12.171 cursos gratis
8.752.200 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 3:

 Cómo defenderse y ahorrar en la factura del teléfono móvil en tres pasos

Ya sabemos cómo operan los operadores de telefonía móvil tradicional, ahora que ya tenemos esa información vamos a diseñar una táctica para defendernos de esas estrategias.

Hay que tener presente que, si no es un proceso fácil ya que seguramente tendremos que cambiar de proveedor y esto tiene una serie de inconvenientes si pretendemos portar nuestro número al nuevo operador (requiere una solicitud que tarda varias semanas en cursarse) y si además queremos conservar nuestro actual móvil, ya que seguramente estará bloqueado y tendremos que liberarlo.

En primer lugar tenemos que calcular cuánto pagamos realmente por el servicio, y posteriormente intentar dejar de ser clientes cautivos esperando a la finalización de nuestro contrato de permanencia para poder buscar un operador que no nos obligue a pagar cuotas mínimas, y solicitando la portabilidad del número telefónico si fuera necesario.

Calcular el coste real del servicio.

Para esto debemos localizar la factura e identificar en ella cuatro datos cruciales:

·        Total a pagar, sin impuestos.

o       El total que pagas. Le quitamos los impuestos para comparar  mejor con otros proveedores.

·        Total minutos consumidos.

o       Aparecerá en número de horas, minutos y segundos. Pásalo todo a minutos.

·        Número de llamadas realizadas.

o       Muy importante porque todas tienen un coste fijo de establecimiento de llamadas que deberemos conocer.

·        Número de mensajes SMS enviados.

o       También tienen un coste fijo que deberemos restar del total para calcular el importe real por minuto.

Hay dos datos que también necesitamos pero que ya son conocidos y además sospechosamente idénticos en casi todos los operadores de telefonía móvil tradicional (ver el apartado “Otras prácticas contra los intereses de los consumidores”)

·        Coste de establecimiento de llamada ( 15 céntimos).

·        Coste de envío de SMS ( 15 céntimos).

Una vez localizados y apuntados los datos, el objetivo es averiguar el coste por minuto de las llamadas realizadas, excluyendo el coste de establecimiento de llamada. El inconveniente es que todos los operadores, en el detalle de las llamadas realizadas no detallan cuanto corresponde a establecimiento de llamadas y cuanto a tarificación. Ya sabemos con qué objetivo. Pero las matemáticas nunca fallan.

Vamos a verlo con un ejemplo, con datos reales de la factura de un operador tradicional:

Cómo defenderse y ahorrar en la factura del teléfono móvil en tres pasos

·         Total a pagar, sin impuestos: 12,00 €

·         Total minutos consumidos: 19,56 redondeamos a 20 minutos

·         Número de llamadas realizadas: 21 llamadas

·         Número de mensajes SMS enviados: 3 mensajes

Primero calculamos cuanto pagamos en total por establecimiento de llamadas:

·         21 llamadas x 15 céntimos = 3,15 Euros

Y ahora cuanto pagamos por los mensajes:

·         3 mensajes x 15 céntimos = 0,45 Euros

Ahora ya es sabemos lo que pagamos en total por las llamadas:

·         12 € del total – 3,15 € de mensajes – 0,45 € = 8,40 €

Una sencilla división nos da el coste real por minuto de llamada:

·         8,40 € / 20 minutos de llamadas = 0,42 € / minuto

42 céntimos por minuto. Ese es el dato que buscamos. Con éste dato ya podemos comparar lo que pagamos con otros proveedores. Para orientarnos, hay algunos que cobran 8 céntimos por minuto. Y no olvidemos que los datos de éste ejemplo son datos reales de una factura. Estamos hablando de cinco veces más, por el mismo servicio.

2.     Dejar de ser clientes cautivos.

El siguiente paso es dejar de ser esclavos de nuestro operador. Para ello tenemos que averiguar cuando finaliza nuestro contrato de permanencia, si lo tenemos. Podemos simplemente llamar y preguntarlo. Si falta poco para que finalice, eso hará ya saltar todas las alarmas e inmediatamente empezaremos a recibir mensajes ofreciéndonos nuevos terminales y nuevas tarifas para evitar que seamos clientes cautivos. ¿Podremos resistir?.

También es muy tentador canjear un móvil usando el programa de puntos. Tenemos miles de puntos conseguidos duramente durante meses de permanencia por los que nos darán a cambio uno de los estupendos terminales que aparecen en el fabuloso catálogo que nos envía nuestro operador, pero si lo hacemos aumentaremos la permanencia. ¿Podremos resistir?

En última instancia podemos recurrir a la táctica del “mínimo daño”. Es decir, intentar contratar con el operador la mínima cuota posible, que tendremos que pagar religiosamente hasta finalizar el contrato y no usar el teléfono para realizar llamadas. Sólo para recibirlas. Para realizar llamadas contrataremos una nueva línea con otro operador más económico

En cualquier caso no podemos hacer nada mas excepto esperar y un poco antes de que finalice la permanencia enviar una carta firmada con una copia de la factura, a la dirección postal del operador. Certificada y con acuse de recibo.

Hay que olvidarse del fax y de hacerlo por teléfono. Eso funciona para darse de alta pero para las bajas lo más efectivo es la carta certificada.

3.     Buscar un nuevo operador

Bueno, ya hemos calculado realmente lo que pagamos por nuestras llamadas y hemos podido comparar con otros proveedores, además hemos resistido los cantos de sirena de nuestro proveedor y no hemos renovado el móvil. Por fin somos libres y podemos irnos con cualquier operador que nos ofrezca unas buenas condiciones.

Lo que buscamos es un operador que nos ofrezca lo que hasta ahora no hemos tenido:

·         Un coste bajo por minuto.

·         Una tarifa lo más clara posible para saber realmente lo que pagamos.

·         Poder irnos cuando queramos si encontramos una oferta mejor.

Ya sabemos que con éstas condiciones no nos van a regalar un teléfono, o a lo mejor sí. Todo consiste en buscar la mejor oferta y comparar.

Lo más fácil, llegado éste punto, es adquirir un terminal libre con un nuevo número de teléfono y dejar todo lo demás atrás.

Si no podemos cambiar de número telefónico deberemos solicitar la portabilidad, con la que no deberemos tener ningún problema si ha finalizado el contrato de permanencia.

Si además queremos conservar nuestro móvil, tendremos que buscar alguna de las alternativas para la liberación del terminal, de forma que podamos usarlo con el nuevo operador.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Cómo ahorrar en la factura del móvil o celular



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Cómo ahorrar dinero. Consejos útiles
En esta oportunidad estaremos presentando un nuevo curso rápido donde aprenderás... [14/11/11]
159  
2. La importancia de la emisión de una factura
Una factura es un instrumento tributario de compra y venta que reconoce el convenio... [01/02/12]
18  
3. Método de ahorrar dinero. El pasanaku
El pasanaku es un método de ahorro que te ayuda a recibir dinero de forma... [04/01/12]
8  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail