12.176 cursos gratis
8.740.874 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 8:

 Teoría, método y metodología en las ciencias sociales: nociones y características

En anteriores páginas se había hablado de la teoría y los conceptos. En este capítulo se desarrolla de manera más detallada las características de éstos y la importancia que tienen en las ciencias sociales.

Teoría, conceptos y categorías en las ciencias sociales

La teoría, según Ezequiel Ander-Egg, guarda estrecha relación con la investigación empírica,[32]ya que éstos “...no son elementos contrapuestos, puesto que la teoría que no se basa en la realidad degenera fatalmente en utopías, y la investigación sin los ‘iluminantes contactos’ de la teoría acumula hechos sin darle significado alguno” (ANDER-EGG 1977: 30). La investigación es un proceso reflexivo y de acción, y la teoría es la estructura que brinda las herramientas conceptuales y la línea de acción al investigador. Efectuar una investigación en ciencias sociales sin el auxilio de la teoría equivale a edificar una casa sin cimientos.[33]

Al comprender la realidad social como un complejo entramado de hechos interrelacionados, sea directa o indirectamente, el cientista requiere de un amplio bagaje de conceptos, definiciones, explicaciones e interpretaciones que solo pueden ser hallados en un cuerpo teórico sólido y coherente. Y valga aclarar que en las ciencias sociales no hay una teoría única, sino que existe una variedad de ellas, cada una inscrita o adscrita a una corriente ideológica, entendida esta última como una interpretación crítica o acrítica de la realidad, conforme a los intereses que represente.

La teoría puede ser definida como un conjunto de conocimientos sistematizados conceptualmente, es decir, una serie de conocimientos relativos a determinado campo que se organizan y pretenden explicar e interpretar la realidad sobre la cual trabajan. También es una construcción intelectual, producto del trabajo racional a partir de una realidad concreta, y surge (o debería hacerlo) de un sistema de hipótesis sometidas a verificación. Por tanto, se identifica un vínculo indisoluble entre ambas, pues, como elemento constitutivo del quehacer científico, la teoría surge de la realidad, y vuelve a ella para transformarla, en un proceso continuo y dinámico.[34]

En nuestro medio es frecuente una falacia con referencia a los transmisores de teoría: suele llamárselos teóricos, sin tomar en cuenta que teórico es quien construye los sistemas propositivos a partir de la reflexión que surge de la cotidianidad, constituyendo la fase superior de todo proceso investigativo y reflexivo. Lo que vemos en nuestro medio son difusores de construcciones ajenas, o, a lo sumo, retóricos de la teoría que transmiten lo elaborado por otros. Esto, sin embargo, no debe ser tomado como algo negativo, ya que para toda ciencia son necesarios los diseminadores del conocimiento, ya sea en forma oral o escrita, y en esta instancia los aquí denominados retóricos de la teoría tienen una importancia capital.

En este punto también cabe hacer una distinción importante: la teoría para las ciencias en general debe estar escrita para ser tal. Sin embargo, no todo lo escrito es teoría. Tenemos por caso una novela, que siendo un relato rico en descripciones, no tiene por propósito explicar la multiplicidad de relaciones que pueden presentarse en su desarrollo. Por el contrario, existen varias investigaciones que, efectuando comentarios valorativos respecto a tales o cuales fenómenos no aportan nada nuevo en lo concerniente a la explicación de tales fenómenos o comportamientos, con lo cual se alejan, muy a pesar suyo, de efectuar un aporte teórico.

La teoría, entonces, puede definirse además como el producto racional que contiene una explicación para determinado fenómeno o problemática en el campo social, y de la cual pueden originarse soluciones con sentido práctico. Empero, la teoría, al constituir un nivel superior de tratamiento racional de cualquier fenómeno, requiere para su buen desarrollo de elementos descriptivos, que tienen directa relación con lo observado empíricamente. Sobre el punto, las secciones correspondientes a la recopilación de datos (Capítulos i y ii de la Tercera Parte de este trabajo) permitirán comprender esto, y el siguiente esquema ilustra la relación entre la teoría y la realidad concreta.

Teoría, método y metodología en las ciencias sociales: nociones y características

Ilustración 1. Relación entre teoría, realidad concreta y la mediación del proceso de investigación en la comprensión de la realidad.

Los conceptos, por otra parte, son las herramientas racionales que permiten un análisis crítico, preciso y coherente del objeto de estudio.[35] Sin conceptos claros no existe una buena interpretación. Son, por lo tanto, indispensables para la teoría que se construye en las ciencias sociales. Además, se debe tomar en cuenta que, como señala Ely Chinoy (1960: 22) “...Los conceptos son un elemento esencial en la teoría, pero no son idénticos a ésta. La teoría consiste en un cuerpo de proporciones[36]lógicamente conectadas sobre las relaciones existentes entre variables, esto es, conceptos”. Al margen de lo anotado, los conceptos deben ser comprendidos en primer lugar, para luego interpretarlos y aplicarlos en un contexto determinado. La alteración de este orden puede ocasionar resultados nada halagadores. Por ello, la concentración y la superación constante son una premisa para obtener resultados cuando menos aceptables.

En un trabajo académico muy difícilmente se podría proponer una teoría, e incluso la construcción y operatividad de un concepto nuevo, dadas las limitaciones en que el profesional y el estudiante promedio se desenvuelven. Mario Bunge (1993: 178) advierte al respecto: “En las ciencias sociales hay tendencia a dignificar con el nombre de teoría a cualquier montón de opiniones, por desconectadas que estén y por infundadas que sean. Casi siempre se trata de meros marcos teóricos o de doctrinas”. De esta forma, Bunge aclara que por muy interesante que se presente tal o cual enunciado, debe tomarse en cuenta que éste, incluso articulado a otros, no constituye necesariamente una teoría que explique un fenómeno.

Un elemento adicional que interviene en la construcción de toda teoría y, más concretamente, en el proceso de interpretación de la realidad lo constituyen las categorías. Dicho de un modo sencillo, categoría es todo conjunto de cosas, personas o fenómenos con características similares. En la investigación puede definírsela como el concepto aplicado o personalizado (si vale el término). Pongamos por caso un tema de investigación que trate sobre el niño de la calle. El concepto básico será niño, en tanto que las diferentes categorías que se concatenen a él serán niño abandonado, niño abusado, niño empujado a la violencia, entre otras. Los diferentes enunciados implican características comunes para los diferentes grupos sociales que se desea estudiar.

La teoría es útil en cuanto permite una modificación positiva de la situación real. Fuera de eso, es mera especulación o pedantería que aspira ser intelectualidad. Tanto la teoría como los conceptos tienen un papel importante en la adquisición, revisión y construcción del conocimiento científico en el campo social. Sin embargo, su uso está limitado a las herramientas cognitivas de que disponga el investigador social. Con tales aclaraciones, se explicará brevemente las características, alcances y limitaciones del método y la metodología.

[32] Ander - Egg no contrapone investigación científica a investigación empírica, sino que presenta esta última como parte de la primera, identificándola concretamente como el trabajo de campo.

[33] Sin embargo, puede observarse que en ciertas ramas, como la antropología, el uso de la teoría puede ser más restringido (lo que no equivale a decir que se debe prescindir de ésta). Alison Spedding (1994: 21) reflexiona al respecto: “da más prestigio pasar tiempo en el archivo que rasgando pulgas y tratando de conversar en idiomas nativos en la puna ”.

[34] Tecla y Garza (1974: 25) plantean al respecto: “la ciencia parte de los hechos, realiza su función generalizadora y crea modelos para modificar y transformar la realidad”.

[35] Sobre el concepto se puede añadir que se trata de una generalización útil y necesaria tanto para la vida en sociedad como para el estudio de ésta. El concepto de perro, por ejemplo, es una generalización que nos permite identificar este tipo de animales diferenciándolo, por ejemplo, de un caballo, no importando las diferencias que puedan existir entre los diferentes elementos concretos que abarca este concepto (perros grandes o pequeños, negros, moteados, etc.).

[36] Posiblemente el original del autor citado diga “proposiciones”, habiendo sufrido una alteración nada favorable en el proceso de traducción.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Cómo hacer una tesis, monografía o ensayo (1/2)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cómo hacer una tesis, monografía o ensayo (2/2)
Hacer una tesis , hacer una monografía , hacer un ensayo ... Este completo curso,... [02/10/09]
11.878  
2. Pautas para la monografía
En muchas asignaturas, con frecuencia se les pide a los alumnos a que investiguen... [22/08/06]
16.148  
3. Cómo trabajar el ensayo literario con los estudiantes
En este curso el docente de literatura encontrará los lineamientos necesarios para... [28/11/11]
20  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail