12.176 cursos gratis
8.741.921 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 4:

 Nociones matemáticas introductorias (1/2)

Nociones de Combinatoria
Previamente al estudio de la probabilidad en sí, conviene dedicar algún tiempo al repaso de las técnicas combinatorias. Recordemos que la Combinatoria es la parte de las Matemáticas que se ocupa de la resolución de problemas de elección y disposición de los elementos de cierto conjunto, de acuerdo con ciertas reglas. Es decir, dentro de la Combinatoria es donde tienen sentido preguntas del tipo:
1. ¿Cuántas quinielas distintas pueden hacerse?
2. ¿Cuántas posibles combinaciones pueden darse en la lotería primitiva?
3. ¿Qué posibilidades hay de que me toquen los cuatro ases en una mano de tute?
4. ¿De cuántas formas se pueden sentar 5 personas en 5 asientos de uncine?
Trataremos de dar respuesta a estas cuestiones y a muchas más.
Conceptos fundamentales
En todo problema combinatorio hay varios conceptos claves que debemos distinguir:
- Población: Es el conjunto de elementos que estamos estudiando. Llamaremos tamaño de la población al número de elementos de este conjunto.
- Muestra: Es un subconjunto de la población. Llamaremos tamaño de la muestra al número de elementos que la componen. Los diferentes tipos de muestra vienen determinados por dos aspectos:
a) El orden: es decir, si es importante que los elementos de la muestra aparezcan ordenados o no.
b) La repetición: posibilidad de repetición o no de los elementos. Ejemplo: Veamos con qué tipo de poblaciones y muestras trabajamos en los ejemplos anteriores:
1. La población en este caso es {1,X,2}, que tiene tamaño 3 (no hay otras posibilidades en una quiniela). Una quiniela (teniendo en cuenta el "pleno al 15") es una muestra de tamaño 15 de la población anterior (por ejemplo : 1XX121XXX212111). Es evidente que el orden en esta muestra es importante (no es lo mismo una X en la segunda casilla que en la quinta) y que se permiten elementos repetidos ( los unos , equis o doses se pueden repetir). Se trata, por tanto, de una muestra ordenada y con repetición.
2. En este caso la población es mayor, pues son todos los números desde el 1 al 49, es decir: {1,2,3. . . .,49}. Por tanto, y si nos olvidamos del complementario, una apuesta de lotería primitiva es una muestra de tamaño 6 de dicha población (por ejemplo 3, 18, 40, 41, 43, 45 ). Aquí el orden no influye y los elementos no se pueden repetir (no puede salir un número más de una vez). Son muestras no ordenadas y sin repetición.
3. La población ahora esta formada por las 40 cartas que componen una baraja española, es decir: {1 oros, 2 oros,. . . .,Rey bastos} y, para el caso de 4 jugadores, tenemos una muestra de 10 cartas, que evidentemente no se pueden repetir y además el orden no importa. Muestras no ordenadas y sin repetición.
4. La población son las 5 personas a elegir, y la muestra tiene el mismo tamaño, 5, pues elegimos a las 5 personas. Eso sí, ahora el orden sí que es importante y además las personas no se pueden repetir. Son muestras ordenadas y sin repetición.
5. Un ejemplo de muestra no ordenada y con repetición podría ser una mano de cartas, pero teniendo en cuenta que jugamos con 2 barajas idénticas mezcladas (80 cartas). Si se reparten 10 a cada uno de 4 jugadores, tenemos una muestra de tamaño 10 en la que es evidente que el orden no importa y que podemos tener cartas repetidas (por ejemplo, dos caballos de oros). El objetivo de la Combinatoria es calcular cuántos tipos de muestras de un determinado tamaño se pueden extraer de cierta población. El resultado en el que nos basaremos a la hora de calcular el número de muestras es el siguiente:
Principio de multiplicación
Si un procedimiento se puede separar en r etapas, de modo que el resultado de una de ellas no influye en el resultado de las otras, y en cada una de estas etapas se obtienen respectivamente n1, n2, n3, . . ., nr resultados, entonces el procedimiento global conduce a n1 - n2 - n3 - . . . - nr resultados. Ejemplo: ¿cuántos resultados podemos obtener al lanzar una moneda tres veces?.
Aplicando el principio anterior, en el primer lanzamiento obtenemos 2 resultados (cara o cruz), en el segundo lanzamiento, otros 2 y en el tercero también 2. Por tanto, en total hay 2 - 2 - 2 = 8 posibles resultados (c = cara; + = cruz): "ccc", "cc+", "c+c", "c++", "+cc", "+c+", "++c" y "+++".
Muestras ordenadas

Muestras ordenadas sin repetición
Si tenemos una población de tamaño n y queremos extraer una muestra ordenada y sin repetición de tamaño k (k < n), razonemos de este modo:
El primer elemento lo podemos elegir entre n elementos.
El segundo, al no poder repetir, podemos elegirlo entre n − 1 elementos...
El elemento k, lo podremos elegir entre n − k + 1 elementos. Por tanto, aplicando el principio de multiplicación, en total hay : n - (n − 1) - . . . - (n − k +1) muestras de tamaño k ordenadas y sin repetición.
Ejemplos:
1. ¿De cuántas formas se pueden elegir 2 cartas, extraídas sucesivamente y sin repetir, de una baraja española? La primera se puede elegir de 40 formas. La segunda, al no poder repetir, sólo se puede elegir de 39 maneras. Por tanto, en total hay 40-39 = 1.560 posibilidades.
2. Seis ciclistas llegan al sprint en una prueba de la Olimpiadas, ¿De cuántas maneras se pueden colocar los tres primeros puestos? Para el primer puesto hay 6 posibilidades.
Para el segundo, sólo 5 posibilidades. Para el tercero, quedan 4 opciones. Por tanto hay en total 6-5-4 = 120 maneras. Las muestras ordenadas y sin repetición se denominan Variaciones sin repetición. Por tanto, si el tamaño de la población es n y el de la muestra k, el número de variaciones sin repetición lo expresaremos por:
V k
n = n - (n − 1) - . . . - (n − k +1)
Tengamos en cuenta que k, tamaño de la muestra, indica el número de factores que hay que multiplicar; por ejemplo, en los ejemplos anteriores, en el primero la muestra era de tamaño 2 y multiplicábamos 2 factores; y en el segundo eran muestras de tamaño tres y multiplicábamos tres factores. Ejercicio: ¿cuántos números de cuatro cifras no repetidas se pueden formar con las cifras del 1 al 9 (ambas inclusive)?
Permutaciones
En el caso particular de que se tome una muestra de tamaño igual al tamaño de la población, es decir, k = n, las variaciones se denominan permutaciones y se obtendría:
Vn
n = n - (n − 1) - . . . - (n − n +1) = n - (n − 1) - . . . - 1
El producto de todos los números enteros desde el 1 hasta el n se denomina factorial de n y se representa por n!. Por definición, 0! = 1 y 1! = 1. Evidentemente, no existen los factoriales de los números negativos. Si
intentásemos calcular, por ejemplo, (-4)!, por definición deberíamos escribir:
(−4) - (−3) - (−2) - (−1) - 0 -1 = 0
Es decir, el 0 siempre aparecería en un factorial de un entero negativo, y dicho factorial sería siempre 0. No tiene sentido, por tanto, calcular el factorial en este caso.
El caso particular de variaciones sin repetición se denomina permutaciones sin repeticiones de n elementos y se expresa:
Pn = n!
Ejemplo: ¿De cuántas maneras se pueden sentar 5 personas en 5 asientos en un cine?.
La primera persona se puede sentar en 5 sitios. La segunda sólo en 4, la tercera en 3, la cuarta en 2 y la quinta en 1. De modo que hay 5-4-3-2-1 = 120 posibilidades, es decir, P5 = 5! = 120.
Ejercicio: ¿Cuántas palabras de 8 letras (con o sin sentido) se pueden formar con las letras A B C D E F G H?Serían P8 = 8!
Permutaciones con elementos repetidos
Si queremos calcular el número de permutaciones de n elementos, de los cuales hay n1 de una clase, n2 de otra, etc. . . de modo que:
n1 + n2 + .. .+ nr = n
Entonces hablamos de permutaciones de n elementos, algunos de los cuales están repetidos, lo que se expresa como:
Pn n1,n2,...,nr = n!/(n1! - n2! - . . . - nr !)
Ejemplo: Con las letras A A A B B, ¿cuántas palabras, con o sin sentido, pueden formarse?
La letra A se repite 3 veces y la letra B se repite 2 veces, y en total hay 5 letras. Así pues, el número total de palabras son:
P5
3,2 = 5!/(3! - 2!) = (5 - 4 - 3 - 2 - 1) / (3 - 2 - 1 - 2 - 1) = 5 - 4 / 2 = 10
Dichas palabras serían:
BBAAA, BABAA, BAABA, BAAAB, ABBAA,
ABABA, ABAAB, AABBA, AABAB, AAABB.
Ejercicio: Con 5 signos + y 3 signos - ¿Cuántas cadenas de símbolos se
pueden formar?
P8
5,3 = 8! / (5! . 3!) = 56
5.2.2.4 Muestras ordenadas con repetición.
Si la población es de tamaño n y la muestra de tamaño k, pero ahora
permitimos repeticiones, procedemos así:
El primer elemento se puede elegir de n maneras.
Como podemos repetir, el segundo también se puede elegir de n maneras.
...
El elemento número k se puede elegir de n maneras.
En total tendremos n-n-. . . -n (k veces ) = nk muestras de este tipo.
Ejemplos:
1. ¿De cuántas maneras se pueden elegir 2 cartas (no necesariamente distintas) de una baraja de 40 cartas?
La primera se puede elegir de 40 maneras. La segunda, al poder repetir, también se puede elegir de 40 maneras. En total hay 40-40 = 1.600 formas.
2. ¿De cuántas formas se puede entregar el Premios al primer clasificado, al segundo, al tercero, y al cuarto entre 5 películas diferentes en un festival de cine?
El primer Premio se puede dar de 5 maneras, el segundo también, el tercero también y el cuarto también.
Por tanto hay 54 = 625 posibilidades. Las muestras ordenadas y con repetición se denominan Variaciones con repetición y lo expresaremos:
VRn
k = nk
Ejercicio: ¿cuántos números de tres cifras (no necesariamente distintas) pueden formarse con los dígitos 1,6,7,8,9?
VR5
3 = 53 = 125
Muestras no ordenadas
Muestras no ordenadas y sin repetición
Para estudiar este caso, es conveniente fijarse en un ejemplo. Supongamos que tenemos una bolsa con 5 bolas numeradas del 1 al 5. Sacamos dos bolas, sin importarnos el orden y sin repetir, ¿cuántos posibles resultados hay? Examinemos las posibilidades. Si el orden fuese importante, ya sabemos que tendríamos 5-4 = 20 posibilidades (V5 2 = 5- 4), que serían:
12, 13, 14, 15, 21, 23, 24, 25, 31, 32,
34, 35, 41, 42, 43, 45, 51, 52, 53, 54.
Ahora bien, como no nos importa el orden, para nosotros las parejas 21 y 12 que son 2, en realidad sólo deberían contar como una; y lo mismo ocurre con el resto de parejas.
Estamos contando cada pareja 2 veces. Por tanto, para obtener el número de parejas que buscamos tenemos que dividir entre 2. Así resulta que el número de muestras no ordenadas y sin repetición que tenemos es de:
20 / 2 = 10 Sólo 10 posibilidades que son:
{1, 2}, {1, 3}, {1, 4}, {1, 5}, {2, 3}, {2, 4}, {2, 5}, {3, 4}, {3, 5}, {4, 5}
donde las llaves indican que el orden no importa. Si sacáramos 3 bolas en lugar de 2, tendríamos los tríos: 123, 124, 125, etc. en total: 5-4-3 = 60 posibilidades (V5
3 = 5 - 4 - 3)
Razonando de igual manera al caso anterior, todos aquellos tríos en los que estuviesen por ejemplo, el 1, el 2 y el 3 estarían repetidos. Ahora bien, ¿cuántas veces se repite cada trío? Veamos tomando como ejemplo los tríos con 1, 2 y 3 obtenemos: 123, 132, 213, 231, 312, 321: 6 posibilidades
(P3 = 3!) que en realidad representan lo mismo, ya que no nos importa el orden. Lo mismo ocurre con cada trío, de modo que cada uno de ellos se repite 6 veces. Así pues, si no tenemos en cuenta el orden, el número de muestras no son 60 sino: 60 / 6 = 10 maneras no ordenadas y sin repetición.
Ejercicio: Escribir los 10 tríos del ejemplo anterior:
123, 124, 125, 134, 135, 145, 234, 235, 245, 345
Formalizando lo anterior, si la población es de tamaño n y se extraen muestras de tamaño k, si fuesen ordenadas serían:
Vn k = n - (n − 1) - . . . - (n − k +1)
Pero como son no ordenadas tenemos que dividir por el número de maneras de ordenar esas muestras de tamaño k, es decir hay que dividir por
Pk = k!
Resumiendo, el número de muestras no ordenadas y sin repetición de
tamaño k que se extraen de una población de tamaño n es:
Vn
k / Pk
Las muestras no ordenadas y sin repetición se denominan combinaciones sin repetición y las expresaremos como:
Cn
k = Vn
k / Pk
El número de combinaciones sin repetición Cn k se recuerda de manera más sencilla mediante otra fórmula:
Cn
k = n! / (k!) / (n-k)! = n! / (k! - (n − k)!)
Cn
k se denomina número combinatorio, y se lee "n sobre k".
Ejemplos:
1. ¿De cuántas maneras se pueden sacar 3 bolas numeradas en cualquier orden, de una bolsa que contiene 5 bolas?. Serían combinaciones de 5 elementos de los que sacamos 3, es decir, tenemos que calcular:
C5
3 = 5! / (3! - 2!) = 10
Son las maneras que habíamos calculado en el ejemplo de la introducción.
2. ¿De cuántas formas se puede formar un grupo de trabajo de 6 alumnos de entre una clase de 27?.
En este caso son combinaciones (no importa el orden ) de 27 elementos de los que se escogen 6; es decir:
C27
6 = 27! / (6! - (27 - 6)!) = 27! / (6! - 21!) = 296.010 (¡Compruébalo!).
Ejercicio: ¿De cuántas maneras se pueden extraer 6 bolas de un bombo que contiene 49 bolas? (Lotería Primitiva)
C49
6 = 49! / (6! - (49 - 6)!) = 49! / (6! - 43!) = 13.983.816
Números combinatorios y factoriales en la calculadora
Las calculadoras científicas poseen algunas teclas útiles para el cálculo de factoriales y números combinatorios. Para el factorial, se utiliza la tecla "!", que suele encontrarse sobre alguna otra tecla, por lo que al utilizarla habrá que presionar antes la tecla SHIFT (o INV).
Como los factoriales crecen a una velocidad enorme, un calculadora normal sólo puede calcular hasta el factorial de 69; si pretendemos calcular 70!, se produce un mensaje de error. Observemos que un número tan inofensivo como 13! ya tiene un valor de
6.227.020.800
Para el caso de los números combinatorios, algunas calculadoras poseen una función para calcularlos. Suele estar situada sobre la tecla de la división (depende del modelo de calculadora). Dicha función es n (INV)C r, que calcula el número combinatorio Cn r
Si queremos calcular C5 3 basta con introducir el 5, luego SHIFT (o INV)C, posteriormente el 3 y luego presionar la tecla de = para obtener 10. (Ya lo habíamos calculado antes). Evidentemente, si alguna de estas funciones tiene una tecla propia en la calculadora, es decir, no está encima de otra, no es necesario presionar la tecla SHIFT (o INV) para operar con ella.
Número de Combinaciones Posibles
El boleto consta de 14 (más el "Pleno al 15") partidos. Cada partido puede terminar con cualquiera de los 3 resultados posibles:
"1": Victoria del equipo local;
"X": Empate a número de goles entre los dos equipos;
"2": Victoria del equipo visitante.
Llamaremos "columna" a cualquier serie de 14 signos "1", "X" y "2". Como el resultado de cada partido es independiente de los resultados de los restantes partidos, el número NC de combinaciones posibles es igual al número de series de 14 signos posibles (1, X ó 2), ordenados y con repetición. Es decir:
NC = VR3
14 = 3
14 = 4.782.969 es el número de columnas posibles, excluyendo
el "Pleno al 15". Por tanto, si seleccionamos al azar una de las NC posibles columnas, la probabilidad de acertar los 14 signos de una quiniela ganadora es el inverso de NC: 1 / NC = 2,09075E-07 (un número tan extremadamente pequeño, que desalentaría al quinielista más optimista). Si suponemos que los 3 signos "1", "X" y "2" tienen exactamente la misma probabilidad de aparición (33,33%), independientemente de los equipos que se enfrenten en cada uno de los 14 partidos, podemos afirmar rotundamente que todas las NC columnas posibles tienen exactamente la misma probabilidad de resultar ganadoras en una determinada jornada. Consideremos ahora los dos siguientes principios prácticos:
- El equipo local "suele" puntuar más que el equipo visitante;
- El mejor equipo "suele" puntuar más que el peor equipo. Además, entre los 14 partidos que integran el boleto de una determinada jornada, es muy fácil que se produzca alguna "sorpresa" que "contradiga" alguno de los dos principios prácticos enunciados. Si en una jornada se enfrentan en casa los 14 equipos mejor clasificados con los 14 últimos de la "tabla", es evidente que la probabilidad de que la
quiniela ganadora esté compuesta por 14 signos "1", "suele" ser mucho mayor que la probabilidad de la columna compuesta por 14 signos "2". Con esto queremos decir que, aunque en "teoría", todas las columnas son equiprobables, en la "práctica" no es así. Por lo tanto, los signos "1", "X" y "2" no siguen unas reglas estrictamente aleatorias, ni empíricas, ni exactas, nimatemáticamente preestablecidas. Precisamente por todos estos factores que hemos "analizado" tan someramente, el "juego" de las Quinielas de Fútbol no es ni estrictamente aleatorio, ni estrictamente determinista.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Cómo invertir con éxito en las quinielas de fútbol en España (1/2)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cómo invertir con éxito en las quinielas de fútbol en España (2/2)
Cómo invertir con éxito en las quinielas de fútbol (1/2) es la segunda parte de un... [30/07/10]
1.287  
2. Cómo invertir bien en Bolsa
Mucha gente ve la Bolsa como el dominio de los amantes de las cifras que hablan en... [04/06/02]
47.072  
3. Procedimiento Administrativo en España
El procedimiento administrativo en España expresa en la actualidad una triple... [04/06/09]
3.296  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail