12.170 cursos gratis
8.777.217 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Claves para interpretar la Biblia

Autor: Franklin Aguas
Curso:
9,30/10 (11 opiniones) |9471 alumnos|Fecha publicaciýn: 14/04/2005
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 3:

 Parte III. Detalles generales.

1. Conocer los distintos escritores de los libros bíblicos.

Son cerca de 50 personas de 20 oficios distintos, que vivieron en 10 países diferentes y que escribieron en tres idiomas (Hebreo, Arameo y Griego) las que Dios utilizó para escribir las Escrituras Sagradas. ¿Qué tienen en común príncipes, abogados, sacerdotes, agricultores, porteros, maestros, jueces, botánicos, pastores de ovejas, profetas, músicos, poetas, pescadores, reyes, subversivos, cobradores de impuestos, médicos, y oficiales gubernamentales? Nada dirá usted. Sin embargo, Dios utilizó a personas de diferentes oficios, castas sociales, condiciones económicas, y que vivieron en diferentes siglos, para escribir su palabra. Cada escritor volcó rasgos de su personalidad, costumbres y formas literarias en sus escritos.

Moisés fue criado en la corte egipcia en donde recibió una preparación académica y militar privilegiada por unos 40 años. Participó en campañas militares al frente de los ejércitos egipcios y se le disponía para ser príncipe del imperio mas poderoso de su tiempo, pues se le consideraba hijo de la hija del faraón. Pero también vivió unos 40 años en la soledad y aridez del desierto siendo pastor de ovejas. Sin embargo, esto no obstaculizaría los planes de Dios para su vida. Moisés escribiría el Pentateuco ("Penta" significa cinco y "Teuco" herramienta o libros, nombre para referirse a los cinco primeros libros del Antiguo Testamento: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio) y el libro de Job, que aunque no menciona su autor, el Talmud (libro base de las tradiciones judías) lo identifica como su autor.

David nació en un pequeño poblado llamado Belén en la provincia de Judá. Era el octavo hijo de Isaí. Durante su niñez fue pastor de ovejas y aprovechaba las horas que pasaba a solas para invertirlas en componer música y tocarlas con el arpa (1 Samuel 16:18, 23). Sus cantos poéticos o salmos estaban basados en su meditación de la Palabra de Dios, que en sus tiempos solo incluía el Pentateuco y quizás el libro de Josué. Compuso la mayoría de sus canciones cuando era joven y pastor. Ejemplo de ello es el Salmo 23, llamado el Salmo del Pastor. Era un joven valiente que no dudaba en matar leones y osos para defender a su rebaño (1 Samuel 17:34-36). Mientras pastoreaba fue llamado por Dios a través del profeta Samuel para ser ungido como el segundo rey de Israél.

Entre los años 1050 y 970 A.C. David compuso 75 Salmos (los Salmos 2-9, 11-32, 34-41, 51-65, 68-70, 86, 95, 101, 103, 108-110, 122, 124, 131, 138-145). De estos Salmos, 73 se le atribuyen la autoría a David esde el tiempo mas antiguo por las sobre escrituras y las tradiciones judías. El Nuevo Testamento nos declara que David fue autor de otros 2 Salmos supuestamente anónimos (2 y 95, léase Hechos 4:25 y Hebreos 4:7). En totalidad, la mitad de los Salmos salieron de la pluma de David. Algunos de estos Salmos registran en su sobre escritura el nombre del escritor y la ocasión histórica en que fueron compuestos. Por ejemplo, los Salmos escritos por David reflejan las diferentes etapas de su vida:

Su experiencia pastoril (Salmo 23)

Perseguido por Saúl, la mayoría de sus Salmos fueron escritos en esta difícil época de su vida. También se los conoce como los Salmos imprecatorios. Generalmente estos contienen dos elementos fundamentales: súplica pidiendo la intervención de Dios sobre sus enemigos y acción de gracias por la protección y cuidado de Dios en medio de la tribulación (Salmos 52, 58, 59, 69, 109, 140, como para citar alguno de ellos).

Como rey de Israél. Algunos Salmos conmemoran sus grandes éxitos militares; la ocupación de la ciudad de Jerusalén y su designación como capital del reinado; la llegada del tabernáculo y el arca para residir permanentemente en Jerusalén; el arrepentimiento y confesión de David por su pecado de adulterio y homicidio, conocidos también como los Salmos penitenciales (Salmos 6, 25, 32, 38, 39, 40 y 51); la rebelión y sublevación de su hijo Absalón; los períodos de hambre y pestilencia nacionales; o los poemas que compuso específicamente para ser cantados por los peregrinos en su ascenso a Jerusalén para la celebración de las fiestas (Salmos 122, 124 y 134) o por el coro de levitas en la adoración del futuro templo que edificaría su hijo Salomón y para lo cual durante muchos años hizo arreglos para reunir los materiales necesarios.

Además, David tuvo el gran privilegio de ser parte de los antepasados de Jesús. El Evangelio de Mateo comienza diciendo:

"Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham." (Mateo 1:1)

En la genealogía que se encuentra en Lucas 3:32 encontramos lo siguiente:

"Hijo de David, hijo de Isaí, hijo de Obed, hijo de Booz, hijo de Salmón, hijo de Naasón."

David murió en el año 970 A.C., a la edad de 70 años, habiendo reinado por 40 años sobre Israél.

Abdías, su nombre significa "siervo del Señor". Con mucha probabilidad era un plebeyo o gente común del pueblo, puesto que no se hace mención de sus antepasados. En el Antiguo Testamente existen 13 hombres que tienen el nombre de Abdías. Muchos comentaristas creen que este profeta haya sido mayordomo en el palacio del rey Acab y el protector de los profetas de Dios (1 Reyes 18:3). Si todo lo dicho fuera correcto, entonces sabemos que vivió en el reino del norte (Israél) después del año 930 A.C.

Abdías profetizó la destrucción completa de la nación de Edom (descendientes de Esaú, el hermano gemelo de Jacob), puesto que los edomitas habían ayudado a una nación enemiga que invadió al reino del sur (Judá). La actual ciudad de Petra, esculpida en acantilados de piedra roja y casi impenetrable, era la capital de la antigua Edom. En el día de hoy Petra está abandonada y desolada siendo testigo de la veracidad y exactitud de la profecía de Abdías contra ella. El profeta Abdías es el autor del libro mas corto del Antiguo Testamento, puesto que tiene solo 21 versículos.

Amós, su nombre significa "carga" o "cargador". De acuerdo con su nombre, el profeta fue una verdadera carga para el reino del norte, puesto que vivían lejos de los caminos de Dios. Predicó mensajes muy duros a la nación de Israél y denunció sus terribles pecados. El trasfondo de la vida de este profeta lo encontramos en su libro en donde se describe asimismo de la siguiente manera:

"No soy profeta, ni soy hijo de profeta, sino que soy boyero, y recojo higos silvestres. Y Jehová me tomó de detrás del ganado, y me dijo: Vé y profetiza a mi pueblo Israél. Ahora, pues, oye palabra de Jehová. Tú dices: No profetices contra Israél, ni hables contra la casa de Isaac. Por tanto, así a dicho Jehová..." Amós 7:14-17ª.

Amós nació en una región rural a 20 kilómetros al sur de Jerusalén. Por ello en sus profecías utiliza mucho el lenguaje figurativo del campo. Por ejemplo, compara a las soberbias mujeres adineradas de la sociedad alta con vacas echadas y a la nación toda con un canastillo de fruta podrida de verano lista para ser arrojada a la basura. El ministerio de Amós se desarrolló durante una época de gran prosperidad económica en Israel (782-739 A.C.), mientras las naciones vecinas experimentaban pobreza. La predica de Amós fue rechazado por una gran cantidad de israelitas autosuficientes, orgullosos, prósperos e inmorales. Debido que Amós había nacido en el reino del sur (Judá) y Dios le llamó a profetizar al reino del norte (Israel), la gente le desacreditaba y rechazaba su mensaje. Su ministerio tuvo una duración de 43 años y comprendió los reinados de seis de los últimos siete reyes israelitas. De los 19 reyes del reino del norte (Israel), ni uno solo tuvo el interés en obedecer a Dios.

Santiago, el medio hermano de Jesús. Después que Jesús nació de la virgen Maria, ella y José su esposo tuvieron otros hijos, los cuales llegaron a ser los medio hermanos y hermanas de Jesús. Observe que en Mateo 1:25 dice lo siguiente:

"Pero no lo conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre Jesús".

Este pasaje bíblico nos afirma que María fue virgen hasta que dio a luz a su hijo Jesús. A partir de allí, tanto María como José llevaron una vida marital normal de tal manera que de esta relación de amor nacieron otros hijos. Las Escrituras registran una ocasión en que la gente de Nazareth emitió el siguiente comentario acerca de Jesús:

"Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que se maravillaban, y decían: ¿de dónde tiene éste esta sabiduría y estos milagros? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas?"(Mateo 13:54-56).

La tradición cuenta que Jesús, Santiago y sus demás hermanos aprendieron el oficio de carpintero de su padre José. También se cuenta que José murió en forma temprana, siendo Jesús y sus hermanos los que sostenían el hogar de María. De esta manera se explicaría la ausencia completa de José en los relatos de la vida ministerial del Señor Jesús. Tampoco no debe pasarse por alto la mención de Jacobo y Judas en la lista de hermanos de Jesús. Este Jacobo es el medio hermanos de Jesús y autor de la Epístola de Santiago. Judas, el otro medio hermano de Jesús, es el autor de la Epístola de Judas. Este Jacobo (Santiago en las versiones de las Biblias en Español) no debe confundirse con los dos apóstoles de Cristo. El escritor de la epístola de Santiago no fue un apóstol, ni creyó en la deidad de Jesucristo hasta después de su resurrección. Recuerde que estando cerca del final de su ministerio terrenal, sus hermanos le dijeron:

"Sal de aquí, y vete a Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces. Porque ninguno que procura darse a conocer hace algo en secreto. Si estas cosas haces, manifiéstate al mundo. Porque ni aún sus hermanos creían en él"(Juan 7:3-5).

Después de la ascensión de Jesús, Lucas hace referencia de las personas que estaban presentes en el aposento alto:

"Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hermano de Jacobo. Todos estos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos"(Hechos 1:13-14).

Primeramente se hace referencia a los apóstoles reunidos, y luego a los hermanos de Jesús entre los cuales se nombran a Judas y a Jacobo (Santiago).

Santiago se convirtió como resultado de la resurrección de Jesucristo. Mas adelante Cristo se le aparecería personalmente, tal como se nos relata en 1º Corintios.15:7:

"Después apareció a Jacobo; después a todos los apóstoles"

Estos hechos terminaron convenciendo a Jacobo acerca de la Deidad de su medio hermano, y desde ese momento en adelante se identificó asimismo como "Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo" (Santiago 1:1).

De acuerdo con el relato de Pablo en el libro de Gálatas, Jacobo llegó a ser un prominente líder de la iglesia en Jerusalén.

"Después, pasados tres años, subí a Jerusalén para ver a Pedro, y permanecí con el quince días; pero no ví a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor". (Gálatas 1:18-19).

"Y reconociendo la gracia que me había sido dada, Jacabo, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo, para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a la circuncisión". (Gálatas 2:9).

En el libro de los Hechos de los Apóstoles le vemos teniendo una destacada actuación en momentos claves, por ejemplo:

Cuando Pablo y Bernabé fueron citados para asistir al primer y único concilio de la iglesia primitiva (Hechos.15:2b) y dirimir el problema que había enfrentado a estos con los judaizantes (ver Hechos 15:1-2); vemos a Jacobo tomando la palabra (Hechos 15:13) y proponiendo una solución que finalmente aceptaron los apóstoles, ancianos y hermanos en general (Hechos 15:22-29). Gracias al sabio consejo de Jacobo se pudo zanjar la brecha existente entre judíos y gentiles.

Finalizando el tercer viaje misionero, Lucas viajó junto a Pablo hacia Jerusalén. Nuevamente en esta oportunidad se puede observar el papel preponderante de Jacobo en la comunidad cristiana de Jerusalén.

"Cuando llegamos a Jerusalén, los hermanos nos recibieron con gozo. Y al día siguiente Pablo entró con nosotros a ver a Jacobo, y se hallaban reunidos todos los ancianos; a los cuales, después e haberles saludado, les contó una por una las cosas que Dios había hecho entre los gentiles por su ministerio".

Así como Dios levantó a Pablo para dejarnos un minucioso legado de la justificación por la fe (Romanos, Galatas y Efesios); también levantó a Jacobo, un judío de nazareth y medio hermano de Jesús, para dejarnos un completo legado de fe práctica. Estos cinco capítulos de la epístola que hoy lleva su nombre quizás haya sido el primer libro escrito del Nuevo Testamento (aprox. 45 D.C.)

Eusebio, historiador de la iglesia, nos dice que Santiago vivía acorde con lo que predicaba. Los hermanos en Jerusalén le pusieron por sobrenombre "el justo" debido a su vida ejemplar.

Otras tradiciones relatan que Santiago tenía "rodillas de camello", debido a los grandes callos que le habían salido porque pasaba horas orando a su medio hermano "Jesucristo". El nombre Jacobo significa "el que Dios protege".

Jacobo llegó a la edad de 70 años y sufrió el martirio. Henry H. Halley, autor del Compendio Manual de la Biblia, pag. 588, nos relata lo sucedido:

"(Según Josefo, y Hegesipo, un judío cristiano de 160 D.C., cuyo relato aceptaba Eusebio). Aprovechándose del intervalo entre la muerte de Festo y la llegada del nuevo gobernador romano, Anano el sumo sacerdote y los escribas y fariseos se reunieron en el Sanedrín y ordenaron a Santiago "el hermano de Jesús llamado el Cristo", que proclamara desde una de las galerías del Templo que Jesús no era el Mesías, y que refrenara al pueblo, que abrazaba el cristianismo en grandes números. En lugar de obedecerles, Santiago clamó que Jesús era el hijo de Dios y el Juez del mundo. Sus airados enemigos le arrojaron a tierra, y luego le apedrearon, hasta que un batanero compasivo terminó sus sufrimientos con un leño, mientras él, de rodillas, oraba, "Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen." Poco después, comenzó el fatal sitio de Jerusalén. Los judíos sintieron que si él hubiera vivido, podría haber evitado la destrucción de la ciudad, la cual creían un juicio contra ellos por su asesinato."

Eusebio de Cesárea en su Historia Eclesiástica, 2.23 (último párrafo), relatando esto mismo, nos dice lo siguiente:

"Y cierto hombre entre ellos, un batanero, golpeó al Justo en la cabeza con el mazo que usaba para batir las prendas, y de este modo fue martirizado Jacobo. Y allí le enterraron al lado del templo. Fue un testigo verdadero para los judíos y griegos de que Jesús es el Cristo. E inmediatamente Vespasiano asedió Jerusalén."

Capýtulo siguiente - Parte IV.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Claves para interpretar la Biblia



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Entendiendo La Biblia
Curso sencillo en el cual podrás entender la Doctrina básica del Cristianismo. [13/04/05]
6.766  
2. Las plantas en la Biblia
Muchas plantas las conocemos y otras tantas usamos en diferentes maneras: comemos... [25/06/08]
1.574  
3. El mundo según La Biblia
El mundo según La Biblia, es un estudio sobre la historia occidental mediante un... [27/08/08]
17.906  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail