12.176 cursos gratis
8.742.075 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Cómo dejar de fumar

Autor: cmarin
Curso:
8,86/10 (7 opiniones) |6128 alumnos|Fecha publicaciýn: 21/06/2005
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 7:

 Comentarios y despedida

Hemos llegado al paso 5, a través del cual descubriremos el máximo secreto que encubre la adicción a la nicotina. Es algo tan simple que nos podría parecer una mentira del autor, pero al prestarle atención detenidamente y experimentarlo en la profundidad de lo más íntimo, vamos a obtener una sensación de alivio como no la habíamos experimentado jamás, en relación con la dependencia del tabaco.

Recordemos lo que se dijo antes, que la adicción a la nicotina se comporta de manera insidiosa, es decir, valiéndose de engaños y mentiras. Pues aquí está la mentira más grande, el secreto que necesitamos descubrir:

CUANDO EL ORGANISMO NOS PIDE QUE FUMEMOS MÁS, LO QUE EN REALIDAD NOS ESTÁ PIDIENDO ES QUE LE SUMINISTREMOS AIRE PURO.

Entonces, es el momento de actuar en consecuencia. Es decir, cada vez que sintamos ganas de fumar, recordemos que se trata de una mentira, que lo que el organismo necesita y nos está pidiendo a gritos es que le demos oxígeno.

Nos sorprenderemos al observar que en tanto  le demos cantidades mayores de aire puro a nuestros pulmones, en vez de humo de cigarrillo, más se reduce el nivel de ansiedad en nuestra psique.

Lo que se ha dicho hasta este momento, si ha sido bien transmitido por el autor y bien comprendido y llevado a la práctica por los lectores y lectoras, es suficiente para que la persona más adicta al tabaco deje de fumar, con gran sorpresa para sí mismo, al notar que ya no padece de ninguna ansiedad. Sin embargo, voy a señalar algunos refuerzos que le pueden ayudar a hacer más fácil su propósito de abandonar el tabaco.

Mientras pone en práctica la forma de pensar que se ha explicado en este curso, puede someterse a un tratamiento de suministro graduado de nicotina pura.

No represento a ninguna marca comercial, pero debo señalar que existen en las farmacias parches de nicotina que se aplican a la piel y yo puedo asegurar que sirven de gran ayuda por lo siguiente:

Debido a que la adicción tiene un componente fisiológico y otro componente que pertenece al campo de los afectos, el suministro de nicotina, en cantidades cada vez menores, influye en la supresión de la ansiedad por más nicotina, puesto que la sustancia está presente.

Existen otros tratamientos basados en el  mismo principio, que vienen en otras presentaciones, por ejemplo en cápsulas o grageas para ser tomadas. Sin embargo, estas presentaciones pueden tener efectos secundarios muy desagradables a nivel gástrico.

No importa cuántos tratamientos médicos existan en el mercado, es necesario que tengamos algo muy claro en nuestro pensamiento: EL QUE VA A TOMAR LA DECISIÓN DE  DEJAR DE FUMAR SOY YO. NO ES OTRA DROGA LA QUE VA DECIDIR POR MI.

En efecto, si fuera otra droga la que viniera a tomar decisiones por nosotros, entonces seguiríamos siendo tan esclavos como antes, es decir, a lo mejor pasaríamos a depender de parches o pastillas.

Puede decirse que el curso termina en este capítulo, pero deseo compartir una sección final de comentarios relacionados con hábitos mentales y prácticas cotidianas que nos pueden ayudar a sentirnos mejor que en nuestros días de fumadores. Si usted se siente impulsado o impulsada a compartir conmigo, entonces pase al séptimo y último capítulo y allí tendremos oportunidad de despedirnos, muy satisfechos de haber empezado una vida mejor.

COMENTARIOS:

1. No hay duda de que el consumo de cigarrillos ( de tabaco en cualquier forma) es una conducta irracional que, además, produce enorme daño al organismo. Cuando se trata de drogas, no podemos esperar que una conducta sea racional ni beneficiosa para nadie, excepto para quienes hacen su gran negocio con nosotros, sus víctimas. Es bueno preguntarnos de vez en cuando si estamos dispuestos a seguir llenando los bolsillos de dinero a las compañías que elaboran los productos de tabaco y a toda la cadena de intermediarios.

2. Las personas no fumadoras tienen razón cuando se molestan porque nosotros las hacemos respirar aire contaminado cuando fumamos cerca de ellas. Eso no las autoriza para dirigirnos malos tratos, expresiones descorteses o groserías. Sin embargo, vivimos en sociedad y todos debemos tomarnos en cuenta. Por lo tanto, no tomemos tan a pecho sus comentarios (mientras seamos fumadores) pues si ya hemos tomado la decisión de no fumar más, sabemos que ya no vamos a provocar más molestias a las otras personas por esta causa. Eso será motivo de satisfacción muy íntima.

3. La adopción de ciertos hábitos puede ayudarnos de manera muy valiosa a disfrutar más nuestra nueva forma de vivir sin el fumado. Por ejemplo, lavarnos los dientes más a menudo y más profundamente; inclusive, podemos ir al dentista para que nos practique una limpieza que no deje ni siquiera una manchita de sarro. La sensación de boca y dientes limpios y sin rastros de tabaco es muy agradable.

4. Todos quienes hemos fumado sabemos que hemos perdido en gran medida el gusto por los sabores. Cuando se deja de fumar, aunque sea unas horas, se empieza a recuperar ese gusto por las comidas y hasta nos sorprendamos de nuestra capacidad por discriminar entre tantos sabores deliciosos. Esta es una buena oportunidad para premiarnos con algunas exquisiteces. Con seguridad dicha conducta nos ayudará a mantener nuestra decisión de no volver a fumar nunca más en la vida. Cuidémonos, sin embargo, si tenemos alguna tendencia a la obesidad, pues no se trata tampoco de ingerir alimentos en cantidades peligrosas.

5. Recordar de vez en cuando los peligros del fumado nos ayuda a mantener nuestra decisión de nunca volver a fumar. Por ejemplo, traer a la mente los casos de aquellas personas que sufren enfisema, o que se encuentran en un hospital conectados a un respirador artificial, o con una traqueotomía que los obliga a tomar el agua y los alimentos por una manguera.

En una secuencia que se pasó por televisión, a un cadáver le extraían cúmulos de nicotina y hollín negro de tabaco acumulado en sus arterias, incluyendo las del cerebro. Es bueno de vez en cuando traer a la mente imágenes como estas. Desestimulan el deseo de fumar.

6. Como se dijo en alguna parte del curso, el fumador no fuma porque desee ser fumador, sino porque no puede dejar de fumar. Muy a menudo el consumo de cigarrillos se empieza en la más tierna juventud, como una travesura inocente. Luego viene la tragedia, cuando se instala la adicción. Todo lo que pueda hacerse en materia de prevención es una buena obra. Los ex-fumadores somos buenos impulsores de acciones preventivas, con todo derecho, pues hemos conocido lo malo de la dependencia y lo bueno de haber acabado con ella.

7. Transcurrido un tiempo sin fumar, se empieza a experimentar una sensación de bienestar que incrementa con cada hora que pase.

Esta sensación de bienestar general puede involucrar: sentirse con mayor energía, cansarse menos por las tareas cotidianas, dormir mejor, disfrutar más el sabor de las comidas, terminar con sensaciones de llenura, hiperacidez o ardores  en el estómago, mal aliento y muchas otras.

Dichas sensaciones pueden utilizarse para pensar en ellas en forma recurrente y  disfrutarlas al máximo. Esta práctica se convierte en un reforzador del abandono del tabaco.

8. Conforme pasen las horas sin fumar, más claramente se descubre del carácter obsesivo de la idea de fumar en los fumadores. Con ello quiero decir que el cerebro parece estar pegado a un único tema de pensamiento: fumar, fumar, fumar, fumar, fumar, fumar, fuma, fumar, fumar...

Los fumadores podemos pensar en cualquiera otra cosa, inclusive con el refinamiento del filósofo más connotado,  pero primero pensamos en fumar, fumar, fumar, fumar.

Dicha obsesión parece hacerse más intensa cuando ya no tenemos deseos, es decir, cuando después de varias horas y varios días de haber descubierto el secreto del mecanismo y haber tomado la decisión de no fumar,  el pensamiento queda sólo y vacío, es decir, sin una bocanada de humo en la cual sólo pueda apoyarse. De hecho ahora se apoya sólo en el recuerdo.

No es raro entonces que empiecen a surgir sueños relacionados con el fumado. El soñar es un proceso simbólico, la expresión de un lenguaje. En este caso, soñar es entonces hablar, sin palabras, acerca del fumado.

Finalmente, aquella obsesión termina y el deseo también queda suprimido para siempre.

9. El hablar con los demás acerca de nuestra experiencia de haber abandonado el cigarrillo es una buena práctica. Pues el compromiso que hemos adquirido con nosotros mismos se refuerza al compartirlo con los demás, pues nos sentimos doblemente comprometidos. Podemos encontrar, sin embargo, que a algunas personas no les interesa el tema; en estos casos no perdamos nuestro tiempo y conformémosnos con nuestra satisfacción interior.  

DESPEDIDA

Usted acaba de leer los contenidos de este curso. Ahora falta que medite sobre lo que ha leído, repase lo que no recuerda muy bien y ponga en práctica lo que aquí se le indica.

Yo le garantizo que si adopta las formas de pensamiento que se le han sugerido, terminará, con sorpresa para usted mismo o misma, con el consumo del cigarrillo de una vez y para siempre. Yo lo logré y muchas otras personas lo han hecho, después de que  se lo he explicado verbalmente. Ahora el curso está en Internet. Cuéntele a sus amigos que deseen obtener algún provecho, cómo llegar a esta página.

Si tiene alguna duda o comentario puede escribirme a marinjcarlos@yahoo.com,  con copia a cmarin@uned.ac.cr, si desea.

Que disfrute mucho su nueva vida como ex-fumador o ex-fumadora.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Cómo dejar de fumar



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Cómo dejar de fumar. Método para dejar el tabaco
Cómo dejar de fumar o c ómo dejar el tabaco es una de las demandas para mejorar... [08/01/10]
1.182  
2. Guía para dejar de fumar
El pasado 31 de mayo se celebró el día Internacional contra el tabaco, un hábito... [06/06/03]
35.803  
3. Tabaquismo. Beneficios tras dejar de fumar
El uso del tabaco produce enfermedad y muerte. La sociedad paga el precio... [28/10/10]
268  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail