12.176 cursos gratis
8.741.808 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Cómo elegir una mascota

Autor: Carlos Rodríguez
Curso:
9,14/10 (14 opiniones) |2453 alumnos|Fecha publicaciýn: 03/10/2003

Capýtulo 6:

 El amor humano hacia los animales

Que las mascotas por sí mismas pueden ser unos excelentes compañeros es algo de indudable evidencia; quizá no veamos tan claro que los animales de compañía pueden ser unos excelentes complementos para nuestra relación con el resto de seres humanos. ¿Qué más podemos pedir? Las mascotas no sólo nos aportan compañía sin más, sino que pueden favorecer, mejorar o realzar la compañía que nos ofrecen nuestros congéneres "de dos patas".

De cualquier manera, nuestra especial forma de ser o de sentir, nuestros problemas o nuestros inmenso cariño, pueden conducirnos a que ese compañero sea considerado casi como un igual, como una persona. Esto se denomina antropomorfismo y podríamos definirlo como la atribución de cualidades humanas a los animales y las cosas.

Los queremos tanto, los tenemos tan cerca, los llegamos a necesitar de tal modo, que cualquier cosa que pueda afectarles, es padecida por nosotros en propias carnes.

Un ejemplo: ¿qué sentimos al escuchar que en ciertos países comen carne de perro? Nos ponemos enfermos, indignados, nos parece un acto atroz, ¡canibalismo puro y duro!

Un perro es tan "de la familia", tan "como nosotros", que pensar en que alguien pueda comerse a nuestro Rocky es como si nos comentaran que un loco se ha comido a un primo suyo de Tordesillas.

¿Y por qué nos comemos con total tranquilidad, casi con lágrimas de placer en los ojos, unos taquitos de jamón, un filete de pollo o un chuletón de buey?

Sencillo: esos animales no son considerados "iguales" a nosotros, no son uno más en la familia, no son nuestros compañeros.

El grado de compañerismo que se genera entre el hombre y su mascota es tal, que en ciertas encuestas una de cada tres personas afirma que su animal es su mejor confidente.

Casi todos, por no afirmar la totalidad, hablamos a nuestros amigos irracionales, no tanto con la intención de que nos contesten, y sí inconscientemente como una forma de reforzar nuestros pensamientos o de descargar nuestros problemas; es muy curioso darse cuenta de que todos los que hablamos con nuestra mascota, tras un largo, interminable monólogo, ponemos el punto final de la misma forma: ¡Roko, tú sí que me entiendes!

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Cómo elegir una mascota



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Cómo adiestrar a su mascota
Un gran porcentaje de la gente gusta de tener mascotas en casa, y preferentemente... [15/12/11]
1  
2. Cómo elegir el mejor sistema de riego
Los sistemas de riego conforman un conjunto de estructuras que van desde... [10/11/11]
45  
3. Cómo alimentar a la vaca lechera
Alimentar a la vaca lechera correctamente es imprescindible para maximizar la... [07/09/10]
575  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail