12.212 cursos gratis
8.337.871 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

La conciencia, un prisma de variados colores

Autor: Cecilia Navia
Curso:
6/10 (1 opinión) |787 alumnos|Fecha publicación: 22/12/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 10:

 La importancia de la conciencia

La conciencia todos la conocen, sin embargo la menosprecian sin saber de su real importancia, ahora saldrán  de una vez de esta ignorancia y veremos quienes van a ser los esforzados y los que comenzarán a respetar a su conciencia, pues la humanidad esta muy desbocada y cuando ocurren las cosas se preocupan, sin embargo hace mucho tiempo que se les viene diciendo que se deben preparar por que el cambio viene y la preparación no es instantánea.  La vida, muchas veces no alcanza para equilibrar, limpiar, ordenar y purificar, eso lleva tiempo, mucho tiempo (varias vidas, considerando lo que no se hace por limpiar y el nuevo karma que se genera).

Aquellos “iluminados” que están en servicio y pasando pruebas, con mayor razón va esta enseñanza, deberán poner más atención a sus tareas, sus responsabilidades, sus compromisos.  No por nada ESTÁN EN ESTA SITUACIÓN, están porque deben estar, están en sus momentums pasados y presente, la conciencia con mayor razón activa los códigos y los va expulsando a medida que el programa avanza.

Cumplir la tarea del plan divino, no los exime de sus tareas pendientes, al contrario, con mayor razón se les exigirá, porque en esta vida son útiles, pero en la siguiente si trabajan sus perdones y fobias, entonces serán más útiles al plan divino y que el plan consiste en la salvación planetaria y cósmico, no solo sirven a la tierra, sino también a los seres que los ayudan.

Dejarse llevar por el ego tiene sus pros y sus contras, en cambio vivir de acuerdo al plan con el ego tiene sus éxitos.

El ego puede ser bueno o puede ser malo, no se trata de eliminar al ego y hacerlo desaparecer del “mapa”, eso es imposible.  Es el Ego quien gobierna al planeta emocional (80% agua) y ustedes están bajo la regencia del ego, por lo tanto ustedes pasan a ser Egos también, pero si se transforman en egos ordenados y obedientes les permitirá tener el Reino de Dios ahora y no vivir con la esperanza de algún día llegar al Reino de Dios.

Cada ser iluminado si alza su vibrar a octavas superiores, sabe que nada de lo que ocurre en la Tierra (en planos inferiores) le afectará, su “mundo” estará protegido.  Aquellos que han vivido esa experiencia sabe que nada le ocurre, ni la muerte, ni la enfermedad les preocupa, porque jamás la viven, su conciencia siempre está presente y acompañándolos constantemente.

Sin embargo hay iluminados que se han salido de su sendero central y han visto las consecuencias de ello porque lo han vivido en conciencia.

Como han visto que han entrado al plano emocional y han vivido estas emociones, como el ego les revuelve sus sentimientos, creando un caos en sus mentes, en sus cuerpos sutiles, sufriendo al tratar de salir de allí.

Pero como caen en energías bajas emocionales  es que se llevan saliendo de una para entrar  en otra, mientras la conciencia les abre códigos tras códigos, como los planos bajos se suceden unos a otros, se abren las dimensiones y se presentan en los momentos más armónicos, creando desequilibrios, dudas, temores, angustias, depresiones y un sin fin de estados, pues cada cuerpo esta excitado y es impulsado a activarse para vivir el pasado en el presente.

La actividad mental no cesa, al contrario se pone más activa, el ego también excitado ante tanto “manjar” induce al ser a que se enrede y forma esta maraña de energía, el ser se encuentra totalmente descontrolado en su equilibrio, no puede rescatar su armonía y lucha recurriendo a todo para volver al equilibrio, pero no puede salir, ha caído en los planos bajos vibracionales y ahora no depende de solo armonizarse, sino de mucho más, deberá cambiar su frecuencia vibratoria, rítmica y sónica,  ¿pero como hacerlo? ¿Cómo volver al camino del medio?

Debe aprender a perdonar, debe limpiar su corazón, debe confiar, debe dejarse fluir, debe elevar su conciencia a planos superiores y no tanto en las emociones  terrenales, entonces aparecerá una mano que lo sacará de allí y lo retornará al camino, ahí sabrá el iluminado que ha vuelto a su camino, entonces toma conciencia que debe sostener su armonía, su impersonalidad y su desapego. Esto es lo que le permitirá entrar al Reino de Dios, lo sabe y luchará por sostenerlo, mientras rinde servicio y cumple con sus tareas pendientes.

El ser debe considerar también y sobre todo aquellos que odian, desconfían, engañan o sufren fobias, que las experiencias son experiencias y a cada uno le tocará vivir lo programado, nadie hace las cosas porque si, según su libre albedrío, sino que actúan de acuerdo al programa y hagan lo que hagan por evitarlo este se cumplirá, pues no existe nadie que pueda evitarlo y menos evitárselo a otro.

Y si ocurre que se lo ha evitado, el que se salvo tarde o temprano tendrá que ejecutar su plan, aún si muere y se “salvo” de la experiencia, tendrá que volver, pues el programa se debe cumplir completo, aunque le haya faltado horas o minutos para terminarlo, un ciclo es un ciclo, nada queda a medias.

La conciencia no trabaja por ciclo  o programa, ella en todos está y según lo pendiente ejecutará sus códigos, la conciencia no es auto programable ella es, por decirlo de alguna manera, de una sola línea infinita.

La conciencia mayor se “divide” y se reparte en infinitas conciencias y cada una se unirá a la mayor para “rendir” su informe, la conciencia dividida no se vacía y vuelve vacía, ella se une a la conciencia mayor, es la conciencia mayor la que envía conciencias “vacías” a la encarnación y continuar el ciclo.

Por lo tanto si teníamos que hablar de fuerza de limpieza, también hablamos de conciencia porque es imposible no hablar de ella, es cuerpo o entidad importante dentro de la creación, no podría no existir.  Cada cuerpo es importante en si, sin embargo ninguno es individual, excepto el ego, pero eso es otro compendio, ahora estamos en la conciencia.

La conciencia permite que el ser se mueva dentro de un espacio restringido para que pueda aprender, para que pueda percibir; ocupa los sentidos en el lugar que le correspondió vivir experiencias.

Por lo tanto nadie puede cuestionar las experiencias de uno u otro, a cada uno le toco la porción del pastel y todos tendrán que rendir a la hora del examen.  Nadie puede decir que de su encarnación nada hizo, nada aprendió porque nadie le enseño o nadie le dio la oportunidad.

Las encarnaciones no son oportunidades, sino encarnaciones de aprendizaje, por lo tanto cada uno deberá luchar por su existencia de experiencias, cuan difíciles o cuan fáciles, cada uno podrá evaluar solo en si mismo, por lo que nadie puede cuestionar las experiencias de otros, porque no están en las experiencias de esos otros.

Tomar conciencia de esto lleva tiempo, sin embargo al tomar conciencia por donde y hacia donde deben transitar, eso les cambia la conciencia.

Capítulo siguiente - El manejo de la conciencia
Capítulo anterior - La conciencia no ahorra

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a La conciencia, un prisma de variados colores


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. El subconsciente y su interacción con la conciencia y el ambiente
Conocer la mente es la tarea más importante de todo profesional, es la herramienta... [04/04/07]
4.514  
2. Auto-conciencia y auto-percepción
La conciencia es uno de los grandes enigmas del mundo y de la humanidad, siendo... [26/08/11]
71  
3. El uso de los colores en nuestras vidas
Los colores son la magia que actúa como la palanca de las leyes cósmicas y de la... [22/02/08]
6.328  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te interesa? ¡Te enviamos gratis las novedades de Psicología!