12.176 cursos gratis
8.741.921 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 2:

 Tres etapas en la educación. Pre-escolar. 5 a 10 años. 11 a 18 años

Para la inmensa mayoría de los padres es sorprendente como pasan de rápido los días, semanas, meses y años. Después que nacen nuestros hijos… y cuando nos damos cuenta ha pasado un tiempo relativamente largo y nos asombramos de lo que han crecido. Sin detenernos a investigar causas, estarán de acuerdo en que algunos padres estarán orgullosos de cuanto han contribuido a la formación de sus hijos, cuanto saben y las habilidades que han desarrollado, sin embargo otros padres creerán que podían haber hecho mucho más por ellos. Es importante comprender que siempre podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollarse mejor, sin importar el momento de sus vidas en que se encuentren

Aunque he llamado a esta primera parte “Tres Etapas’ para una mejor interpretación la vamos a dividir en cuatro:

Primera: que abarca desde el nacimiento hasta los 3 años de vida.

Segunda desde los tres años de vida hasta los cinco.

Tercera de cinco a diez años.

Cuarta de once a dieciocho años.

Todas son cruciales y tienen sus características aunque sus fronteras pueden variar en cada uno de los individuos en dependencia de la interrelación que exista en cada familia y el medio en que se van a desarrollar los niños.

 De 0 a 3 años.

Cada una de las personas al nacer tiene características físicas que lo hacen ver diferentes los unos de los otros, al mismo tiempo todos tenemos las condiciones  para  desarrollar la propiedad de formar y mantener relaciones con otros seres que serán la base para sobrevivir, amar, querer, trabajar, tener amigos, formar una familia y tener descendientes.

Durante el periodo que enmarca  el nacimiento y los tres años del bebé se empiezan a crear y fortalecer las relaciones humanas: primero con la madre, el padre, y otros miembros de la familia y amistades. Es en estas edades que se crean las relaciones íntimas, más estrechas e intensas que darán como resultado alegrías o dolor, unión o rechazo.

La llegada de un bebe a nuestras vidas hace que tomemos conciencia de nuestra responsabilidad y obligación para con él, no sólo de alimentarlo y vestirlo si no también de  ejercitarlo en la habilidad de ser un ser social cariñoso, amable, disciplinado y dispuesto a brindar amor y ser tolerante a los demás. Todos los que rodean al bebé están en la obligación de ayudar a formar esas cualidades y los padres velar para que esto se cumpla.

Aunque toma tiempo, esta tarea no es difícil, siempre que entendamos que al final del proceso seremos nosotros los más beneficiados y agradecidos. Si le hablamos de forma pausada, de todo lo que está ocurriendo en el entorno del bebe, hará que se mantenga enfocado en el movimiento de nuestros labios y expresiones de nuestra cara y así estaremos desarrollando la capacidad de mantener la atención o enfocarse en determinadas actividades en el futuro.

¿Pero cómo logramos esto? ¿Tenemos que tomar cursos en escuelas o universidades? ¿Existe alguna guía para aprender a lograrlo?   No, es sólo cuestión de dedicación y paciencia. Desde tiempos inmemoriales han existido padres que con muy poco nivel escolar han logrado inculcar esos sentimientos en sus hijos, otros no, Un padre no necesita dejar de ser estricto o imponer más o menos respeto Si cada vez que nos acercamos  al bebé hablamos con voz suave, le mostramos amor, somos cariñosos, no realizamos movimientos bruscos, y procuramos que el ambiente sea tranquilo estaremos contribuyendo a crear buenas relaciones futuras en el seno de la familia.  Durante estos tres primeros años de vida aunque el bebé no es capaz de expresarse por medio de palabras correctamente si está recogiendo mucha información de su entorno más cercano, toda esta información lo va a ir moldeando para su futura capacidad de relacionarse con otros.

Durante esta etapa es vital el juego, la conversación, la caricia, la lectura, escuchar música suave y melodiosa, ayudarlos a dar sus primeros pasos, enseñarlos a realizar algunas tareas simples; pero lo más importante es establecer horarios estrictos y el respeto de sus horas de sueño. No es de mi interés argumentar con ejemplos negativos, pero aquí es preciso hacer una mención, si un bebé está expuesto a  conversaciones en voz alta, discusiones de los padres en todo momento, falta de atención a sus necesidades (llora y no es atendido rápido y adecuadamente), sólo está mirando al televisor, no duerme correctamente a sus horas; estaremos contribuyendo a que en el futuro este ser se comporte de igual manera con  las personas que lo rodean, tendrá dificultades en la concentración y por consecuencia arribará a la escuela con esas dificultades.  

Algunos padres se excusarán con que no tienen mucho tiempo por el trabajo, u otras razones; bueno eso puede ser cierto, pero si pretendemos llevar a nuestros hijos por caminos seguros en su educación hay que encontrar el tiempo. No podemos olvidar que ahora son ellos y su formación nuestro primer objetivo a cumplir aunque sea a largo plazo, si comenzamos practicando una rutina diaria de al menos diez minutos de lectura, pintura, jugar con ellos, escuchar música, etc. con el tiempo esto se convertirá en un hábito y hará que ellos mismo sientan que están bien protegidos.

Cuanto más temprano comencemos a formar ese hábito será mejor, recordemos que es en esta etapa donde formamos los hábitos para el futuro joven.

De 3 a 5 años.

A estas alturas nuestro nene ha aprendido muchas cosas por las que podemos sentirnos orgullosos y debemos continuar trabajando para que se puedan enfrentar mejor a lo que será, en un futuro cercano, su vida en las escuelas. Algunos padres en esta etapa disponen de alguien que cuide de sus hijos mientras trabajan, o los envían a centros que se dedican a brindar ese servicio mientras ellos trabajan, u otros optan por continuar con el cuidado de sus niños en ese periodo, de cualquier forma sigue siendo nuestra responsabilidad el continuar fortaleciendo su formación como ciudadanos de bien y debemos seguir preparándolos.

Todos los hábitos culturales y de alimentación, si usted percibe alguna anomalía, o problema en su desarrollo, y usted está preocupado/a, es recomendable que asista a un pediatra que pueda asistirlo/a en este aspecto.

Cuando se ha establecido un estrecho vínculo entre nuestros hijos y nosotros, en la primera etapa resulta cómodo continuar trabajando. Es durante este periodo que los nenes han adquirido algunas habilidades motoras y físicas que les permiten jugar con otros niños y socializar, estas son: habilidad para correr, saltar, hacer lanzamientos y patear, atrapar una pelota, ponerse la ropa, comer solos y otras. En el transcurso de esta etapa también se van a fortalecer las habilidades del lenguaje, ya el niño tiene un vocabulario amplio que le permite construir oraciones simples, llamar los objetos por su nombre, establecer diferencias entre tamaño, colores, formas, dibujar formas simples como círculos, triángulos, cuadrados, identificar el día y la noche, explicar si tienen algún dolor y muchas cosas más.

Por todo lo expuesto, aquí los padres deben comenzar a establecer retos en cuanto a lo que a enseñanza se refiere e introducir nuevos libros de lectura. Hay un ejercicio que suelo hacer con mis hijos muy sencillo e instructivo no sólo para ellos, también para mí y es el siguiente: Comienzo por pedirle a mi niña que busque un libro que no hemos leído (es ella la que lo escoge), a continuación después de observar el titulo, la cubierta y alguna figuras en su interior hago que me explique sobre lo que ella supone trata lo que vamos a leer, según ella lo hace continuo haciendo otras preguntas. Es hora de comenzar a leer en voz alta ella y yo escucho, si es necesario corrijo su pronunciación, al finalizar la lectura realizo algunas preguntas sobre la historia. Para finalizar le propongo hacer un dibujo sobre lo que leyó.

Este ejercicio afianza algunas habilidades importantes: toma de decisiones, desarrollo de la lectura e interpretación, desarrolla el habla y su vocabulario, la capacidad de explicar determinados hechos, el gusto por la lectura y las artes (la pintura), etc. Los niños desarrollan una afinidad fantástica con todo lo que les resulta agradable, podemos extender este hábito a muchas más actividades, por ejemplo cuando ven algún programa infantil, cuando van de paseo o al mercado. Estamos rodeados durante el día de cosas simples que nos ayudan a  fomentar su desarrollo, sólo tenemos que explotarlas, nosotros somos sus primeros maestros.

De 5 a 10 años

Por mi experiencia, creo que esta es la etapa en que algunos padres creen que ya la educación es un problema de la escuela, no quiero ser absoluto, algunos padres se desentienden de las actividades escolares, no están pendientes de si lo niños tienen tareas para la casa, dejan a sus hijos durante largas horas frente al televisor o jugando videojuegos. En Estados Unidos la familia muchas veces tiene largas jornadas laborales y esto posibilita un distanciamiento con los hijos que se debe evitar. Hay que encontrar momentos que permitan estar juntos y conversar de los asuntos escolares, quienes son sus amigos, que dificultades están presentando en matemáticas, lectura, escritura, el idioma, acercarse a la escuela etc. Es incomprensible que existan algunos hogares hispanos en que los niños comienzan la escuela hablando el español y después no quieran seguir hablándolo, tenemos que exigir que conserven su lengua materna, esto los hará más competitivos en un futuro mercado laboral.

Durante esta etapa, los niños, continúan desarrollando el habla, la capacidad de la observación e interpretación y podemos aumentar su horizonte cognoscitivo asistiendo a museos en la ciudad, exposiciones de arte, la librería, etc. Es durante esta etapa en que el niño está explorando y desea aprender todo lo que le rodea, no debemos sentir temor y pensar que no entienden determinada explicación, muy por el contrario, tenemos que mostrarle diferentes caminos para que sean ellos los que arriben a conclusiones ante determinado fenómeno.

No imagino un padre que no desee que su hijo sea un médico, un ingeniero, un maestro, un cosmonauta, un músico, o un constructor, pero también pudiera ser  un buen mecánico, vendedor, técnico de biología, enfermera, administrador de una fábrica o simplemente un obrero. Todas las profesiones son útiles, necesarias y no degradan al ser humano, por eso es importante que nuestros hijos tengan la suficiente información a su alcance y que nosotros estemos cerca de ellos para que sigan teniendo seguridad y protección.

De 11 a 18 años

Algunos padres sienten que ya a esta edad de los niños las preocupaciones del cuidado y atención disminuyen, muy por el contrario considero que es la etapa más difícil y donde tenemos que extremar la atención sobre ellos. Para comprender el por qué de mi afirmación es necesario ver que es en este periodo donde ellos empiezan a experimentar cambios físicos y psicológicos y son  influenciados por su relación con el  entorno, trayendo como consecuencia que experimenten cambios en sus gustos y preferencias, ahora las amistades juegan un importante rol y el deseo de encajar en “su” grupo social puede convertirse en su prioridad.

Durante la adolescencia se atraviesa por un camino cuyos límites son la niñez (el juego máxima preocupación) y la adultez (la toma de responsabilidades por los actos que realizamos), es un periodo de cambios biológicos, cultural y social. En algunos jovencitos se puede observar entre los 10 y 12 años (no es exacto este periodo) cambios hormonales que producen cambios físicos como desarrollo de las mamas, salida de pelo púbico, ensanchamiento de las caderas, la menstruación, etc. en las niñas. En los varones la voz se hace más profunda, se ensanchan los hombros, presencia de bellos en diferentes partes del cuerpo y la cara entre otros cambios, este periodo es llamado pubertad en hembras y varones. La adolescencia varía mucho de individuo a individuo en edad y tiempo de duración ya que está interconectada con factores psicológicos y sociales más complejos donde la familia constituye un fuerte motor de influencia.

Conectar este trabajo con la parte científica relacionada con la adolescencia no es nuestro objetivo, queremos hacer hincapié en los aspectos que deben comprender los padres para garantizar un mejor desenvolvimiento en esta etapa. En este proyecto hemos querido afianzar la importancia de la conversación desde edades tempranas con nuestros hijos y es aquí donde empezaremos a percibir el por qué; si hemos sido capaces de pasar algunos momentos compartiendo lecturas, juegos, actividades escolares y muchas otras cosas con ellos, no tendremos dificultades para continuar estrechando los lazos de confianza necesarios durante la adolescencia.

En muchos países a esta edad los niños se ven en la necesidad de salir a trabajar para ayudar a el sustento de la familia, en algunos casos ellos se convierten en el principal sostén. La pobreza, la marginación, y la falta de soporte social es una mala mezcla para estos niños que pueden ser víctimas del abuso infantil, laboral y sexual, la prostitución, las drogas y llegan a la asociación con elementos pandilleros, como vía para encontrar la protección que no han recibido en su seno familiar ni en la sociedad. Los políticos en muchos lugares han empezado a crear leyes más estrictas para proteger a la niñez y la juventud de estos males.

Los niños y los jóvenes deben y tienen que estar en las escuelas aprendiendo las artes, las ciencias y todo lo necesario para que mañana puedan llevar y dirigir la sociedad. Al margen de que todo lo anterior sea cumplido, los padres no deben olvidar el seguir fomentando y estrechando los lazos de unión con sus hijos, hoy se pueden observar todos los males, planteados anteriormente, incluso en sociedades que poseen leyes severas contra la delincuencia juvenil, las drogas y la prostitución. Si conocemos de sus preocupaciones, incertidumbres, penas, alegrías y amistades estaremos más cercanos a ellos y estaremos a tiempo para poderlos ayudar si es necesario.

 Resumiendo:

Se necesitan varios libros para poder abarcar todo lo relacionado con las diferentes etapas de crecimiento y desarrollo de los niños hasta alcanzar su madurez, todas las problemáticas que enfrentaran y situaciones en las que se encontrarán solos para tomar decisiones, pero lo más importante es que aun cuando ya tengan sus propias familias, seguirán siendo eso, nuestros niños, cuando ellos crecen con un elevado grado de comunicación con nosotros estarán mejor preparados para caminar por sus vidas e inculcarles la misma confianza a sus hijos también

A continuación veremos algunos de los problemas más comunes que tendrán que atravesar en sus vidas, aunque no entraremos muy en profundidad en ellos, si queremos que ustedes los padres posean algunas herramientas para poder debatir con sus hijos. Nuestro objetivo fundamental es que ustedes vean esta guía como eso “una guía: y continúen investigando sobre los diferentes temas según se vayan topando con ellos.

Mucha suerte, recuerde lo más importante de la relación con nuestros hijos es y será la comunicación que tengamos con ellos, no digo que nos vean, como dicen algunos, como sus amigos, nosotros no somos sus amigos, somos sus padres y eso implica responsabilidad por su educación, inculcar respeto hacia los demás y prepararlos para cuando sean hombres y mujeres. Todo eso se puede lograr si comenzamos desde que son pequeños a compartir sus intereses, nuestra vida debe girar alrededor de ellos. Mediante la comunicación diaria ampliamos su confianza hacia nosotros en cualquier situación futura.

Preparar a los hijos para la edad escolar puede ser un trabajo intenso, difícil y de mucho tiempo, más aun para aquellos que se enfrentan a esa situación por primera vez. Los niños –desde su nacimiento- son como esponjas que están recogiendo toda una gama de información –útil o no- de todo lo que les rodea. Si entendemos que son los padres los primeros educadores de sus hijos entonces es más fácil llevar a cabo esta tarea.

Crear las bases para una mejor educación, en sus hijos, empieza por que los padres comprendan que la mejor forma de enseñar es como a ellos les gusta hacerlo “Jugando”, dejar que ellos tomen la iniciativa en cuanto a que actividad quieren realizar, no imponer un grupo de reglas para que ellos no se vean presionados y proveerlos de un gran número de materiales para su desarrollo cognoscitivo.

Fomentar el juego donde intervienen los colores, números y letras, identificar miembros de la familia, objetos, pedirle ayuda para escoger productos en el mercado llamándolos por su nombre, inducirlos a explicar situaciones en las que se ven envueltos hacen que sus mentes se esparzan y puedan comprender mucho mejor, en el futuro, las actividades que les serán asignadas en la escuela. Los niños serán mejores pensadores cuando son activos participantes en su propio aprendizaje.

¿Estás tú fomentando en tu hogar la educación activa de tu hijo? ¿Comprendes la importancia de 10 minutos de lectura diaria? ¿Entiendes la necesidad de una disciplina, el respeto de los horarios para cada actividad, y la organización en el hogar? Todo esto es necesario para comenzar en la segunda fase de educación de tu hijo (la escuela), esto lo hará alcanzar mejores resultados y sobresalir.

Enseñar a nuestros hijos desde que nacen es una tarea diaria que sin ser agobiante puede producir resultados maravillosos en nuestros hijos cuando empiecen en las escuelas. El inicio temprano de la educación formal es la fase primordial en el futuro éxito de nuestros hijos.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Educar a los hijos. Guía para adultos y adolescentes



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Ser padres. Educar buenos hijos
Criar niños felices En este curso hablaremos del potencial de felicidad que cada... [22/09/11]
107  
2. Educar a los hijos. Control de video juegos
Cómo educar a los hijos ¿Se ha puesto a considerar que juegan sus hijos en internet... [30/11/11]
2  
3. Educar a los hijos. Cómo estimular hábitos de orden y limpieza
¿Cómo educar a los hijos para que pongan orden y hagan la limpieza de su... [12/08/11]
128  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail