12.170 cursos gratis
8.784.287 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

La conciencia, un prisma de variados colores

Autor: Cecilia Navia
Curso:
6/10 (1 opiniýn) |787 alumnos|Fecha publicaciýn: 22/12/2009
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 18:

 Hablar de conciencia

Hablar de conciencia es entrar por un terreno inexpugnado considerando que la filosofía y la psicología han tratado de entrar al mundo interior, si bien han logrado descubrir todo un proceso que ha requerido de un profundo análisis, no podemos decir aún que la transformación haya existido en forma masiva, sin embargo se puede reconocer que produjo un gran cambio social, grupal,  pero no individual.

Hablar de conciencia es como jugar al solitario consigo mismo, es jugar a las escondidas consigo mismo, pues la conciencia no permite desvíos, la conciencia obliga a reconocer, el ser no puede estar engañándose siempre, pues aquel que vive dentro de un mundo “nuevo” creado para su exclusiva comodidad ficticia, crea un mundo “virtual” y que desarrolla un movimiento energético muy débil, frágil, al menor impacto este se derrumba y el ser deja de vivir esa “ilusión”, el impacto pocas veces lo soportan y tienden a retornar a esa virtualidad para volver a la “ilusión”, pues el mundo “real” no les agrada.

Cuando hablamos de conciencia, el ser que lee y analiza este escrito se “ubica” en la conciencia inmediata, no supone que su conciencia se pasea por las variadas conciencias experimentadas.  Cada “situación” vivida y cada una de ellas con información recopilada, va ajustándose a lo que lee.

El ser se va ubicando en las diversas situaciones ya experimentadas y trata de analizar que conciencia funcionó en determinado momento, hacer esto no lo  llevará a parte alguna, ya que el ser conciente no siempre se está en ese plano, más bien el ser “flota”  en conciencias inconscientes ya que la mayor parte de la información pasa sin que el ser la haya logrado analizar y reflexionar en su momento.

Diremos entonces que es el inconsciente quien se ha encargado  de guardar esas conciencias flotantes ya que cada  experiencia que no ha sido de impacto ha pasado desapercibida para el ser.

La apertura de conciencia significa tener la conciencia activa al cien por ciento, en todo instante y momento, esto no es lo que ocurre en este instante, provocar una estimulación de tal magnitud a la conciencia que la obligue a estar activa en todo instante,  proveerá al ser la utilización del “tiempo” a favor de la conciencia.

Cuando el ser hace conciencia y la prepara a un estado de alerta continua, todo el mundo real que conoce sufre una transformación a sus ojos, a su percepción, a su intuición, el mundo “real” al que está acostumbrado se comienza a desplazar y el ser  comienza a darse cuenta que ahora se encuentra en otros estados de conciencia sin saber explicárselo con claridad, percibe que su mundo “sensorial” ha cambiado, su mundo perceptivo se ha transformado, su conciencia la va combinando con otros elementos sutiles que son la visión, la sensación, la percepción y la intuición que se van desarrollando en un movimiento sutil.

El ser no sabe y no sabía que contaba con estos elementos más finos y que estos se encontraban en un plano y en una dimensión al que es difícil acceder si no se cambia de “frecuencia”.

El ser entonces re-analiza su mundo, se comienza a dar cuenta que existen planos y dimensiones y que en estos planos se hallan conciencias a la espera de ser encontradas.  Son conciencia ya creadas en vidas anteriores y muchas veces el ser se va a encontrar con ellas por el hecho de que vuelve a transitar el camino que  “antes” (en vida anterior) ya  transitó, pues si el ser se encuentra en un plano Karmico, se encontrará repitiendo muchos pasos, en que algo dejó pendiente.

Sin embargo todo este recorrido en conciencia “excitada” permite que el ser pueda evaluar su recorrido, su conciencia lo despierta y lo prepara para no cometer “errores” por estar transitando por la inconciencia manejada por el subconsciente, ahora el ser debe aprender a desarrollar el conciente y la conciencia, debe aprender a estar alerta en todo momento.

En el principio de este escrito se comienza a hablar de vórtices energéticos, llamados chakras y la idea de este texto es unir conciencia, planos, dimensiones con energía que se halla en estos vórtices.

Cuando el ser trabaja y comprende el mundo y plano de la conciencia, entra a un mundo diferente, entra al mundo creado por si mismo, entra a sus vórtices energéticos y el desplazarse allí es la diferenciación de mundos, la diferenciación de la captación de esos mundos sutiles.  El grado de conciencia va a depender del ser que haya logrado traspasar la “ilusión” de ese mundo y entrar a este otro que se encuentra más allá de los sentidos terrenales, es aquí en donde va a necesitar saber que su consciente y su conciencia lo están acompañando en este presente.

Hablar de conciencia y hablar de chakras, da la impresión de que estamos hablando de temas totalmente diferentes.

De dos mundos que jamás se van a encontrar, de planos que nunca van a converger, da la impresión de que “ese” mundo es el de la ilusión ¿Cómo se puede entrar a esos vórtices sólo por la conciencia?, puede preguntarse el ser y la única respuesta que va a encontrar es el silencio, porque “sólo tú te puedes responder”, el ser debe ir hacia su propia búsqueda y al encuentro de su creación.

Cada ser humano duda de su propia capacidad, porque unos a otros se han venido diciendo lo inútiles que son, lo poco creativo y lo  insignificante.  No comprenden, no han comprendido y no quieren comprender que han  sido hechos a semejanza del creador, con las características creadoras y que estás las perdieron y que deben recuperarlas, rescatar estas conciencias de  la estupidez, es lo que ha retrasado el descubrimiento que debe realizar el ser humano y debe descubrirlo él por si mismo, pues nada se saca con mostrarse, por lo fantástico y maravilloso que le pueda resultar, puede creer que es ilusión, mirando su mundo como verdadero, sin embargo el ser debe pensar que nada es verdadero.

Cada día está verdad desaparece para renacer al día siguiente con el sol, por lo tanto la conciencia es lo único permanente porque ella se desplaza entre un mundo y otro y esto es lo que el ser debe comprender, la existencia de este desplazamiento entre este mundo y el mundo de las energías creadoras en los vórtices energéticos.  Es hacia allí que debe preparar a su conciencia, prepararla para abrir y recibir lo nuevo, para recibir la transformación y aceptarla como un cambio lleno de beneficios.

Aquel que no quiere arriesgar su mundo de ilusión es quien se niega a la transformación y prefiere desplazarse por el mundo  gobernado por el inconsciente, viviendo de las ilusiones que a diario debe realizar grandes esfuerzos para sostener.

La conciencia abre grandes ventanales y transita grandes senderos, los obstáculos son los desafíos que a diario debe enfrentar, eso es lo que le abre la puerta a planos y dimensiones desconocidos y el entusiasmo de descubrirlos es lo que la impulsa a continuar.

Sostener una conciencia libre de obstáculos que desvían su atención es la labor que debe realizar el ser por sostener las “riendas” que le permitan no perder las oportunidades que a diario le presenta el ciclo de vida que debe cumplir.

Tarea de cada uno es: esfuerzo y constancia, pero si ahora trabajan en ello, mañana descansaran, el hábito ya estará hecho.

Se puede pensar que es imposible hablar tanto de un tema que no tiene mayor importancia que la conciencia, bien se podría pensar así, pero yo digo, es de lo único que el ser humano debe sostener y preocuparse, la atención absoluta a su conciencia pues ella es quien lo guía a diario en su actuar y cada proceso de vida que ejecuta está dictado por la conciencia, sin embargo debe considerar que la razón muchas veces lo hace desviar del objetivo inicial, su intención de realizar algo que luego desviado por la razón no llevó a cabo.  El ser se dará cuenta que por no poner atención a su conciencia fue su mente quien lo “ayudo” a desviarse a través de razonamientos, dudas y cuestionamientos y todo esto también apoyado por el ego.

Aquel que sostiene la atención en su conciencia consciente no va a permitir que nada más lo desvíe si él conscientemente no lo ha razonado.   Los actos involuntarios y las acciones involuntarias son los pasos que condenan al ser inconsciente y lo gobiernan en su actuar.

Razonar es una cuestión que realiza todo ser a diario y en todo momento, su mente razona por cada segundo que transita el día del ser.

Si bien razonar o pensar no es algo que se deba evitar, si es algo que se debe ordenar y controlar.

Posiblemente hablar de conciencia sea un tema del que se ha hablado y escrito mucho, sin embargo lo que se ha escrito y publicado, esto no ha sido entendido ampliamente, cada publicación responde a un plano o varios planos de conciencia como también a dimensiones y a cada uno de esos planos y dimensiones hay que remecerlos nuevamente, pues el ser tiende a relajar a su conciencia, aquel que no logra crear la fuerza suficiente para sostenerla en alerta, tenderá a volver a planos anteriores sin que el ser se de cuenta, ocurrirán muchas situaciones que le estarán avisando que su alerta falló y que su conciencia comienza a caer para retornar a aquellos planos.

Por ello que “la conciencia” hay que remecerla para sacarla nuevamente del estado a que volvió, sin embargo aún si la conciencia a retornado a una “comodidad” conocida, con el “remezón” le será más fácil y rápido salir de esta “inercia cómoda”, esto es lo que se quiere lograr con este escrito, remecer tantas veces sea necesario a este elemento o cuerpo llamado conciencia.

El ser debe considerar que esto le llevará realizarlo buena parte de su vida y con variados esfuerzos, pues debe recordar que quien habita en su ser con gran poderío es el ego y este hará soberanos esfuerzos para sacar al ser de esa conciencia alerta, el ser verá como debe aplicar este esfuerzo en si mismo para no perder la conciencia ganada.

Hablar de vórtices y energía requiere esfuerzo mental, pues se debe entrar a la “memoria” oculta que lleva la mente y aquello oculto está en el inconsciente, extraer de allí esta información es lo que se logra al activar esta nueva conciencia, pues la otra “memoria” se encuentra en estos vórtices y es hacia allí a donde se deberá guiar a la actual mente para que busque, allí realizará su mayor esfuerzo considerando que el esfuerzo lo hace el ser o través de su conciencia y su mente, ya, que nadie más puede abrir esos centros si no es el mismo creador y sostenedor de esos planos, mundos o dimensiones.

Sólo comprender esto y tratar de indagar el significado le lleva un buen tiempo al ser, en donde se le presentaran dos caminos:  acepta y se coloca a la tarea de realizar está búsqueda  o abandona por falta de interés o falta de suficiente esfuerzo en si mismo.

Realizar este esfuerzo, requiere esfuerzo y constancia y mayor aún, credibilidad de parte de si mismo, ya que el ser anda en la búsqueda del retorno, pero no sabe a que retorno se refiere y se refieren los demás, creen e ilusionan un retorno al paraíso, al edén y el retorno es a la conciencia, en retorno a la verdad, algunos le llaman luz, sin embargo conciencia es luz, es verdad, es edén, es paraíso, es en esta conciencia donde se mueven y crean las cosas, es esta conciencia lo que le da sentido al ser, le da una razón para su existir, le hace sentir la importancia de su presencia pues es a través de la conciencia que comprende y aprende, y es a través de la conciencia que realiza y aplica, no existe otro elemento tan perfecto que lo “ubique” en tiempo y espacio, en su realidad o en su ilusión.

Hablar de conciencia no es cualquier cosa, no es cualquier tema a tratar, para hablar con propiedad de conciencia se debe SER conciencia y haber transitado todos los senderos que muchas veces llevan al lado equivocado, sin embargo estos equívocos también son útiles al ser, pues le permite diferenciar un lugar de otro o mejor dicho, una conciencia de otra.

El crear y activar conciencia es una tarea a largo plazo, una tarea que debe empezar, lamentablemente, en una edad avanzada del ser humano, ya que su conciencia se encuentra en una inmadurez y son muy pocos los “audaces” que desafían a la razón de estar presente en todo instante, para aquellos este tema puede carecer de importancia y ¡felicidades! Para aquellos, pues este escrito también es para ellos, pues deben recordar que la conciencia también se estaciona en una “comodidad” y por lo tanto también a estas conciencias “alertas” hay que remecerlas para que se observen y se pongan a trabajar en evolucionar y no quedarse en este plano y dimensión.  Y cuando hablo de plano me estoy refiriendo: “a tú plano inmediato, este presente” en que ahora lees, porque lo que  has leído  ya no pertenece a este presente, es pasado y ese pasado ahora lo debes reflexionar para estimular a la conciencia y así es para cada ser sea cual sea la conciencia de este momento.

Se seguirá hablando de conciencia, algunos dirán “hasta cuando van a publicar y hablar de conciencia, todos dicen lo mismo” aquel que diga y piensa esto, quiere decir que no ha entendido nada y con mayor razón no ha aplicada nada de lo poco que entendió, si es que lo poco, lo entendió.

Tú no puedes pensar igual, no es que no puedas, pero si está “empeñado” en sostener y ampliar tu conciencia, entonces no debes, pues si está de acuerdo con la opinión de los demás, te darás cuenta (por que aquí lo digo) que has saltado hacia atrás en vez hacia delante y antes que saltar hacia atrás es mejor quedarse donde estás, por lo tanto no opines ni razones, solo reflexiona donde estás y hacia donde quieres ir o a donde quieres llegar, ¿Cuál será tu siguiente paso?

Hablar de conciencia concientemente abre muchas puertas que te llevan a muchas interrogantes, posiblemente aquí no se encuentren todas las respuestas, pero una buena parte de ellas si están, es cuestión de encontrarlas para aprender.

Hablar de conciencia muchas veces obliga a cerrar puestas, pues llega la alerta de ilusión y todo conciente no quiere estar en una ilusión porque son castillos en el aire y todos saben lo que ocurre con ellos.

El permaneces consciente en todo momento hace comprender al ser que bien valió la pena encarnar en este planeta, así como otros que recién despiertan lo van a encontrar desastroso y la angustia se apoderará de ellos, por eso dije que para permanecer consciente se requiere esfuerzo, valentía y constancia.

Este compendio si bien no es un tratado de la conciencia, si se acerca bastante, pero en definitiva se ha tratado de expandir la conciencia a un mayor grado, tocando varios temas dentro de este y cada tema deberá profundizarse más,  sobre todo a aquel que le despierta la curiosidad.

Más no se puede hablar de conciencia, sin obligadamente entrar a otros temas, sin entrar a hablar de expansión mental y la transformación atómica.  Un tema nos va a llevar a otro y esto sólo se trata de activar la conciencia a través de los centros energéticos llamados chakras.

Poder avanzar en el cambio vibratorio de cada uno será como formar un charco de agua, para luego unir tantos charcos que podamos formar un lago y luego un mar, esa será la conciencia única de la humanidad.

¿Cuánto tiempo llevará?, no tanto si toman conciencia de lo que deberán hacer, será mucho si leen esto y no hacen nada al respecto o será poco, ustedes evalúen.

Todo aquel que lea esto, no deberá quedar aquí, si no ponerse a trabajar lo más rápido posible en su transformación y poner esfuerzo en ello, para cuando llegue el momento de los cambios y limpieza, este dentro de los elegidos.

Maestro Saint Germain

Choan del Séptimo Rayo, Violeta.

Obs: este mensaje fue dictado por el Maestro Saint Germain y canalizado por Cecilia Navia .

Si desean comunicarse para responder a vuestras consultar y que por falta de espacio en vuestros comentarios no se pueden hacer, escribir a:  Cecilia.navia@gmail.com

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a La conciencia, un prisma de variados colores



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. El subconsciente y su interacción con la conciencia y el ambiente
Conocer la mente es la tarea más importante de todo profesional, es la herramienta... [04/04/07]
4.514  
2. Auto-conciencia y auto-percepción
La conciencia es uno de los grandes enigmas del mundo y de la humanidad, siendo... [26/08/11]
71  
3. El uso de los colores en nuestras vidas
Los colores son la magia que actúa como la palanca de las leyes cósmicas y de la... [22/02/08]
6.328  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail