12.176 cursos gratis
8.741.926 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Confiabilidad en la Fase de Diseño

Autor: Luis Amendola
Curso:
|191 alumnos|Fecha publicaciýn: 29/03/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 2:

 Consideraciones y conceptos de confiabilidad en la Fase de Diseño

En el presente apartado, se exponen las consideraciones que justifican y explican la importancia de aplicar los conceptos de confiabilidad desde la etapa de diseño en los proyectos de ingeniería, así como ciertos aspectos conceptuales relacionados con el tema.

Recientemente, se ha reconocido que uno de los enfoques más importantes para incrementar valor en una instalación, es mejorar la disponibilidad o la utilización de la misma. El enfoque tradicional comúnmente utilizado para incrementar valor, ha sido aumentar el volumen de las ventas y la capacidad de manufactura del activo, reducir costes, la apertura de nuevos mercados o la combinación de estos factores. Un incremento en la disponibilidad, se puede lograr mejorando los procedimientos de operación, técnicas de mantenimiento de activos y con la confiabilidad intrínseca de la instalación.

A raíz del reconocimiento de este nuevo enfoque, ha surgido el concepto de Utilización de Activo (UA), el cual toma en consideración las ventas y la disponibilidad. El objetivo primordial de una instalación, es maximizar la UA o maximizar el valor del dinero invertido a lo largo del ciclo de vida del proyecto. Al realizarse “benchmarking” con otras compañías, se ha encontrado que la pérdida de oportunidad de UA se debe a problemas que están distribuidos equitativamente entre Operaciones, Mantenimiento y Diseño. Para mejorar la disponibilidad de una instalación, se hace necesario aplicar conceptos, metas y procedimientos de confiabilidad a lo largo de toda la vida del proyecto (CDFP).

La clave para obtener una instalación que sea coste-efectiva y tener un producto/instalación confiable es a través de la aplicación de los conceptos de confiabilidad desde la etapa más temprana del proyecto o en la etapa de diseño (particularmente en la etapa de Definición y Desarrollo).

Es en esta etapa cuando la aplicación de confiabilidad tiene mayor impacto u oportunidad de afectar los resultados, ya que el proyecto es lo suficientemente flexible para ser modificado o rediseñado sin un impacto elevado en los costes. De lo contrario, si las mejoras por confiabilidad se aplican una vez que se haya “congelado” el diseño, cualquier cambio o modificación tendrá un impacto sustancial en los costes.

Al observarla curva de oportunidades de reducción de coste/programación en un proyecto (ver Figura1), existe un paralelismo entre esta oportunidad y la correspondiente a la aplicación de los conceptos de confiabilidad. Como se aprecia, hay mucha más oportunidad de influenciar los resultados de coste y tiempo durante las etapas tempranas del proyecto, cuando los desembolsos son relativamente mínimos que en las etapas subsiguientes, cuando se construye y opera la instalación. Lo mismo sucede al aplicar confiabilidad a las instalaciones, si los conceptos son aplicados tempranamente, la influencia que puede tener en el nivel de confiabilidad del producto/instalación, será mucho mayor que cuando se aplique en una fase intermedia o tardía del proyecto.

CONFIABILIDADFigura 1. Coste/Programación en un proyecto

¿Quiénes deben participar en la aplicación de confiabilidad en la fase de preparación de un proyecto?, la respuesta a esta pregunta es que se requiere de la participación de las experiencias y habilidades multidisciplinarias de diferentes especialistas.  Para lograr un máximo valor, se requiere una combinación de prácticas de gerencia, financiera, de ingeniería, construcción y otras prácticas aplicadas a activos en búsqueda de un coste de ciclo de vida económico. Este concepto tiene que ver directamente con CDFP y mantenibilidad de activos físicos.

Un aspecto a considerar a lo largo del ciclo de vida de un proyecto, es lograr un balance adecuado entre productividad y seguridad a un coste óptimo. Este coste óptimo va dirigido a modelar y analizar los distintos escenarios con el fin de poder determinar el momento oportuno para realizar una actividad, conocer la viabilidad económica de algún proyecto o bien determinar el número óptimo de repuestos apoyando así al desarrollo de los paquetes de trabajo (Amendola, 2001; 2007).

Es de vital importancia para la confiabilidad en la fase de diseño, la adecuada instalación y puesta en servicio de los equipos, lo que implica la definición de los procedimientos de operación  y la utilización de documentos que nos permitan acumular información referida a: los sistemas y subsistemas, modos y causas de fallo, funciones primarias y segundarias, consecuencias, como los históricos de fallos. Es decir, tener documentadas además de las consideraciones anteriores, las frecuencias de fallos que serán empleadas posteriormente para la implementación de los programas, análisis de riesgos y evaluación de costes. Supone también por parte del fabricante, la definición  del grado de confianza que puede concederse a un elemento, ateniéndose a la calidad de los materiales empleados, la perfección con que ha sido elaborado, la multiplicidad, la modularidad y cuidado de los controles como pruebas a que ha sido sometido dicho equipo. Cuando un elemento satisface a todas estas condiciones, se puede tener una seguridad casi absoluta en su capacidad de funcionamiento y por lo tanto en la confiabilidad.

En este sentido la técnica OCR (Optimización Coste Riesgo) ayuda a modelar y analizar estos distintos escenarios. La información requerida para el análisis OCR estará referida a la frecuencia de fallos y sus consecuencias, con la finalidad de buscar el mínimo impacto total del negocio y la evaluación de la posible extensión de la vida útil del activo físico (Woodhouse, 2000). Todo ello tiene un efecto directo en la confiabilidad, y por lo tanto debe considerarse como parte de los aspectos de confiabilidad a ser aplicados en el ciclo de vida del proyecto. Para conseguirlo se recomienda el enfoque de gerencia de los riesgos o “Risk management” (PMI, 2009).

Según Ivorra (2002), los riesgos deben ser tratados teniendo en cuenta todos los componentes y áreas del conocimiento de un proyecto, como son: los aspectos humanos, la normativa y entrega de cada resultado, lo intrínseco del propio proyecto, lo concerniente al manejo de la información, las relaciones con terceros, así como el manejo del cronograma, las suposiciones generales y particulares del proyecto, el presupuesto y su manejo, y el entorno del proyecto. Es por ello que el “Risk Management” debe integrar los procesos de: Identificación y documentación, análisis (Cualitativo y Cuantitativo), planificación de la respuesta, plan de seguimiento y control (Amendola, et al., 2005). 

Con la ejecución de este grupo de procesos, se pretende definir las estrategias para cada uno de los siguientes aspectos, algunos de los cuales están estrechamente relacionados:

  • Diseño (Diseño robusto vs. Diseño de bajo coste).
  • Estrategia de mantenimiento y operación.
  • Gerencia de eventos anormales.
  • Desincorporación del activo.
  • Manejo de personal y cultura corporativa.
  • Responsabilidad en seguridad y medio ambiente.
  • Gerencia de escasez de recursos.
  • Actitud ante agentes reguladores (entes gubernamentales).

La definición de estrategias podría causar conflictos entre productividad y seguridad. Por ejemplo, cuando una producción ininterrumpida requiere tomar acciones que afecten la seguridad a corto o a largo plazo. Las estrategias más prudentes se soportan en un diseño robusto, mantenimiento preventivo y proactivo, respuestas tempranas a señales de deterioro con aplicación de técnicas de confiabilidad. En el otro extremo, las estrategias están movidas por un plan agresivo de producción lo que redunda en unas instalaciones o diseños menos robustos (a menudo más baratos), mínima inspección y mantenimiento en la espera de obtener máxima producción con un mínimo de interrupciones de operación.

Las estrategias a aplicar en cada uno de los aspectos arriba señalados, dependen de varios factores, entre ellos: la política de la empresa, el presupuesto disponible, la proyección del mercado, etc. Los aspectos de gerencia de riesgo necesario para tomar en consideración durante la etapa de Definición y Desarrollo son los dos primeros señalados arriba: Diseño, Estrategia de Mantenimiento y Operación.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Confiabilidad en la Fase de Diseño



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Confiabilidad operacional
En este curso vamos a tratar la criticidad de activos y el mantenimiento centrado... [29/03/11]
1.309  
2. Diseño de cheques
Curso breve en el cual encontrarás especificaciones para el diseño de cheques.... [21/12/11]
18  
3. Diseño de Pozos de agua subterránea
A la hora de querer instalar un pozo es necesario realizar unos estudios previos.... [13/10/06]
5.109  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail