12.176 cursos gratis
8.740.944 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Cómo superarte en un Home Center

Autor: ricardo gabriel vera carrizo
Curso:
9,33/10 (3 opiniones) |1703 alumnos|Fecha publicación: 17/08/2006
Envía un mensaje al autor

Capítulo 1:

 El Rey Sabio

Estaba dispuesto a ser el primero en lograrlo. Aunque la fama de quien quería engañar había trascendido a todo el mundo conocido de ese entonces, la idea de ponerlo en confusión o incluso de hacerlo equivocar, pasaba del hecho de seducirlo, lo obsesionaba, lo subyugaba.

Varias veces intentó convencer (con promesas, con vino y mirra), a quien comenzaba a escucharlo, pero una vez expuesta su idea, se alejaban de su lado, a veces con desdén, otras, como quien ve un peligro inminente y mortal, pronto a asestar su golpe más certero.

Temían involucrarse en algún acto que dejase mal parado a su rey. Y no es por el hecho de las investiduras, ya que todos comprendían que era sólo un hombre. Coincidían en varias cosas con sus vecinos los egipcios, pero no en el hecho de "deidificar" a sus gobernantes.

Querían a su rey. Si bien les gustaba el orden, la seguridad y la abundancia económica que había traído su gobierno, el rasgo que más les atraía de su gobernante era el de su sabiduría, su conocimiento. Se puede apreciar a alguien por su inteligencia, su conocimiento, pero a este rey lo querían, porque su enorme sabiduría era utilizada sólo en beneficio del pueblo.

Amaban especialmente cuando bajaba a la plaza principal, donde en la antigüedad se había fundado la ciudad, y dedicaba todo el día (desde la madrugada hasta bien entrada la noche), a resolver con justicia, los problemas de su pueblo, o aconsejarles de una manera tan certera, que muchos (si no todos), alegaban que sin lugar a dudas, tenía el don divino de divisar el futuro.

Ya cansado de buscar cómplices para el engaño y de pensar diferentes tipos de tretas, se convenció, que haciendo su trabajo en soledad, todos los méritos y elogios iban a caer indefectiblemente en él.

Se acercaba el momento del mes en el que rey bajaría a al plaza principal a recibir a su pueblo, oportunidad que no debía dejar pasar. Tenía que lograrlo. No había lugar para los errores. Tendría  que conseguir hacer algo que estuviese totalmente bajo su decisión y control. Febrilmente pensó vez tras vez. Desesperaba. Intentaba organizar sus ideas y procesos. Un dolor repentino en sus antebrazos lo distrajo. Tanto tiempo con los puños apretados produjo el calambre.

 Es notable el modo en el que trabaja el cerebro humano, quizás ante una gran presión se turba, pero ideas geniales aparecen justo en el momento previo al de darse por vencido. Sus ojos resplandecieron.

Era un bien de familia (o así le hicieron creer), el hecho de poder conocer las propiedades de  algunas hierbas, las cuales podían curar (o intoxicar) el cuerpo.

Su idea era básica, en el sentido pleno de la palabra.

Era genialmente sencilla.

 Pondría en un recipiente pequeño y frágil, algunas gotas de un concentrado tóxico. Se pararía en la fila que busca la entrevista personal con el rey, y al llegar su turno de ser inquirido por el monarca respecto a su requerimiento, él le preguntaría sobre el estado de su salud en el futuro. Si el rey le contestaba que iba a ser bueno, bastaba con destruir el envase, y permitir que se deslicen en su torrente sanguíneo algunas gotas del vil concentrado, y entonces, variar instantáneamente su estado de salud. Si la respuesta era la contraria, bastaba con no hacer nada.

Tenía al rey en sus manos.

 Sonrió.

 No odiaba al rey, al contrario, y quería que éste reparara en él. Se sabía bueno en lo suyo, eficiente como pocos, inteligente y al contrario de sus familiares, era constante.

No pudo dormir esa noche pensando que al día siguiente iba a darse a conocer ante el rey.

Ya en la fila, su turno de hablar con el rey llegó. Como era su costumbre, el rey lo saludó con tanto interés personal, que casi dudó de sus actos, especialmente cuando éste apoyó su afamada diestra en su hombro, pero a pesar de ello continuó escondiendo el envase con la toxina detrás de su espalda, entre sus manos.

Finalmente decidido, le preguntó a su rey:

-Amado rey, en tu abundante sabiduría, conocimiento y poder, necesito, si es tu voluntad, me ayudes contestando esta pregunta:

- ¿Qué puedo esperar para mi futuro?

Salomón detuvo su mirada en la de él, y con una expresión profunda, intensa, amorosa y compasiva, le respondió:

-Querido muchacho, tu futuro está en tus manos.

Cambian los tiempos, la forma de comunicarnos, los idiomas, la tecnología, la forma de alimentarnos, pero hay algo que entre otras cosas es invariable, el hecho de poder actuar expresando nuestra voluntad. Todo acto que efectuamos, indefectiblemente tendrá su consecuencia, mínima o mayúscula, provechosa o no, en nuestra historia. Se dice que cuando uno nace, hace lo que siente, luego, cuando uno es adolescente, hace lo que quiere, pero finalmente, al llegar a la madurez, uno hace lo que le conviene.

Se puede progresar. Se puede llegar al éxito.

Todo depende de nuestras decisiones.

Todo está en nuestras manos.

Este material forma de un trabajo de tres volúmenes llamado "Memorias de la Góndola" que está diseñado para lograr tener las mejores prácticas de venta en general y en especial en el negocio de Retail de los Home Center. Su lectura es sencilla, aplicativa. Expresamente intenté evitar algo de la exposición técnica que a veces es requerida, buscando que sea aún más grata y entretenida su lectura. Se pueden leer cada uno de los tres volúmenes individualmente. Mi consejo, lea los tres. Se complementan.

Capítulo siguiente - Un envase bajo presión

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Cómo superarte en un Home Center



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cómo alcanzar el éxito
Para alcanzar el éxito es importante tener confianza en ti mismo y en lo que haces.... [20/03/02]
72.544  
2. Cómo tomar decisiones
Teme tomar la decisión equivocada. Teme no poder decidirse nunca. Teme que los... [23/04/02]
66.138  
3. Cómo superar situaciones de crisis
Una crisis mal llevada puede convertirse en un importante problema para su empresa.... [03/05/02]
64.269  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail