.399  
3. Como ser mejor en el trabajo
Esto más que un curso es un llamamiento para que reflexionemos y aprendamos más... [14/07/05]
5.313  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail