12.176 cursos gratis
8.741.749 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 6:

 Megaquin 1x2

Utilizaremos ahora el programa Megaquin1X2, y veremos muy bien el proceso completo para generar nuestra combinación definitiva. Iremos presentando los sucesivos “pantallazos”, correspondientes a cada operación.

1. Rellenamos primero la columna base, con los pronósticos que ya hemos determinado para cada uno de los partidos (incluido el “Pleno al 15”, que será “1”).

quniela

Pantalla 1: Columna base y total apuestas = 472.392

quiniela

Pantalla 2: Condiciones para los 14 partidos

quiniela

Pantalla 3: Condiciones para los 10 partidos triples “1X2”

quiniela

Pantalla 4: Condiciones para los 3 que “tienden” a “1X”: 2, 10 y 14

uiniela

Pantalla 5: Para los 7 que no tienden a “1X”: 1, 3, 4, 5, 8, 11 y 13

quiniela

Pantalla 6: Para el único que “tiende” a “X2”: el 8. Esta condición no nos rebaja absolutamente nada el número de apuestas: Es una condición trivial. Si queremos simplificar nuestra apuesta, fijemos este partido a “X2”, (1 sola variante). En este caso “reducimos la inversión”, a la vez que asumimos un “mayor riesgo”.

quiniela

Pantalla 7: para los 6 que no “tienden” ni a “1X” ni a “X2”: 1, 3, 4, 5, 11 y 13

quinielaPantalla 8: El cálculo de prueba nos dice que en total son 73.350 apuestas

Este archivo resultante lo ha salvado con el nombre: QUINI10.qui

quiniela

Pantalla 9: Reduzco al 13

quiniela

Pantalla 10: El cálculo de prueba nos dice que en total son 8.589 apuestas.

Este archivo resultante lo he salvado con el nombre: QUINI10 13.qui

Ahora voy a escrutar los 2 archivos generados: el total y el reducido al 13:

quiniela

Pantalla 11: El escrutinio del reducido al 13 me dice que recupero el 37,36% (pierdo).

quiniela

Pantalla 12: El escrutinio del fichero sin reducir me produce un beneficio neto del 84,20%: Jugué 36.675 € y el premio fue de 67.555,23 € (gano)

Si no hubiera acertado el “Pleno al 15”, el resultado habría sido:

quiniela

Pantalla 13: Si no acierto el “Pleno al 15”, recupero sólo el 64,06% (pierdo)

 

a.  Observaciones sobre el ejemplo.

Respecto al procedimiento que acabamos de explicar con este ejemplo concreto, podríamos hacer algunas observaciones, que considero importantes:

1.    El ejemplo no estaba, en absoluto, ni trucado, ni amañado, ni preparado, ni estudiado previamente. Nos hemos “topado” con factores positivos y con factores negativos:

·       Hemos tenido mucha suerte: Este procedimiento no es una “varita mágica” y, por tanto, no siempre “tiene que salir bien”. Hemos conseguido el 14 con “relativa facilidad”; y hemos acertado el “Pleno al 15” sólo por actuar ciegamente, según lo que decían los números.

·       Hemos tenido muy mala suerte: partíamos de pocos pronósticos claros; bastantes partidos estaban muy equilibrados; y, a pesar de ello, los premios al 14 y al 15 han resultado ser relativamente bajos.

2.    El mismo procedimiento que hemos visto en este ejemplo, también se puede seguir, para los mismos pasos, con el programa “Genera y Escruta Quinielas”. Este programa aporta una peculiaridad, cuatro ventajas interesantes, y un inconveniente importante:

·       Peculiaridad: Este Programa genera sus columnas suponiendo siempre que los Pesos P1, PX y P2 son los mismos para cada partido, independientemente de los equipos que lo disputan.

·       Ventaja 1: Podemos obtener el número exacto (y no sólo aproximado o acotado) de apuestas que se ajuste a nuestro presupuesto;

·       Ventaja 2: se generan siempre las columnas que optimizan la rentabilidad: el programa utiliza, como “campo de búsqueda”, el área de más alta probabilidad (según un algoritmo estadístico-matemático, que nada tiene que ver con la “ciencia del fútbol”: es independiente de los equipos que disputan cada partido);

·       Ventaja 3: Se pueden obtener columnas repetidas, que, en lugar de reducir la rentabilidad, la incrementan;

·       Ventaja 4: Antes de tomar la última decisión sobre los extremos de los intervalos del número de veces que “debe” aparecer cada signo en cada grupo, podemos examinar la “línea de ajustes”: Si se observa alguna desviación con respecto a la tripleta (0, 0, 0), podemos reajustar los rangos, o revisar si hemos aplicado correctamente todas las condiciones, para estar seguros de que la combinación que resulte va a cumplir todos los requisitos impuestos para cada grupo de partidos condicionados, incluido el peso probabilístico de cada signo para cada partido.

·       Inconveniente importante: Una vez aportados todos los datos de entrada, el programa se ejecuta internamente y, por tanto, no permite capturar pantallas. Por esta razón, nos hemos visto obligados a utilizar “Megaquin1X2”, que, a estos efectos, es mucho más didáctico de cara al usuario.

3.    También quiero dejar claro lo que yo sabía y lo que yo ignoraba antes de comenzar a desarrollar el ejemplo.

·       El número de jornada lo seleccioné al azar: le pedí a una persona, ajena al experimento, que me dijera un número cualquiera, aleatorio, comprendido entre el 1 y el 44. Salió el 10;

·       Extraje los datos correspondientes a la estadística de esa jornada, disponibles en www.quinielista.com;

·       En ese momento, ya sabía los partidos disputados;

·       Ya sabía, también, los “pesos de probabilidad”;

·       No intenté “recordar” los signos de esos partidos; además, tengo muy mala memoria al respecto;

·       Es más: mi instinto me decía que el “Pleno al 15” tendría que haber sido un “2” (error), no un “1” (acierto);

·       Como no tenía ni idea de cuál fue la quiniela ganadora, tampoco sabía en qué rangos se movía cada signo.

·       No sabía qué premios se habían repartido;

·       No sabía si los signos fijos, que determiné con mi criterio automático (Anexo al final de este Capítulo), de acuerdo con los “pesos de probabilidad”, eran acertados o erróneos. Ya dije que ese criterio tiene una fiabilidad del 80%. Tuve mucha suerte, porque los 4 pronósticos eran, efectivamente, acertados.

4.    No impuse ninguna restricción relativa al presupuesto económico de que disponía para generar el número de apuestas de la jornada.

·       Nuestra jugada, antes de reducir al 13, constaba de 73.350 columnas (36.675 €). Si nuestro presupuesto hubiera estado muy por debajo de esa cantidad, podríamos haber tomado, desde el principio, una decisión mucho más arriesgada: Cuando impusimos las condiciones sobre los 14 signos (ver pantalla 2), calculamos las sumas de los extremos de los rangos:

- Para el “1”: 15 (6 a 9); ¿Por qué no (7 a 8)? (1)

- Para la “X”: 7 (2 a 5);

- Para el “2”: 6 (1 a 5).

(1) Esta opción en duda (entre 7 y 8 signos “1”) impone una condición mucho más restrictiva; pero podemos ver qué habría sucedido al adoptarla:

- Resultan 43.020 apuestas (21.510 €), en lugar de las 73.350 apuestas (36.675 €) que teníamos antes. El resultado del escrutinio habría sido:

- Acertando el Pleno al 15: rentabilidad neta 199,34%

                                      - Errando el Pleno al 15: recupero el 94,49%

5.    Todo esto es muy fácil verlo “a posteriori”; pero, antes de apostar, siempre queda la duda acerca de cuál es la opción más conveniente: influye mucho la “pasión por el riesgo” y, sobre todo, el presupuesto disponible.

 

 

b.  Agradecimientos.

En estos momentos quiero expresar mi más entusiasta gratitud hacia todos aquellos amigos, conocidos y desconocidos, que han sido capaces de leer este libro hasta el final.

He de confesar que tenía cierto “reparo” antes de emprender este trabajo, que podemos llamar “recopilatorio” de muchos años de estudio y experiencia. No en vano, es la primera vez que me he enfrentado al emocionante desafío de escribir un libro; hasta ahora, todos los había comprado “ya escritos”.

Esta “aventura” se ha llevado a cabo gracias a la activa y generosa colaboración de muchas personas; me gustaría poder nombrarlas a todas, aun sabiendo que no es posible: es incontable el número de personas que, de una u otra forma, han colaborado, consciente o inconscientemente, desde más cerca o desde más lejos, más o menos conocidos, en la elaboración de este libro.

Les debo las gracias, al menos, a las siguientes personas:

-     Ante todo, a mis padres, que dijeron “SÍ a la VIDA” y tuvieron 7 hijos maravillosos, entre los cuales tengo el orgullo de contarme;

-     A todo el resto de mi familia, que ha sabido llevar con inagotable paciencia mi, a veces, desmedida dedicación a este trabajo;

-     Mi gran amigo Miguel C. C., incansable consejero, siempre cerca de mí en los momentos más pesados o peliagudos;

-     Otro gran amigo, Fernando A. G., dispuesto a aceptar, con muy buena cara, mis “pequeñas” bromas sobre la evolución de “su” Barça, en sus más diversas y variadas competiciones deportivas, nacionales e internacionales;

-     Antonio Vargas, director de “Escuela de Apuestas”, que me dio el último empujoncito para decidirme a escribir;

-     Eduardo Losilla, a quien he mencionado muchas veces a lo largo y ancho de casi todos los capítulos. Me parece un profesional “como la copa de un pino”, y le considero inevitable punto de referencia para quien desee aprender algo, poco o mucho, sobre el apasionante mundo de las quinielas de fútbol en España. Promotor y Director de www.quinielista.com, Autor del programa informático “Megaquin1X2”, que ha llegado a convertirse en indispensable herramienta de trabajo para muchos miles y miles de aficionados, quinielistas y pronosticadores de toda España, durante estos últimos años;

-     Los miembros de la “Peña Cibernética RafaPareja”, que nunca han manifestado su decepción ante mis “errores de cálculo”, con los que más de uno ha estado a punto de perder “toda su fortuna” (qué más quisieran todos ellos que poder perder cualquier “fortuna”);

-     Muchos otros quinielistas y aficionados, que me han enseñado bastantes de las técnicas y “trucos” que he pretendido exponer en este libro;

-     No puedo omitir al amable y anónimo Redactor Jefe del Diario Marca que, allá por el año 1987, con gran gentileza y amabilidad, me facilitó tan amplia información, imprescindible punto de partida para comenzar a desarrollar mi afición por las quinielas de fútbol en España.

-     Mi sobrino Javi, sin cuya colaboración, y bien lo sabe él, me habría resultado del todo imposible desplegar el ejemplo práctico que hemos expuesto a lo largo de este último capítulo.

c.  Dedicatoria.

 

A mi sobrino Javi,

para que nunca abandone

el deporte, por culpa de las quinielas.

Rafael Pareja Roldán

 

Badajoz, jueves 25 de marzo de 2010


P1 y P2< 10%< 20%< 30%< 40%< 50%< 60%< 70%< 80%< 90%<=100%
< 10%XX x2X2X2X2222
< 20%XX x2X2X2X222 
< 30%   x2x2x2X22  
< 40%1x1x1x   x2   
< 50%1x1x1x  12    
< 60%1X1X1x 12     
< 70%1X1X1x       
< 80%1X1X1x       
< 90%11        
<=100%1         

 

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Cómo invertir con éxito en las quinielas de fútbol en España (2/2)



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Cómo invertir con éxito en las quinielas de fútbol en España (1/2)
Cómo invertir con éxito en las quinielas de fútbol en España es un curso dirigido... [26/07/10]
2.806  
2. Cómo invertir bien en Bolsa
Mucha gente ve la Bolsa como el dominio de los amantes de las cifras que hablan en... [04/06/02]
47.072  
3. Procedimiento Administrativo en España
El procedimiento administrativo en España expresa en la actualidad una triple... [04/06/09]
3.296  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail